Últimos temas
» Lone Wanderer [ID]
Hoy a las 8:05 pm por Quinn N.Phoenix

» [Caso 1] La Muerte de Ragnar - Juicio de Usuario
Hoy a las 6:24 pm por Fuji Raikomaru

» [PN] Compra Ninja
Hoy a las 5:29 pm por Hiroto Senju

» [Misión C] Protección de Mercancías — Nagai
Hoy a las 4:58 pm por Nagai Hyuga

» [Tienda] La armería
Hoy a las 4:14 pm por Kio Sawarabi

» Ausencia de Yatori chan
Hoy a las 4:00 pm por Kio Sawarabi

» [2º Examen Chunin] Equipo número 1
Hoy a las 3:31 pm por Kishue

» [Entrenamiento - Shinoa] Marea baja
Hoy a las 3:20 pm por Akira

» [Petición] Auto-Misiones
Hoy a las 1:59 pm por Shikaru

Afiliados
Limpieza 29 - 11 - 07

 photo untitled45.pngBoku no Hero ROLLoving PetsOne Piece LegacyCrear forocounting ★ starsSaint Michel Université

[Misión Rango C] Peleas Clandestinas [Akane Nendo]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Misión Rango C] Peleas Clandestinas [Akane Nendo]

Mensaje por Zeto el Miér Sep 20, 2017 5:24 am

Konoha
Akane | Zeto
Misión C
Peleas Clandestinas
La gran aldea de Konohagakure se vio alumbrada por el gran astro solar y un nuevo día daba sus comienzos. El pelirrojo no había logrado concretar el sueño y por consecuencia debajo de sus retinas oculares se marcaban dos grandes ojeras negras, las cuales resaltaban demasiado en el rostro caucásico de Zeto. Había oído golpes en su puerta a mediados de una hora o tal vez un poco más, no les dio importancia en su momento. Se quedó allí mismo sobre su lecho observando indiferenciadamente por la ventana recuadrada que había en su alcoba. Aquella persona que tiempo atrás había estado azotando su pórtico principal había pasado por debajo de ella un papel con una nota escrita no muy  prolijamente – “ Ven a tu banca. Es importante. ” –  No había ninguna firma en aquella nota, pero seguramente debía tratarse de algún superior que le apetecía ignorar su trabajo y encargárselo al muchacho de cabellos rojos, obviamente con una paga de por medio.

Encendió su cigarrillo matutino y guardo aquella nota en su abrigo, arrugándola como si no tuviera ni la mínima importancia. Las nubes habían comenzado a hacer actos de presencia sobre Konoha anunciando que una tormenta azotaría el lugar en cualquier momento inesperado. Zeto abrigo su cabeza con la capucha que traía su abrigo, una de las cosas que odiaba era que la lluvia mojara el cigarrillo que esté estuviera fumando. Un cigarrillo desperdiciado. Solía pasarle durante las lluvias que atacaban a la aldea. A unos pasos de llegar a su banca por preferencia podía ver una silueta masculina sentada tranquilamente, a sus alrededores no podía notarse ni un alma que deambulara por los lares. Una leve sospecha y desconfianza se abrieron paso en la mente del pelirrojo para posicionarse allí y no escapar hasta que todo se calme. Y eso sucedió. La silueta masculina era de un Jonin que generalmente le otorgaba tareas a Zeto, el pelirrojo se le acercó para notar que llevaba unos documentos en su mano, la información de la tarea – Hasta que llegaste – Gruño el individuo de rostro serio y amargado, Zeto no le respondió y se limitó a estirar su brazo para alcanzar los documentos. El superior rápidamente se lo alejo de las manos y con su cabeza en negación – Hasta que no venga tu compañera, no te daré la información de la tarea –  Gruño con más ferocidad, Zeto lo observó fríamente – Yo no necesito compañeros –  Su voz era gruesa y helada. La verdad que Zeto no los necesitaba y no los quería, salvo por una excepción que no se ha dado hace mucho – Pues hoy la tendrás – Dijo el viejo shinobi como si pudiera leer los pensamientos del pelirrojo.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Rango C] Peleas Clandestinas [Akane Nendo]

Mensaje por Akane Nendo el Miér Sep 20, 2017 11:10 pm

Akane estaba en lista de espera para que le asignaran otra misión, la chica estaba en casa haciendo nada en realidad cuando escuchó  un toque en su puerta, la muchacha abrió y vio a un viejo Jounnin que conocía con anterioridad, este le hizo entrega de un papel en donde le pide que se reúnan en cierta parte.

No estaba muy segura, pero posiblemente sea para una nueva misión y puede ser que esta misión sea algo difícil, aunque puede ser solo cosa de ella.

La joven preparo sus cosas para dirigirse al lugar en donde estaba citada. La Nendo llegó sin problemas en donde estaba sentado el Jounnin y un joven pelirrojo. No le molesta hacer misiones con otro compañero, solo que al observarle parecía no tener cara de buenos amigos.

-Hola que tal Mi nombre es Akane Nendo un gusto- Se presentó por cortesía la chica, esperando que el pelirrojo hiciera lo mismo. -Y bien cual es la misión que tenemos que hacer.- Comentó la chica, estaba impaciente pero esperaba que no se le notara.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Rango C] Peleas Clandestinas [Akane Nendo]

Mensaje por Zeto el Jue Sep 21, 2017 2:42 am

Konoha
Akane | Zeto
Misión C
Peleas Clandestinas
En el lapso de quince minutos luego de la pequeña y agradable charla que tuvieron el Jonin y el pelirrojo, llego por fin la kunoichi que han estado esperando para poner en marcha la misión. La muchacha rubia se presentó ante Zeto que era alguien totalmente desconocido para ella, Akane Nendo era su nombre. Tanto el jonin como la mujer que llegó recientemente seguro esperaban que el pelirrojo se presentara tal cual ella había hecho, pero esa no fue la situación, Zeto solo la observo indiferentemente con sus ojos color ámbar. No era algo necesario para el joven ninja el tener que identificarse ante alguien que solo iba a compartir unas horas de trabajo con él, después de todo esto Zeto duda muchísimo que vuelvan a reencontrarse y además no tenía interés en generar ningún tipo de relación con ella, ni amistad ni compañerismo. El viejo suspiro con aire a decepción por el shinobi de cabellos rojizos – Su nombre es Zeto Senju – Le comentó a la rubia mientras se ponía en pie organizando un poco los documentos que traía en sus manos.

Ahora que están ambos presentes, procederé a informarles sobre esta nueva misión – Dijo observando a ambos jóvenes. Dio una leve toz y continuó – Es una misión de clase C, no será tarea fácil. Se necesitaran uno al otro – Esta vez al finalizar el comentario observo fijamente a Zeto – Ha habido reportes sobre una organización que está dando sus comienzos con peleas clandestinas. Su deber es encontrarles, será mejor que intenten infiltrarse en la banda. Zeto, tú tienes cara de delincuente en potencia dudo que te sea difícil. Akane, también debes infiltrarte y ten más cuidado tienes cara de buena persona y podrías levantar sospechas lo que significarían que podrían matarlos a ambos – Sonrió levemente con gesto de preocupación – Encuentren al líder y tráiganlo ante nosotros, mucho cuidado con su guardaespaldas personal, se nos ha informado que posee habilidades de un ninja de rango Chunin por lo que su vida corre grave riesgo. Traten de evitarle – Dicho eso les entrego una hoja a cada uno con la información de donde se realizaría e información acerca del organizador.  Continuó a retirarse dejando a ambos Genin leyendo los documentos. Zeto arrugo el documento y lo arrogo al basurero que se encontraba junto a la banca, sería mejor que no los encontraran con tal información o la misión se vendría abajo.

La misión se realizaría en un local presuntamente abandonado en la sección comercial de la aldea, allí deberían ir ambos ninjas – Vamos – Emprendió el camino sin siquiera esperar la reacción o respuesta de su nueva compañera. Misión de rango C no es algo que deba tomarse tan a la ligera, y Zeto lo comprende a la perfección, entiende que su vida y la de su compañera corren peligro por eso deben actuar de forma convincente ante los delincuentes y lograr infiltrarse con éxito, si no, bueno morirán jóvenes. Encendió un cigarrillo en el camino junto a la muchacha rubia, debían enfocarse. Para el pelirrojo no habría problema en fingir ser un delincuente, pero no sabe cómo es la nueva, tendrá que hacer ciertas acciones que posiblemente vayan contra sus principios todo por el bien de la misión, o tal vez no, quizás sea igual que él solo que más sociable. No tardaron ni cuarenta minutos en llegar a su destino, en la puerta y ventanas del local habían colocado la cinta de clausurado. Tal vez a Akane se le ocurriera una forma de entrar.  

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Rango C] Peleas Clandestinas [Akane Nendo]

Mensaje por Akane Nendo el Jue Sep 21, 2017 5:01 am

"Pero que simpático, hasta su cara dice: Soy simpático" Pensó la muchacha con cierto sarcasmo, el joven pelirrojo no le había dado el nombre y en su rostro se podía notar esa desagradable cara que detesta a todo lo que pasa a su alrededor. "Vas a morir virgen y solo, como me gustaría meterte unas de mis "animalitos" por tu vago trasero. Tiene cara de estreñido." La chica dejo de pensar cuando el Jounnin le dio el nombre. -¿Y él no tiene boca? por educación tendría que presentarse o sus padres no le enseñaron...capaz que ni padre tuvo ni si quiera un perro que le ladre.

No pudo soportar y dijo lo que creía, posiblemente no se iban a llevar bien. -Bueno todo sea por el dinero.- Si bien la rubia le gusta hacer misiones y en ellas aprender de aquellas peligrosas misiones también estaba interesada en el dinero, ya que con ella podría comprar armas. Le gusta coleccionar y tener una gran cantidad de armas, aunque más le gustaría crear una, pero eso lo hará más adelante.

El Jounnin nos hizo entrega de unos papeles, pero al ver la reacción del pelirrojo, la Nendo se molesto más ya que no le interesaba el trabajo que había de por medio. La chica tomó aire porque si decía algo podía ser que este bueno para nada terminara por ignorar todo lo que ella dice y es como si sus palabras se las llevara el viento. En todo caso, sino vio nada no piensa ayudarlo en esta misión, si pregunta que vaya a buscar el dichoso papelito que tiro al basurero.

Akane guardo el papel en su mochila, por si las dudas. En sus bolsos tiene arcilla lo suficiente como para atacar por si las dudas y pues si hay que pasar desapercibidos tendrán que realizar el Henge de esa manera podría sacar más información sobre las peleas clandestinas. "Posiblemente hasta este podría infiltrarse en las peleas y tomar a los bandalos para llevarlo a la cárcel." Tiene la cara de picante mala clase, fácilmente podrá infiltrarse, de ser así tendría que comportarse como esa gente. "Oh por dios que bajo he caído" Suspiró y siguió con cierta mala gana a su compañero.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Rango C] Peleas Clandestinas [Akane Nendo]

Mensaje por NB Narración el Dom Sep 24, 2017 2:33 am

Zona Comercial Konohagakure no Sato
Peleas Clandestinas
La zona comercial yacía repleta de movimientos muy a pesar de que en lugares como aquel los rumores parecían correr como la pólvora. El olor a sangre en ocasiones era demasiado rudo, dañino para los que preferían ignorar que era lo que ocurría en un lugar como aquel que se veía sellado por la regencia de un hombre con tanto poder adquisitivo que ni si quiera los Shinobis de la aldea querían llegar a rasgar la libertad que este adinerado hombre de negocios deseaba. No solo los civiles más cercanos a aquel local eran conscientes de lo que realmente sucedía en la nave, si no que también algunos shinobis corruptos se ocupaban de que estos lugares no se vieran frecuentados por personas que pudiesen llegar a dañar sus bolsillos y con ello, permitir que cada uno de los Ryous que llegaban hasta ellos acabasen bañando cada centímetro del maltratado territorio en el cual se encontraban. Un negocio tan oscuro como fructífero.

La noche iluminaba aquel local de una manera realmente tetrica, como si de un terreno completametne abandonado se tratase, pero, para aquellos que llegasen a aproximarse lo suficiente podían escuchar el sonido de cadenas, de gritos o incluso de el número de golpes que acababan siendo vitoreados por el gran número de personas que se solían agrupar alrededor de aquellas paleas que acaban impregnando el suelo de aquel rojo metálico que parecía ya ser todo uno con el ambiente. Esta vez, parecía que se trataba de un combate a muerte, o por lo menos, aquel hombre que se encontraba en lo alto de un gran número de neumáticos parecía que había decidido algo como aquello mientras una gran botella del sake más caro del país decoraba su tan preciada mano repleta de anillos de oro. Todo un truhán que era exquisito en un negocio tan oscuro y sangriento como aquel que siempre se encontraba liderando por mucho que en ocasiones provocase que las autoridades se convirtiesen en un gran problema para su ceboso trasero.

-¿Habéis visto eso? Esta noche puede caer uno de los grandes como sigan de esta manera - Las carcajadas del hombre que se encontraba sentado y bebiendo de aquella botella retumbaban por el local muy a pesar de que los golpes parecían ensombrecer su voz.

-No te emociones. El otro parece que se va reponer, siento decirte que esta noche, perderás una gran cantidad de dinero. - Aquella voz había sonado tan burlona como devastadora, parecía querer hacer sangrar cada centimetro del orgullo de aquel hombre que parecía ponerse rojo de rabia ante las palabras de aquella mujer rubia de cuatro coletas que se encontraba de pie y cruzada de brazos, observando el panorama mientras su opaco abanico decoraba el largo kimono negro que esta portaba muy a pesar que se encontrase a su espalda.

-No pienso perder mi dinero ¡Haced algo! No quiero ver a ese desgraciado besando el suelo.... ¡No pienso hacerlo! ¡Tú! Maldita sea. ¡Encárgate de él! - Los gritos eran ensordecedores para aquellas dos mujeres que se encontraban a cada lado de aquel desgraciado. La rubia parecía estar disfrutando el sufrimiento de este con solo sus palabras amenazantes y su mirada de prepotencia mientras que la otra, aquella de cabello Azabache y ojos aguamarina simplemente se mantenía en silencio.

-Creo que va siendo hora de que hagas algo o este maldito desgraciado acabará estropeandonos la noche.- Tras aquellas palabras las orbes verdes de la rubia fueron a parar a su compañera que sin decir nada bajo de aquel mugriento escenario en el cual los tres se encontraban para después, alzar una de sus manos, provocando de este modo que la arena de su calabaza fuese saliendo poco a poco a la par que las personas se alejaban de ella y los hombres del centro de aquel "ring" empezaban a ponerse pálidos ante la intromisión de aquella Sabaku en el campo de "batalla"

NPC:

Kaede - 18 Años - Chunnin - Arte Tessen - Elemento Fuuton
Selene - 16 Años - Chunnin - Sabaku - Elemento Fuuton




Fuerza: 40
Resistencia: 47
Agilidad: 35
Espíritu: 55
Concentración: 30
Voluntad: 50

D Peach - 49 Años - Civil adinerado y líder de las peleas clandestinas



— Por el momento el líder se encuentra escoltado por una de sus guardaespaldas por lo que no se recomienda acercarse a él.
— Un inocente obligado a pelear esta próximo a la muerte tras el ingreso de la Sabaku a escena. Debéis de crear una distracción para llamar su atención e intentar salvar su vida.
— Podéis ir encaminando vuestro rol, se aconseja tener cuidado y no ser descubiertos. Debéis de conseguir que el líder quede solo para poder actuar.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Rango C] Peleas Clandestinas [Akane Nendo]

Mensaje por Zeto el Dom Sep 24, 2017 7:30 am

Konoha
Akane | Zeto
Misión C
Peleas Clandestinas
Ruidosos estruendos provenían del cielo, avisando a todos los habitantes de que la tormenta estaba a pocos minutos de dar comienzo, así mismo dentro de aquel local que parecía abandonado comenzaron a oírse gritos de la muchedumbre que aclamaban sangre por los peleadores. Era el momento más oportuno para adentrarse allí y comenzar con la misión. Akane no demostró alguna acción para adentrarse en el lugar, sin pensarlo dos veces Zeto entró por la puerta principal como si fuera un lugar cualquiera. El sitio estaba completamente abandonado por la zona donde entraron, habían cucarachas y ratas por todos los rincones, al caminar se quedaban las suelas de los zapatos marcadas en el suelo por la cantidad de polvo que estás tenían encima. El ambiente era tenso y daba mala espina desde el momento en que uno entraba, era el lugar ideal para hacer estos enfrentamientos. Podía notarse la vibración del suelo de madera por los movimientos y escandalosos ruidos que provenían del jardín trasero donde se estaban efectuando las peleas clandestinas.

La zona donde el local estaba ubicado era desolada, era el único local que seguía en pie y los habitantes de la aldea preferían no pasar por estas calles por temor a robos y ataques, muchos delincuentes solían estar por los alrededores, era una zona roja por así decirle. Por lo tanto, nadie podría interrumpir su entretenimiento o arruinarlo, ni siquiera las autoridades habían intentado adentrarse en aquella zona por temor a una emboscada hecha por los delincuentes que acechaban en cada rincón. La puerta que daba al patio trasero estaba totalmente destruida y no había ninguna persona que la vigilara, todos estaban bastante entretenidos con las peleas que no se dieron cuenta de ambos ninjas que con un poco de delicadeza caminaban hacia ese ring. Zeto visualizo al gran hombre que se encontraba sentado con botellas de sake y un anillo en cada dedo de ambas manos – Ese es – Se comentó a sí mismo mientras cubría su rostro y cabellera bajo la capucha oscura que traía su abrigo. Debían hallar la forma de sacarlo de allí para poder capturarlo. Que se recuerde el Jonin les comento acerca del guardaespaldas peligroso, allí a un lado del líder se encontraba una muchacha de cabellos rubios como la Nendo que acompañaba al pelirrojo, traía un gran abanico. Resultará un gran problema para la misión.

En aquel ring se encontraba una mujer con rostro de cadáver, y un sujeto que se había vuelto totalmente pálido al ver las acciones que aquella fémina estaba realizando – Otro problema – Pensó. El tipo temblaba como si dentro de él algo fuera a estallar, el miedo lo estaba consumiendo por dentro y fuera, desde la posición en la que se encontraban los ninjas podía notarse que fue forzado a entrar a ese ring y sabía que de allí no saldría con vida. El pelirrojo recordó la misión “ Infiltrarse y apresar al líder ” Ahora es su oportunidad para hacerlo. Giro su cabeza hacia atrás donde se encontraba Akane, y dio un leve movimiento con ella para señalarle donde se encontraba el objetivo, Zeto sería la distracción. Encendió un cigarrillo con la calma de un bosque en silencio y se abrió camino por la multitud para llegar al ring, los hombres por los cual paso se limitaron a insultarlo por tal atrevimiento – Yo me encargare de él. Me debe dinero – La voz gruesa de Zeto se dirigió al hombretón que debía casi sin parar de la botella de sake que aparentaba ser costoso – Déjeme luchar contra él – Esas últimas palabras le costaron pronunciar, él no pedía nada a nadie no importa quien fuese pero tenía una tarea que hacer y por más frío e inexpresivo que fuera no iba a permitir que una persona inocente muriera frente a sus ojos. Zeto miró fríamente al sujeto que estaba en el ring, y esté le devolvió una mirada de confusión total.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Rango C] Peleas Clandestinas [Akane Nendo]

Mensaje por NB Narración el Jue Sep 28, 2017 5:19 pm

Zona Comercial Konohagakure no Sato
Peleas Clandestinas
La intromisión de aquel pelirrojo provocó que todas las miradas cayeran justicieras sobre él, ganandose la atención completa de aquel recinto mientras que D.Peach, aquel hombre de gran tamaño parecía tornarse algo molesto. La mirada de este rápidamente cayó justiciera sobre el susodicho a la par que el sonido casi impalpable de la arena seguía saliendo de la calabaza de la mujer de cabello azabache. La tensión se podía palpar por completo en el ambiente, como si la muerte hubiese atravesado las puertas del Yomi y ahora se encontrase tomando como principal victima a aquel desgraciado que parecía querer irrumpir sin el permiso de aquel líder que ahora, comenzaba a apretar aquella botella de Sake entre sus brillantes dedos bañados de oro, ya fuese real o de simple imitación. ¿Había hecho lo correcto aquel desgraciado? Claramente había cometido una locura por el simple hecho que generalmente, ningún nuevo se había atrevido a cruzar las puertas de los territorios del que se encargaba de calificar los combates, ya fuese con la petición de muerte o incluso, de convertirlo en victimas de un circulo de vergüenza que era mejor no llegar a conocer.

-¿Y tu quien diablos te crees que eres? - La joven de orbes esmeraldas había cambiado su rostro de diversión por uno completamente serio mientras desde el escenario daba un paso hacia delante y su mano derecha se alzaba para rozar el extremo de aquel abanico que se encontraba en su espalda. No le gustaban los forasteros, todo aquel individuo que la molestase generalmente acababan besando el suelo o incluso, siendo atravesados por aquel filoso ottoman que se recubría de chakra elemental y podía rebanar cabezas como si de un simple papel se tratase.

La tensión había aumentado, incluso el circulo que anteriormente se había dedicado a insultar al nuevo ahora empezaba a quedarse tan callado como si de un cementerio se tratase y se hubiesen convertido en los mismos cadáveres que yacían bajo tierra.

-JAJAJAJAAJA – Las risas rápidamente invadieron cada rincón del local, risas que solo provenían de aquel hombre de gran tamaño que seguía sentado en los neumáticos y daba ahora un largo trago a la botella de Sake, uno tan grande que ni se preocupo por la gran cantidad de sake que empezó a escapar por la comisura de sus labios a la larga que aquella botella seguía empinada. Tras haber acabado con aquel acto la bajo y con la manga de su otro brazo, limpio aquellos restos de una manera tan asquerosa que cualquiera sentiría repeluz por aquel individuo. - Eres muy valiente, pero siento decirte que no recuperaras el dinero. -

No dio tiempo a que aquel hombre ni si quiera acabase la frase que parecía dispuesto a escupir entre sus labios cuando un ruido desagradable resonó por el local y una gran cantidad de sangre había salpicado a todos los que se encontrasen cerca del ring, entre ellos, aquel que parecía haber decidido formar parte de la fiesta a última hora, el mismo pelirrojo que ahora quedaba decorado por el lateral de su mejilla y parte de su ropa por aquel liquido rojo metálico.

-Maldita sea Selene. ¿Tan rápido? Empezaba a ponerse interesante. - Las palabras de la rubia de cuatro coletas parecían mezclarse con el descontento y la diversión, una combinación tan extraña como confusa para aquellos que no conociesen su afán por descuartizar a todos los que no estaban del lado de sus principios.

El ring se había tornado de rojo. La arena parecía estar flotando en aquel tétrico ambiente mientras que, lo que parecía un sarcófago empezaba a desmoronarse poco a poco, dejando caer la sangre mezclada con la arena que se teñía de un color oscuro y quedaba inutilizada al impregnar aquel material. Salvar a aquel civil había sido un completo fracaso y no solo eso. Ahora los ojos de la Sabaku se fijaban en aquel que parecía haber querido retarla a la hora de pensar que ella, dejaría que se le escapase una victima.

- Puedes revisar sus bolsillos y coger todo el dinero que tenía, si es que ha quedado algo dentro de ese amasijo de huesos – La mirada burlona del líder parecía retar al pelirrojo a subir al ring. - Pero deberás de enfrentarte a la loca esa. No prometo que salgas vivo de esta. - Tras aquellas palabras el hombre se cruzó de brazos y la rubia parecía relajar sus músculos muy a pesar de que había desenvainado aquel abanico que había hecho resonar el escenario en el momento que el extremo de se apoyó sobre este y quedaba junto a ella. En un acto de desconfianza mientras sus orbes esmeraldas no se alejaban del desconocido.
NPC:


Kaede - 18 Años - Chunnin - Arte Tessen - Elemento Fuuton
Selene - 16 Años - Chunnin - Sabaku - Elemento Fuuton




Fuerza: 40
Resistencia: 47
Agilidad: 35
Espíritu: 55
Concentración: 30
Voluntad: 50

D Peach - 49 Años - Civil adinerado y líder de las peleas clandestinas





— Has llamado la atención de D Peach, el líder de club de las peleas, razón por la cual ahora todas las miradas se encuentran sobre ti.
— Has fallado a la hora de salvar al inocente y ahora eres retado a entrar al combate para recuperar "tu dinero" lo que se convierte en un "Entra y sufre la ira de Sabaku no Selene"
— Al haber sido descubierto la situación irá a peor pero evitarla podría provocar que no solo tuvieses que enfrentar a la joven de cabello Azabache.
— Dado al abandono de tu compañera tienes dos opciones: Buscar refuerzos por parte de otro compañero de tu aldea o que esto quede a gusto del narrador.
— Al tratarse de una misión rango C tu vida no correrá peligro pero deberás de ser cuidadoso.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Rango C] Peleas Clandestinas [Akane Nendo]

Mensaje por Ragnar el Sáb Sep 30, 2017 1:10 am

Me encontraba ese día de guardia en caso de que cualquier inconveniente que hubiera pudieran llamarme o comunicarse de alguna manera conmigo y acudir de manera rápida como respaldo en caso de que alguien lo precisara de urgencia. Mientras me encontraba sentado en el líving de mi departamento disfrutando una taza de café lo más tranquilo me golpearon la puerta como si se tratase de que había una guerra mundial pasando afuera o que me querían tirar abajo la puerta, por lo que después de volcar un poco del café en el sillón por el susto que había recibido me encaminé hacía la entrada y procedí a abrir la misma en la cual se encontraba una especie de Jounin, un viejo shinobi quien parecía que sus años gloriosos se habían escapado de la palma de su mano ya para la época y por eso en vez de combatir en frentes de batalla simplemente se ocupaba de hacer de mensajero. - ¿Uchiha Ragnar? - Pronunció el canoso a lo que mi respuesta fue simplemente una afirmación con la cabeza - Hay un problema en una de las líneas enemigas. En uno de los locales se están realizando combates clandestinos o algo por el estilo. Mandamos a Senju Zeto y a Nendo Akane, pero esta última abandonó a su compañero en medio de la misión dejando en peligro al Senju. ¿Dónde entrarías vos? Infiltrate, y en medio del escándalo por los combates secuestra al líder de estos, D Peach. Confío en vos, Ragnar. El destino de esta misión está en tus manos. - Realmente me sorprendía toda la información que estaba recibiendo en tan poco tiempo, y para colmo el que los dos que el viejo me comentaba estaban involucrados eran shinobis quienes conocía con anterioridad. El Senju, una persona con la que habíamos establecido una especie de vínculo a base del léxico que ambos utilizábamos pero no había pasado a mayores. En el caso de la Nendo, era una de mis ex compañeras de misiones quienes habíamos acordado permanecer juntos a un equipo pero que en posterior a eso no había vuelto a saber de ella. Tomando el cargo de la misión (como si tuviera otra opción estando de guardia) procedí a afirmarle al Jounin que lo haría y este procedió a marcharse pero no hasta que me dejó el papel con la dirección y demas que debía ir. 


Debía prepararme para la ocasión, ya que no podía ir vestido como ninja al lugar o con la bandana colocada porque sería como que un tipo vestido de policía se colara en un recinto donde fabricaran anfetaminas. Por lo que, como si estuviera al ritmo de You Give Love a Bad Name de Job Novi un cantante muy conocido en Konoha fui bailando y moviéndome como si tuviera una guitarra eléctrica de aire hasta el cuarto donde me vestí con mi mejor campera de cuero, unos jeans rotos, zapatillas de lona cómodas además de guardar la cinta de la aldea cosa de que fuera factible el cameo dentro de la zona. 


Para el cabo de una hora me encontraba en la entrada del lugar, con mi mejor cara de pocos amigos que se podía ver tal era así que cualquiera que lo miraba de afuera podía creer que era una coincidencia que justo se hiciera de noche en el momento en que yo arribara, como augurio de alguna señal en aquel local que parecía abandonado si lo mirabas desde afuera. Procedí a ingresar por la puerta del patio trasero del lugar el cual estaba completamente sin vigilancia de manera que no había forma alguna que fuera detectado mientras la multitud se encontraba atenta a Zeto quien parecía por como el ambiente se encontraba había sido retado por una muchacha quien seguramente tenía mas experiencia en vida que nosotros dos juntos, por lo que el combate no sería una opción bajo ninguna circunstancia. Me abrí paso entre el gran mar de gente que se encontraban en el local de manera que quedara completamente camuflado entre la gente debido a mi apariencia y posicionamiento. Automáticamente en el momento en que el que según parecía el líder retaba a Zeto a subirse al ring a combatir contra la mujer que manipulaba la arena exclamé - ¡PELEA! ¡PELEA! ¡PELEA! - De manera que pudiera alentar al resto del público que se encontraba conmigo y siguieran rápidamente mi acción y exclamaran con total voracidad lo mismo buscando ver la sangre de mi compañero matero ante las manos de la mujer. Pero aún habría un problema con la distracción del combate, y era que necesitábamos planear una manera para llevarnos al quien conocía únicamente por el nombre D Peach, pero que no era más que un repulsivo gordo. Esperaba Zeto hubiera entendido el motivo por el cual clamaba el combate y se le ocurriera de alguna manera entretener a ambas mujeres para que yo pudiera obrar por sorpresa mientras la misma multitud que me escondía clamaba incesantemente por que el colorado se subiera al ring y diera una demostración de lo que era capaz. - Mostrame qué sos capaz de hacer, querido. - 


Vamos Boquita querido! :



Bromance + Misiones.:


Misión S: 0
Misión A:
Misión B: 0
Misión C: 3
Misión D: 7

Narro - Hablo - Pienso

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Rango C] Peleas Clandestinas [Akane Nendo]

Mensaje por Zeto el Sáb Sep 30, 2017 2:05 am

Konoha
Ragnar|Zeto
Misión C
Peleas Clandestinas
Todos en aquel lugar clandestino quedaron en silencio ante las palabras del pelirrojo y todas las miradas fueron dirigidas hacia a él con disgusto y furia por haber interrumpido la masacre que ellos esperaban ver por parte de la pelinegra con su manera de manejar la arena. Zeto no era bienvenido a participar en la batalla según lo que podía observarse de los demás delincuentes que llenaban de dinero al gordo alcohólico que solo bebía y gritaba como si pudiera imponer respeto y autoridad. La muchacha rubia que se encontraba junto a él con su abanico casi preparado para atacar al pelirrojo profirió una serie de vocablos que hizo enfurecer un poco el temperamento de Zeto; el pelirrojo se había dirijo al líder, no a ella, no tendría por qué abrir su bocota donde nadie ha pedido su opinión en el asunto – ¿Qué tal si cerras el culo – Rugió el colorado con mirada fría y cortante a la rubia – Hablo con el jefe, no con su perrita faldera – Prosiguió sin pensarlo.

El silencio seso con las risas exageradas de aquel individuo que se sentaba tranquilamente en su trono de neumáticos. Dio un largo trago de sake haciendo que esté se le escapara de la boca y cayera sobre su vestimenta y el suelo, al acabar se limpió con la manga de su brazo contrario. Gritoneo ciertas palabras para el pelirrojo, no recuperaría su dinero y seguramente haría que sus perras lo atacasen por intervenir donde no le habían llamado y entre medio de sus palabras, la pelinegra que se encontraba en el ring dio su accionar masacrando al inocente que había sido forzado a plantarse frente a ella. La sangre de susodicho se esparció por los aires manchando a todos aquellos que se hallaban cerca del ring con el color rojo de su sangre, parte de ella cayó en la mejilla del shinobi y de su ropa. Era su ropa preferida y ahora había sido manchada por la sangre de un inocente, por dentro la irá de Zeto le invadía pero sabía que sería más que arriesgado enfrentarse directamente con la mujer. Había demostrado ser una gran amenaza – En el informe esto no estaba – Se comentó así mismo.

Dio un vistazo hacia atrás para localizar a su compañera, pero solo vio su espalda alejándose cada vez más del lugar del trabajo. La cobardía la había llenado de miedo al ver a la monstruosidad a la cual debían tratar de distraer – Maldita cobarde, ya me las pagarás – Si llegaba a sobrevivir a todo esto, Zeto la encontraría y le daría su merecido por abandonarlo de tal manera. No era digna de llamarse a sí misma una kunoichi de Konohagakure.

Repentinamente una voz bastante familiar para el colorado comenzó a animar a la multitud para que pidiera sangre, los gritos de la gente resonaban en todo el lugar y no se callarían hasta no ver la sangre del pelirrojo volar por el aire y que su cuerpo quede sin vida en el suelo. Ragnar había entrado al lugar, lo había visto infiltrado entre la multitud, fue algo bastante flayero para el joven colorado; pero entendía lo que quería hacer aquel pibe. Una distracción. Zeto entro al ring de un salto y las personas gritaron aún más fuerte todavía, Peach comenzó a reírse por la estupidez que el muchacho había cometido. Zeto señalo a aquella tipeja rubia que con anterioridad había hecho callar – Que se baje aquella perra también – Gruño el pelirrojo y la gente enloqueció totalmente, como si fuera un pogo comenzaron a saltar y empujarse de la emoción por lo que iban a ver. Un suicido completamente. Pero que la rubia bajará significaría que el gordo quedaría solo y Ragnar podría actuar acorde lo que seguramente le habían informado.

El abrigo oscuro que adoraba voló hacia una esquina del ring, dejando al pelirrojo con su remera blanca medio ajustada que marcaba los músculos y la complexión robusta de Zeto. Si iba intentar luchar, lo haría como es correcto y no confiarse como solía hacerlo en ocasiones.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Rango C] Peleas Clandestinas [Akane Nendo]

Mensaje por NB Narración el Sáb Sep 30, 2017 2:49 am

Zona Comercial Konohagakure no Sato
Peleas Clandestinas
Los ojos esmeralda de la rubia que se encontraba en la cima del escenario no se apartaban del plebeyo que se encontraba a unos 10 metros de distancia. Su amplia y sádica sonrisa ahora se había borrado por completo, dado a aquellas palabras que el pelirrojo le había dedicado, como si realmente, no tuviese nada que temer ante la presencia de una joven como aquella que había manchado sus túnicas del rojo sangre prácticamente durante toda su vida. Su semblante era tan serio que incluso a su alrededor se podía notar como la temperatura parecía bajar y junto a ello, como incluso hasta el líder de aquel circulo de payasos parecía comenzaba a tornarse tan pálido como el papel, dejando atrás aquel afán por reír cual maníaco ante lo que parecía ser un poder que no se tenía ni merecido.

Al ver como el ambiente parecía descontrolarse los pálidos y delicados dedos de la kunoichi se clavaron en el metal negro donde se guardaba la tela del abanico y tras ello, lo alzó y acto seguido golpeo el escenario, provocando que todos los hombres que parecían haberse vuelto locos volviesen nuevamente a parar en seco. -¿Acaso quieres morir desgraciado?-  Gruño con una voz tan gruesa que hizo temblar a más de uno, consiguiendo que sus miradas llenas de temor buscaran alarmar a todo el recinto, como si aquella fiesta, tuviese que llegar a su fin. - Me he tapado con gente realmente estúpida. Pero tú-  Nuevamente, una sonrisa, una que parecía ser digna de una película de terror, derrochando una superioridad que parecía estar clamando venganza ante algo tan banal como las palabras de un ser tan insignificante como el desconocido que la había retado y hablado de tal manera. -Realmente mereces que baile sobre tu tumba. -  

A medida que la rubia había comenzado a hablar la arena ya se estaba moviendo por el suelo de una manera casi imperceptible por el gran número de personas que se amontonaban clamando por venganza ante lo que parecía una herejía a ojos de la kunoichi de cabello azabache.

-Joven, deberías parar o morirás.- Una mano se alzaba y daba a parar sobre el hombro del pelirrojo, dando a conocer la inocencia de uno de aquellos que realmente, solo estaba ahí seguramente en un intento por dar uso de la ganancia de dinero fácil para alimentar la pobreza de una humilde y temprana familia. Aún y a pesar de ello, cuando parecía intentar buscar mediar una vez más palabra con el Gennin del cual seguramente habría llamado su atención ya era tarde para lidiar con aquello. Una gran cantidad de arena comenzaba a subir por la pierna de este, provocando que en pánico se separase de aquel joven y que tras tristes intentos de zafarse de esta la hora de su muerte llegase, pero no de una manera rápida como la cual había vivido el amasijo de huesos ensangrentados que se encontraba en el ring improvisado si no que esta vez, la arena no recubrió su cuerpo si no que comenzó a meterse por cada orificio disponible de su rostro, entre los cuales se encontraban sus ojos y su boca que prácticamente estallaban de una manera terriblemente desagradable. -Rata Inmunda – Fueron las únicas palabras de la joven de ojos aguamarina que portaba una calabaza en su espalda la cual no apartaba la mirada del pelirrojo, ignorando la presencia del otro Gennin que se había infiltrado entre el “público”.

-¡Hey tu!- Clamó de inmediato la rubia que en un movimiento rápido ya se encontraba con el abanico completamente abierto. - Acabaré con tu miserable vida. -  Tras aquellas palabras y sin casi dar ni un solo segundo de reacción un rápido movimiento por parte de su abanico hizo que todo el chakra del cual había impregnado el material saliese disparado en dirección a todos los que se encontraban en el lugar. Un vendaval tan fuerte que no solo consiguió que el suelo comenzara a agrietarse si no que todas las personas que se encontraban en el lugar fueran rápidamente alcanzadas por este, provocando cortes tan graves que los gritos llegaban a ensordecer aquel local. Algunas cabezas rodaron, de la misma manera que aquellos que consiguieron sobrevivir perderían mínimo una extremidad siempre y cuando se tratasen de inexpertos que no sabían como lidiar en aquellas circunstancias donde el alcance de la ráfaga de aire, era completamente inevitable.

Fue en ese mimo instante que la joven de cabello Azabache alzó un muro de arena que la ocultaría, consiguiendo de este modo evadir el ataque de su compañera mientras que esta ahora, bajaba del escenario. Dejando atrás al líder que aún parecía temblar de pánico. La furia de las Kunoichis, había sido despertada.
NPC:


Kaede - 18 Años - Chunnin - Arte Tessen - Elemento Fuuton
Selene - 16 Años - Chunnin - Sabaku - Elemento Fuuton




Fuerza: 40
Resistencia: 47
Agilidad: 35
Espíritu: 55
Concentración: 30
Voluntad: 50

D Peach - 49 Años - Civil adinerado y líder de las peleas clandestinas


Técnica utilizada:
DAI KAMAITACHI NO JUTSU (大カマイタチの術, JUTSU: GRAN HOZ DE COMADREJA)
Es un jutsu que utiliza el Chakra de viento que posee una potencia aún mayor al Jutsu: Hoz Comadreja. Es capaz de cortar árboles y rocas, desviar ataques físicos e incluso Genjutsu. Este ninjutsu es el enemigo natural de un shinobi de larga distancia.
Espiritu:
Espíritu "Talentoso": Corta fácilmente rocas y árboles, en humanos deja múltiples heridas de gravedad.
Espíritu "Virtuoso": Arrasa con todo el entorno hasta llegar al rival, si lo alcanza, este recibirá varias heridas por el cuerpo que provocarán una perdida grande de sangre. A este nivel, la ráfaga del abanico es capaz de repeler el chakra de los Genjutsus.
Espíritu "Extraordinario": Puede talar bosques casi enteros, arrasando con los árboles del entorno, potencia de corte devastadora.
Rango de Alcance: 20m máximo



— Habéis conseguido que el líder quede solo pero, a pesar de ello ahora Zeto se encuentra contra ambas Kunoichis.
— Un nuevo inocente a muerto gracias a la insolencia de Zeto, algo que cabe destacar, pero, además de ello, ahora el número de bajas se ha vuelto casi incontrolable.
— Ragnar no ha sido descubierto puesto que el cabreo de la rubia hizo que solo se centrase en él pero, a pesar de ello corre el mismo peligro de Zeto al encontrarse en el camino del ataque de la joven del abanico.
— Al tratarse de una misión rango C tu vida no correrá peligro pero deberás de ser cuidadoso.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Rango C] Peleas Clandestinas [Akane Nendo]

Mensaje por Ragnar el Dom Oct 01, 2017 9:53 am

La situación no paraba de tornarse cada vez más complicada, pero eso es básicamente para lo que estaba entrenado. Zeto había logrado entender mi objetivo, lo que probaba la conexión que manteníamos a nivel equipo, pero todavía no era hora de relajarse, ni de besarse, ni festejar, ni un carajo ya que luego de mi incitación del combate, el joven pelirrojo se paró en medio del ring y con un espíritu que se asemejaba poco más al mío gruñó de tal manera que nunca a excepción mía había visto realizar - " ¿Por qué no cerrás el culo? Hablo con el jefe, no con su perrita faldera.  " - No paraba de demostrar su personalidad decisiva que en una situación como esta marcaba la diferencia, cualquier otra persona en su lugar se habría asustado y huido pero él no era así, era una persona diferente al resto por lo que debido a esto tenía mas que mi respeto ganado, podía finalmente reconocerlo como un igual al muchacho matero situación que nunca había pasado a lo largo de mis cortos 17 años de vida. 


¿Qué fue lo más triste de la situación? Un hombre completamente ajeno al conflicto que simplemente intentaba hacer razonar a Zeto debido a que consideraba que su error sería mortal terminó muerto. Una mano se alzó por su hombro poniendose en el medio del conflicto, y dando un consejo bien al estilo paternal intentó hacer desistir a mi compañero. ¿Qué sería de la vida del tipo? ¿Qué esperaría su familia al ver que este jamás regresaría? Sus posibles hijos que jamás crecerían con un padre y  no sabrían el porqué, su mujer que podría pensar mil y un posibles situaciones del abandono de su conyugue, sus mascotas que jamás lo verían regresar y esperarían en la puerta la llegada de este pacientemente como si del mismo Hachiko se tratase. No pude evitar sufrir un escalofrío en esa situación y un sentimiento de impotencia que me incitaba a que me encimara al combate a pelear con aquella hija de puta que se consideraba un ser omnipotente por su obrar. No quedaría esto así, aquél hombre sacrificado ante la arena no sería simplemente uno más. La furia se apoderaba lentamente  y mientras mi puño se cerraba con brutalidad, mi corazón me pedía a gritos que vengara al tipo, pero un verdadero líder decide con el cerebro y no con el corazón, mi padre se lo haría pagar a su tiempo. De modo que pudiera controlar la impotencia ante la situación en mi mente solo pasaba una canción, una melodía que mientras pudiera mantenerme al tanto de la situación me permitiera evadir realizar movimientos estúpidos o innecesarios. - Mi chica, mi chica, no me engañes. Dime, ¿Dónde dormiste anoche? -


Para el momento en qué Zeto volvió a abrir la boca pude intuir que el poder de combate de las dos kunoichis simplemente estaban por encima mío y que probablemente luego de tal provocación se desataría. Ante esto, procedí a colocarme de manera paralela avanzando a una de las paredes que se encontraban cercanas a D Peach, y para suerte mía mi decisión fue la acertada, debido para que en el momento que como lo intuido la rubia agitara su abanico el daño lo absorbería aquella pared que se derrumbaría sobre mí, aunque colocaría mis brazos hacía arriba de manera que la pared no me hiciera un daño grave ni significativo si no, simples rasguños. Aún estaban en el terreno, lo podía ver bajo el cameo de los escombros en el que me encontraba. Aún, no era tiempo de salir y tomar a D peach para cumplir por la misión, si no, que era momento de mantener todavía la calma con aquella canción que no cesaba. - Bajo los pinos, bajo los pinos, donde el sol no brilla nunca. Temblaba de frío toda la noche. Mi chica, mi chica, ¿Donde irás? Yo estoy en camino hacía donde el viento frío sopla. - Esperaba honestamente que Zeto intentara escapar, de manera que pudiera atraer por completo la atención de las dos muchachas y me dejara libre camino hacía D Peach, pero una de mis preocupaciones se basaba en que confiaba que mi compañero pudiera esquivar aquél ataque lanzado por el abanico y no terminar en la montaña de cadáveres al igual que el publico en cuestión aunque estaba seguro que ese mate compartido si bien era el primero, no sería el ultimo. Gracias a mi posición, y el derrumbe de la pared la cual varios escombros se encontraban sobre mí era casi imposible que ellas me pudieran encontrar puesto que me encontraba oculto bajo estos.


Vamos Boquita querido! :



Bromance + Misiones.:


Misión S: 0
Misión A:
Misión B: 0
Misión C: 3
Misión D: 7

Narro - Hablo - Pienso

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Rango C] Peleas Clandestinas [Akane Nendo]

Mensaje por Zeto el Dom Oct 01, 2017 10:10 pm

Konoha
Ragnar|Zeto
Misión C
Peleas Clandestinas
Una mano había tomado posición en el hombro derecho del pelirrojo, antes de que este entrara en aquel ring improvisado. Un hombre común y corriente había intentado detenerle para que tomara consciencia de los actos que estaba por ejercer ante esas dos monstruosidades, quería que Zeto parase para sobrevivir ya que era una gran estupidez enfrentarse a ellas, y más si provocaba a ambas lo cual el shinobi había hecho. Zeto le dio un empujón para que se quitara y dejara hacer el trabajo por el cual había venido a esta mierda de lugar, la mirada del chico de melena rojiza era la misma que había llevado su vida entera; Fría e inexpresiva como si todos le dieran exactamente igual. No le importaba las intenciones de aquel hombre y no dejaría que se interpusiera en la misión, sería mejor que se largase del lugar por que las cosas de iban a tornar oscuras y muy violentas, y no era lugar para un hombre inocente. Ya era demasiado tarde, la pelinegra ya lo estaba tomando en su asquerosa arena que le subía por las piernas. El hombre entró a desesperarse bruscamente para zafarse de la arena que comenzaba a adentrarse lentamente por cada orificio que había en su rostro, haciendo que estallase y salpicara más al pelirrojo de sangre inocente.

Zeto no se vio afectado por la muerte horrible que había sufrido aquel hombre, se mostraba indiferente al igual que solía hacerlo, pero en su interior ardía la llama de la furia por las muertes innecesarias y crueles que estas personas cometían pero aún con todo eso en su interior no dejaría que las emociones momentáneas manejaran sus actos y pensamientos. Su tarea era distraerlas mientras Ragnar se aproximaba a Peach, por motivos obvios Zeto no le dirigía la mirada a su compatriota; No debía ser descubierto por esas cosas. Ya cuando el shinobi pelirrojo se posicionó a unos nueve metros de la mina con una calabaza en su espalda o tal vez un poco menos, estaba preparado para reaccionar adecuadamente a cualquier ataque que alguna de ellas intentara darle, estaría preparado pero no sabría si pudiera evadirlo o contra atacarlo. Coloco su cuerpo en posición de combate neutral, tanto defensiva como atacante para estar listo a lo que viniera. La rubia exclamo un grito hacia Zeto para llamar su atención con su abanico en mano, lista para efectuar un ataque contra él. Si usaba el abanico significaría que su elemento era Futon y al ser Chunin como le habían informado sus técnicas serían superiores a las del Senju. Finalizo la plática con frase cliché de los malvados –“ Acabaré con tu vida ” –  Cientos de personas la habían usado, ya había perdido el efecto impactante.

Tras esas palabras y con un movimiento muy veloz la rubia tiro su ataque, un ventanal de aire fusionado con chakra fue lanzado con tanta fuerza que la tierra donde se encontraban parados comenzó a agrietarse y todas las personas del lugar fueron alcanzadas por tal acción. El pelirrojo aprovecho su posicionamiento tan cercano a la muchacha azabache y su muro de arena, con un gran impulso en su salto pudo evadir el ataque de la rubia tras el muro de arena que su compañera había creado para ocultarse a sí misma. Lamentablemente las personas que se encontraban de expectantes en el lugar no tuvieron la misma suerte que el Genin; cabezas, brazos y piernas volaban por los aires, una de las paredes cayó sobre Ragnar que intentaba acercarse a Peach para llevárselo y acabar de una buena vez con esta tarea. Ahora Zeto estaba mal posicionado, demasiado cerca de sus contrincantes y está a su merced a menos que piense rápido. La rubia histérica bajo al ring después de dar su ataque, dejando a su jefe cagado de miedo solo. Ahí estaría servido para Ragnar, sí es que sobrevivió al ataque.

Zeto, que se encontraba tirado en el suelo ocultándose de aquel ataque tras el muro que la otra había hecho, se puso de pie. Observo a su alrededor para ver la cantidad de muertes que había en el lugar, eran incontables y esa rubia sonreía como si fuera un triunfo – No creo que sea una misión de rango C – Se dijo a sí mismo luego de ver lo que había provocado con unas simples palabras, en verdad era un histérica exagerada con bastante poder. Un peligro total para el mundo ninja. El pelirrojo aprovecho el instante que se había presentado para usar una técnica de la cual no estaba orgulloso pero en este momento le serviría aunque sea por unos minutos. Con ambas manos hizo los sellos indicados para el jutsu que tenía pensado y por sus pies transmitió su chakra al suelo donde se encontraba parado para que esa pequeña sección se volviera arena ligera para poder introducirse en la tierra al igual que un topo y sacarse de encima por unos momentos a las locas estas. Ya cuando por fin se encontraba debajo de la tierra no podría ser descubierto por sus enemigas, ya que no podrían notar su presencia. Sería el momento para huir del lugar pero no sería un cobarde como su ex – compañera de misión, no dejaría que Ragnar muriera o fuera descubierto por estas dos.

Se alejó unos cuantos metros de sus adversarias, para ser específicos unos catorce o trece metros de distancia. Aún sin salir de la tierra el pelirrojo efectuó nuevamente sellos con sus manos pero esta vez para utilizar una técnica que había sido usada por su linaje familiar por muchísimos años, la técnica era una de las principales que la familia Senju tenía – Mokuton Hijutsu: Jukai  Kotan – Las palabra resonaban en su cabeza, pero no era su voz la que escuchaba allí dentro, si no, la de su padre. Tras juntar ambas manos para finalizar los sellos necesarios de la tierra comenzaron a levantarse árboles alrededor de todo el lugar, uno de los árboles que se levantó llevaba sobre la punta al pelirrojo que desde la cima observaba su trabajo. Aquel denso bosque que en breves momentos se había levantado era el mejor campo de batalla para un Senju, y también para un ninja de Konoha ya que solían entrenarlos en densos bosques para poder manejarse mejor durante las batallas.

Bajo de un brinco al suelo y procedió a ocultarse entre los árboles, ahora están en su ambiente. Sabía que podían destruir su obra de arte en un pestañeo pero necesitaba ganar más tiempo para que su compañero hiciera sus movimientos.

Técnicas efectuadas:
MOKUTON HIJUTSU: JUKAI KŌTAN (木遁秘術・樹界降誕, JUTSU SECRETO DE ELEMENTO MADERA: NACIMIENTO DE UN MUNDO DE ÁRBOLES)
En su ejecución, el Senju evoca la vida desde la tierra, para hacer crecer desde sus entrañas un denso bosque a su alrededor, apenas en breves momentos (la velocidad con la que se forma el bosque depende de las características de la tierra), evocando un medio ideal para su batalla. Así, en este medio dado el estrecho espacio entre un árbol  y otro, es difícil desplazarse. La vegetación ofrece ayudas ideales para la ocultación visual y el propio entorno es un obstáculo para ataques.
Consumo: 7 Ck

DOTON: MOGURAGAKURE NO JUTSU (土遁・土竜隠れの術, ELEMENTO TIERRA: JUTSU DE OCULTACIÓN COMO UN TOPO)
Es un jutsu en donde el usuario, al transmitir su chakra al suelo, puede hacer que se convierta en arena fina, permitiéndole de esa forma viajar bajo la tierra como si la persona fuera un topo. El usuario puede detectar dónde está su oponente a pesar de estar dentro de la tierra, ya que la persona lo localiza a través de la detección de las fuerzas magnéticas. También puede sentir lo que sucede en la superficie y utilizar esa información para poder realizar un ataque sorpresa, pero otra función que se le puede dar a esta técnica es como escape ya que al estar bajo tierra nadie nota tu presencia, dándole la oportunidad de irse sin que sus enemigos se enteren. El usuario puede permanecer hasta 3 turnos bajo tierra, luego debe salir por la escasa cantidad de aire que hay allí abajo.

Consumo: 4Ck por turno


CONSUMO DE CHAKRA EN TOTAL


Chakra base: 28
Gastado: 11 ( 7+ 4)

Chakra total: 17
STATS:

FUERZA: 9
RESISTENCIA: 14
AGILIDAD: 7
ESPÍRITU: 10
CONCENTRACIÓN: 4
VOLUNTAD:4

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Rango C] Peleas Clandestinas [Akane Nendo]

Mensaje por NB Narración el Miér Oct 04, 2017 12:06 am

Zona Comercial Konohagakure no Sato
Peleas Clandestinas
-Tsk- Sin poder evitarlo los ojos de la rubia se tornaron repletos de molestia al observar como su tan adoraba victima habia evadido su ataque con aquel movimiento. los pasos de esta resonaban sobre el suelo generando un eco aterrador que comenzaba a pasar desapercibido por los gritos de todas aquellas personas que se encontraban dentro del recinto, clamando misericordia o ayuda en un intento por sobrevivir, mientras que los cuerpos de la mayoría yacían en el suelo, si no era agonizando era sellando aquel pacto con el mundo de los muertos, aquel donde la kunoichi los había enviada solo por la osadía de aquel pelirrojo que decidió tomar protagonismo a la hora de irrumpir con aquel descaro en el recinto y con ello, en la diversión de aquella noche. - ¿Es que acaso quieres la diversión para ti sola o que? -Las palabras de esta parecían llenas de molestia mientras cruzaba sus brazos tras haber colocado su abanico en su espalda nuevamente, parándose así al lado de la muchacha de cabello azabache.

Las acciones del pelirrojo habían sido suicidas hasta el punto en el cual muy a pesar de haber evadido el ataque su lenta reacción había dado el margen suficiente para que la Sabaku tomase cartas en el asunto antes de que este llegase a ejecutar sus movimientos. La arena se encontraba desperdiciada por toda la zona y eso mismo había hecho que, atrapar a aquel joven con la arena fuese simplemente coser y cantar antes de que pudiese reaccionar a ello. Primero, había agarrado una de sus piernas y ahora lo alzaba con esta y lo colocaba boca abajo mientras que la arena poco a poco iba subiendo hasta sus extremidades.  - No es mi culpa que tratases de volar todo el recinto - Afirmaba la pelinegra que ahora se encontraba cruzada de brazos, observando al muchacho que se encontraba flotando en el aire boca abajo a escasos dos metros de ella.

-Hmm...Me gustaría saber que hace una escoria como tu en un lugar como este pero...antes de que empieces a hablar...quiero preguntarte algo - La voz de la rubia sonaba algo más calmada mientras ahora, comenzaba a caminar, rodeando al pelirojo que muy a pesar de estar de aquella manera ante ella no tenía más que ambas piernas hundidas en la arena y parte de sus caderas dada a la manera lenta con la que esta parecía engullirlo. - ¿Qué extremidad quieres que te corte? El brazo derecho, el izquierdo...¿O quizás esa que tienes entre las piernas? No tienes pinta de darle mucho uso, dudo que la eches de menos. - Tras finalizar aquellas palabras sus pasos cesaron, ahora, se encontraba tras su espalda y podía escucharse el desenvainar de su abanico muy a pesar de que pudiese palparse en el sonido la lentitud de sus actos.

-Malditas locas...debo irme de aquí- Más atrás, en el escenario podía sentirse el movimiento de aquel gran hombre que a duras penas conseguía bajar de este presa del pánico. Conocía a aquellas mujeres y sabía que debía de escapar lo antes posible o incluso él, a pesar de ser el lider, acabaría metido en un horrible problema. fue de este modo como a duras penas bajo del escenario y lentamente empezó a moverse en dirección a la salida trasera, pasando no muy lejos de los escombros que se encontraban amontonados junto al otro Gennin de la villa oculta de la hoja.
NPC:


Kaede - 18 Años - Chunnin - Arte Tessen - Elemento Fuuton
Selene - 16 Años - Chunnin - Sabaku - Elemento Fuuton




Fuerza: 40
Resistencia: 47
Agilidad: 35
Espíritu: 55
Concentración: 30
Voluntad: 50

D Peach - 49 Años - Civil adinerado y líder de las peleas clandestinas




— Zeto, tus movimientos han sido demasiado lentos. Has podido evitar el ataque de la joven de Arte Tessen pero tras haber tardado en ponerte en pie y haber intentado efectuar sellos ante la Sabaku le has dado la oportunidad de realizarte un corte de acciones. Razón por la cual ninguno de tus movimientos ha sido valido. (Recuperas el chakra gastado puesto que no llegaste a realizar entonces ninguna técnica)
— Zeto sigue manteniendo a ambas Chunnins ocupadas, lo que le brinda a Ragnar una ocasión de oro, más aún teniendo en cuenta que Peach busca huir del recinto y pasa cerca de él.
— Aún a pesar de las circunstancias ambas partes siguen en peligro así que se recomienda actuar con cautela.
— Al tratarse de una misión rango C tu vida no correrá peligro pero deberás de ser cuidadoso.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Rango C] Peleas Clandestinas [Akane Nendo]

Mensaje por Ragnar el Jue Oct 05, 2017 6:04 am

Desde el lugar donde me encontraba podía observar completamente la situación sin daños mas que rasguños a lo largo de mis brazos. Tanto la rubia como la azulácea jugaban a las chicas superpoderosas con frases clichés que parecían querer asustar al inquebrantable Zeto que esta noche se estaba luciendo con el protagonismo que estaba tomando. Pero lo que no se podía cuestionar de ninguna manera era el poder ofensivo que estas dos kunoichis tenían a la hora de combatir simplemente se ponía definir como inquebrantable para ambos según nuestro poder actual. 


Mi compañero el Senju luego de que esquivase con clase el ataque del abanico de la muchacha dominante del elemento viento, fue atacado por la otra kunoichi quien con su arena que se encontraba esparcida a lo largo de todo el lugar en cuestión y que previamente había causado varias muertes desde que mi presencia en el lugar se encontraba, agarraba la pierna de el pelirrojo para alzarlo y efectuar una gran cantidad de amenazas mientras jugaban a ser las malas de la película.   - ¿Qué extremidad quieres que te corte? El brazo derecho, el izquierdo...¿O quizás esa que tienes entre las piernas? No tienes pinta de darle mucho uso, dudo que la eches de menos. - Comentó la muchacha en cuestión haciendo un chiste referencia a la sexualidad de este - Hijas de puta, tienen pinta de que no se las cogen hace diez años y hablan de la pija de mi compañero. Que gente descarada. - Pero algo que me despertaba completamente la atención haciendo que pusiera todo mi foco en ello era que el gordo conocido como D Peach parecía estar intentando escapar lentamente por la salida trasera del lugar, por lo que luego de esperar que este terminara de avanzar por la puerta trasera, salí de debajo de los escombros con sigilo agachado de tal manera que podía acercarme hasta la puerta trasera sin ser detectado por nadie en el lugar y luego de colocarme de pie, dar un golpe certero y ágil a la nuca de este de manera que sin generar daños graves a su cuerpo este cayera al suelo inconsciente sin siquiera haber notado que yo me encontraba en su espalda. Era imposible por la posición en la que nos encontrábamos que las kunoichis notaran lo efectuado, así que debido a esto procedí a quitarme la camisa dejando mi físico al aire, y utilizar esta para realizar una especie de nudo alrededor de los brazos y piernas de este que en caso de que se despertara, se encontraría inmovilizado. 


Mantuve la calma sabiendo que teníamos mas de la mitad de la misión cumplida, solo restaba que Zeto escapase por lo que luego de realizar un planeamiento según la ubicación para evitar ser detectado, procedí a llevarme a D Peach en dirección de manera silenciosa hacía la aldea mientras en mi cabeza la melodía previa aún continuaba - Su marido era muy trabajador, murió alrededor de una milla de aquí. Encontraron su cabeza en el volante del coche, pero su cuerpo nunca fue encontrado. -


Vamos Boquita querido! :



Bromance + Misiones.:


Misión S: 0
Misión A:
Misión B: 0
Misión C: 3
Misión D: 7

Narro - Hablo - Pienso

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Rango C] Peleas Clandestinas [Akane Nendo]

Mensaje por Zeto el Lun Oct 09, 2017 4:43 am

Konoha
Ragnar|Zeto
Misión C
Peleas Clandestinas
Las acciones tomadas por el pelirrojo habían sido cortadas desde la cabeza. En el instante en que Zeto pudo lograr evadir el ataque que la rubia había efectuado su compañera, la pelinegra rara, había comenzado a mover sus piezas en el tablero de la batalla. Al estar ocupado con la rubia aprovecho para deslizar la arena que controla por el campo de manera que Zeto nunca lo notó y el grave error de tardar demasiado con sus movimientos ocasiono que estuviera patas arriba en el campo. Literalmente patas arriba, la arena había comenzado a aferrarse a sus piernas y aun que esté intentara de las mil y un maneras de quitársela de encima quedan en intentos inútiles ante las acciones que la mujer realizaba. Parecía una pequeña ratita roja tratando de huir de una puta serpiente de arena, y de su amiga, un cobayo amarrillo.

Fue levantado de sus piernas mientras podía sentir como la arena ejercía presión sobre estas imposibilitando que zafase con pataleos. Debía pensar con la cabeza fría y en calma por lo visto no planeaban matarlo tan rápido lo que le da un poco de tiempo para pensar en cómo sacarse a estas tipas de encima. Parecían un par de ex – novias resentidas de la vida que se unieron para tomar venganza de aquel que las abandono por raritas, bah, la de cabellos negro tenía esa cara y por otro lado la rubia tenía cara de maniaca perturbada y obsesiva con la sangre ajena. En este mundo hay cada uno también, uno peor que otro.

La muchacha rubia empezó a dar vueltas en círculos por la zona donde Zeto estaba de los pies colgado, soltando palabrerías para tratar de intimidarlo o asustarlo, o solo se quería hacer la copada por su posición ventajosa. El pelirrojo llevo su mano lentamente al bolsillo de su pantalón y saco un cigarrillo del atado, y con la otra saco el mechero para encenderlo; dio una larga seca cuando consiguió prenderlo – Escucha vos – Gruño interrumpiendo a la rubia que le preguntaba que extremidad prefería que le cortase, entre ellas menciono el miembro reproductor del pelirrojo – Tal vez lo lleve alrededor de su cuello –  Se dijo – Seeh, tiene cara de que lo quiere – Finalizo de pensar antes de contestarle – Le doy más uso que vos, frígida resentida – Gruño el pelirrojo diciendo que la rubia andaba con falta de sexo y que por eso tenía guardado rencor y le comento sobre cortar su verga. Exhalo el humo del cigarro que fue llevado con el aire hacia un lado. Acercó sus manos al cinturón que sostenía sus pantalones sin dejar de observar a las kunoichis y con un movimiento rápido efectuó los sellos correspondientes para la técnica que dispuso a utilizar – Doton: Ganchuso – Junto sus manos para que la técnica tuviera éxito, los pilares puntiagudos rápidamente salieron del suelo sin hacerse esperar. Uno de los primeros en salir dio directamente contra la arena que sostenía los pies de Zeto, atravesando la arena y debilitándola un poco para que el pelirrojo pudiera zafarse de ella. Los otros tres pilares salieron al mismo tiempo directo a la rubia, eso la distraería un poco.

Al caer sobre el suelo Zeto no desperdicio el tiempo y dio un gran salto para salir rápidamente de aquel ring improvisado. Aterrizo sobre el cadáver de uno de los hombres que anteriormente había venido a ver las peleas clandestinas que se armaban. Tanto Ragnar como el gordo Peach no se encontraban más en el lugar y el shinobi de ojos ámbar supuso que su compañero había realizado su trabajo de llevarse al sujeto, por lo que no tendría que preocuparse si su amigo seguía aquí dentro con esas locas. Luego de aterrizar sobre el cadáver salió corriendo lo más que pudo por el mismo lugar donde había entrado, en su carrera realizo nuevamente una serie de sellos con sus manos – Mokuton: Jukai Heki – A las espaldas del muchacho comenzaron a salir ramas del suelo entrelazándose entre sí para formar una densa pared de madera que lo protegería de ataques por su espalda mientras el huye del lugar hacia las calles donde seguramente Ragnar lo estaría esperando para poder entregar al gordo alcohólico ante las autoridades.

Técnicas Efectuadas:
MOKUTON: JUKAI HEKI (木遁・樹界壁, ELEMENTO MADERA: PARED DENSA DE MADERA)
Crea un sinnúmero de ramas de madera que crecen a gran velocidad desde el suelo. La madera se entrelaza para formar una pared de un ancho enorme, en forma de red con potencia defensiva fiable. Al principio, la pared de madera solo puede proteger al usuario, pero un usuario experimentado ( espíritu "muy bueno" ) puede proteger hasta 2 personas más.
Consumo: 6 CK  

DOTON: GANCHŪSŌ (土遁・岩柱槍, ELEMENTO TIERRA: PILARES DE ROCA)
Permite al usuario crear una pocas columnas de roca que sobresalen del suelo para inclinar el objetivo (los pilares surgen a un metro de los pies del elementalista). Los pilares de roca crecen a gran velocidad en forma puntiaguda, por lo que podrían atravesar el tronco de un árbol sin dificultad.
Consumo: 2Ck por cada pilar.

Stats //  Estado:

FUERZA: 9
RESISTENCIA: 14
AGILIDAD: 7
ESPÍRITU: 10
CONCENTRACIÓN: 4
VOLUNTAD:5
CHAKRA : 29 (6 + 8 = 14) (29 - 14 = 15)
Chakra total: 15

--------------

ESTADO: Cansancio leve

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Rango C] Peleas Clandestinas [Akane Nendo]

Mensaje por NB Narración el Vie Oct 13, 2017 6:32 pm

Zona Comercial Konohagakure no Sato
Peleas Clandestinas
Una vez el pelirrojo se hubo librado de las ataduras que la sabaku mantenía en sus pies el rostro de esta se torno molesto, como si aquellos actos no hicieran más que avivar aquella llama que en su anterior ardía, que buscaba desesperadamente destrozar cada uno de los huesos de aquel shinobi que parecía tener la esperanza de que realmente podría salir de tal local con vida. Por unos pocos segundos esta había quedado estática pero al ver como este comenzaba a correr en dirección a la salida alzó una de sus manos, provocando que la arena se moviese velozmente tras este, pisando así sus talones hasta que la joven de cuatro coletas alzó una de sus manos para así apoyarla en el brazo de esta. —Déjalo ir, es un simple crío— La voz de esta sonaba tan autoritaria como a su vez despreocupada mientras sus orbes esmeraldas aún seguían con la mirada al pelirrojo que emprendía su huida hacia la salida. — Se han llevado a D. Peach, en el fondo nos están haciendo un favor — Junto a aquellas palabras su mano nuevamente se retiraba, permitiendo así que la joven de cabello azabache se cruzase mientras la arena lentamente retrocedía y una vez llego a los pies de la sabaku comenzó a trepar por sus piernas. — Pobres inocentes — Termino por bufar la rubia de cuatro coletas mientras negaba con la cabeza y acomodaba el abanico tras su espalda y comenzaba a caminar en dirección al escenario para acto seguido sentarse al borde de este. — Ojala se den cuenta de que pronto no les quedará otra que morir como simples insectos — Una sonrisa divertida ahora se dibujaba en sus labios a la par que la arena, una vez se introdujo por completo en la calabaza de la ojos aguamarina le permitió acercarse a ella y mirar en dirección al lugar por donde ambos individuos se habían marchado.


NPC:

Kaede - 18 Años - Chunnin - Arte Tessen - Elemento Fuuton
Selene - 16 Años - Chunnin - Sabaku - Elemento Fuuton




Fuerza: 40
Resistencia: 47
Agilidad: 35
Espíritu: 55
Concentración: 30
Voluntad: 50

D Peach - 49 Años - Civil adinerado y líder de las peleas clandestinas



—Habéis capturado al Lider sin ningún problema por lo cual la misión ha sido realizada con éxito, dejando obviamente atrás la masacre vivida.
— Podeis continuar con la misión si lo deseáis hasta que entreguéis a dicho hombre o finalizar aquí es algo que queda bajo vuestra decisión

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Rango C] Peleas Clandestinas [Akane Nendo]

Mensaje por Mello el Dom Oct 15, 2017 5:39 am


TEMA CERRADO.
Puntos otorgados a Zeto/Akane/Ragnar.


  • Mediante post: Zeto 1.5/2 PN | Akane 1 PN | Ragnar 1.5/2 PN.
  • Recompensa de misión: 2 PN y 1800 ryos.
  • Total: Zeto 11.5 PN | Akane 4 PN | Ragnar 7.5 PN  


Puntos otorgados a Narrador.

  • Total:6 PN  450 Ryous 



Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Rango C] Peleas Clandestinas [Akane Nendo]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.