Últimos temas
» [Game] El juego del Melo
Hoy a las 4:32 pm por Endo Shikane

» [Game] Cuenta Hasta 1000
Hoy a las 4:09 pm por Zeto

» [Game] Yo Confieso Que...
Hoy a las 4:07 pm por Zeto

» [Game] Ojalá....
Hoy a las 4:01 pm por Zeto

» [Game] Chicas +2, chicos -2
Hoy a las 4:00 pm por Zeto

» [Registro] Registro de Físico
Hoy a las 2:21 pm por Zeto

» [Registro] Registro de Clan
Hoy a las 2:19 pm por Zeto

» [Registro] Registro de Aldea
Hoy a las 2:18 pm por Zeto

» [Petición] Puntos Ninja
Hoy a las 9:11 am por Zeto

Afiliados
Limpieza 22 - 09 - 07

Crear foro photo untitled45.pngCrear foroLoving PetsOne Piece LegacyCrear forocounting ★ starsSaint Michel UniversitéFINAL FANTASY: Zero

[Misión C] Operación: Festín — Laharl / Gray

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Misión C] Operación: Festín — Laharl / Gray

Mensaje por Quinn N.Phoenix el Miér Ago 16, 2017 4:47 pm


Quinn N.Phoenix


Hacía no mucho que habían salido del departamento en el cual vivían para así ir a cenar algo por simple capricho de la pelimorada que aquel día, no quería estar encerrada entre las cuatro paredes de la casa. Tras haber estado molestando a su compañeros por casi una tarde había conseguido lo que tanto quería y eso los ubicaba en una pequeña taberna que se encontraba prácticamente en medio de la aldea y no muy lejana a la famosa zona “gourmet” donde se encontraban los mejores restaurantes de la aldea y en la cual siempre había gran movimiento, algo que en si, no le gustaba demasiado a la pelimorada dado a que las grandes aglomeraciones no eran su fuerte, menos aún teniendo en cuenta que en aquella zona el precio de la carne y el sake era algo superior en comparación a cualquier otro lugar donde la calidad incluso, llegaba a ser mejor a pesar del precio tan reducido. Fue eso mismo lo que provoco que acabaran en aquel lugar, con una pequeña “barbacoa” en medio de la gran mesa en la que se encontraban y grandes platos repletos de carne de “gran calidad” acompañada de un par de botellas de sake que ya hacían que la joven estuviese algo más ida de lo normal dado a su poco control sobre aquel licor. No es que fuese una joven con poca resistencia ni anda por el estilo pero era fácil notar aquel contentillo que la hacía ver algo más violenta o de mejor humor de lo normal, algo que en ocasiones podría resultar extraño si ninguna situación de tensión los rodeaba.

El ambiente parecía animado alrededor de aquel lugar de la misma manera que fuera de aquella taberna se podía llegar a notar como algunas personas se aglomeraban frente a algunas tabernas dado a la zona en la cual se encontraban, algo que dejaba a la luz que aquel día era un sábado por la noche y que de alguna manera las personas tomaban siempre este, como día de descanso. —He de decir que el mejor sake de esta maldita isla se encuentra en este establecimiento—  Decía la morada mientras servia un par de copas que ya habían terminados. La joven todavía era menor de edad pero no fue algo a lo que realmente le hubiese dado un mínimo de importancia desde hacía ya bastante, más aún por el hecho de que a ninguno de ellos le importaba algo tan trivial como aquello. Mientras los tres se encontraban ahí sentados las personas de alrededor se movían entre las mesas, ya fuesen camareros o simples clientes entre los cuales se podía ver algún que otro shinobi. Pero aquella noche, no podía ser perfecta, no de aquella manera cuando uno ajeno a aquel festín se acerco a la mesa y quedo observándolos con superioridad por unos cortos segundos. — Os buscan para una misión, no hay pero que valgan— Fueron las unicas palabras del Jounin antes de colocar sobre la mesa un pergamino y sin más que aquello, se retiro del lugar, dejándolos atrás y sin dar opción a quejas que pudiesen negar aquella misión.

La pelimorada quedo paralizada aún con la copa en mano y volvió la mirada a sus dos acompañantes con un cabreo que oscurecía su rostro. —¿Acaba de pasar esto de verdad?—  Cuestiono con un tono de voz que la hacía de ver realmente molesta antes de dejar la copa sobre la mesa y coger el pergamino, alzandolo por encima de la pequeña barbacoa para que alguno de sus compañeros lo cogiese y se encargase de leerlo.


Misión: En proceso.






QuinnxKatsu:

Uzumaki's Family:

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión C] Operación: Festín — Laharl / Gray

Mensaje por Laharl el Miér Ago 16, 2017 6:02 pm


Laharl

Salir de la casa no le hace tanta gracias por tener que soportar lo mas odia de toda la aldea de la Luna , las personas que habitan entre ellas menos la familia que con la cual convive por toda su vida pero quitando esta no puede soportar como si estuviera ya enfermo de todo esto , deseando el día final que se acerca para poder terminar con todo ese agobio y disfrutar por lo menos un poco de paz para el solo hundiéndose en sus pensamientos solamente quiere eso para poder relajarse. No rechazo la idea de irse con sus compañeros de la casa para tomar asi aire fresco eso le podría venir bien a cualquiera , tampoco es una persona que siempre esta las veinticuatro horas del dia sentando en un sofá esperando a que todo lo que quiere llegar por si solo , durante un rato caminado llegaron a una taberna que tiene como reputación de tener los mejores sakes de toda la aldea aunque por fuera parece de mala muerte pero al disfrutar su comida y lo más importante del lugar por eso tiene tantos clientes es su preciado sake , ciertamente para el todo está cambiando de perspectiva para el viendo la aldea que alguna vez iba a ser su nuevo hogar cuando era pequeño pero ahora lo ve de otra forma totalmente diferente tomándole odio y principalmente un asco terrible a todo lo que le rodea viviendo en un simple isla que no esta llena de oportunidades atrapados en este lugar nunca va avanzar como el prefiere hacerlo. Cuando los tres entraron al lugar se sentaron en una mesa que por suerte este vacio, viendo en los alrededores que el lugar está completamente lleno viendo a gente pasar y a los camareros demasiado ocupados recibiendo órdenes para poder salir de sus clientes de forma rápida. Se sienta en una silla junto a sus compañeros dedicándole una mirada sin expresión a cada parte del sitio, la verdad no se siente bastante cómodo por el gran ruido que hacen todas las personas que solamente se dedican a gritar y festejar cosas sin sentido alguno, dedico su mirada a su Quinn y Gray, comenzando la chica a beber de ese famoso sake.

Se acomodo en la silla apoyando su espalda en la parte trasera de esta , viendo a su compañera beber del ese sake para notar su expresión eso dice todo de una persona si le gusta algo o no , efectivamente hasta con las palabras la contraria la dijo es el mejor sake de toda la aldea como dicen los rumores siendo estos completamente ciertos , apoya sus codos en la mesa dejando escapar un suspiro en sus labios la verdad no tiene ganas de comer o beber nada , perdió todo el interés de eso hace rato solamente tiene algo que hacer y quiere salir de eso lo más rápido posible porque si se tarda más teniendo tanta gente que odia en su alrededor posiblemente esto pase a otras cosas más serias. El ambiente deja mucho que desear por parte del pelinegro, animado y a la vez divertido para las personas que andan bailando, comiendo y teniendo muchas mujeres a su alrededor por ser los más adinerados del lugar teniendo ventajas en esto , todo podía ser lo bonito que fuera pero las personas terminan dañando todo por las actitudes que tienen en los lugares transformándolos en algo completamente incomodo para otros –La verdad no tengo hambre- Dijo sin mas que decir mientras observa de reojo a Gray , para ver que estaría haciendo pero de forma rápida sintió una presencia que se acerco a ellos viendo que es un hombre un poco alto dejando un pergamino en la mesa -¿Eh?- Escucho lo que dijo mientras ve a ese hombre largase del lugar sin decir nada mas , ¿Asi tratan a los ninjas de su propia aldea como si fueran unos perros?.

Pudo notar por la expresión de la pelimorada , que no le agrado para nada la forma en la que vino ese jounin dejándoles una misión sin ellos haberla pedido , apoya las palabras que dice la chica mientras toma el pergamino de la misión –Esa es nuestra realidad mientras sigamos en esta maldita aldea , aunque seamos de la misma nos trataran como si fueramos sus esclavos sin derecho a opinar- Es una verdad bastante cruda viendo la información del pergamino comenzando a leerla sin importancia la verdad solo quiere pasar de ella. Cuando la termino de leer simplemente solto el pergamino haciéndolo caer a la mesa , sin importarle si lo leyó con un tono bastante inexpresion la verdad es que si adentro de el tuviera un minimo de respeto o una migaja de la aldea de la Luna , la perdió en este mismo instante cuando recibió ese trato del ninja.


Aclaración: Mision en proceso


Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión C] Operación: Festín — Laharl / Gray

Mensaje por Gray el Jue Ago 17, 2017 12:26 am


Gray Yuki

La noche se había sobrepuesto a la luminaria del sol, la aldea estaría oscura de no ser por la luz de la luna y de las farolas que habían por las calles. Aquel día era uno más para Gray, el peliazul estaba muy aburrido, arisco y serio, aunque todo se camuflaba a la perfección en su rostro inexpresivo y duro, no daba a ver ninguna emoción que sintiera, su cabeza se encontraba pensando, pero ni si quiera el ojiambar sabía en qué. La tarde del día la había pasado rechazando la invitación de su amiga y compañera Quinn de salir él y su hermano con ella a cenar a un restaurante, pero finalmente, entre demasiadas insistencias, aceptó ir, pero sólo un rato, no le gustaba demasiado estar cerca de civiles débiles de aquella aldea que despreciaba con toda su alma. Era todo un amargado, y lo sabía, si odiaba a la gente de Getsugakure era por una sola razón, eran civiles, eran inútiles, no servían para absolutamente nada que no fuera asustarse al ver las habilidades de alguien como él, ellos no eran personas capacitadas para pelear en una guerra, por eso el peliazul deseaba salir de la aldea e irse a viajar por el mundo, quería conocer gente nueva y fuerte, no tener que soportar ver a débiles aldeanos todos los días.

En aquellos mismos momentos se encontraba comiendo una deliciosa barbacoa en uno de los restaurantes más caros de la aldea, y, según se rumoreaba, el que mejor sake tenía en toda la aldea, cosa que verificó, pues se puso algo ébrio, en la cena se mantenía en silencio y contestaba a cosas sencillas con respuestas relativamente cortas como “Sí”, “No” y “Vale”. Extrañamente, cuando estaba ébrio le entraban más ganas de matar que las que tenía de normal, la apariencia que portaba era siempre más siniestra que de costumbre, como si una personalidad aún más alocada y despiadada fuera su auténtica personalidad, la personalidad más natural suya.

Fulminó con la mirada al Jounin que osó arruinarle la deliciosa cena, pero sólo llegó a observarle la espalda con ojos furiosos e impotentes, cogió enfadado el pergamino y se puso a leerlo, debían ir a una fiesta aquella misma noche para evitar que unos sicarios asesinaran a importantes dueños de restaurantes en la aldea, al ojiambar le pareció interesante, pues tenían permiso para hacer lo que quisieran con los sicarios. — Esta misión será interesate... — dijo dirigiéndose a sus compañeros. Se levantó de la mesa y puso todo el dinero sobre la mesa, haciéndole señas a un camarero que lo viera, la cuenta estaba pagada, sin previo aviso, el peliazul salió del restaurante corriendo, la misión había iniciado y deseaba matar aquel día, su diversión había empezado, había un problema, en el pergamino no indicaban a quién tendrían que prestar sus servicios, sería algo inesperado para el peliazul…

Misión: En proceso, 10%






Molinete ♥️:

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión C] Operación: Festín — Laharl / Gray

Mensaje por Quinn N.Phoenix el Jue Ago 17, 2017 3:34 pm


Quinn N.Phoenix


La pelimorada se mantenía en completo silencio observando a sus compañeros como si esperase a que ellos tomasen la delantera, cosa que Gray no dudo en hacer poco después de leer aquel pergamino que ella hasta el momento no había echado mano. Se levantó así del sitio mientras que el peliazul dejaba el dinero sobre la mesa y tras ello cogió el pergamino de vuelta para echarle un rápido vistazo antes de ir tras él con rapidez. ¿Asesinatos? ¿Desde cuanto tenían tanta suerte como para que cayesen tantas misiones como esas bajo sus manos?  A la par que salían de aquel restaurante no pudo evitar que una curvada sonrisa se dibujase en sus labios ante la tentación que parecía ser aquel evento al que habían sido “invitados” —Vaya, no sabía que hubiese tanto movimiento hostil en este país —  Dijo al instante que corría tras su compañero con un toque divertido que dejaba ver pequeños toques de aquel pequeño “contento” que se encontraba circulando por cada parte de su cuerpo después de haber estado bebiendo durante toda la noche mientras comían aquella deliciosa carne que desgraciadamente, aún deseaba seguir comiendo. Aún y a pesar de aquel hambre que la hacía sentir aún con más ganas de volver atrás se dio simplemente por vencida, después de todo si aquel evento implicaba a los mejores restaurante de la isla obviamente confirmaría que no tendría que preocuparse por la comida.

Tras haber estado corriendo por unos largos minutos saco el pergamino otra vez, como tratando de verificar la dirección hasta que sus pasos se vieron clavados de golpe, aún con el pergamino abierto y con ello el ceño fruncido. —Es aquí—  Dijo al instante que giro sobre sus pasos y quedo frente a un restaurante de gran tamaño donde su interior parecía parcialmente iluminado y muchas voces se podían escuchar en la lejanía. Mientras sus ojos aún se encontraban fijos en esta no pudo evitar soltar una fuerte carcajada, como no, era el gran y famoso restaurante de moda, el que tenía una peculiar dueña que se hacía llamar Penelope Molinete. — Chicos, si teníais tantas ganas de volver a ver a Molinete tan solo lo tendríais que haber dicho. No hacía falta que recurrieseis a una misión para acabar nuevamente aquí, de verdad que lo comprendo, es una buena chica —  Dijo tratando de aguantarse la risa mientras guardaba el pergamino en uno de los compartimentos que se encontraban en su muslo y sin llegar a esperar una respuesta por parte de los dos chicos fue de camino a la puerta para así, abrir esta.

El interior se encontraba completamente apagado si no fuese por el gran número de candelabros que decoraban cada parte del restaurante. En medio, se podía ver un gran grupo de personas, una mezcla algo peculiar entre las cuales se encontraban todo el grupillo de Molinete y personas que hasta el momento parecían más normales, seguramente porque se tratarían de los dueños de otros restaurantes más normales que no tuviesen que ver con la locura que se hacía de notar en el mismo que se encontraban. Podía notarse un olor realmente acogedor y no solo por el hecho de las velas aromáticas que se encontraban esparcidas por el local o los perfumes más caros que seguramente utilizarían las camareras de Molinete, los cuales serían capaz de dejar a cualquiera sin olfato si no también por el gran numero de platos repletos de comida que se encontraban esparcidos por una gran mesa que seguramente podría alimentar a más de setenta comensales. Los ojos de la pelimorada se quedaron así fijos en el lugar, pero, el haber hecho la puerta activo el “Interruptor” que provoco que todas las camareras del lugar se volviesen a mirar a los que se encontraban en la entrada y fuesen rápidamente a recibirlos con sus preciosos pijamas de colorines, ponys y sus largas melenas recogidas en dos coletas.  Molinete en cambio, aún no se había percatado de sus aparentes invitados “VIP”


Misión: En proceso.






QuinnxKatsu:

Uzumaki's Family:

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión C] Operación: Festín — Laharl / Gray

Mensaje por Laharl el Jue Ago 17, 2017 6:52 pm


Laharl

La misión es más que interesante cuando la termino de leer, de forma algo repentina se sirve un vaso de sake tomándolo de golpe escuchando más ruido de las personas en su alrededor incomodándolo aun mas ahora tiene otro gran problema acumulándose hoy , la dirección de ese lugar le parecía algo reconocida haciéndolo dudar un poco sobre en verdad ir pero tampoco va a desaprovechar una oportunidad tan interesante. Noto como el peliazul de forma bastante rápida, deposita el dinero de la mesa y sin más que decir se va del lugar algo emocionado dedicándole sus orbes a la pelimorada , esta le siguió el juego al contrario largándose del lugar dejando al mayor atrás sin importarle mucho esto se levanto de la silla , y a su propio ritmo los comenzó a seguir viendo la espalda de los dos desde la lejanía. Sus experiencias en la aldea de Getsukagure , cada vez mas son más pobres desinteresándole la verdad las cosas que puede hacer estando en este lugar simplemente sigue haciendo misiones para no aburrirse en la casa , teniendo en cuenta de que no hace alguna no pudiera avanzar siendo esta la única forma que en verdad puede lograr hacerse más fuerte y obtener algo de dinero. Sus pasos cada vez van más rápido logrando estar casi al lado de la pelimorada.

Tras haber caminado por fin llegan hacia el gran restaurante que indicada el pergamino , podía notar como en verdad lo reconoce completamente sintiendo un aire de completa incomodidad de pisar de nuevo ese lugar , habían pasado muchas cosas los tres juntos claro faltaba alguien que era Kat , la primera vez que entraron a este lugar fue con ella para realizar una misión que al final resulto bien , pero lo malo es que la dueña del lugar comenzó a coquetearle mucho al pelinegro , tanto así que pareciera que si no hubieran más personas alrededor de ellos se lo terminaría violando sin consentimiento alguno. Sus ojos rotaron hacia la pelimorada , comenzando a escuchar sus palabras sin tomarlas de forma cómica o graciosa la verdad le cae muy pesado escuchar el nombre de la dueña del lugar –Terminemos con esto de forma rápida- Dijo con un tono bastante enojado calmándose lentamente intentando no recordar lo que había pasado hace unos días atrás , cuando la chica abrió la puerta del lugar todos entraron junto a ella  , oliendo el mismo olor que lo caracterizaba pero esta vez el lugar no esta tan animado como suele hacerlo viendo que en verdad la misión puede ser demasiada seria si implicando que el lugar no se pueda confiar de nadie , siendo estos todos sospechosos de ser las cinco personas que quieran perjudicar mas el negocio de Penelope.

El ambiente está totalmente apagado no se muestra ningún tipo de felicidad viendo de reojo a sus compañeros, de un momento a otro todo cambio viendo como todas las personas comenzaban a ver a los recién llegados, el rostro de cada integrante del restaurante muestra una gran sonrisa de felicidad por volver a ver a las personas que en pasados días les ayudaron a resolver un problema. El pelinegro , no le importo nada de esto viendo como se acercan a comenzar a reír fuertemente porque los tratan a los tres como si fueran parte de la familia del restaurante –Chicos , no se preocupen que pronto llegara nuestra jefa- Dijo un moreno con una peluca de color roja con un rostro bastante maquillado guiñándole un ojo al peliazul ,haciendo que el momento se vuelva mas incomodo para los dos chicos.



Aclaración: Mision en proceso


Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión C] Operación: Festín — Laharl / Gray

Mensaje por Gray el Vie Ago 18, 2017 12:56 am


Gray Yuki

A veces Gray se preguntaba por qué el destino les jugaba a él y a su hermano tantas malas pasadas, ¿enserio debían volver a verle la cara a aquella rubia travestida llamada Molinete? Al peliazul no le hacía demasiada gracia el asunto, contrariamente a Quinn, la cual parecía morirse de la risa interior, aunque aquella vez no tenían que lidiar con la rubia por culpa suya, o al menos eso creía el ojiambar, pues la pelimorada se había mostrado molesta ante la interrupción de su cena junto a los hermanos de Hielo y Fuego. En cierto modo, la misión ilusionaba un poco al Yuki, pues les concedían permiso para matar a aquellos criminales que intentaban atentar contra la reputación de Molinete, aquella mujer parecía ser un poco loca, no hacía falta enumerar las razones, sólo hacía falta ver cómo se ponía cuando veía a su hermano Uchiha, cosa que estaba pasando en aquellos momentos.

Molinete estaba tomando abundante sake vestida de gala, tacones altos y al parecer muy filosos, tanto que hasta parecía tener el mismo poder cortante de un kunai, un vestido dorado con lentejuelas que se notaba muy caro, la “mujer” no dejaba nada a la imaginación, pues el vestido quedaba bastante corto en la zona de los enormes muslos, dejando ver perfectamente el tanga rosado desde atrás. La rubia estaba muy borracha, se notaba por su sonrojo, observó a su alrededor y vio a Laharl, haciendo gala de su velocidad como Jonin, en unos instantes ya estaba junto al trío mientras miraba embobada al pelinegro. — Hola mi amor. — le susurró en la oreja al hermano de Gray, a pesar de ser un susurro, se oyó en casi toda la sala, la voz se notaba muy fingida, pues la grave voz de aquella mujer se oyó perfectamente, intentando camuflarse en una voz femenina que sonó demasiado amachada y falsa.

— Tu deber en mi misión es complacerme, ven a mi cuarto. — dijo la rubia en alto mientras su mano se movía lentamente buscando encontrar las de Laharl. A pesar de que le fastidiaba mucho a Gray que su hermano pudiera llegar a ser hipnotizado por la mujer no pudo evitar reírse, se dirigió hacia su compañera pelimorada, la cual parecía estar ligeramente bajo los efectos del alcohol y le susurró en el oído, — Vámonos a buscar a los delincuentes, no vaya a ser que le cortemos el rollo a los enamorados. — soltó una pequeña risa mientras mediante un gesto invitaba a su amiga a camuflarse entre la gran cantidad de gente en el local para ir en búsqueda de los criminales.

Misión: En proceso, 23%






Molinete ♥️:

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión C] Operación: Festín — Laharl / Gray

Mensaje por Quinn N.Phoenix el Sáb Ago 19, 2017 1:29 am


Quinn N.Phoenix


Sin poder evitarlo la joven de cabello violáceo alzó una de sus manos para de este modo obstaculizar la visión a sus labios que dejaban ver una amplia sonrisa por el simple hecho de estar aguantando reírse una vez más con una situación como aquella. El ambiente era terriblemente tentador, pero más lo eran las palabras de la anfitriona que parecía estar encargándose de que Laharl cumpliese de verdad una misión especial que a ella, no hacía más que matarla por dentro. Ver a un hombre como el pelinegro de aquella manera para ella era toda una tentación una diversión que nunca se borraría de su mente por el simple hecho de que era perfecto. ¿Quien diría que nuevamente acabarían de aquella manera ese mismo día? Había tomado cartas en el asunto para que sus compañeros la siguiesen a la hora de salir de la casa que compartían  ¿Pero aquello? Era terriblemente tentador, más aún por el hecho de que no solo era una fiesta en la que podrían aprovechar los momentos incómodos del mayor del grupo si no también para acabar nuevamente con un par de vidas insignificantes.

La última vez que habían irrumpido en aquel restaurante habían visto cosas realmente grotescas y no solo por el tamaño de la minifalda de aquellas “mujeres” con voz de camionero que ahora se encontraban ataviadas con pijamas de colores y misteriosos animales amarillos con orejas largas y bolas rojas en sus mejillas, si no también, porque aquel restaurante rozaba todo menos la decencia. Aún incluso podía recordar la cara de Gray y Laharl tras salir aquel día del lugar que para ella había sido toda una aventura. Después de todo lo único que había hecho era patear un par de culos y deambular por el local con completa libertad, hasta el punto de aprovechar aquel lugar para buscar tentar a su compañero pelinegro que ahora, se encontraba entre las garras de Molinete. Si de verdad había algo que pasase por la mente de la pelimorada era que aquella noche, sería una de las mejores dado a que no había nada mejor que ver como sus compañeros eran acosados por aquellas mujeres, hombres o lo que se suponiese que fueran.

Las personas ahora les observaban, más incluso cuando el peliazul fue con ella y le dio a saber sus intensiones a la hora de decidir soltarle el “muerto” a su compañero. Mordió su labio sin poder evitarlo aún divertida y finalmente camino al frente hasta donde se encontraban los demás comensales que parecían estar bastante animados muy a pesar de que de algún modo otros parecían verse algo tensos. Sus orbes rosáceas parecían estudiar a los invitados mientras que su mano iba en dirección a una de las muchas copas que estaban sirviendo algunas de las camareras que habían vuelto a la mesa y parecían querer comenzar con la fiesta. Como siempre, trataría de amenizar aquella “obligación” por lo cual tomar un par de copas más, no sería nada malo, no por lo menos hasta que se pudo escuchar un gran grito que provenía del piso de arriba, uno que consiguió llamar por completo la atención de la pelimorada que rápidamente alzo la mirada para ver en dirección de las escaleras. —¿Qué coño ha sido eso?— Cuestiono al instante sin apartar la mirada de las escaleras mientras aún se mantenía la lado del peliazul. Al parecer la acción había comenzado antes de lo que ella misma se esperaba.


Misión: En proceso.






QuinnxKatsu:

Uzumaki's Family:

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión C] Operación: Festín — Laharl / Gray

Mensaje por Laharl el Sáb Ago 19, 2017 3:12 pm


Laharl

La situación en el restaurante cada vez más se pone de una forma bastante incómoda , el ambiente que esta en este momento aunque las trabajadoras del lugar están realmente feliz por recibir al los tres por su llegada al lugar,  se nota que tienen cierto punto de miedo o no están de todo felices por la razón que los chicos llegaron al lugar para resolverles ese problema pero adentro del pelinegro , deseara que esta misión le tocasen a otras personas que no fueran a ellos para no entrar más a este sitio siendo muy incomodo para el ojiambar , junto al peliazul , la experiencia que tuvieron desde la primera vez que entraron para realizar una misión que no sabían donde quedaba el lugar para encontrarlo siendo las únicas que sabían de la información sus dos compañeras dándoles un mal sabor de boca a cada uno de esa mala experiencia. Poco a poco podía sentir la presencia ajena la cual no le agrada en absoluto , sus pasos se pueden escuchar haciendo que las personas que le dieron una gran bienvenida de forma rápida se separan de esto , dejándole el camino libre a la rubia del lugar logrando que el pelinegro volteara un poco la cabeza a la dirección en donde viene escuchando esa voz que no le deja de incomodar ni un solo segundo , ciertamente ya está molesto de esto y conociendo a sus compañeros nuevamente lo van a dejar solo con aquella mujer como hicieron la otra vez en este mismo restaurante pero esta vez no dejaría que eso pase nuevamente.

Pudo notar la presencia de Molinete , de forma bastante rápida como pudo estar junto a los tres haciendo conocer sus grandes habilidades de jounin que tiene siendo este un gran problema para los tres o mejor dicho solamente para la victima de la rubia que es Laharl , el chico de sus labios se le escapo un suspiro de molestia total viendo el rostro de Molinete, sus orbes se fijan en el rostro de la mujer pero estos parecieran que tienen un color más oscuro haciendo entender que no quiere tener nada con ella. Cuando el pelinegro se volteo para ver a sus compañeros que tenia al lado noto que nuevamente lo dejaron igual, pero por su suerte pudo ver a la pelimorada entre la multitud sabiendo en donde están teniendo en cuenta que tiene que encontrar la manera de cómo despistar a Molinete , sabiendo que cualquier acto seco sin demostrarle que está a gusto con ella o empujarla no podrá cambiar nada ya que le gusta tener las cosas a la fuerza como si fuera la dominante ante todo y notando como esta borracha seguramente hoy si quiera lo que no pudo obtener del ojiambar. Su rostro se mueve viendo las intenciones que quiere tener Penelope , cuando quería agarrarle la mano simplemente la aparto tomando a una de las trabajadoras del lugar y poniéndosela en el medio –Imagínate que soy yo y piérdete de mi vista- Empuja a la persona para que caiga entre los brazos de la rubia y de forma rápida sigue la dirección que tomo su compañera Quinn.

Luego de pasar entre la multitud mira a chica , mirando las escaleras como si algo hubiera pasado pero el pelinegro , simplemente se le acerco con una cara totalmente enojada poniéndose al lado de ella y a la vez mira de reojo a su hermano -Por lo menos avísenme que harán siempre lo mismo esto ya se vuelve una molestia- Dijo dedicándole una mirada de mal gusto a cada uno mientras observa las escaleras fijamente comprendiendo que no tiene bastante tiempo en que la rubia pueda volver a la acción, fue el primero en dar el paso hacia enfrente comenzando a subir las escaleras viendo de reojo a sus compañeros estando algo molestos con ellos sobre siempre lo dejan a solas con ese grupo de ¨mujeres¨que no son para nada agradables.

Aclaración: Mision en proceso


Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión C] Operación: Festín — Laharl / Gray

Mensaje por Gray el Sáb Ago 19, 2017 6:42 pm


Gray Yuki

Un grito de pánico se había oído desde el piso de arriba, sin embargo, la gente presente no pareció darle importancia, pues era bastante común escuchar gritos en lugares donde Molinete o sus damas estuvieran, — No tengo idea, pero seguro que será divertido comenzar ya. — respondió animado el peliazul con un buen rostro acompañado de una media sonrisa, ellos ya se habían encargado de sicarios en una ocasión, un día en un festival de la playa más cercana cazaron a una organización menor de asesinos, convirtiendo la arena del lugar en un simple recipiente contenedor de sangre, hacían buen equipo juntos.

Vio cómo su hermano intentaba ser el primero en llegar al lugar de donde provenía el grito, pero claro está, él era más rápido, así que lo consiguió superar en la carrera, llegando el primero del trío a la escena, 1 de los sicarios había sido revelado, era un anciano que llevaba un kunai en la mano y sostenía por el cuello a una dama de Molinete, esta gritaba aterrada, pero su voz sonaba ya débil, tenía varias marcas rojas en sus brazos y cara, al parecer la habían golpeado, el peliazul estaba a 5m del sicario, dio un paso y el asesino movió su mano derecha hacia adelante mientras su rostro expresaba amenaza y enfado. Gray gruñó muy enfadado, el supuesto anciano desapareció en una nube de humo y en su lugar apareció un pelirrojo vestido completamente de negro, aparentemente por facilitarse el camuflaje, aunque no le costó demasiado infiltrarse.

— Tienes suerte de que no me quede Chakra, joven, porque sino te juro que te haría arder. — aquel pelirrojo parecía estar enfadado por el descubrimiento del ojiambar, probablemente no supiera que este era un ninja también, y que en esos momentos no estaba de muy buen humor, los dientes de Gray sentían la fuerte presión que este ejercía sobre estos, la impotencia se apoderaba del shinobi. Tan sólo una cosa podría neutralizar al enemigo para darle tiempo a él a matarlo, las cadenas de su compañera pelimorada, esperaba que sus compañeros estuvieran junto a él pronto o la misión fracasaría estrepitosamente. La pobre dama con voz de camionera gritaba mientras un kunai amenazaba con hacer salir la sangre, cortando a la vez su pijama de gatita, una pena por ella, estar en esos momentos de angustia y pensar que la vida se le irá en un instante, Quinn debía aparecer ya…

Misión: En proceso, 33%






Molinete ♥️:

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión C] Operación: Festín — Laharl / Gray

Mensaje por Quinn N.Phoenix el Sáb Ago 19, 2017 7:18 pm


Quinn N.Phoenix


Los ojos de la kunoichi se encontraban fijos en la gran escalera mientras que a su alrededor la gente parecía estar menos interesada de lo que ella misma llegaba a comprender ¿Qué se supone que pasaba en aquel lugar? El silencio se convirtió uno con ella incluso en el momento que sus compañeros parecían salir rápidamente en dirección a tal desgracia. Aún y a pesar de ello, la pelimorada parecía no inmutarse, como si no quisiese perderse detalles de lo que estaba aconteciendo tanto en aquel gran salón como de los sonidos que venían de las escaleras de arriba. No podía fiarse de nadie o por lo menos eso era lo que había notado desde el momento que los shinobis habían irrumpido en restaurante y la tensión parecía haberse convertido en una con el ambiente que anteriormente era de seguro puro festejo por la fiesta que estaba aconteciendo. No todos parecían estar de acuerdo con el negocio de Molinete pero la calidad no solo de sus servicios oscuros si no también los de su alimento parecían estar rompiendo con todas las estadísticas, más de lo que cualquiera pudiese haber llegado a imaginar al escuchar la idea de un restaurante como ese que hasta Quinn no había comprendido desde el primer día. Alguien quería arruinar la fiesta y ellos debían de descubrirlo antes de que fuese tarde.

Una vez sus compañeros se encontraban en el piso de arriba la kunoichi comenzó a moverse, acercandose a esta para escuchar lo mejor posible. La conversación la alarmaba más que la voz de camionero de quien parecía estar siendo amenazado de muerte o incluso siendo usado como escudo y eso mismo provoco que en cuestión de segundos y tras dejar su copa sobre la mesa corriese en dirección a una de las ventanas del local para así, salir por esta y de este modo llegar al callejón trasero. Sus ojos estudiaban el terreno, buscando una solución hasta dar con un saliente que le permitió la facilidad de saltar sobre este y moverse con cautela por uno de los balcones que daban una perfecta vista de lo que estaba aconteciendo en el interior. La pelimorada se agachó, observando la escena y tratando de dar con la forma de acabar con tal individuo antes de que su misión fallase. Sus compañeros parecían estar atados de manos ante aquella situación por lo cual, todo recaía en ella si no quería que aquello se convirtiese en un río de la sangre equivocada. Se movió con rapidez, tras saltar al tejado y correr por este y llegado al final de este se dejo caer, dándose la vuelta en el instante que lo hizo y dando con la espalda del sicario que se encontraba al otro lado de aquella cortina de cristal que los separaba. Sus pies chocaron contra el nuevo balcón que se encontraba bajo esta y acto seguido, se impulso, colocando los brazos frente a su rostro para así evitar que el cristal de la ventana la cortase más de lo debido al saltar contra él.

El silencio rápidamente se vio corrompido por el cristal rompiéndose y junto a esto, en un ataque sorpresivo y tras realizar un gesto las cadenas brotaron de su espalda y fueron directas hacia las extremidades del shinobi que mantenía a la “joven en apuros” completamente inmóvil. — No deberías decir ese tipo de cosas, se convierten en una invitación a acabar contigo — Dijo mientras aún se encontraba en el aire hasta que sus zapatos generaron un sonido seco contra la madera. La sangre brotaba rápidamente de sus extremidades que yacían casi destrozadas ante la ferocidad con la que sus cadenas se habían clavado y los gritos se entremezclaban perfectamente con el ambiente mientras que la presa salia corriendo y se colocaba tras Gray, escondiéndose de aquel malechor. —Han matado a alguien en la habitación— Dijo con rapidez con su voz de camionero mientras aún se encontraba escondida tras el peliazul y la pelimorada, con ligeros cortes en los brazos y uno en su mejilla tiraba con rudeza del sicario para hacerlo caer contra el suelo. —Que alguien acabe ya con este insecto — Finalizó la kunoichi mientras bostezaba, regalandole el trabajo a otro mientras lo mantenía cautivo entre sus cadenas.


Técnica cool:
KONGŌ FŪSA LV1 (金剛封鎖: 1 , CADENAS DE DIAMANTINA)
Tras la ejecución de un sello, el usuario expulsa cinco cadenas del interior de su cuerpo, dirigiéndolas a donde desee. Estas cadenas poseen picos afilados que tratan de clavarse sobre el rival, restringiendo sus movimientos.
Consumo: 5Ck usar.



Aclaración: Nada sexy que decir.






QuinnxKatsu:

Uzumaki's Family:

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión C] Operación: Festín — Laharl / Gray

Mensaje por Laharl el Dom Ago 20, 2017 10:22 pm


Laharl

Sus pasos en las escaleras son demasiado lentos viendo al peliazul de reojo , como este sube de forma bastante rápida pareciendo querer ser el primero en llegar hasta el piso de arriba donde parecía haber sucedido algo por una voz bastante extraña que parecía estar amenazando a alguien , sin detenerse también observo a la pelimorada subir primero que el siendo el último en llegar a la escena. Viendo a ese pelirrojo, amenazando a cada persona que viera en su camino que intentase atraparlo o arruinar sus verdaderos planes que tiene en contra el restaurante de Molinete , pareciera que la rubia tiene una gran competencia que la quieren ver totalmente arruinada pero siempre los mimos ninjas de Getsugakure , siempre toman la misión para poder ayudarla sobre asuntos importantes del restaurante o pareciera eso porque es las segunda vez que entran a este lugar para realizar una misión. Suspiro viendo al anciano mientras pone sus manos en la cintura como esperando algo para poder actuar , sabe que no puede cometer ningún movimiento brusco o la persona posiblemente se altere mas cometiendo un asesinato hacia un trabajo de este lugar , noto que la presencia de la chica había desaparecido sabiendo lo que posiblemente esté haciendo ninguno podía atacarlo de frente , la única manera es atacarlo desde otro Angulo que no pueda ver nada y así hacerle algún tipo de ataque sorpresa -¿Usted no es demasiado viejo para portar un kunai?- Dijo siendo sarcástico la verdad se podía esperar cualquier cosa del mundo ninja , no era tan común ver a una persona mayor de edad llevar un arma entre sus manos y estar amenazando a cualquier persona con la intención de asesinar a otra. Empezó a cerrar los ojos de forma lenta hasta que escucho un sonido de una ventana rompiéndose y sin terminar de abrir los ojos ve a su compañera , agarrando al criminal con una especie de cadenas que hacen el papel de inmovilizar a ese señor.

Acercándose lentamente hacia la primera persona tan confiada que se veía teniendo a un pobre rehén , y ahora está en el suelo totalmente atrapo por el jutsu de la contraria todo esta servido en bandeja de plata pero esto tampoco le gusta al pelinegro , le quita algo de emoción a un asesinato cualquiera mezclando el sonido de los gritos del viejo al gran ambiente que tiene el pesillo , de reojo miro al rehén escuchando que mataron a alguien en la habitación dedicándole su mirada hacia la persona que está en el suelo , termino de cortar la distancia entre ellos estando cerca también de la pelimorada –Llena este aburrido lugar con tus gritos de desesperacion...- Dijo agachándose mientras lo ve bocarriba en el suelo sin poder moverse estando a merced del pelinegro , tomando el kunai con su mano derecha para luego morderlo con los labios así no tiene ninguna mano ocupada. Laharl , tomo algunos pedazos del vidrio gracias a que la pelimorada , rompió una ventana dándole algunos fragmentos de estos , tomo un pedazo grande de vidrio roto y con su otra mano le abre el ojo derecho a más no poder viéndole fijamente la pupila de color negra pero esto cambio cuando el ojiambar le introdujo de forma profunda el vidrio en la pupila , escuchando el hermoso sonido de los gritos de desesperación del contrario , lo tomo del cuello con su mano libre para que no mueva tanto la cara tomando otro pedazo de vidrio y haciendo lo mismo para que quede completamente ciego.Tomo el kunai que tiene en la boca y para quitarle el sufrimiento que tiene el hombre , se lo clavo en el cráneo de manera profunda haciendo que un poco de su sangre salpicara hacia el rostro del chico haciendo que cuando le empieza a quitar el arma sea bastante difícil porque se lo clavo demasiado profundo y cuando se lo saca suene el sonido de cráneo rompiéndose un poco –Listo- Dijo levantándose mientras ve el cadáver en el suelo.

Sin importarle que esta un poco sucio de la sangre ajena en sus mejillas observo a la pelimorada , viéndola fijamente a los ojos para luego voltearse para ver a su hermano junto al rehén que este solamente corrió por la escaleras bajando de forma desesperada –Entonces nos faltan cuatro ¿No?- Tirando el kunai del viejo al suelo mientras pone sus manos en la cintura esperando algún tipo de comentario de sus compañeros si tiene razón en lo que pregunto , ahora solo falta encontrar a los otros integrantes para eliminarlos y asi salir de este lugar completando la misión en el restaurante.


Aclaración: Mision en proceso


Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión C] Operación: Festín — Laharl / Gray

Mensaje por Gray el Lun Ago 21, 2017 1:03 am


Gray Yuki

Sus compañeros eran todo unos grandes y oportunos guerreros, o mejor dicho, Quinn era una oportuna guerrera en batalla, las cadenas que lanzaba hacia sus enemigos eran literalmente, lo más fuerte que el equipo conformado por 4 podía tener. Los gritos de terror de la “dama” de Molinete sonaban, era una voz grave, más grave incluso que la de Laharl o Gray, pero sin embargo, intentaba sonar como la de una mujer, “la joven” movía frenéticamente los musculados brazos mientras salía asustada del lugar. Lo que había observado el peliazul era puro placer visual, oír los gritos de aquel anciano mientras Laharl le extraía los ojos y sólo dejaba un espacio vacío, las cuencas, era jodidamente magnífico, una obra de arte, algo que había que inmortalizar en la memoria para la posteridad. Gray se arrodilló, tocando la fría madera del suelo, algunas gotas de sangre manchaban el color marrón del lugar, cogió el kunai que yacía tumbado en esta y para complacerse él mismo, lo llevó directo hasta el ano del enemigo ya muerto, dejándoselo ahí clavado, para rematar la humillación hecha. De un momento repentino, una enorme rubia “mujer” con cara de ebria apareció en la puerta, sin la peluca, se mostraba su calva cabeza, no llevaba pintalabios y sus ojos estaban cubiertos por lágrimas. — Me han golpeado. — se limitó a decir con cascadas en los ojos, en su piel habían varios arañazos y marcas de palmas de manos, Molinete se había golpeado con alguien.

— Quinn por favor mata a quien me ha pegado. — dijo de repente tras moverse en un rapidísimo movimiento, abrazando a Quinn dramáticamente y llorando sobre su hombro, el peliazul no tenía idea de qué estaba pasando, pero la rubia estaba muy triste, humillada, su maquillaje de ojos se había corrido por su cara y su colorete estaba más bien “decolorado”. — Me ha golpeado… La maldita Chunnin me ha golpeado. — se limitó a decir mientras describía a la mujer de rango Chunnin, al parecer era una mujer que llevaba atado un flotador de cisne que poseía una asombrosa agilidad, pero que varias veces 1 Genin la había derrotado, no debía ser muy fuerte, pero había conseguido dañar a Molinete, la cual estaba borracha.

Cuando la enorme “mujer” observó el cadáver sin vida del asesino en el suelo ahogó un grito, pues Gray le había tapado la boca, por la cual debían entrar y salir muchas cosas sucias. — ¿Vosotros habéis hecho esto?... — hizo una pausa, su rostro denotaba gran impresión, repentinamente un brillo en los ojos apareció. — Sois maravillosos, cuando acabéis la misión os invitaré comida y bebida, os daré vales gratis para mi restaurante, recuerdo mis tiempos como kunoichi, ¿sabeís que yo una vez…? — la rubia se había emocionado demasiado, tenía intención de contarle su vida como ninja a los 3 Genin, pero fue interrumpida por el ojiambar. — Molinete, no tenemos tiempo, debemos acabar con la persona que te ha hecho eso. — dijo Gray, intentando hacerle la pelota al afeminado ser, todo era con la pura intención de que callara, o sino, Gray estallaría.

Misión: En proceso, 45%






Molinete ♥️:

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión C] Operación: Festín — Laharl / Gray

Mensaje por Quinn N.Phoenix el Lun Ago 21, 2017 10:00 pm


Quinn N.Phoenix


Las orbes rosadas de la pelimorada observaban la escena con admiración, como si observar como el pelinegro se ocupaba de torturar y matar a aquel individuo fuese una de las cosas más sexys que había visto. Era la primera vez que veía a Laharl hacer ese tipo de cosas, después de todo, con quien más tiempo solía pasar era con Gray porque, al parecer, el pelinegro realmente prefería pasar tiempo con la peliverde antes que con ella, algo que parte, la hacía sentir unos celos irremediables pero que terminaban en el olvido. No acostumbraba a ver aquel lado de Laharl y eso hizo que de algún modo su sonrisa curvada se tornase terriblemente macabra a la par que sus cadenas se apartaban de la carne de la victima y desaparecían casi de manera inmediata hasta que finalmente, un grito la hizo volver a la realidad y abrir los ojos de par en par al notar como unos grandes brazos la rodeaban y finalmente, un rostro completamente desconocido se apoyaba en su hombro y lloraba a mares. Alzó así ambas manos estupefacta, pero aquella voz la hizo reaccionar mientras con la mirada buscaba a Gray que seguramente comprendería más que ella lo que estaba pasando.

Escuchar los ruegos y sollozos de Molinete la mareaba, al igual que aquella calva que comenzaba a raspar su mejilla pero, a pesar de ello, alzo ambas manos para colocarlas sobre los brazos de molinete, queriendo reconfortarle desde el punto de vista de aquel inocente pero que realmente y de manera disimulada lo único que pretendía era apartarla de ella para evitar así el contacto y con ello, poder entender mejor sus palabras. Tener tan cerca a aquel hombre la hacía sentir inquieta, más aún al ver como su maquillaje se resbalaba por u varonil rostro de una manera realmente espantosa pero que provoco que Quinn le brindase una incomoda sonrisa sin poder evitarlo, después de todo, Molinete era toda una guerrera y se merecía el respeto de ambos aunque tratasen de evitarla por todo tipo de sentidos. —Eso, no debes de preocuparte, nosotros nos ocuparemos de todo. No permitiremos que esa zorra te vuelva a hacer daño — Añadió a modo de alimentar el amor y admiración que Molinete parecía sentir por aquel grupo que al parecer, se había convertido en su “guardia personal”.

Una vez consiguió que Molinete se apartase comenzó a caminar, pasando por encima del cadáver sin preocuparse por pisar una de las extremidades de este en el proceso. Debían de acabar cuanto antes con aquella misión, razón por la cual rápidamente se puso en camino tras pasar al lado de sus compañeros, comenzando así a revisar todas las puertas del piso superior, en busca de aquellos maleantes que parecían dañar a la pobre Molinete que había ido al piso inferior a llorar junto a las demás de su equipo del restaurante.—Yo me ocupo de esta zona, id vosotros a otra — Se limitó a decir mientras volvía a abrir otra de aquellas horribles puertas que mostraba habitaciones terriblemente grotescas para aquellos que supiesen lo que diariamente sucedía en el interior de estas. Al menos podía agradecer que estuviesen tan perfumadas que podía llegar a generar un mareo lo suficientemente grande como para que no llegasen otros olores más sospechosos hasta sus fosas nasales.



Aclaración: Nada sexy que decir.






QuinnxKatsu:

Uzumaki's Family:

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión C] Operación: Festín — Laharl / Gray

Mensaje por Laharl el Vie Ago 25, 2017 9:18 pm


Laharl

Luego de acabar con ese viejo que estaba amenazando a una de las trabajadoras de Molinete, el chico se separa un poco de este mientras mira de reojo al peliazul , acercándose hacia el cadáver tomando ese kunai y al final introducírselo en esa zona sabiendo que no hay ninguna necesidad de hacer ese tipo de cosas ya , si estuviera aun vivo pues podría ser mejor para que sintiera en donde ese objeto fue clavado. En el lugar comenzó a aparecer un gran silencio mientras que la sangre hace un pequeño recurrido en el suelo , puso sus manos adentro de sus bolsillos tratando de comprender algunas cosas que están pasando en el local de Molinete , siempre son las mismas personas que piden para que entren al negocio de ella , ósea los tres ninjas que están asesinando a los integrantes de una banda enemiga del local , mucha mala suerte tiene que tener el Laharl , y Gray , para tener que volver a este lugar que no se siente tan comodos pero aun mas para el pelinegro , tener que sentir siempre la presencia de alguna rubia que quiere darle por detrás es una sensación bastante incómoda para cualquiera. Sus orbes giraron hacia la zona del pasillo escuchando gritos bastante fuertes de una ¨mujer¨en apuros, cada vez mas esos gritos se acerca mostrando la apariencia de la victima nada más ni nada menos que Penelope , estando borracha en su piel se muestra arañazos y algunas leves heridas pero el chico no le dio ninguna importancia a eso comenzando a escuchar las palabras que salen de la boca del recién llegado diciendo lo mas obvio a la vista de cualquier persona que la viera.

De su rostro se mostro una leve sonrisa riéndose para el solo viendo como la gran ¨mujer¨, se abalanza contra Quinn , dándole un fuerte abrazo mientras le dice todas sus penas aunque se puede notar el olor en el ambiente a alcohol , cada vez más la voz ajena le empieza a irritar demasiado ya sus paciencia está llegando a su límite no puede aguantar escuchar todas las quejas de esa persona. Alzo una ceja escuchando la propuesta de Molinete, sobre de hacer un festin cuando acabaran la misión pero este solamente negó con la cabeza ignorando a la rubia, dándole la espalda para observa de reojo a Quinn , y a Gray. Debido a estas acciones y a los gritos de la rubia , todo el lugar esta vuelto un escándalo gracias a que alguien no podía gritar más bajo o quedarse callada dando cierto aviso a las personas que están escondidas en el restaurante , siendo asi mas difícil de localizarlas , ladeo un poco la cabeza escuchando las palabras de la chica asintiendo levemente –Gray , tu vienes conmigo o al final te puedes separar como mas te convenga- Añadio comenzando a caminar hacia el frente para investigar más zonas del local , la señora tomo el cadáver que está en el suelo para llevárselo y mando a sus trabajadoras a limpiar el suelo de la sangre que esta esparcida por todo el lugar gracias a las acciones que pasaron allí hace algunos minutos después de los gritos de Molinete , los pasillos comenzaron a estar en completo silencio sin hacer ningún tipo de ruido como antes lo hacían con simples gemidos o carteles que ponen en la puerta diciendo que está ocupado , todo esto cambio haciendo que el ambiente sea más extraño.

Despues de caminar un largo rato se detuvo al lado de una persona que en esta se escucha un leve ruido , de placer y sufrimiento como si fuera mezclado siendo esto bastante extraño, su mirada se desvió un poco observando al peliazul , que lo había seguido todo este tiempo  -Pues mira donde acabamos parando , parece que detrás de esta puerta hay demasiada acción y nos están dando un pase de invitación- Añadió mientras posa una de sus manos hacia el hombro de su hermano , mirándolo fijamente mientras escucha otro sonido algunas pisadas fuertes y gritos de auxilio -¿Te quedas aquí para entrar o vas a ir a ayudar a esa persona?- Dijo mientras aparta su mano del hombro ajeno , cruzando sus brazos y apoyando su espalda en la puerta esperando algún tipo de respuesta por el contrario , sabiendo que si elige quedarse el mismo tendrá que ir hacia la persona que está pidiendo ayuda siendo posible que sea uno de los que esta buscando que ande armando algo contra alguien del lugar.



Aclaración: Mision en proceso


Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión C] Operación: Festín — Laharl / Gray

Mensaje por Gray el Sáb Ago 26, 2017 5:57 pm


Gray Yuki

Sus ánimos bajaban estrepitosamente hasta quedarse más que amargado, si una cosa lo apasionaba pero a la vez detestaba eran sus cambios de humor tan repentinos, el peliazul un día podía estar animado para producir interminables ríos de sangre, pero en unos minutos su ánimo había decaído, le pasaba muchas veces y lo frustraba demasiado, perdía el control sobre su temperamento, eso probablemente no era nada bueno. Deseaba acabar con la misión en un instante y volver a casa, era medio hogareño en algunos sentidos, había aceptado salir con Quinn y Laharl aquella noche, pero todo había salido fatal por culpa de aquel Jounin que los había interrumpido mientras comían, el ojiambar ya no deseaba nada.

Asintió sin darle ninguna explicación a su hermano, desenvainó su Tanto, aquella sangrienta arma con la que ya había matado a varias personas. Por el momento, llevaban 1 asesino muerto, el cadáver ya estaría escondido, el peliazul se dispuso a aumentar el conteo de muertos a dos mientras abría el pomo de la puerta, no se abría, llevaba seguro. Con una patada, Gray consiguió echar la puerta de la habitación atrás, sin duda poseía una fuerza considerable, había una “mujer” seguramente dama de Molinete gritando asustada, cosa que molestó al peliazul, los gritos de aquel afeminado ser le producían nervios que más que buenos eran malos, si pudiera, la habría matado en ese mismo momento de un disparo de kunai en la boca, personas como “ella” sólo producían molestia en el mundo.

Habían 2 asesinos en el lugar, uno sujetaba a la “mujer”, llevaba un kunai y amenazaba con matar a la sirvienta del local, el otro en cambio se acercaba al Yuki mediante grandes pasos que parecían zancadas, lo cogió del cuello de la camisa negra que llevaba y le pegó un puñetazo, el peliazul gruñó enfadado, sin duda aquel no era como el otro novato débil, se levantó del suelo de un simple salto y recogió su Tanto caído para posteriormente dirigir la filosa arma hasta una de las piernas del asesino, dejándole una profunda herida en esta, el sicario soltó un grito de dolor, el arma del ojiambar empezaba a llenarse del color rojo de la sangre, y con ello, la motivación del peliazul por matar aumentaba en sobremanera, el asesino estaba arrodillado, débil, y Gray decidió poner fin a su vida llevando su Tanto hasta la garganta del hombre, arrancándosela de cuajo, la sangre empezó a invadir el cuarto, pero estaba seguro de que a Molinete no le importaría, pues adoraba a los shinobis de su equipo y a él. La gran vitalidad volvió al cuerpo del peliazul, el conteo de asesinatos aquella noche había aumentado 2, mientras esto ocurría, el sicario que mantenía a la sirvienta del local estaba temblando, pobre cobarde. — Meh, encárgate tú. — le dijo el peliazul a su hermano, se dirigió hacia el cuerpo del sicario asesinado y empezó con sus experimentos…

Misión: En proceso, 65%






Molinete ♥️:

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión C] Operación: Festín — Laharl / Gray

Mensaje por Quinn N.Phoenix el Sáb Ago 26, 2017 7:15 pm


Quinn N.Phoenix


Llevaba ya por un par de minutos revisando cada habitación de aquel restaurante pero, hasta el momento, no había dado con ningún delincuente que pareciese querer ocasionar estragos. Aquel piso estaba completamente vacío y aunque la pelimorada estaba deseosa de encontrarse con algún nuevo sicario parecía que la suerte aquella noche, no estaría de su lado. Poco a poco aquella situación empezaba a tornarse en molestia y eso provocaba que en cuestión de segundos el humor de la pelimorada comenzase a volver más que hostil, provocando que cada puerta que abriese chocase contra la pared que se encontraba al otro lado de esta. ¿Acaso estaba gafada? Estaba de segura que sus compañeros se estarían divirtiendo mientras que ella por el contrario seguía deambulando como una subnormal por cada habitación que aparecía frente a ella.  Podía escuchar gritos lejanos, gritos de los cuales al parecer ya sus dos compañeros se estaban ocupando y, sin poder evitarlo, sus pasos se sumaron nuevamente en aquella madera tras abrir una habitación, provocando que, fastidiada se introdujese en ella y fuese directa hacia un tocador con un gran espejo que se encontraba frente a la cama.

Por unos cortos instantes se mantuvo de aquella manera, arreglando no solo su cabello si no también sus prendas hasta que un sonido misterioso provoco que su mano se detuviese cuando se entretenía en colocar uno de los mechones de su pelo tras la oreja. Algo no iba bien y eso, por muy extraño que pudiese parecer, actuaba como si de un chute de adrenalina se tratase. Aún y a pesar de ello se quedo estática, sin mover ni un solo dedo hasta que, un hombre apareció tras ella, pasando ambos brazos por encima de su cabeza y tras esto tirando de ella una vez ciñó unas cadenas a su cuello y tiraba de ellas hacia atrás en un intento por asfixiarla. Sin poder evitarlo retrocedió junto a él mientras aquella rata inmunda no dejaba de reírse.-Vaya, al menos hay chicas guapas en este restaurante, creía que solo nos toparíamos con un buen par de maricones- Mientras las palabras del hombre llegaban a sus oídos este cayó de espaldas a la cama, tirando e ella junto a él. Repugnante. Trató de pronunciar palabra pero sus manos se encontraban agarrando aquella cadena para evitar que consiguiese lo que tanto parecía estar buscando pero, para cuando estaba dispuesta a actuar otro hombre apareció frente a ella, uno que parecía estar dispuesto a seguir con aquello y que lentamente parecía llevarse las manos al pantalón. —Por favor, dais pena — Dijo con un tono burlón muy a pesar de que aún las cadenas tratase de asfixiarla. Rápidamente ejerció un juego con sus muñecas, agarrando aquel metal para así alzarlo y escapar de entre los brazos de aquel maleante, aprovechó así su impulso para brindarle una fuerte patada al otro que salió disparado contra el espejo donde ella se había estado mirando hacía no mucho. — Pero si sois unos debiluchos, creía que al menos me divertiría un rato — Finalizo con una amplia sonrisa.

No paso mucho tiempo hasta que sus zapatos volvieron a resonar sobre la madera. Para aquel entonces ya se encontraba fuera de la habitación y tras ella se podía observar un gran rastro de sangre que verificaba que había cumplido con su trabajo. Bajó así al piso de abajo y fue directa a la barra de aquel restaurante, sentándose en esta y cogiendo una lima de uñas que seguramente había dejado alguna de las camareras del lugar. Ahora, solo le quedaba esperar a que los demás terminasen para así, poder abandonar aquel antro de mala muerte.



Aclaración: Nada sexy que decir.






QuinnxKatsu:

Uzumaki's Family:

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión C] Operación: Festín — Laharl / Gray

Mensaje por Laharl el Sáb Ago 26, 2017 9:23 pm


Laharl

Esperando alguna respuesta por parte de su compañero para ver quien entraba al lugar, detrás de el pudo observar dos sujetos en el pasillo teniendo una rehén amenazándola con un kunai , pero eso no va hacer que los dos vayan detrás de ellos para poder asesinarlos sin piedad alguna , el silencio en el lugar era demasiado notorio los dos se quedan mirando hacia el objetivo que tienen que asesinar para poder salir de este lugar. El pelinegro simplemente se quedo quieto viendo como lentamente uno de los asesinos se acerca mientras que el peliazul , hace lo mismo pero se llevo una gran sorpresa en ver que a su hermano , le dieron un golpe dando a demostrar su contrincante que no es ningún tipo de novato al igual que los otros con los que se enfrentaron hace unos minutos atrás cuando estaban con su compañera Quinn , se cruza de brazos sabiendo que su acompañante no quiere que se meta en su pelea volviéndose algo más personal por recibir un golpe de este. Luego de los minutos pasasen de forma bastante rápida nuevamente el peliazul , obtuvo la victoria en contra el enemigo dejando en el suelo derramar su sangre así bañando el piso de un hermoso color carmesí –Termino con este y nos vamos- Dijo mientras bajo sus brazos acercándose lentamente hacia el único enemigo que queda en el pasillo dejando de lado a su hermano , para que hiciese todo lo que quiera con el cadáver del contrario hasta que termine con el otro.

Sin dejar de mover sus pies hacia la persona que está delante suya estando alrededor de cuatro metros de distancia , cuando llego hacer dos metros el chico se detuvo mirándole los ojos viendo como este mueve el kunai de forma amenazante hacia la victima para que el ojiambar no se moviera ni un solo paso más –De..Detente si te mueves matare a esta victima- Añadió retrocediendo un metro con esta sin dejar de ver al pelinegro de forma nerviosa. Alzo los hombros sin ninguna importancia escuchando las palabras del contrario como si no valieran nada en este mundo –Puedes hacer lo que quieras con eso pero hoy no saldrás vivo- Añadió mientras nuevamente sus pasos comenzaron a escucharse por el pasillo acortando cada vez más su distancia con el otro , por los nervios el rehén le piso con fuerza el zapato logrando alejarse un poco dando tiempo a que Laharl , sacando su tanto de su cintura se acerca aun mas rápido dándole un corte rápido hacia los dedos en donde esta agarrando el kunai , haciendo que la arma cayera al suelo y sin pensarlo dos veces mueve su pie hacia arriba dándole una fuerte patada en el pecho haciéndolo caer al suelo mientras clava su tanto en su brazo derecho , dejándolo completamente inmóvil pisándole el otro brazo con su pie izquierdo mostrando en su rostro una leve sonrisa sin dejar de mirarle a los ojos –Visita a tus amigos en la otra vida- Saco un kunai de su bolsillo para acabar con su vida clavándoselo en el cuello con fuerza , manchándose su rostro de sangre porque le salpico un poco de esta pero no le dio ninguna importancia tomando su tanto y guardando cada arma en su respectivo lugar. Alzo una ceja sintiendo algunos golpes en su espalda de forma suave volteando para ver de quien se trata, es la rehén con lagrimas en el rostro golpeando ahora el abdomen -¿Por qué dijiste eso?- Sin dejar de molestarlo simplemente le tomo de la cabeza pegándosela a la pared para dejarla completamente inconsciente como si se tratara de un simple muñeco,  ya tiene ganas de irse del lugar para no volver más.

Acabando de todo se dirigió junto a su hermano hacia la zona baja del lugar , viendo de reojo a la pelimorada haciéndole una seña con la mano para lagarse de este maldito lugar de una vez por todas mientras que mira en todo el lugar para ver si encuentra la presencia de Molinete , pero no se encuentra por ningún lugar dando a saber que posiblemente este curándose de las heridas que sufrió por uno de las personas que querían hacerle daño a su local para poder arruinárselo pero nuevamente gracias a la mismas personas todo le salió bien , y adentro del pelinegro , simplemente quiere que esta sea la última vez en la cual tenga que volver a este lugar a realizar alguna misión.


Aclaración: Mision Finalizada


Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión C] Operación: Festín — Laharl / Gray

Mensaje por Reiko Uchiha el Dom Ago 27, 2017 2:48 am


Misión Aceptada



Se te otorgan (Quinn):

• Por los post: 2 PN cada uno = 12 PN
• Bonificación de Misión: 2 PN
• Pago por la misión: 1.500 Ryous
• PN Totales: 14 PN

Se te otorgan (Gray):

• Por los post: 2 PN cada uno = 10 PN
• Bonificación de Misión: 2 PN
• Pago por la misión: 1.500 Ryous
• PN Totales: 12 PN

Se te otorgan (Laharl):

• Por los post: 2 PN cada uno = 12 PN
• Bonificación de Misión: 2 PN
• Pago por la misión: 1.500 Ryous
• PN Totales: 14 PN

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión C] Operación: Festín — Laharl / Gray

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.