Últimos temas
» [Game] El juego del Melo
Hoy a las 4:32 pm por Endo Shikane

» [Game] Cuenta Hasta 1000
Hoy a las 4:09 pm por Zeto

» [Game] Yo Confieso Que...
Hoy a las 4:07 pm por Zeto

» [Game] Ojalá....
Hoy a las 4:01 pm por Zeto

» [Game] Chicas +2, chicos -2
Hoy a las 4:00 pm por Zeto

» [Registro] Registro de Físico
Hoy a las 2:21 pm por Zeto

» [Registro] Registro de Clan
Hoy a las 2:19 pm por Zeto

» [Registro] Registro de Aldea
Hoy a las 2:18 pm por Zeto

» [Petición] Puntos Ninja
Hoy a las 9:11 am por Zeto

Afiliados
Limpieza 22 - 09 - 07

Crear foro photo untitled45.pngCrear foroLoving PetsOne Piece LegacyCrear forocounting ★ starsSaint Michel UniversitéFINAL FANTASY: Zero

Power of destiny

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Power of destiny

Mensaje por NPC el Miér Ago 16, 2017 12:53 am

Power of destiny. ②

TEMA ANTERIOR: Hidan Hyakurai. En solitario.

Aproximadamente habían pasado dos días desde que había partido junto a unos compañeros provisionales de misión. La misión se trataba de una expedición científica, que proponía recolectar muestras genéticas de una especie de animales casi extinta, para así estudiarlos en profundidad antes de realizar cualquier misión de captura para llevarlos al laboratorio. La misión señalaba que si el objetivo llegara a considerarse una amenaza para la seguridad de los científicos que se presentaron voluntarios a hacer la expedición, se tendría que asesinar al animal, despojarlo de una extremidad y llevarla al laboratorio para que fuera analizada con más detenimiento.

Para la recolección de los restos del animal, todos sus compañeros llevaban unos recipientes que habían tenido que comprar por sus cuentas. Con aquel recipiente podían someter cualquier trozo del animal sin problemas, recibiendo previas instrucciones, de cómo usarlo, por los científicos que los acompañaban. Hidan también llevaba uno, pero a diferencia de sus compañeros, nunca había llegado a utilizar el suyo. Sin embargo, durante la misión había aprendido bastante de aquellos científicos, hasta que el propósito de la misión se cumplió y ya no quedaba nada más que aprender. El animal al principio impuso resistencia, pero tras cansarse de huir de aquellos humanos, fue reduciendo su propia intensidad, dejándose inyectar por los científicos.

Con la muestras de sangre ya en los recipientes de sus compañeros, todos se disponían a volver, menos el joven moreno, que se había detenido en medio de la caminata avisándoles de que tenía que volver al pueblo. — Oye, olvidé algo. Seguid sin mí, ya os alcanzaré. — Dijo, cambiando el sentido de su pasos en dirección hacia hacia la capital que yacía a medio kilómetro de ellos.

Se había olvidado de una importante cinta de brazo que simbolizaba el lugar de su nacimiento. Cuando la recuperó sus compañeros ya no estaban allí, por lo que rápidamente se dispuso a correr para alcanzarlos, atravesando caminos, ríos e incluso bosques, sin embargo aún yacería en el terreno de la nieve.

Qué fastidio. Me pregunto qué camino habrán tomado. — Murmuró en medio un campo abierto de veinte metros de diámetro cubierto por la nieve. A su alrededor había una inmensidad de árboles de gran altura y densidad. — Tsk, debía haber comprado unos comunicadores. — Añadió observando de un lado a otro. Estaba teniendo un grave dilema, no sabía que dirección tomar.

Mientras que el joven observaba de un lado a otro, bajo su desgastada capa rojiza empuñaba levemente el mango de su ninjato, pues no sabía qué tipo de amenazas podía encontrarse tarde o temprano si se mantenía ahí por mucho mucho tiempo lidiando con su dilema. Tenía que escoger una dirección, pero ¿cómo si no habían dejado rastro ni huellas de sus pies por el camino?.


Última edición por Hidan el Jue Ago 17, 2017 3:35 pm, editado 1 vez

Volver arriba Ir abajo

Re: Power of destiny

Mensaje por Gray el Miér Ago 16, 2017 1:58 am


Gray Yuki

Aquel lejano País del Hierro estaba más gélido de lo que el peliazul recordaba, sus compañeros necesitarían abrigarse, pues no estaban acostumbrados a las bajas temperaturas, en cambio, él sí, era un miembro del Clan Yuki, alguien que dominaba el Elemento Hielo, ¿Cómo iba a necesitar abrigarse y protegerse de la fría naturaleza? El invierno era su padre y la nieve su madre, tal cual. Caminaba con velocidad por el País del Hierro, contándoles a sus compañeros sobre cómo había sido su viaje hacía un tiempo, era un país bastante bueno en general, aunque la gente se mostraba desconfiada, no tanto como en el País del Rayo, pero algo era algo. El viaje desde el gran País del Hierro había resultado algo más lento y largo de lo que el peliazul esperaba, pero estaban vivos, no se habían topado ni con criminales ni con nadie poderoso que pudiera dañarlos, además, había que tener en cuenta que eran 3 personas, personas con un increíble y admirable trabajo en equipo.

Tras la escenita montada en aquella posada que resultó ser una copia barata del bar de Molinete, el equipo había emprendido al completo el viaje, y finalmente ya habían llegado al País, el cual tenía muchas cosas por explorar aun por parte de Gray. El peliazul llevaba su Tanto desenvainado, nunca iba mal ser precavido, y aquella arma en particular era de sus favoritas, con ella había atravesado a personas y era su arma más letal, era pequeña de largaría, pero muy eficiente, a veces Gray se quedaba embobado mirando el brillante y reluciente metal del arma, a veces pensaba que el alma de las personas que había matado con el Tanto se quedaba ahí dentro, haciendo del arma una aun más fuerte. El frío bosque del País del Hierro era bastante acogedor cuando las personas que lo recorrían llevaban sacos de dormir y conseguían leña y fuego, era un escenario muy familiar y bonito estar tumbado en el suelo con la hoguera, observándola y esperando a que se apagara, le apaciguaba estar presente en momentos como ese.

Sus compañeros siendo guiados por él llegaron hasta un lugar que parecía ser un claro del bosque, eran lugares bastante curiosos, campos abiertos en medio del bosque, los árboles estaban congelados por alrededor. Una figura masculina parecía estar presente en aquel claro en el que habían acabado Gray y sus compañeros por mero accidente, llevaba algo similar a una katana, cosa que provocó que los sentidos del ojiambar se alertaran, aquel sujeto podría ser peligroso, más valía ser precavido y cuidadoso, pues el tipo no parecía especialmente débil, — Ese tipo no parece demasiado amistoso con esa katana en mano, ¿Qué hacemos? — se dirigió a su equipo con la duda en mente, haría lo que sus compañeros hicieran, se ceñiría a la opinión de estos.

Social con Hidan, Quinn y Laharl.






Molinete ♥️:

Volver arriba Ir abajo

Re: Power of destiny

Mensaje por Quinn N.Phoenix el Miér Ago 16, 2017 2:38 am


Quinn N.Phoenix


La llegada al país del hierro había sido una completa locura a pesar de que no habían vivido más contratiempos que aquella penosa parada en una taberna que dejaba mucho que desear, y no solo por el pésimo servicio, si no también por el anfitrión de este que para la pelimorada no era más que una terrible y aburrida molestia. Tras varios días surcando la mar con ron en mano y otros tres días en completo movimiento por el país del rayo, la joven podía notar como su cuerpo se encontraba algo más cansado de lo normal, más aún teniendo en cuenta que nada más llegar a la frontera de aquel país en el cual se encontraban había tenido que despojarse de la mitad de sus prendas para ponerse algo más adecuado para la situación y es que, la nieve, era lo peor que había llegado a vivir hasta el momento, obligandola a dejar de lado su ropa provocativa para convertirse en una con aquella gran parka de color morado, casi tan oscuro como la obsidiana y que, a pesar de ser lo más caliente que tenía hasta el momento, aún la hacía temblar por mucho que abrazase su cuerpo con sus propios brazos. Sus piernas se encontraban enfundadas en un cuero oscuro que finalmente se veían ocultas tras unas altas botas del mismo color que los pantalones, a excepción de aquellas hebillas metálicas que le daban un toque algo más atrevido a su conjunto. Tenía frío si, pero ante todo estaba la moda o por lo menos eso era lo que ella pensaba cada vez que se hacía de ver ante los demás.

Tras un largo camino siguiendo a su compañero y más de un tropezón por la altura de la nieve habían llegado hasta un claro del bosque, o eso era lo que creerían sus compañeros dado a que por arte de magia y tras haberse quedado por detrás en más de una ocasión ella misma había cometido el gran error de quedarse perdida entre los grandes pinos de aquel vasto bosque. Al principio se había sentido frustrada en el mismo instante que vio que no daba con ninguno de aquellos dos chicos pero finalmente el cabreo había llegado a cada centímetro de su cuerpo, convirtiéndola en todo un saco de nervios que no hacía más que maldecir por lo bajo a cada paso que daba. Odiaba estar de aquella manera y más aún en un lugar completamente desconocido como aquel, pero de algún modo, ella misma se lo había ganado.

Mientras perdida seguía caminando en la dirección que creía que se encontraban sus compañeros pudo escuchar un pequeño ruido que parecía venir de uno de los laterales, en medio de aquel bosque, razón que hizo que sin casi cuestionarselo se volviese a observar directamente hacía esta hasta que pudo divisar no muy a lo lejos lo que parecía una cabaña que lo único que consiguió fue que tras fruncir el ceño se dirigiese hasta esta. Después de todo, ya que estaba completamente perdida no tenía nada mejor que hacer y mucho menos con aquel frío que la estaba matando y hacía que incluso los pelos del borde de la capucha de su parka se viesen casi completamente bañados por la nieve.

Una vez llego a tal lugar abrió la puerta sin más dilación al ver que se trataba de una posada, o eso mismo pensó puesto que en el mismo momento que se adentró en esta pudo verificar que se encontraba completamente abandonada. — ¿Quien coño pensaría que vivir en medio de este lugar o armar una posada sería algo realmente inteligente? — Bufó sin poder evitarlo, con completa molestia mientras se adentraba en esta, sacudiendo sus ropas a la vez que sus botas generaban eco en el interior de aquella cabaña la cual comenzó a investigar en cuestión de segundos. Una vez entrase un poco en calor volvería a buscar a sus compañeros, aunque con un poco de suerte serían ellos los que diesen con ella antes de lo que esperaba.


Aclaración: Nada sexy que decir.






QuinnxKatsu:

Uzumaki's Family:

Volver arriba Ir abajo

Re: Power of destiny

Mensaje por Laharl el Miér Ago 16, 2017 1:43 pm


Laharl

El recibimiento que da el Pais del Hierro , hacia las tres personas que viajaron desde la Luna hasta ese lugar no fue bastante cálido pasando por algunas piedras en el camino , primero fue estar en el mismo barco de una persona que en verdad tenía que aguantar por simple gentileza para que esta no los echara de barco teniendo en cuenta que siente algunos sentimientos por el pelinegro , lo otro fue entrar a la posada que al final todos terminaron comiendo gratis en ese lugar hasta ahora que están pisando las tierras o mejor dicho la nieve del lugar que era su punto más importante , el frio de lugar no era para nada diferente como lo relataban algunas personas del barco de Penelope , diciendo que si no vas lo suficientemente apropiado para abrigarte posiblemente puedas morir en solo estar allí por la gran baja temperatura que tiene el lugar siendo este poblado por pocas personas que ya se acostumbraron a esta temperatura infernal. El ojiambar no sentí para nada de eso gracias a lo que lleva puesto actualmente ayudándole como un soporte contra el aire frio del Pais , la verdadera razón de la llegada al lugar aun no la sabe siendo está completamente desconocida para el pero por acompañar a sus compañeros no le importa tanto viajar podría al final divertirse un poco matando a alguna persona , hace mucho que el joven no hace nada de eso teniendo la sed en sus venas de llenar de hoyos a un cuerpo hasta sentir que no quede lugar donde clavar el kunai o lo que sea en el cuerpo del enemigo , teniendo en mente de matar a alguien de su misma aldea por simple gusto y entretenimiento personal puede que sea el más controlado de los cuatro pero toda persona llegan a su límite de no liberar a su verdadero ser que tienen dentro teniendo en mente que la llegada al Hierro , sencillamente podría ser una buena oportunidad si se da a eliminar a alguien que encuentre por el camino por simple placer.

Sus pasos se quedan grabados en la nieve mientras camina junto a sus compañeros sin algún rumbo fijo la verdad, sus ojos se posan fijamente hacia el frente para ver si podían encontrar algo interesante pero en este lugar solamente habitan muchos árboles y la gran nieve que los rodea hasta el final sintiéndose ligeramente perdido sobre en donde tienen que ir. Luego de unos largos minutos sin parar de caminar sintiendo el aire frio en su rostro sin darle mucha importancia, podía notar levemente la llegada a una zona de un claro bosque llegada que fue gracias a Gray, que actualmente es el guía de los dos dando a conocer que sabía bien el lugar que están recorriendo sin tener necesidad de hacerle ninguna pregunta al peliazul confiando en el. Cuando llegaron al lugar sus orbes se fijaron sobre una persona que no era ninguna de las dos que esta junto a el , puede notar cómo lleva una katana en su mano siendo un sujeto en desconfiar por completo , observo de reojo al peliazul escuchando cada palabra que este decía para luego dedicar su mirada a su compañera que por el destino no esta con ellos , se volteo para ver si la dejaron atrás pero tampoco aparecía se fue sin dejar rastro alguno de su ubicación esto le recordó que en su mochila compro algunos comunicadores para su equipo sabiendo que en algún momento los necesitarían si estas situaciones ocurren asi pueden tener la forma de comunicarse –Parece que esto lo tendremos que resolver tu y yo Gray- Nuevamente se volteo fijando su vista al desconocido mientras que el pelinegro se situado al lado de su hermano pero con una distancia de dos metros.

Un suspiro suave salió de sus labios notándose en el aire por el gran fio que tiene el lugar, rodeados de arboles completamente congelados simplemente no puede dejar de ver a ese extraño que en algún momento si él se fija en ellos lo pueden considerar como un enemigo, ganan en mayoría numérica siendo esto una fuerte ventaja aunque no se debe juzgar a nadie. De su rostro tiene una mirada indeferente hacia el chico sin importarle si puede ser más fuerte que los dos la verdad quería diversión y junto al peliazul , la puede tener contra de ese sujeto -¿Qué te parece tener una fogata humana para nosotros?- Dijo mientras mira a su hermano de reojo teniendo en cuenta que esta peleados , pero a la vez sabiendo que cuando pelean juntos combinado sus técnicas pueden ser muy letales para cualquier persona desde pequeños siempre son así luego de la pérdida del anciano decidieron ser fuerte juntos , solamente esperaba en consentimiento de su compañero para comenzar todo la verdad es que tampoco puede aguantar las ganas , hace mucho que no disfruta el gran placer de sentir la sangre ajena recorriendo por todo su cuerpo ese sentimiento lo extraña de una manera inimaginable , odiando su manera de ser más calmada y tranquila pero es una obligación tenerla para controlar a su equipo sabiendo que cometió algunos errores con su familia aunque pronto los tendría que solucionar  , nada de eso viene al caso en estos momentos teniendo a una futura victima sintiendo también algo de curiosidad sobre el paradero de su compañera , luego de encargarse del extraño los dos hermanos se fueran a buscarla.

Aclaración: ¿?


Volver arriba Ir abajo

Re: Power of destiny

Mensaje por NPC el Miér Ago 16, 2017 2:38 pm

Power of destiny. ②

TEMA ANTERIOR: Hidan Hyakurai. En solitario.

El lugar estaba bastante tranquilo y silencioso. Lo cierto es que no había nada en su entorno que pudiera interrumpir su concentración, a excepción de las algunas ventiscas que agitaban su desgastada capa de un lado hacia otro. Mientras tanto el joven de la tez morena se encontraba mirando de un lado hacia otro, con las piernas arqueadas, empuñando su ninjato sin desenfundar y sin despegarla de su cintura. Estaba preparado para cualquier enfrentamiento con algún que otro animal peligroso que se pudiera encontrar en aquel bosque. Además, tenía que estar en alerta, pues al perder sus compañeros de vista ahora tenía que volver a su aldea solo, lo cual conllevaba tener los ojos más abiertos y cubrirse él mismo sus propias espaldas, ya que ahora él era el único objetivo a la vista que pudieran acechar desde la lejanía.

Tras unos segundos, casi un minuto, se percató de unos movimientos a treinta metros entre la multitud de troncos de árboles y nieve. Se trataban de dos siluetas que activaron de inmediato las alarmas mentales del joven, provocando que este, con una mano ejecutara un sello que si bien no le acompañaba ninguna técnica. Acto seguido, retrocedió unos pasos, agachándose para divisar mejor aquellos intrusos que por la forma identificada de sus siluetas se trataban de dos seres humanos, con brazos, cráneo, torso y piernas. El joven frunció el ceño, entrecerrando los ojos para precisar una visualización que percibiera más detalles sobre aquellos individuos, sin embargo mientras estuvieran lejos, entre un montón de árboles, no podría sacar ninguna conclusión, excepto de que pudieran ser espías de otra aldea.

Dos sujetos no identificados a mis doce en punto. Seguramente estarán pensando en atacar. Vamos, venid a por mí, aquí me tenéis, en medio del claro. ¿A que soy presa fácil? — Pensaba en guardia preparándose para el peor de los casos, frunciendo el ceño y mostrando una pícara sonrisa que reflejaba todo el dolor y el trauma que le habían trastornado desde lo vivido en un pasado remoto. Hidan ya no le importaba morir pero haría todo lo posible por no caer abatido antes de poder cumplir la venganza que se había prometido.

Técnicas Utilizadas:
x1 Jutsu Oculto
Theme:

Volver arriba Ir abajo

Re: Power of destiny

Mensaje por Gray el Miér Ago 16, 2017 6:52 pm


Gray Yuki

El peliazul y su hermano estaban a unos 10m de distancia de aquel chico, observándolo desde los árboles, no tenía ni idea de quien sería, pero valdría mucho ser precavido, pues no parecía especialmente débil e hizo algo similar a un sello con sus manos, el ataque sería sorpresa, aunque si era listo ya se habría percatado de la presencia del peliazul y su hermano, los enfados entre ellos no valían en aquellos momentos, debían trabajar como un equipo. — No digas tonterías. — miró mal a Laharl y volvió a observar al desconocido, el cual desde la distancia desde la que el peliazul observaba parecía ser moreno de piel.

—No haremos una “fogata” con él, lo mataremos y conseguiremos todo lo que lleva. — aclaró Gray. Se escondió tras un árbol a su derecha e hizo unos sellos manuales, tras esto, se dirigió a su hermano,  — Haz lo que tú creas, yo me arriesgaré. — soltó valientemente, en sus ojos se veía la enorme voluntad que los envolvía. No solía ser demasiado directo en batalla, jamás se arriesgaba, pues era el ninja médico del grupo y en teoría debía ser el último en pie, pero eran 2 contra un solo contrincante, por lo que arriesgarse él primero no sería algo demasiado malo, ya tenía una estrategia golpeando la bombilla en su cerebro, sabía lo que haría.

Rápidamente amasó una gran cantidad de chakra en su cuerpo y lo acumuló finalmente en su puño derecho, corrió hacia el mismo árbol en el que se había escondido y lo golpeó con fuerza, su puño atravesó impecablemente el tronco de aquel árbol lleno de nieve, rompiéndolo y dejando un tronco de unos 4m de largo, el shinobi lo sujetó con fuerza y saltó 2m hacia adelante, quedando a 8m de su contrincante mientras le lanzaba el tronco, si este llegaba a golpear al rival, probablemente lo tiraría hacia atrás, aplastándolo y dejándolo inmovilizado. Quizá era una estrategia un poco rara, poco convencional, pero era bastante efectiva al fin y al cabo, confiaba en las habilidades de su hermano, él era el cebo, y al parecer lo hacía bastante bien siéndolo.



Ábreme:

Jutsu Oculto x1
Parámetros:
Fuerza: 13
Resistencia: 13
Agilidad: 13
Espíritu: 9
Concentración: 8
Voluntad: 9
Chakra: 31 - 7 - ? = 24 - ?
Técnicas:
ŌKASHŌ (桜花衝, IMPACTO DE LA FLOR DE CEREZO)
Mientras algunos lo ven como "Fuerza Sobrehumana", es en realidad una aplicación de Ninjutsu Médico, que exige gran capacidad de concentración y un excelente control de chakra. Una inmensa cantidad de chakra se amasa en el interior del cuerpo, y un momento después es reunido en el puño. Ese chakra se libera en el objetivo provocando una gran cantidad de daños. El daño realizado depende de la cantidad de chakra utilizado. Mediante esta técnica se pueden romper varios huesos y enviar al rival unos 10 metros hacia atrás.
Consumo: 7Ck reunir fuerza

Social con Hidan, Quinn y Laharl.






Molinete ♥️:

Volver arriba Ir abajo

Re: Power of destiny

Mensaje por Quinn N.Phoenix el Jue Ago 17, 2017 12:34 am


Quinn N.Phoenix


La madera crujía con los pasos de la joven mientras esta aún temblando se introducía en el interior de aquella posada abandonada. Con sola una mirada se podía observar lo que parecía haber sido una masacre, las mesas se encontraban destrozadas y esparcidas por la entrada de la misma manera que la madera se podía ver completamente partida y astillada por cada rincón que la joven recorría en completo silencio y algo intrigada. No le gustaba nada aquel lugar, podía notar la incomodidad de la soledad en un lugar tan fúnebre como aquel que provocaba que de algún modo se sintiese crispada ante aquella imagen que llenaba cada rincón de su cuerpo en desconfianza. Sus orbes rosadas parecían juzgar cada rincón hasta que finalmente, un pequeño ruido provoco que se girase sobre si misma mientras rápidamente llevaba la mano tras su cadera, rozando la empuñadura de su tanto sin llegar a tan si quiera llegar a pensarlo hasta que pudo ver como una pequeña ardilla se quedaba estática y la observaba desde no muy lejos de la puerta, aún en el interior de esta. La joven parpadeo sin poder evitarlo algo extrañada hasta que un pequeño suspiro escapó de sus labios, alejando así sus dedos de aquel arma al darse por vencida ante aquel animal que se encontraba frente a ella. —Maldita sea...— Se limito a decir mientras las pulsaciones de su corazón iban volviendo a la normalidad por la tensión que había sentido en aquellos segundos que se convirtieron en casi minutos para ella.

La posada parecía un buen lugar para pasar la noche si fuese necesario, o por lo menos eso mismo llego a pensar la joven mientras examinaba esta hasta que nuevamente, un ruido, pero esta vez no uno pequeño ni cercano si no más bien todo lo contrario. Había escuchado no solo el gran crujir de lo que parecía un árbol si no a su vez un golpe que hizo que sin pensarlo se volviese y saliese corriendo de aquella posada mientras se colocaba la capucha de la parka que ahora ocultaba ligeramente su cabello y rostro, en un intento por evitar aún más aquel frío. Estaba segura de que aquello solo podía ser obra de Gray, lo conocía perfectamente y con ello, si había un lugar en el que sus compañero se pudiesen encontrar sería donde los desastres se encontrasen. Sus pies se movían con rapidez sobre la nieve muy a pesar de que en ocasiones tuviese que hacer algo más de esfuerzo por la profundidad de este. Debía de darse prisa, podía haber pasado cualquier cosa, después de todo los shinobis de otras aldeas por lo general no eran bienvenidos en otros países que no fuesen los suyos, no por lo menos lo suficiente como para mantenerlos al margen de los desastres o trifulcas. Sus ojos no se separaban del camino mientras corría en dirección al lugar de donde habían escuchado aquel gran golpe mientras sus pensamientos no hacían más que dar vueltas a la situación, como si tuviese que pactar algún plan antes de llegar muy a pesar de que como ella ya sabía, tanto Laharl como Gray, podrían arreglárselas ellos solos.

A su paso no tardaría mucho en llegar, con suerte en poco estaría ayudando a sus compañeros a lidiar con el contratiempo que seguramente, se habría puesto en su camino. Solo era cuestión de llegar lo antes posible y con ello, antes de que fuese tarde.


Aclaración: Nada sexy que decir.






QuinnxKatsu:

Uzumaki's Family:

Volver arriba Ir abajo

Re: Power of destiny

Mensaje por Laharl el Jue Ago 17, 2017 1:40 am


Laharl

Separados por 10 metros de distancia contra su objetivo es como tener la ventaja , sus ojos no podían dejar de ver al extraño sintiendo una gran adrenalina en su cuerpo por fin podría calmar lo que siempre guarda para no descontrolarse y ver el piso lleno de sangre o mejor dicho en esta situación la nieve , el ambiente podría ser algo beneficioso para los dos pero aun mas para su hermano teniendo en cuenta que él es alguien experimentado en este terreno gracias a su gran habilidad nata que tuvo desde hace mucho tiempo. Miro de reojo a Gray , escuchando las palabras de este entiendo que no había comprendido lo que en verdad había dicho sobre hacer una fogata humana con el cuerpo del extraño –Solo acabemos con esto de forma rápida- Dijo entre susurro mientras su mirada vuelve hacia la persona que van a atacar , teniendo solamente poca información sobre el que esta solo por esto lados y que tiene una katana consigo siendo no de fiar por estos lados.

-Si esto funciona Gray, da por hecho que ganamos el combate- Dijo de forma rápida mientras se va hacia la izquierda escondiéndose entre un árbol, lentamente se agacha uniendo sus dos manos como si estuviera haciendo un sello pero no las mueve simplemente comienza a concentrar su chakra lentamente, de reojo observa a su compañero viendo que hará en esta situación ya que su técnica requería algo de tiempo para realizarse completamente. Es la primera vez que los hermanos trabajan en equipo en una batalla que no fuera entrenamiento, siendo bastante interesante que podría pasar al pasar de los minutos. De su boca sale un suspiro frió mientras sigue expandiendo su chakra por todo el campo de batalla, sintiéndose algo extrañado pareciera que se estaba debilitando por algunos segundos no sabía porque, como si algo lo limitase sencillamente a realizar una técnica para luego descansar un rato.

Manteniendo aun la distancia que tiene contra el oponente, sus orbes pasan a su hermano logrando ver lo que hace contra el árbol que lo estaba cubriendo de la vista del contrincante, comprendiendo lo que está planeando el peliazul , mueve su cabeza de forma bastante rápida para observa el árbol cayendo a una buena velocidad en contra del chico de la katana , pero también observo a su compañero acortar un poco la distancia entre el enemigo y el pareciéndole un poco extraño esto. Lentamente seguía expandiendo su chakra alrededor máximo de 15 metros ocupando unos buenos metros para utilizar esto en contra del extraño recordándose lo que le paso en la playa junto a su compañera Quinn , cuando le puso ese sello siente como si su chakra estuviera limitado a utilizar una sola técnica probando si esta teoría fuera cierta realizando un jutsu , y efectivamente estaba en lo correcto.

Tecnica:
TENKAI (展開, EXPANDIR)
El ilusionista ejecuta un sello manual, que mantiene mientras expande su chakra por el medio. Éste proceso dura un turno completo. Permitirá inducir en un genjutsu a toda persona ubicada dentro del área de efecto.
Parametros:
FUERZA : 5
RESISTENCIA :8
AGILIDAD : 6
ESPÍRITU :8
CONCENTRACIÓN : 13
VOLUNTAD : 10
Chrakra: 26

Aclaración: ¿?


Volver arriba Ir abajo

Re: Power of destiny

Mensaje por NPC el Jue Ago 17, 2017 2:37 pm

Power of destiny. ②

TEMA ANTERIOR: Hidan Hyakurai. En solitario.

Desde un principio la distancia que separaba a Hidan de los desconocidos era de treinta metros, pero conforme aquellas dos entidades se acercaban, Hidan aprovechó esos instantes para hurgar en el interior de su muslera táctica, coordinando los shurikens que disponía con otros utensilios, sin perder de vista a los posibles enemigos. No tardaría mucho en tener sus armas coordinadas, por lo que en cuanto sus enemigos estuvieran a los diez metros, este ya estaría preparado, con una mano sobre la empuñadura de su Ninjato y con la otra sobre su muslera táctica. Solo cabía esperar ver cómo actuarían los otros.

Todo empezaría a ocurrir desde que sus contrincantes se posicionaran a los diez metros de distancia ante Hidan. Acto seguido, los dos se escondieron rápidamente tras el árbol más próximo que tuvieran, para Hidan eran los primeros árboles que se encontraban en la orilla de aquel campo abierto. Sabiendo donde se habían escondido, el joven extrajo dos shurikens, lanzando uno hacia la derecha y el otro hacia el árbol donde se escondía uno de ellos, no el que había reventado el árbol sino el que se escondió sin hacer nada más después. De hecho era el que más temía por "no hacer nada", pues seguramente su compañero estuviera atacando para distraer y de alguna forma darle tiempo a preparar un ataque más certero, ya que el árbol que había partido era fácil de esquivar, solamente tuvo que moverse dos metros hacia la izquierda, alzando la mano derecha en forma de puño hacia arriba.

El shuriken que iba dirigido hacia el sujeto que todavía se encontraba escondido, no impactaría en él ni en el árbol, simplemente pasaría de largo para distraer su atención. Mientras tanto el otro shuriken viajaría un poco más a la derecha del segundo que había lanzado, con el objetivo de que ningún otro árbol obstruyera la trayectoria predeterminada de ambos. Estaban listos.

Una vez que haya logrado esquivar aquel tronco de cuatro metros de largo, el joven descendió su mano derecha, con la que acto seguido simuló golpear su propio hombro izquierdo, tal vez siendo una señal de sumisión para pedir explicaciones del por qué lo estaban atacando. — Qué queréis... —.

Parámetros:
FUERZA : 15
RESISTENCIA : 15
AGILIDAD : 15
ESPÍRITU : 15
CONCENTRACIÓN : 15
VOLUNTAD : 13
CHAKRA : 15 + 15 + 13 = 43
Técnicas Utilizadas:
x1 Jutsu Oculto
x2 Acciones Ocultas
Una pequeña ilustración para que no se os quemen las neuronas:
Theme:

Volver arriba Ir abajo

Re: Power of destiny

Mensaje por Gray el Jue Ago 17, 2017 11:52 pm


Gray Yuki

Aquel chico había esquivado el árbol lanzado por Gray, al parecer el plan del Yuki había resultado exitoso, sus ánimos cayeron en picado cuando observó que su enemigo había lanzado kunais en dirección al árbol en el que se escondía Laharl, o eso creía el peliazul, aunque dudaba que su hermano saliera de escondite y por casualidad un kunai le acertara, y si lo hacía, ya lo curaría más tarde, hasta mientras debía de ocuparse del rival.

La razón por la que anteriormente el peliazul se había escondido en un árbol salió a la luz, el clon que había formado anteriormente salió de su escondite, estaba escondido entre los árboles que se encontraban al lateral izquierdo del chico. Corriendo velozmente, el clon llegó a distanciarse a 3m casi 4 de aquel desconocido al que el peliazul quería dañar, mediante un par de sellos, aprovechando la humedad, la nieve y el ambiente gélido en general, el clon consiguió que pilares con forma de picos de hielo emergieran del suelo, intentando rodear un perímetro de 2m con centro en aquel chico, formando una especie de jaula de hielo a base de pilares afilados, intentando que el desconocido no escapara.

Mientras el clon cumplía con su deber, el auténtico peliazul retrocedía unos pasos observando desconfiado por todos lados, y observando sobretodo cómo le había ido a su hermano y si ya había cumplido con su deber. no sería fácil derrotarlos, cuando Laharl y Gray se unían eran difíciles de combatir, el peliazul había gastado bastante chakra en las técnicas usadas, a veces deseaba tener más de la cantidad que tenía.



Ábreme:

Jutsu Oculto Desvelado:

KORI BUNSHIN NO JUTSU (氷分身の術, CLON DE HIELO)
Tras realizar los sellos necesarios, se crean copias reales del usuario pero echas de hielo. Estos clones son capaces de realizar todas las técnicas del usuario. Al ser de hielo, resisten muy bien los golpes y son difíciles de destruir, pero al ser de hielo se derriten con una técnica Katon fácilmente.
Características: cada clon comparte 1/4 de las características de su creador.
Consumo: 6Ck por clon.
Parámetros:
Fuerza: 13
Resistencia: 13
Agilidad: 13
Espíritu: 9
Concentración: 8
Voluntad: 9
Chakra: 24 - 6 - 5 = 13
Técnicas:
HISSATSU HYŌSŌ (必殺氷槍, ELEMENTO HIELO: PICOS DE HIELO)
Es una habilidad única de los Yuki con la cual son capaces de crear enormes pilares de hielo en múltiples direcciones los cuales pueden utilizar para empalar a sus enemigos. Dichos picos son de un grosor considerable y pueden prolongarse alcanzando grandes distancias y abarcando un gran alcance. Las altura de las púas varías de 2 a 10 metros.

Normal ( espíritu ): Puede crear 10 picos en un radio de 5 metros a la redonda.
Bueno ( espíritu ): Puede crear 20 picos en un radio de 10 metros a la redonda.
Muy Bueno ( espíritu ): Puede crear 30 picos en un radio de 15 metros a la redonda.
Virtuoso ( espíritu ): Puede 40 crear picos en un radio de 20 metros a la redonda.

Consumo: 5Ck

Gray desvela la táctica formada, un clon de hielo que realiza la técnica de los picos de hielo, intentando encarcelar al rival.






Molinete ♥️:

Volver arriba Ir abajo

Re: Power of destiny

Mensaje por Quinn N.Phoenix el Vie Ago 18, 2017 1:04 am


Quinn N.Phoenix


Por cada paso que la joven ejecutaba las huellas dejaban constancia de su paso por aquel mar de nieve blanca. La ansiedad por llegar hasta el lugar en cuestión era cada vez mayor más aún tras haber escuchado aquel escándalo que confirmaba el inicio de una trifulca en la que era más que seguro que sus dos acompañantes estuviesen implicados, era obvio, por lo menos viniendo de personas tan hostiles como los que habían irrumpido en el país del hierro aquella misma mañana. Podía notar como la adrenalina aceleraba su corazón de la misma manera que sus manos se empezaban a mostrar ansiosas ante la necesidad de implicarse en lo que seguramente se acabaría convirtiendo en un río de sangre a manos de su grupo pero, incluso a pesar de aquella necesidad podía notar como un mal presentimiento la hacía acelerar aún más el paso hasta llegar a su limite. Ahora, lo único que pasaba por su mente era el pelinegro, no solo últimamente habían tenido un trato horrible entre ambos debido a acontecimientos pasados si no que, por culpa de ella se vería limitado en la batalla dado a un sello que se había negado a quitarle desde hacía ya varias semanas y que provocaba que de este modo no pudiese realizar un correcto uso de su chakra ¿Acaso sería ella la causante de la muerte de una de las personas más importantes de su vida?

Presa de sus pensamientos ya se iba temiendo lo peor hasta que, tras un par de minutos se veía irrumpiendo en aquel campo de batalla por su costado izquierdo a poco menos de ocho metros de aquella gran trifulca que acontecía. Sus orbes rosáceas rápidamente parecían estudiar todo lo que estaba pasando pero, fue así como en cuestión de segundos pudo divisar a lo lejos una capa rojiza que provoco que rápidamente todos sus sentidos se viesen anulados. ¿Acaso aquello que estaba viendo era un espejismo? Su cuerpo parecía no reaccionar ante aquella imagen mientras que su corazón parecía haber dejado de latir  —¿Hidan?— Dejo ir en un susurro que ni ella misma había llegado a percibir hasta que una figura bastante conocida se descubría e iba en dirección hacia aquel castaño. Rápidamente y sin llegar a meditarlo una secuencia de sellos comenzó a dibujarse en sus manos hasta que, tras bajar una de estas un sonido casi ensordecedor provoco que se viese envuelta entre un gran numero de rayos que provenían de la palma de su mano, para acto seguido y mientras acumulaba una gran cantidad de chakra en sus pies saliese disparada en dirección al clon, atravesándolo rápidamente con aquella habilidad que provoco que este se convirtiese en añicos antes de que pudiese hacer nada.

Tras realizar aquellos actos  sus pies se clavaron por completo en la nieve a una distancia de 3 metros de aquel castaño que ahora, estaba frente a ella. Estaba en completo silencio, observándolo desde aquella distancia mientras sus hombros y pecho se alzaban con cada  bocanada de aire que llegaba hasta sus labios y escapaba en forma de vaho, tratando así de recobrar por completo aquel aire que parecía estarle faltando después de haber estado corriendo por un largo tiempo y finalmente, acabar de aquella manera frente a él. Con sus actos esperaba que el combate llegase a su fin mientras que su ojos no se apartaban del castaño por unos cuantos segundos, esperando de tal modo que este la reconociese de la misma manera que ella, lo había hecho con él.


Técnicas utilizadas:

CHIDORI (千鳥, MILLAR DE PÁJAROS):
Tras una cadena de sellos el usuario acumula chakra eléctrico en una de sus manos para, posteriormente, lanzarse a por el oponente con la intención de atravesarle. Ésta técnica tiene grandes ventajas tales como la velocidad y la fuerza de impacto, que le pueden permitir atravesar un torso humano sin problemas. Sin embargo la propia velocidad que se adquiere cuando se intenta impactar con la misma la vuelven difícil de manejar, tanto que el usuario no puede variar su rumbo una vez que ha empezado a correr con el Chidori en una mano.
Consumo: 6Ck ejecutar

TSUKI NI HŌMON ( 月に訪問, VISTA A LA LUNA )
El ninja centra una porción de chakra en la planta de los pies, impulsándose en un veloz movimiento. La velocidad lograda es proporcional al parámetro "agilidad" de su usuario. Permite al humano desplazarse rápidamente, hasta cinco metros de distancia. No requiere sellos.
Consumo: 3 Ck usar.

Estadisticas:

Fuerza : 8
Resistencia : 8
Agilidad : 11
Espíritu : 20
Concentración : 8
Voluntad : 12
Chakra : 34/43

Inventario:
Mochila (x1)
Tantō (x1)
Pergamino de Almacenaje (x2)
Kunai (x3)
Shuriken (x3)



Aclaración: Tras reconocer al "enemigo" Quinn arremete contra el clon de Gray, destruyéndolo con su Chidori, aprovechando junto a ello la velocidad de una de sus habilidades de aldea.






QuinnxKatsu:

Uzumaki's Family:

Volver arriba Ir abajo

Re: Power of destiny

Mensaje por Laharl el Vie Ago 18, 2017 2:05 am


Laharl

El combate inicio de una manera bastante rápida contra la persona desconocida que encontraron solitario en el Pais del Hierro , cubierto detrás del árbol expandiendo todo su chakra en el ambiente estando muy concentrado no pudo evitar mirar nuevamente hacia el peliazul y el extraño , logro de terminar su jutsu a tiempo y de manera algo desesperada comenzó a escalar el árbol que tiene en frente para obtener mejor visión del campo de batalla y así logrando a la vez evadir los objetos lanzados del contrincante de una manera bastante fácil por así decirlo aprovechándose de las cosas que regala la madre naturaleza.

Luego de lograr subir en el árbol agarrándose fuerte de él para no caerse puede observar mejor la situación que está pasando , viendo una copia perfecta de su compañero que va en dirección del oponente cada vez mas cortando la distancia para poder asestarle una de sus técnicas de hielo para lastimarlo gravemente. Una leve sonrisa apareció en el rostro del pelinegro, preparándose para realizar la otra fase de su técnica así combinándola con la que hizo al principio pero todo en el combate se volteo de cabeza cuando observo la llegada de la desaparecida , ladeo lentamente la cabeza mientras ve llegar a la pelimorada de una forma bastante rápida a la situación y sin decir nada con una de sus técnicas de elemento rayo pudo destruir el clon de Gray , de una forma tan fácil ¿Por qué ayudar al enemigo? , Suspiro un poco mientras no se mueve del árbol viendo lo que va a pasar ahora ¿Quinn , aliada con el enemigo? , Eso es imposible debe existir una buena razón para aquello y en unos minutos eso se va a descubrir porque si no otras cosas pudieran pasar.

Todo se quedo completamente callado parando el combate que se había iniciado, la llegada de su compañera fue como un deténganse ahora mismo y eso no lo puede comprender aun el pelinegro, sus orbes se fijaron hacia Quinn y el extraño, intentando comprender lo que podría pasar entre ellos ¿Es el motivo de estar en este lugar?, Los minutos pasan de forma bastante lenta para el chico, la distancia sigue siendo la misma manteniéndose simplemente como espectador ahora sintiendo como sus ganas de poder matarlo lentamente se calmaban , dirige su mirada hacia su hermano para ver como reaccionara de ver como su compañera defiende a un total extraño para ellos.



Parametros:
FUERZA : 5
RESISTENCIA :8
AGILIDAD : 6
ESPÍRITU :8
CONCENTRACIÓN : 13
VOLUNTAD : 10
Chrakra: 22
Inventario:
Mochila (x1)
Pergamino de Almacenaje (x2)
Tanto (x1)
Comunicador (x4)
Kunai (x3)
Shuriken (x3)

Aclaración: ¿?


Volver arriba Ir abajo

Re: Power of destiny

Mensaje por NPC el Vie Ago 18, 2017 4:02 am

Power of destiny. ②

TEMA ANTERIOR: Hidan Hyakurai. En solitario.

Todo había transcurrido de una forma rápida. Hidan no había logrado comprender a tiempo si el que tenía delante de él era un clon, puesto que en un momento dado había aparecido otro ser, idéntico a quien anteriormente había destruido un árbol, haciendo utilidad del tronco extraído para atacar con ello como si de una lanza se tratase. Hidan estaba predispuesto a seguir peleando hasta el final, con un gran número de tácticas bajo la manga, sin embargo, todas aquellas tácticas se acabaron cuando escuchó el ruido de unos pasos acercándose desde su nueve en punto, algo que rápidamente le hizo reaccionar olvidándose de las armas arrojadizas por un breve momento.

Estaba en disposición de realizar una tunda de sellos para reaccionar a tiempo mientras el suelo temblaba, a su vez que aquella copia idéntica del peliazul hacía sus sellos, sólo el más rápido terminaría primero sus secuencias de sellos. Pero de un momento a otro, algo interrumpió el avance de aquella batalla, se trataban de unos chirridos de electricidad que le eran muy familiares. Sin duda era la técnica del Chidori, que acabó atravesando las espaldas de aquel sujeto que yacía a su costado, y que tras su destrucción, confirmó a Hidan que solamente se trataba de un simple clon. Un buen truco.

Pero la pregunta era, ¿quién estaba detrás de aquel ataque?; ¿a caso sus aliados ya estaban aquí?... No, era una mujer, que tras destruir aquel clon pudo contemplar con todo detalle que se trataba de una fémina, una que le resultaba muy familiar, sin embargo su físico estaba tan desarrollado que al principio le había costado reconocer su persona. Mencionó su nombre. Aquella mujer lo conocía. Hidan también a ella, solo que no podía asimilarlo...

Imposible... — Dijo incrédulo ante la aparición de Quinn Uzumaki. Entre lágrimas en sus ojos, lentamente elevó su antebrazo para formar un sello con una mano. — ¡KAI! —. Tras varios intentos desesperados por deshacer lo que creía que era una ilusión, miró desconfiado de un lado para otro con los ojos abiertos como platos, con una mirada agresiva cual animal aterrorizado.

Sacadme de esta ilusión... — Murmuró. — ¡Esto no puede ser real! — Exclamó con su corazón desgarrado, reconociendo sin lugar a dudas a la joven que ahora yacía a unos tres metros de distancia, en frente suya. Su aparición, ilusoria o no, debilitó todas las fuerzas del joven, provocando que este cayera en el suelo, hincando las rodillas en la nieve y posteriormente sentándose sobre sus propios talones. — Quinn... Estás viva... —. Pronunció las siguientes palabras con un tono de voz tenue. Añoraba esa mujer... Pues era su única esperanza hasta que creyó haberla perdido. En este instante no podía ser nada más que impactante para él volver a verla tras mucho tiempo, habiendo creído durante todos estos años que la había perdido en aquella terrible explosión.

Theme:

Volver arriba Ir abajo

Re: Power of destiny

Mensaje por Gray el Sáb Ago 19, 2017 2:33 am


Gray Yuki

 Devolvió la mirada a Laharl, como intentando explicarse qué estaba pasando, ¿Qué mierda estaba pasando? Quinn había destruido su clon, ya casi tenía a aquel moreno, pero… ¿Por qué lo había hecho? El peliazul estaba muy confundido, ¿Sería posible que su compañero los estuviera tracionando? No, algo más había detrás de todo, y no tardó demasiado en descubrir que se conocían, aquel chico se llamaba Hidan. Hidan se puso dramático, pensando que lo habían metido en un Genjutsu, pero no era posible, puesto que Quinn igualmente estaba cerca de él y había visto cómo se desvanecía su clon al ser atravesado por el Chidori de esta, también era imposible que su hermano lo hubiera metido en un Genjutsu, simplemente no resultaba una posibilidad viable.

El moreno de nombre Hidan se había puesto en un plan melodramático y muy romántico delante de su compañera, cosa que molestó profundamente al peliazul, no le gustaba dejar a su compañera con cualquiera que él no conociera, era bastante sobreprotector con ella en ocasiones, al igual que con Katsura. Tampoco hacía falta agacharse y montar el teatro, o eso pensaba Gray, al cual las ganas de matar le fueron menguando, sus sentidos fueron calmándose y se dedicó a observar la escena en silencio, tendría que disculparse más tarde con el moreno si resultaba ser amigo de Quinn, cosa que odiaba, no lo haría, quizá le regalaría algo o simplemente le daría la mano como señal de paz, pero odiaba que entre sus labios saliera la palabra “Perdón”.

— Quinn, ¿Qué coño has hecho? — le preguntó a su amiga, su tono usado era de completo reproche y decepción, pero su amiga comprendería sus dudas, a pesar de todo, el peliazul aún no estaba completamente seguro de lo que había pasado ni de las intenciones de la chica de orbes rosados, todo podría ser un Genjutsu del moreno, pero eso no lo sabía, y no se arriesgaría a quedar en ridículo diciendo “Kai” como un loco, como había hecho su rival. — Sí, se llama Quinn, y está tan viva como una rosa recién florecida. — le aclaró al chico con una media sonrisa que intentaba ser amable, si ese chico era amigo de Quinn, también tendría que ser su amigo, además, parecía ser competente en el terreno de pelea. Miró hacia el árbol en el que estaba su hermano y le hizo un gesto con la mano para que fuera a su lado.


Objetos:
Kunais (x5)
Shurikens (x5)
Tantō (x1)
Recipiente (x1)
---> Mochila de Quinn, contiene 2 ojos del fallecido Karasu Uchiha

Combate Finalizado: Gray sin intenciones de atacar, confundido por las acciones de Quinn, algo agotado por el combate.






Molinete ♥️:

Volver arriba Ir abajo

Re: Power of destiny

Mensaje por Quinn N.Phoenix el Sáb Ago 19, 2017 3:47 am


Quinn N.Phoenix


Con solo observar el rojo de aquella capa podía sentirse viva una vez más. El pasado había recaído siempre sobre sus hombros como si de un castigo inadherible se tratase y ahora, parecía que por una vez, volvía a sentir como la tristeza lentamente se opacaba en todo tipo de sentido. El frio ya no formaba parte de sus sentidos, ni si quiera podía llegar a captar nada de lo que la rodeaba siempre y cuando no fuese aquel joven que parecía enloquecer ante su presencia provocando que los ojos de la pelimorada se tornasen cristalinos mientras lo observaba. Habían pasado muchos años desde la última vez que se sentía de aquella manera, tanto tiempo sin que por sus mejillas rodasen las lagrimas que ahora, dejaban rastros salados por su piel que incluso no llegaba a notar estas. Ni si quiera ella misma se había percatado de que ahora, era presa de aquella presión que oprimía su pecho con la misma violencia con la que sus manos comenzaban a temblar hasta que los gritos desesperados del castaño empezaban a desgarrar su corazón de tal modo que el silencio parecía haber vuelto a sellar sus labios como antaño dado  a que no había palabra, que pudiese ser pronunciada incluso cuando deseaba decirle cientos de cosas.

En el mismo instante que observo como las rodillas de aquel joven caían sobre la nieve no pudo evitar acortar aquella distancia que los separaba, para de este modo arrodillarse frente a él, buscando aquellos ojos que conocía a la perfección muy a pesar de que los años, parecían haberles pasado factura a ambos. —Creía que habías muerto— Se limito a decir en un pequeño susurro que casi no conseguía escapar de sus labios mientras con cierta parcimonía alzaba una de sus manos para posarla en la pierna del castaño, buscando un mínimo contacto con este hasta que sus propios actos hicieron que sin poder evitarlo siguiese con aquel camino que llevo sus finos dedos hasta el pecho de este, en un intento por verificar que estaba bien y que no había resultado herido en aquella trifulca. Estaba completamente paralizada muy a pesar de que sus manos ansiosas buscasen palpar el cuerpo del castaño, lo había echado de menos, tanto que incluso en aquellos instantes podía notar como si su corazón sangrase por todo el dolor que la había enloquecido años atrás por su perdida. Sus manos aún se encontraban sobre su pecho hasta que al final y sin poder evitarlo, paso sus brazos por su cuello, rodeándolo y con esto, fundiéndose en un abrazo con él, ignorando las lagrimas que rodaban de manera casi desesperadas por su rostro y que provocaban que su respiración fuese tan agitada que el temor porque pudiese escuchar los latidos de su corazón, había quedado atrás.

Su cuerpo temblaba, pero ya no era el frío el causante de aquello si no la horrible necesidad por sentir los brazos de aquel chico una vez más refugiandola como hacía tres años atrás, cuando el desierto, los había convertido en uno.

Todo parecía haberse desvanecido a su alrededor mientras sus manos se aferraban al castaño que se encontraba entre sus temblorosos brazos hasta que finalmente, una voz la hizo reaccionar. — Es de los nuestros. —Dijo, respondiendo así a las palabras del peliazul antes de reír algo nerviosa en una nuevo sollozo que trato de disimular con aquella actitud pasiva que ahora mostraba frente al castaño al cual aún estaba abrazando. —Me salvo la vida cuando estaba en el desierto.— Finalizo en el mismo instante que se apartaba de él para posar sus dedos sobre el rostro del castaño y de este modo limpiar las lagrimas de su rostro.

Aquella situación iba acabando con ella lentamente, incluso ser consciente de que sus compañeros habían acabado con aquel combate y buscaban calmar aquel ambiente hacía que de algún modo pudiese sentirse más segura que nunca. —Ellos son mi familia— Dijo al instante aún con la voz ligeramente temblorosa, buscando de algún modo presentarlos y que comprendiese que ninguno de los dos trataría de atacarlo una vez más.


Inventario:
Mochila (x1)
Tantō (x1)
Pergamino de Almacenaje (x2)
Kunai (x3)
Shuriken (x3)



Aclaración: Love ya Hidan <3






QuinnxKatsu:

Uzumaki's Family:

Volver arriba Ir abajo

Re: Power of destiny

Mensaje por Laharl el Sáb Ago 19, 2017 4:30 pm


Laharl

Su vista choca contra la de Gray , cruzando sus miradas como si quisieran entender o explicarse lo que está pasando en el campo de batalla , su compañera salvo aquel chico atacando uno de las técnicas de su compañera viendo algo que solo se puede ver en algún sueño ¿Traición? , Eso es imposible teniendo en cuenta que se tratan como si fueran la única familia que se tienen no puede existir esa palabra entre ellos ¿Qué sería? ¿Por qué ayudo al contrario?, Lentamente dejo de ver el rostro del peliazul , fijándose solamente como el enemigo se arrodilla en la nieve cuando la pelimorada , lo ve a los ojos como si todo lo que había pasado unos segundos atrás se olvidaran y se volviera algo social sin darse cuenta que el es un enemigo que puede atacar por la espalda , el ambiente de ser frio también se siente completamente diferente dejando un gran silencio desde la distancia el pelinegro , podía observar todo con claridad no realizo lo que tenía planeado porque hasta su mismo hermano se quedo sin hacer nada comprendiendo que el combate había finalizado pero no comprende la razón por la cual se había detenido el combate. Los segundos pasan demasiados rápidos cuando el Uchiha , iba a bajar el árbol para poder acercarse a ellos lo que vio lo dejo totalmente extrañado y sorprendido siendo uno de los momentos que no podía creer que su compañera este haciendo con alguien totalmente extraño.

Se quedo totalmente paralizado mientras ve el abrazo de la chica con el extraño sin poder creerlo aun, sus orbes lentamente perdían ese color brillante color ámbar a una profundo mostrando su mirada totalmente perdida sin entender bien la situación que está ocurriendo en estos momentos , de reojo miro su mano que comenzó a temblar lentamente no podía comprender lo que le está pasando pero tampoco se va a matar pensando en eso sencillamente no era el momento , de forma lenta apoya su mano hacia su pecho sintiendo los latidos de su corazón sintiendo un gran frio pero esto no es ocasionado por el clima del Pais del Hierro , este frio es más fuerte viniendo por dentro comenzando a apretar su pecho como si quisiera arrancarse el sentimiento que no puede entender que tiene adentro de el. Volviendo a mirar al peliazul , soltando su pecho viendo la señal que este hace para que se una con ellos , bajando del árbol y lentamente caminando hacia ellos para reagruparse con sus compañeros si Quinn , mostro esos actos que solamente se podía hacer con gente que en verdad uno aprecio ya el extraño no es un enemigo , luego de unos minutos se pone al lado de su hermano mientras observa bien la situación pero sin comprender a la perfeccion ¿Por qué Quinn , lo está abrazando? Lo que sintió en la cima de ese árbol ¿Qué fue? , Por dentro no puede responderse sus propias preguntas solamente el tiempo lo dirá y tampoco no podía de dejar de mirar al extraño de una forma inexpresiva sin importarle si seria aliado o lo que sea , no le importaba absolutamente sobre el.

Estar al lado del peliazul , miro al rostro de la chica sabiendo que tienen que hablar sobre algo y también para Gray , pero este no es el momento para hacerlo ya que una fuerte ventisca está comenzando dando aviso que pronto una tormenta se avecina y si no logran refugiarse en algún lugar posiblemente no puedan encontrar ningún tipo de salida por estar enterrados bajo una gran cantidad de nieve –Tenemos que encontrar alguna casa o cualquier lugar para cubrirnos de lo que se viene- Se puede notar gracias al cambio fuerte del aire que viene mas frio y fuerte. Su mirada nuevamente se dirigió en contra del amigo de Quinn , tiene dudas sobre el y total desconfianza aunque sea amigo de la pelimorada.

Inventario:
Mochila (x1)
Pergamino de Almacenaje (x2)
Tanto (x1)
Comunicador (x4)
Kunai (x3)
Shuriken (x3)

Aclaración: ¿?


Volver arriba Ir abajo

Re: Power of destiny

Mensaje por NPC el Sáb Ago 19, 2017 8:04 pm

Power of destiny. ②

TEMA ANTERIOR: Hidan Hyakurai. En solitario.

Simplemente no podía creerlo, ante suya estaba la chica, que ahora era una mujer transformada en una kunoichi con un poder que Hidan todavía no lograba imaginar. Al ser una ninja que poseía la misma afinidad elemental que Hidan, aparte del conocimiento sobre la técnica del Chidori, hizo que además el moreno se sorprendiera, no solo de que ahora estaba viva sino que fue y sigue siendo tan fuerte como para defenderse a sí misma sin ningún problema.

Aparte de sorprendido, aliviado. El joven se sentía muy orgulloso de ella, sentimientos que en este instante no eran visibles puesto que estaba bajo el estado de shock al reencontrarse con ella. ¿Se trataba del poder del destino?

Ella se acercó a él, sentándose en frente suya casi con la misma postura que Hidan. Mientras tanto, el joven moreno parpadeaba con fuerza, dejando escapar que unas lágrimas se deslizaran sobre sus mejillas. Las palabras de Quinn fueron escuchadas perfectamente, a pesar de que Hidan estuviera medio desconcertado tratando de recuperar su espíritu salvaje del shinobi.

Tras el último parpadeo sus ojos empezaron a recobrar el brillo, justo a tiempo para corresponder con todas sus fuerzas el abrazo de Quinn. En aquel abrazo depositó varios besos en su cuello, mejilla y sien, palpando cual desesperado su cabello, cintura y espalda, con sus manos. Por un momento el joven empezó a sentirse relajado y satisfecho, como si estuviera ya en un paraíso, satisfecho y realizado. Se podía notar cierto rubor en sus mejillas al sentir la calidez que desprendía el cuerpo de la pelimorada, pues si por él fuera se quedaría así todo el rato, recibiendo el calor que nunca había creído merecer.

Yo también creía que estabas en el campamento en el momento de la explosión... Desde ese entonces, nunca me he perdonado nada... — Le confesó susurrando mientras se deslizaban algunas lágrimas en sus ojos. Hidan era muy cariñoso y sensible, e incluso a veces un romántico si se trataba de serlo con la persona que más quería después de su familia. Obviamente aquel lugar solo lo podía ocupar una mujer, una que tenía todas las cualidades de serlo, y su nombre era Quinn Uzumaki, la chica a la que tanto había procurado cuidar y permanecer a su lado, excepto en las búsquedas de los suministros. Maldito sea aquel día y menudo susto.

El siguiente comentario de la joven daba a entender que los otros ninjas eran sus compañeros, o parte de su familia por lo que Hidan alcanzaba a comprender. De hecho ella misma lo había aclarado en su último comentario, después de que alegara que Hidan fuera su salvador en la época de posguerra. — No... — Negó con la cabeza, apuntando la mirada hacia el suelo y sin más rastro o presencia de lágrimas en su rostro. — Me falta poder para protegerte y salvarte de verdad... — Añadió incorporándose lentamente mientras temblaban sus piernas, ofreciéndole una mano a la Kunoichi para que se ayudara de ella para reincorporarse con él mientras que con la otra mano formaba un puño que se iba apretando. — Querida Quinn, sé que aún soy débil pero... La promesa que te di aquella vez sigue en pie... Por lo que quiero que sepas que... Estoy predispuesto a dar mi vida por ti, y por la de tus compañeros. — Dijo con la mirada sombreada y agachada mientras que su capa rojiza algo desgastada, danzaba al ritmo de las fuertes ventiscas.

Theme del post:

Volver arriba Ir abajo

Re: Power of destiny

Mensaje por Gray el Dom Ago 20, 2017 1:39 am


Gray Yuki

 Todo lo que ocurría estaba siendo demasiado extraño y nuevo para el peliazul, este sabía que su compañera pelimorada había tenido una vida en el desierto, pero no tenía idea de que hubiera hecho amistades en él, en aquellos momentos ya estaba más relajado y dejó de pensar en lo espléndida que se vería la sangre decorando la morena piel de aquel muchacho llamado Hidan en el cual confiaba tras las declaraciones de su amiga. Lo que sucedía en el claro lleno de nieve era muy cursi y exageradamente ¿romántico? No estaba seguro, pero Gray observó la forma en la que Hidan le besaba el cuello a su amiga y lo supuso todo, al parecer él la amaba, y con locura, si algo podía hacer el ojiambar sin darse cuenta era el percibir rápidamente los sentimientos de los demás, no era nada especial ni raro, pero era muy perceptible a esas cosas y por ende, no tardó demasiado en darse cuenta de la “relación” de cariño entre su compañera y el moreno, si Quinn decía que era alguien de confianza, es porque lo era, en ocasiones el peliazul llegaba a ser desconfiado, pero luego de descubrir el por qué la chica destruyó a su clon decidió confiar ciegamente.

Al parecer su hermano no parecía demasiado cómodo con la escena mostrada antes sus ojos, pero al peliazul ya le daba completamente igual lo que este pensara. El ojiambar rodeó los ojos con pesadez, esperando que aquel suplicio amoroso parara, él tan sólo había podido demostrar si quiera algo de “cariño” una vez, y de eso hacía 1 casi 1 año ya. — Oh, qué bonito. — susurró en voz muy baja el peliazul para que la pelimorada y el moreno no se percataran de su ironía al pronunciar en un toque seco aquellas palabras. De la nada, un ligero temblor provocó que la atención de Gray y probablemente la de los otros se viera interrumpida, era una advertencia de la naturaleza, una avalancha estaba cercana, o quizá una tormenta, pues las nubes igualmente parecían querer descargar la ira de los dioses. — Él tiene razón, un placer… esto… ¿Hidan? Me llamo Gray. — dijo con una sonrisa algo desafiante hacia el moreno, no iba con mala intención, era una simple mirada para ablandar el ligeramente tenso ambiento que se había creado entre ellos tras haber sido enemigos equivocados, al escuchar lo que había dicho Hidan sobre proteger a Quinn y a su familia, el ojiambar decidió no dudar más y darle una oportunidad al moreno.

Llevó su vista directa al cielo nublado y lo examinó en profundidad. —Él tiene razón… — empezó repitiendo lo que anteriormente había dicho, refiriéndose a su hermano pelinegro. — Es peligroso estar aquí, debemos buscar un lugar donde refugiarnos. — explico el peliazul, no tardaría demasiado en llegar el desastre. Se disponía a caminar en dirección al final del claro en el que estaban, pero 2 osos aparecieron delante suyo, él y sus compañeros corrían peligro, pues estos eran de un tamaño descomunal, enormes animales, blancos y de afilados dientes, debían combatirlos para poder salir del claro no quedaría más de ellos que cuerpos cubiertos de nieve o restos mutilados por aquellos animales, los cuales no parecían demasiado contestos por la presencia del grupo.

— Ya me harté de estas situaciones. — dijo furioso el shinobi, en su rostro se reflejaba su ira, en cierto modo, le fastidiaba no haber acabado de combatir con Hidan, descargaría su furia contra uno de los osos. — Hidan, ya veremos si eres fuerte o no, a ver cómo atacas al oso, protege a Quinn. — le dijo retadoramente al otro Shinobi. Mediante un par de sellos, de las manos del shinobi salieron disparadas bastantes ráfagas cargadas de chakra de viento, se combinaron en un tornado que al llegar hasta el oso, este cayó derrotado, el peliazul no deseaba malgastar el poco Chakra que le quedaba para matar a un animal ciertamente inútil, lo dejó debilitado y ya. Estaba bastante impaciente por observar a fondo alguna habilidad del moreno.


Objetos:
Kunais (x5)
Shurikens (x5)
Tantō (x1)
Recipiente (x1)
---> Mochila de Quinn, contiene 2 ojos del fallecido Karasu Uchiha
TÉCNICA:
FŪTON: KAMIKAZE (風遁・神風, ELEMENTO VIENTO: VIENTO DIVINO)
Es un jutsu en el que el usuario dispara una ráfaga de vientos que forman pequeños tornados. Los tornados tienen menos cualidades de corte que otras técnicas, pero estos en conjunto con una técnica Katon pueden crear un huracán de fuego muy potente.
Spoiler:
Espíritu "normal": 3 tornados
Espíritu "muy bueno": 4 tornados
Espíritu "virtuoso": 6 tornados
Consumo: 3Ck por tornado

Ck restante: 9


Gray curioso por conocer más a fondo las habilidades de Hidan. De la nada, aparecen osos blancos queriendo acabar con el peliazul y sus aliados.






Molinete ♥️:

Volver arriba Ir abajo

Re: Power of destiny

Mensaje por Quinn N.Phoenix el Dom Ago 20, 2017 5:26 pm


Quinn N.Phoenix


El cuero que enfundaba sus piernas era bañado por la nieve que los rodeaba mientras que sus brazos aún yacían en aquellos instantes fundiéndose en un fuerte abrazo con el castaño que parecía haber escapado de sus sueños más profundos. Sentir como la robustez de sus brazos la apegaban a él la hacía sentir como si se encontrase en aquellos mismos instantes rozando con la yema de sus pálidos dedos las puertas del cielo aunque no hiciesen más que encontrarse entre los grandes mares de nieve. Lo había echado de menos, había maldecido cientos de veces su perdida y ahora, volvía a estar junto a él como en antaño, disfrutando de aquel cuerpo que tanta calma le había otorgado en los momentos más complicados de su vida. El lo había sido todo para ella años atrás, de la misma manera que había dejado un gran vacío en su pecho tras su desaparición pero ahora, todo volvía a la normalidad, por fin, podría estar junto a él como tanto había deseado por todos aquellos años que finalmente la habían hecho caer en una espiral de caos.

Notar como los labios del mayor se paseaban sobre la zona de su cuello, mejilla y sien no puedo hacer más que robar una amplia sonrisa de sus labios color cereza que parecían por primera vez, mostrar un verdadero sentimiento de felicidad que parecía no existir en la joven desde hacía ya mucho tiempo. Parecía haber vuelto a la vida en aquel instante y es que, muy a pesar de haber seguido adelante siempre habían grandes espadas clavadas en su corazón que parecían, no tener solución o por lo menos, la mayor parte de estas. Hidan se había convertido en una pequeña esperanza para ella y ahora, no podía evitar sentir que una vez más, debía seguir adelante.

Cuando este se puso en pie y le tendió la mano acepto tal detalle, cogiendo esta y poniéndose nuevamente en pie, mostrando así como el paso de los años la había hecho dejar atrás aquella apariencia infantil que la había caracterizado durante sus años en el desierto. Esta vez, ella tenía la edad que él cuando se conocieron y junto a ello, se había vuelto una mujer más ruda, una con más poder y a su vez, con la fuerza que tiempo atrás no había llegado a demostrar. —Nunca dude que lo harías — Dijo mientras soltaba su mano, propinándole una tierna caricia antes de tomar aire y volver la mirada hacía el frente, en dirección hacia donde los demás miraban. —Se a donde podemos ir — Se limito a decir mientras apartaba los restos de lagrimas que habían quedado por su rostro antes de que el frío las convirtiese en escarcha. Las palabras de Gray de algún modo la cohibieron, después de todo, era la primera vez en su vida que se mostraba débil ante los demás, la primera que realmente demostraba que no solo era una joven con ganas de acabar con la paciencia o vida de los demás, si no también algo más. —Cruzando por donde vine hay una posada abandonada, podremos resguardarnos del frio y la ventisca ahí, hay restos de leña además por lo que no habrá problema a la hora de mantenernos calientes — Añadió de manera tajante antes de alzar sus manos apara acomodar su abrigo, después de todo, el frió volvía a calar hasta en sus huesos, no estaba acostumbrada a un clima como aquel.

Tan pronto vio a Gray con intenciones de emprender el camino estaba dispuesta a seguirlo pero la intromisión de aquellos dos animales provoco que esta frunciese el ceño. Estaba dispuesta a ponerse en guardia pero, ver aquel reto por parte del peliazul solo hizo que de algún modo se sintiese aliviada y una sonrisa divertida escapara de entre sus labios. Conocía a Gray y después de todo aquel reto no era más que un modo no solo por poner a prueba las habilidades del castaño si no también de entablar de algún modo lazos con él. Fue en aquel mismo instante que los recuerdos golpearon contra su mente una vez más y provoco que rápidamente volviese su mirada hacia el pelinegro que se encontraba a no mucha distancia de este. Sus orbes rosáceas golpearon rápidamente contra la ruda mirada de este, pero en su mirada lo único que se podía ver era preocupación. Había temido por el durante su travesía a la hora de intentar llegar a tiempo y sabía que por culpa de ella, había estado en un compromiso. —¿Estas bien? — Cuestiono al instante, tratando de llamar su atención y de algún modo asegurarse de que no le había pasado nada.




Aclaración: Nada sexy que decir.






QuinnxKatsu:

Uzumaki's Family:

Volver arriba Ir abajo

Re: Power of destiny

Mensaje por Laharl el Dom Ago 20, 2017 7:06 pm


Laharl

Cada segundo que pasa la temperatura baja aun mas provocando mas frio entre el grupo, su mirada se la dedicaba completamente hacia el abrazo que se están dando Quinn , junto al extraño que ahora deben tratarlo como si fuera parte de su equipo siendo salvado por la pelimorada porque si no venia antes uno de los tres pudiera terminar muerto en el combate que estaban haciendo. Todos sus sentidos están claros en algo y es en desconfiar plenamente en ese sujeto  que su compañera lo trata con tanto afecto , apretando sus propios puños observando la escena ahora de los besos que da el moreno hacia la chica no comprendía porque lo estaba haciendo , con solo uno en la frente o mejilla estaban bien pero parece que se dejo llevar por la emoción , cuando dio un solo paso hacia el frente para separar esa escena que no le agrada para nada pudo escuchar la voz de su hermano que dijo un nombre deteniendo todo lo que le iba hacer a ese desconocido ¿Hidan? ¿Dónde escucho ese nombre antes? , hundiéndose en sus propios pensamientos tratando de recordar como se sabe ese nombre hasta que alrededor de treinta segundos pudo recordar que ese nombre se lo dijo Quinn. Observo al hombre comprendiendo si en verdad pudiese ser el sabiendo por su compañera que había muerto, pero gracias a las acciones que esta presenciando en estos momentos no le cabe ninguna duda que puede ser el viendo a la chica sonriendo completamente feliz por el recuentro de ellos.

Cada vez más la ventisca se hace mas fuerte provocando que lentamente comience una gran tormenta, escuchando las palabras de ese extraño y aun sigue siendo para el teniéndole una gran desconfianza sin importarle que sea el amigo de su compañera desde hace muchos años , las personas cambian con el tiempo , sus ideales , promesas o cualquier tipo de cosa eso son los efectos del pasar del tiempo. Se cruzo de brazos levantando una ceja sin creerle ni una sola palabra que dice el moreno a Quinn , diciendo que daría la vida por ella o por sus compañeros la verdad es que las personas no pueden ser tan descaradas provocando aun más el enojo del pelinegro , hacia el –Tsk.- Dejo escapar ese sonido de su boca pensando en cómo el peliazul y la pelimorada , pueden tener tanta confianza de golpe hacia ese sujeto aunque por el aun ni lo considera conocido dejando en algo aun más bajo. Su desagrado hacia este es total pero no lo demuestra a las personas que tiene cerca tampoco quiere arruinar el ¨buen¨momento que están pasando junto a el , dirigiendo su mirada hacia un extraño ruido que parece que es de un animal , sus orbes se fijaron en unos osos que parecen que están muy hambrientos por no encontrar nada de alimento en esta zona del Pais del Hierro , decidieron atacarlos de forma desesperada pero en cuestión de segundos pudo ver a Gray , cargárselos de una forma bastante rápida y eso no le sorprendía para nada teniendo en cuenta que son simples animales salvajes que solo se guían por su instinto. Suspiro un poco mientras ve de reojo a la pelimorada , comenzado a escucharla sobre un lugar en cual pueden refugiarse hasta que se calmara la tormenta siendo esta una buena idea para no sufrir daños por esta.

Su atención se fijo en escuchar la voz femenina en forma de pregunta mirándole el rostro a Quinn , simplemente con la cabeza asintiendo sin quitar la expresión de su cara aunque lentamente la va cambiando a una normal pero sin ningún tipo de gesto alguna. Con pasos lentos se puso al lado de la pelimorada , tocándole el hombro de forma suave para darle a entender que camina junto a él que quiere hablar sobre algunos asuntos con ella -¿Vamos? , Yo te sigo mientras podemos hablar- Su voz seca puede decir muchas cosas como esta el pero ahora solo quiere hablar con la pelimorada , a solas y si Hidan , les estorba en eso no tiene ningún problema en darle su lugar en este grupo sabiendo que la pequeña escoria entre los cuatros seria el claro en rango social sin importarle nuevamente que sea amigo de Quinn.


Inventario:
Mochila (x1)
Pergamino de Almacenaje (x2)
Tanto (x1)
Comunicador (x4)
Kunai (x3)
Shuriken (x3)

Aclaración: ¿?


Volver arriba Ir abajo

Re: Power of destiny

Mensaje por NPC el Lun Ago 21, 2017 4:44 am

Power of destiny. ②

TEMA ANTERIOR: Hidan Hyakurai. En solitario.

Tras su anterior comentario el joven sin duda alguna tenía pensado en aliarse a Quinn, dándole igual que perteneciera a otra aldea. Hidan estaba completamente predispuesto a traicionar a Konoha por ella, sin embargo el moreno no era tan precipitado, tenía que asegurarse de que pudiera confiar en sus amigos y de que el tiempo le ofreciera un momento oportuno para hacerlo con total seguridad. De momento tenía que volver a su aldea, pero no hasta que su encuentro con su querida pelimorada terminara, cosa que tampoco quería. La echaba de menos, y estaba muy emocionado por reencontrarse con ella, no obstante, era hora de ponerse más serios que nunca. Sonrió a Quinn.

Nada más terminar de comentarle a Quinn sobre su predisposición de protegerla junto a sus compañeros, dirigió la mirada a quien se hacía llamar Gray, que por lo visto estaba intentando presentarse desquitándose de la tensión producida por aquel combate que no había hecho nada más que empezar, y que por la aparición de Quinn, los acontecimientos no le permitieron demostrar más de sus habilidades. — Igualmente, señor Gray... — Respondió percatándose de la mirada desafiante de su contrario, para luego responder con la misma expresión, acompañada de unos crujidos producidos por su propio cuello, inclinando la cabeza hacia los laterales de un lado a otro.

Después dirigió la mirada hacia el pelinegro, con el cual seguramente pudo mantener una no muy larga confrontación visual al no presentarse ninguno de los dos entre sí, ni siquiera él. El pelinegro era diferente, le parecía un poco antisocial, por lo que rápidamente se dio cuenta de que debía tener cuidado con él. De hecho, para Hidan él aparentaba ser el más estratégico del grupo por haber estado escondido tras un árbol mientras que su compañero distraía.

Cuando empezaron a aparecer aquellos osos, Hidan dio dos pasos al frente y empezó a recoger sus shurikens, tirando de unos hilos invisibles a simple vista a través de varios giros rotatorios con la muñeca y la mano con las que los sujetaba. Lo hizo tan rápido como fuera posible, mientras Gray lo retaba a reducir a aquellos animales. Finalmente guardó sus armas y, con la mano derecha, sometió su mano en el interior de su capa para empuñar su Ninjato, y con la izquierda, usándola para detener un momento los pasos del pelinegro, que en ese momento trataba de acercarse a Quinn, llegando casi a pasar al lado del costado derecho del moreno. — He visto como la mirabas... — Le susurró para luego añadir; — Vamos a tener algo pendiente tu y yo... —. Dicho aquello retiró la mano de su hombro para dejarle continuar. Después daría unos ágiles pasos hacia delante con el tronco inclinado para luego desenvainar su ninjato y dirigirse al oso que todavía quedaba en pie, acercándose a él a toda velocidad. Esquivó un par de zarpazos para luego abalanzarse sobre la bestia hasta propinarle un sablazo con una fuerza moderada sobre el cráneo del animal sin herirlo, ya que en ese instante el arma la recubría una pequeña capa de chakra que hacía que sus sablazos simplemente se reducirían a una simple contusión, sin herir al pobre animal.

Acto seguido Hidan aterrizaría elegantemente de cuclillas en el suelo para enfundar su Ninjato, dar unos pasos hacia atrás para comprobar que el animal se había rendido, y finalmente, darse la vuelta desplegando su capa con su brazo, dejándola levitar por los fuertes vientos que la mantenían agitándose.

Jé... Incluso Quinn-sama podría haber reducido al animal en cuestión de segundos. — Dijo, mientras se acercaba a Gray con una mirada tranquila. En ese momento se dispondrían a marchar hacia el refugio del que anteriormente hablaban. Quinn y el pelinegro estarían caminando por delante mientras que Hidan y Gray cubrían sus espaldas. — Oye Gray, sigo sin sentirme lo suficientemente fuerte para impresionar a Quinn, ni siquiera creo que esté a su altura... — Le susurró mientras estuvieran caminando hacia el refugio.

Técnica Utilizada:
スタイル 剣道 [Estilo Kendō]: Con esta técnica el usuario cubre la hoja con una capa de chakra para evitar que el filo pueda cortar o atravesar a su oponente, sin embargo esta técnica aumenta la dureza y resistencia del arma, convirtiéndola en un arma muy letal dependiendo de la fuerza con la que se maneje.
Gasto: 4Ck activar y 2Ck mantener.

Chakra gastado: 43 - 4 = 39

Volver arriba Ir abajo

Re: Power of destiny

Mensaje por Gray el Mar Ago 22, 2017 1:15 am


Gray Yuki

Como esperaba el peliazul, Hidan había resultado muy hábil en un campo, el de armas, estaba seguro de que anteriormente algo había tenido planeado para haber lanzado shurikens hacia el árbol de Laharl sabiendo que éste estaba escondido, pero no podía descifrar qué había pretendido su nuevo compañero, porque sí, lo consideraba un compañero debido a que era un amigo de Quinn, era alguien en quien confiar, la forma en la que demostraba algo similar al “amor” había conseguido impresionar al ojiambar. El moreno había logrado acabar con aquel oso, pero de forma no mortal, tal como él había hecho con su oso, posiblemente Hidan entendiera su mensaje oculto, nunca pretendió matar a ningún oso, simplemente pretendía dejar a las bestias débiles, pero sin embargo, para evitar un fatal destino por la tormenta, los ataques no fueron demasiado exagerados, así estas podrían escapar. En aquellos momentos, el grupo de 4 se encontraban caminando velozmente en busca de algún refugio, algún que otro hombre podría dejarlos pasar la noche en su casa, pues ya casi era de noche, el cielo estaba oscuro y más de un rayo había impactado a las cercanías, produciendo una alteración en los 5 sentidos del peliazul, estaba en su territorio, un bosque lleno de nieve, ni si quiera necesitaba estar abrigado, pues él transmitía una aura gélida cuando quería, salvaguardándose de las bajas temperaturas.

Gray iba acompañado de Hidan, pues ambos habían dejado intimidad entre Quinn y Laharl, aunque el peliazul estaba seguro de que a Hidan no le hacía demasiada gracia que esos 2 estuvieran juntos, sería interesante para el ojiambar observar un triángulo amoroso entre Hidan y Laharl, ambos peleando por Quinn. Según lo que su nuevo compañero le había dicho, no parecía demasiado confiado en sus habilidades para proteger a la pelimorada, Gray ante lo dicho por Hidan soltó un suspiro, — Eres bastante fuerte, no sé qué pretendías cuando lanzaste shurikens contra el árbol de Laharl si este estaba escondido, pero algo debías tener planeado. — respondió el peliazul examinando a Hidan, este no parecía malo después de todo, le debía una disculpa, y se encargaría de dársela, pues no recordaba si se había disculpado por atacarlo.

— Discúlpame por atacarte… — dijo repentinamente el ojiambar apartando la mirada un poco. Examinó un poco la situación, aquel moreno era un nuevo aliado, aparentemente desconfiado de su propio poder, podría ser que hiciera buen uso de… — Tengo una solución a tu problema de poder. — dijo con una sonrisa retante hacia su compañero de retaguardia. El peliazul poseía 2 ojos extraídos tras haber asesinado a un Uchiha en las playas del País de la Luna, si aquel chico lo deseaba, podría entregarle uno de los ojos, claro está, comprándolo a un precio relativamente reducido. — Si me das 2.000 ryous te doy un Sharingan de 2 aspas. — le dijo manteniendo la charla que habían iniciado, él siempre debía sacar beneficio de sus negocios. Realmente, Gray esperaba que aquellos ojos especiales ayudaran a Hidan, y a él también, obviamente, sólo necesitaba un médico avanzado para que se lo implantara. Habían llegado hasta una gran cabaña, parecía suficientemente fuerte como para aguantar la tempestad que caía, era peligroso seguir fuera, el peliazul se adelantó a todos y tocó la puerta con insistencia.

Nadie abría la puerta. Volvió a tocar, nada… — Creo que no hay na… — fue interrumpido por que una mujer rubia, alta y de ojos marrones había abierto la puerta de la vivienda, invitando a pasar al shinobi. — Soy Lola Meraz Rabonaloa, ¿Quién sois? — preguntó la rubia amachada con cara de pocos amigos. — Somos shinobis de aquí, del hierro, necesitamos refugio. — mintió el peliazul con un rostro que indicaba veracidad, utilizando sus tácticas manipulatorias. Luego de una conversación entre Lola Meraz Rabonaloa y los shinobis, los dejó pasar, su casa era amplia, demasiado, tenía todo tipo de instrumentos médicos en su salón, cosa que fascinó a Gray. Sin embargo, había algo en el nombre de la shinobi, la cual confirmó ser Jonin, que no le agradó en nada, particularmente en su apellido, pero aún no descifraba el problema, aparte, era amachada, todo un hombre, pero con peluca y maquillaje, todo era demasiado extraño…


Objetos:
Kunais (x5)
Shurikens (x5)
Tantō (x1)
Recipiente (x1)
---> Mochila de Quinn, contiene 2 ojos del fallecido Karasu Uchiha

Gray y sus aliados llegan hasta una casa en medio del bosque de nieve, la tormenta empieza fuertemente.






Molinete ♥️:

Volver arriba Ir abajo

Re: Power of destiny

Mensaje por Quinn N.Phoenix el Mar Ago 22, 2017 4:05 am


Quinn N.Phoenix


Tras haber pronunciado aquellas palabras pudo notar como la mano del pelinegro se posaba en su hombro como queriendo hacer que lo esperase o por lo menos, darle el toque de atención que finalmente fue afianzado con sus palabras. Era lógico que de algún modo acabarían llegando a aquel momento, más aún teniendo en cuenta que hacía semanas que la espalda del mayor yacía marcada por culpa de ella que en un acto de venganza, se había negado a deshacer aquel sello que hacía su uso de chakra, prácticamente nefasto. Sus orbes rosáceas no se apartaron del rostro del pelinegro, podía notar algo de molestia en su rostro pero a pesar de ello, decidió ignorarlo, después de todo si se encontraba de tal manera era porque ella en parte sería la culpable ya fuese por haberle puesto en peligro o por haber evitado que dieran caza a su presa. Aunque, a decir verdad podía notar como Gray no parecía tan descontento con aquello si no más bien todo lo contrario, cosa que hacía que cierta curiosidad rápidamente azotase cada centímetro de su cuerpo, algo que provocaría que tarde o temprano buscase hablar con él de aquello. Sabía que era todo un sanguinario y que las batallas hacían que su adrenalina se disparase pero esta vez, parecía que las tornas habían cambiado, quizás por la lealtad que compartían el uno con el otro.

Sus labios por unos instantes se vieron presionados por sus propios pensamientos hasta que pudo notar como el castaño pasaba por al lado del pelinegro y parecía decirle algo a un tono tan leve que lo único que provoco fue que la intriga hiciese que su corazón diese un vuelco mientras lo observaba desde el lado contrario por el cual el se encontraba. ¿Qué era esa sensación de debilidad? Ver cada gesto de Hidan la hacía caer en una calma tan estúpida que lo único que provocaba era que la pelimorada sintiese como algo en su interior comenzaba a moverse, tanto que incluso sentía un fuerte ardor en su pecho que años atrás la había hecho sentir que en aquel mundo no importaba nada, no mientras aquel joven se encontrase a su lado. La inquietud por unos instantes provoco que sus manos acariciasen el cuero que enfundaba sus propios muslos en un gesto de incomodidad hasta que sus manos subieron en dirección a su abrigo, colocando este bien, incluyendo la capucha que hacía relativamente poco había caído hacia la parte trasera de su espalda dejando al descubierto su larga melena violácea. Quería irrumpir entre aquellos dos hombres pero, a pesar de ello se decidió mantener al margen, algo extraño en ella ya que por lo general no tenía pelos en la lengua, pero Hidan causaba eso en ella, le transmitía una calma y un respeto que la hacía simplemente, dejarlo hacer.

Una vez este se separó de Laharl lo siguió con curiosidad con la mirada tras haberse inclinado ligeramente al frente para que Laharl no la obstaculizara y tras eso paseo sus orbes rosáceas aún en aquella posición para observar al pelinegro mientras tragaba en seco. Quería preguntar que le había dicho pero decidió simplemente, mantenerse al margen antes de pronunciar por fin unas pocas palabras. — Te he puesto en peligro — Afirmo al instante, sus labios ardían intentando que un lo siento escapase de entre sus labios, pero era tan fuerte el rechazo ante aquella palabra que simplemente quedo hundida en lo más profundo de su corazón. —Tan pronto estemos a cubierto te quitaré el sello. — Reafirmo una vez más antes de volver a erguirse, mirando de reojo como gray Hidan se encargaban de aquellos dos animales, cada uno a su modo. — ¿Querías hablar algo más? — Añadió al instante que habían comenzado a caminar liderando en un principio mientras parecía que cada uno parecía estar metido en su propia conversación.

No tardaron así mucho en llegar hasta una cabaña, una que era completamente desconocida para la pelimorada, más aún porque Gray había tomado el liderazgo tras un tiempo caminando y los había llevado hasta tal lugar. Curiosa frunció así el ceño, pero en el momento que estaba dispuesta a emprender de nuevo el camino pero al anterior lugar citado pudo escuchar como la puerta se abría y sus ojos se abrían de par en par una vez más ¿Otra vez llegaban a un lugar extraño de esos? ¿Qué sería esta vez? Mientras entablaban conversación con aquella “mujer” la pelimorada no puedo evitar colocarse a la altura de Hidan, buscando de tal modo sentir su presencia lo más cercana posible, pero poco duro aquello puesto que al poco tiempo ya los habían invitado a entrar y ella ya había ido directa a una zona algo apartada donde se podía ver una gran chimenea encendida. Se arrodillo así frente a la hoguera casi de manera instantánea. No soportaba el frio, podía resultar algo curioso pero muy a pesar de ello, era una mujer ardiente, una nacida en el desierto y que tenía la horrible necesidad de sentir aquel calor recorriendo su cuerpo en todo momento.



Aclaración: Nada sexy que decir.






QuinnxKatsu:

Uzumaki's Family:

Volver arriba Ir abajo

Re: Power of destiny

Mensaje por Laharl el Mar Ago 22, 2017 11:37 pm


Laharl

Sus pasos son directos hacia su compañera para poder comenzar una conversación con esta , observe al Moreno sintiendo como la mano de este lo detiene entrecruzando sus miradas intentando comprender porque había hecho esto hasta escuchar las palabras que el sujeto les dedico al ojiambar,  de su boca se le escapo una risa silenciosa siendo como un cero a la izquierda lo que este le dijo –No veo la necesidad de que te pongas así por por eso- Sus orbes no le quita la vista de encima al rostro del contrario –Otra cosa Hidan , puedo verla como a mí se me pegue la gana eso a ti no te debe importar o a nadie ¿Algún problema con eso?- De sus labios se le escapa una sonrisa burlona hacia él , sin importarle quien es la verdad deja de mirarlo para terminar acercándose a la pelimorada. Esta situación la verdad no le desagrada para nada siendo algo bastante interesante para el pelinegro , podría tener un poco de calentamiento con este sujeto que cree que tiene el derecho de controlar las acciones de todo el mundo si es en contra de Quinn , eso simplemente le hace bastante gracia al Uchiha. Comenzando a caminar junto a la contraria no pudo evitar mirarla de reojo , mientras en sus pensamientos pasan muchas cosas y a la vez observa a su hermano junto a Hidan , recordando cómo estos dos acabaron con los osos que vinieron a estorbarles en el camino , alzo un poco la ceja escuchando las palabras que salen de la boca de la chica –Si lo dices por el sello en la espalda no es la gran cosa , me acostumbre a este un poco pero es una gran molestia- Puso sus manos adentro de los bolsillos de su abrigo mientras sigue a la pelimorada , que sabe donde se dirigen hacia ahora para poder cubrirse de la tormenta que se acerca poco a poco hacia ellos.

La temperatura del ambiente cada vez mas sigue bajando aumentando el frio, los pasos del chico siguen al ritmo de la pelimorada , y algunas veces mira de reojo a su hermano viéndolo junto con Hidan. Sus pasos siguen con el mismo ritmo teniendo una conversación con su compañera , asintió con la cabeza cuando escucho sobre lo del sello que en verdad en un futuro podría ser bastante molesto tenerlo gracias a que esto limita mucho al usuario que lo porta –Me parece buena idea Quinn , también tengo que pedirte disculpas sobre lo que paso en la playa- Sabe que tiene la culpa sobre lo que está pasando entre ellos , porque ahora son un poco más distantes o la chica lo trata mal y ese asunto lo tiene que resolver desde ahora. Paso un tiempo bastante rápido haciendo que la cabaña que había dicho la pelimorada , estaba más cerca de lo normal –Tengo que decirte algo…- Cuando le iba a comenzar hablar sobre el tema que es verdaderamente importante vio como la puerta se abría sola , mostrando la presencia de un habitante que vive en ese lugar pareciendo que los invitaba a pasar humildemente en el lugar , de reojo observo la escena como su compañera se acerca a Hidan , pero solamente entra al lugar viendo una chimenea bastante grande generando calor en el lugar sintiendo un gran alivio de no sufrir más por el frio aunque tiene abrigos siguen sintiendo el horrible ambiente del País del Hierro.

Entrando al hogar de la extraña persona que Gray, pudo persuadir para que los dejaran entrar pudo ver como Quinn , se acerco de forma bastante rápida hacia esa chimenea para obtener calor de esta , sin dudarlo dos veces Laharl , se acerco a esta poniéndose al lado sentándose mirando el fuego y con el silencio escuchándolo –No me agrada para nada Hidan , aunque me contaste lo que fue el para ti en el pasado no me da esa confianza que parece que a mi hermano y a ti le tienen. Déjalo como simple pasado como es y ahora que se vieron de nuevo conócelo porque recuerda que las personas con el tiempo cambian- De su boca salió un suspiro de incomodidad y no le importa si ese moreno escucha lo que le está diciendo a Quinn , porque le tiene sin cuidado. Sus orbes reflejan un poco las llamadas de la chimenea mientras sigue al lado de la contraria –Si llega al punto de que su afecto hacia a ti de viejos amigos, se pasa de la raya- Voltea un poco la cabeza mirándole el rostro de la contraria fijamente –No me importara romperle los brazos aquí mismo sin importar que somos aliados- Añadió mientras nuevamente mira el fuego apretando un poco sus puños mientras sigue recibiendo el calor de la chimenea haciéndolo olvidar de que están en un país con un clima bastante frio.


Inventario:
Mochila (x1)
Pergamino de Almacenaje (x2)
Tanto (x1)
Comunicador (x4)
Kunai (x3)
Shuriken (x3)

Aclaración: ¿?


Volver arriba Ir abajo

Re: Power of destiny

Mensaje por NPC el Miér Ago 23, 2017 5:02 am

Power of destiny. ②

TEMA ANTERIOR: Hidan Hyakurai. En solitario.

Desde que había reducido al último oso Hidan no había parado de caminar, siguiendo los pasos de su querida, a unos metros de sus espaldas, que en aquel momento ella caminaba al lado de Laharl, mientras que Hidan caminaba al lado del peliazul. El nombre de aquel pelinegro fue sabido gracias a Gray, pues de no haber sido por él aún seguiría sin saber cómo se llamaba. Y aún así, Hidan no le importaba ni quién era ese ni cómo había conocido a Quinn, sin embargo tenía en cuenta una cosa, que debía protegerlo, algo que no le había terminado de agradar ya que no mostraba ninguna iniciativa de simpatía por su parte, no obstante se lo había prometido a la mujer a la que se entregaba, por lo que estaba en su mano hacer todo lo posible para cumplir con la promesa que le hizo, pues ella fue, y sigue siendo su única felicidad.

Tampoco es para tanto, soy un shinobi normal y corriente. — Respondió, intentando de alguna manera que el halago de Gray no llegase a afectarlo. Sin embargo no había podido evitar esa ayuda que había recibido en su autoestima, tratando de ocultar su vergüenza con una sonrisa forzosa y una mano tras la nuca. — No pasa nada, estoy acostumbrado a que me ataquen fuera de mi aldea. Es una suerte que aún siga vivo. — Respondió a su comentario, recordando viejas misiones que había hecho por Konoha; riesgos innecesarios a los que se sometía con tal de ser recompensado con una buena paga al volver. Esa era su "lealtad" hacia la aldea oculta entre las hojas.

De repente Gray dijo algo que le había llamado la atención al moreno, girando su rostro hacia él con curiosidad mientras caminaban, y por desconocimiento acerca de su posible teoría, Hidan solo podía preguntarse si se trataba de algún truco de magia o una técnica especial, pero no, pues al parecer era un objeto el que trataba de vender, ¿mágico quizás?... ¿Sharingan?, no sabía de lo que estaba hablando, pero fuera lo que fuera, Hidan no tenía dinero para comprárselo. — Pues en este momento no llevo nada encima... — dijo descontento. Aún así Hidan tenía curiosidad de saber qué era el "Sharingan".

Cuando habían llegado a una cabaña, los jóvenes se posicionaron ante la puerta para entrar o llamar. Aquella casa parecía estar abandonada pero no, tras unos segundos una mujer les abrió la puerta para pasar, y todo gracias las habilidades interlocutoras de Gray, sonando convincente con cualquier palabra que decía. La verdad es que era un alivio que en ese momento Hidan no llevase su bandana al descubierto, ya que de lo contrario todo podría haber sido en vano desde un principio, pero ese no era el caso, ya estaban adentro.

Con permiso. — Dijo el joven, inclinando su torso hacia delante como muestra de respeto y agradecimiento por la amabilidad de aquella mujer, para luego adentrarse en la casa junto a sus nuevos compañeros. Una vez dentro, el joven se percató de una chimenea encendida. En ese instante, Hidan, justo al entrar en aquella casa, sin romperla se quitó de cuajo su capa roja, dejando sus musculosos brazos al descubierto, quitándose también sus guantes, brazaletes, sandalias ninja y su turbante rojo, quedándose con una camiseta negra de tirantes, sus pantalones negros y descalzo. Se sintió muy cómodo, y de alguna forma, ligero tras dejar sus pertenencias cerca de un perchero.

A pesar de haber estado concentrado en ponerse cómodo, el joven no había perdido atención en Laharl y Quinn. Ni siquiera necesitaba verlos para oír la conversación que estarían entablando. Hidan empezó a sentir cierta molestia al escucharlos hablar sobre él, sobretodo por los comentarios que hacía Laharl, que había confirmado de una vez por todas que se sentía amorosamente atraído por ella. El moreno escuchaba esa conversación mientras contemplaba la tormenta de nieve tras los vidrios de una de las ventanas. Cuando aquel joven tornó a una actitud agresiva en su último comentario, Hidan, cargado con una colosal ira en su interior, volteó su cuerpo para observar el pelinegro, con la mirada inclinada y sombreada. Hidan tensó sus músculos denotándose en sus venas mientras arqueaba sus piernas con un paso hacia delante, y a su vez alzando sus brazos para flexionarlos, de manera que usaba sus brazos para cubrirse y estar preparado para atacar. — ¿Qué tu me vas a romper qué?... — Cuestionó casi en un tono de susurro salido entre un estrecho de emociones sádicas que agitaron su respiración. — Hazlo si te a atreves... — Añadió agravando la voz con una mirada que no solo desafiaba a su contrario, sino que también, expresaba cierto ardor que lo invitaba a medir sus capacidades con él mediante una pelea de hombre a hombre a mano desnuda.

Volver arriba Ir abajo

Re: Power of destiny

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.