Últimos temas
» Creacion de Armas- Nasuke-
Hoy a las 4:51 pm por Quinn N.Phoenix

» [Game] El juego del Melo
Hoy a las 4:32 pm por Endo Shikane

» [Game] Cuenta Hasta 1000
Hoy a las 4:09 pm por Zeto

» [Game] Yo Confieso Que...
Hoy a las 4:07 pm por Zeto

» [Game] Ojalá....
Hoy a las 4:01 pm por Zeto

» [Game] Chicas +2, chicos -2
Hoy a las 4:00 pm por Zeto

» [Registro] Registro de Físico
Hoy a las 2:21 pm por Zeto

» [Registro] Registro de Clan
Hoy a las 2:19 pm por Zeto

» [Registro] Registro de Aldea
Hoy a las 2:18 pm por Zeto

Afiliados
Limpieza 22 - 09 - 07

Crear foro photo untitled45.pngCrear foroLoving PetsOne Piece LegacyCrear forocounting ★ starsSaint Michel UniversitéFINAL FANTASY: Zero

Disturbios en las calles (Priv: Gray - Shijima

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Disturbios en las calles (Priv: Gray - Shijima

Mensaje por Laharl el Vie Ago 04, 2017 1:02 am

Con conseguir algo realmente importante por la mañana , la búsqueda de alguna misión para eliminar el aburrimiento que existe en la casa en la cual viven Laharl , y su hermano menor , que solamente existía un silencio ya que las dos chicas que viven junto a ellos están afuera haciendo algunas cosas , para poner algo más emocionante al día el pelinegro fue en busca de una misión de Rango C , para mostrársela así la completarían juntos pero lo raro del caso es que cuando fue a pedir la misión otro chico bastante raro nunca lo había visto por la aldea , tomo la misma misión dándose el caso en la cual los hermanos tienen que compartir la misión con un completo desconocido , esto no le importo para nada sabiendo que si entra alguien más la misión seria aun más sencilla. Luego de un rato le aviso a su hermano de la misión , y de que se trataba para ponerlo en tanto de las cosas dejando de ultimo sobre la unión de otra persona a la misión , siendo esto como un factor sorpresa para su hermano pero más para Laharl , ya que quería una misión solamente junto al albino pero ciertamente no le incomodaba para nada tener algún otro acompañante para reducir el tiempo que le darán a la misión , el lugar de la misión se trataba de ir a la zona comercial del país de la luna , donde tenían que ir a una tienda donde se encontrarían algunas marionetas de mucho valor por ser alguna reliquia o por el tiempo de ser únicas solamente para coleccionistas , esto no le importo tanto ya que no era muy fan de estas cosas de madera pero tenia que tener cuidado sobre estas también porque en la academia ninja habían algunos libros que explicaban un poco el uso de las marionetas.

Se alisto completamente revisando si le faltaba alguna cosa para llevar , pero todo estaba viendo guardándose el pergamino en su bolsillo y claro ya le había avisado a Gray , donde seria el punto de encuentro con el otro joven para llegar juntos al lugar pedido en la misión siendo este la tienda de ropa que está cerca del lugar , algunas personas no iban tantas veces porque tenía una fama en que esa ropa es pirata y no te duraba nada siendo un total fracaso esta pero solo iban a ese lugar por lo barato que es comprar algo. Se le acerco a su hermanito, tocándole el hombro mirándole fijamente a los ojos haciéndole saber de algo –Se que será nuestra primera misión en grupo con otra persona que no sean Quinn o Kat , pero tenes que aguantarle su actitud cualquiera que tenga- De sus labios se le escaparon un leve suspiro intentando no imaginarse lo que podría llegar hacer su hermano , si el compañero lo llegase a enojar sabiendo que son desconocidos así que Gray , no le aguantaría nada a ese sujeto. Sin más nada que decir simplemente abre la puerta del hogar, mirando a su hermano de reojo –No te olvides cerrar la puerta cuando salgas y sígueme rápido- Salió de la casa para comenzar a saltar entre los edificios quiere llegar lo mas rápido posible al punto de reunión , teniendo en mete que el chico podría estar esperándolos por un buen rato hasta enojarse por lo tarde que es ya y no se han presentado para poder realizar la misión ya , no podía dejar de pensar en las chicas de su grupo ¿En donde estarían? Solamente movía la cabeza para tratar de concentrarse en lo que tiene hoy que es muy importante.

Luego de estar unos minutos entre saltando edificios hasta llegar al punto de encuentro , nota que nadie lo esta esperando quedando un poco sorprendido porque todo lo que había pensando de que el chico estaría en este lugar esperando a los dos es una total mentira , suspiro un poco mirando hacia la dirección en la cual llego esperando a que su hermano lo terminara de seguir , se puso sus manos en la cintura siendo el ahora que está esperando ese desconocido compañero que tienen como equipo en la misión prefiriendo que esta sola sea la única vez que comparta algo con esa persona.


Volver arriba Ir abajo

Re: Disturbios en las calles (Priv: Gray - Shijima

Mensaje por Gray el Vie Ago 04, 2017 3:50 am

No tenía idea del porqué tenía él que encargarse de una misión junto a Laharl y un desconocido, sí, con su hermano sí que podía soportar realizar una misión, pero era la primera maldita vez que no harían una misión con Quinn o con Katsura, lo mejor sería acabarla rápidamente o el peliblanco se irritaría con facilidad, no le caían en gracia los desconocidos, sólo se llevaba bien con su hermano y amigas, y hasta con ellos llegaba a parecer un monstruo sin sentimientos. Su mirada de indiferencia se mostraba ante los amarillos ojos de su hermano, este lo había guiado con el asunto de la misión, de hecho, él la había pedido para ellos dos, pero al parecer otra persona había sido encargada con la misma misión. Ante lo dicho por su hermano, el peliblanco simplemente asintió desganado y se llevó las manos entrelazadas hasta la nuca. Al ver cómo su hermano salía de la casa, Gray cerró de un portazo la puerta, le daba igual lo que pensara Laharl o los vecinos, él simplemente hacía lo que le venía en gana, si quería podría romper la pared de la casa de un golpe, si no lo hacía era por que compartía casa con las chicas, estas se enfadarían mucho, y el peliblanco no tendría ganas de soportar a sus amigas.

Siguió a su hermano hasta el lugar citado por la misión, las nubes tapaban el sol, quizá lloviera pronto, el viento se notaba incluso algo más fuerte y poderoso, no hacía buen día, los pájaros volaban por el cielo con aparente prisa, debían poner sus nidos y a ellos mismos a salvo antes de que una posible tormenta cayera. Al llegar a la zona comercial, Gray simplemente seguía tranquilamente a su hermano, lo veía algo extrañado, como si intentara descifrar un enigma, el ojigris no tardó en percatarse de que no había nadie presente como shinobi cerca de ellos, el supuesto sujeto con el que compartirían misión no estaba aún en el lugar o simplemente se habría cansado de esperarlos y se habría ido del lugar antes de que los hermanos llegaran. ¿Acaso le costaba esperar en caso de haber llegado antes? Y eso que su hermano Laharl se había tomado bastantes prisas en llegar el primero, el peliblanco apretó con fuerza el puño, estaba por reunir chakra en este y golpear una pared cercana, pero no sería lo adecuado en aquellos momentos, en vez de eso improvisó una falsa sonrisa y tocó el hombro de su hermano.

– Laharl, el sujeto este o no ha venido o directamente ha venido y se ha ido. – le dijo a su hermano, quizá estuviera precipitándose, pero le traía sin cuidado, aquel sujeto debería estar ya mismo en aquella zona, tendrían que encargarse de varias cosas aquel día en aquella misión. – Vámonos. – pidió Gray mirando directamente a los ámbares ojos de su hermano, deseaba tener aquellos hermosos ojos con todas sus fuerzas, sabía acerca de las historias que se contaban del Clan Uchiha, el clan de su hermano, lo que le extrañaba al ojigris era el color de ojos de su hermano, no era negro, sino amarillo, algo muy raro y poco común de ver en los Uchiha, él en cambio no había heredado ningún rasgo Uchiha, había salido idéntico a su madre, era un simple bastardo, pero aun así su madre lo hizo un miembro del Clan Yuuki y le dio su apellido, había heredado el elemento hielo de su familia, sólo eso ya lo llenaba de orgullo.

Mirando hacia el cercano horizonte, el peliblanco pudo divisar una figura masculina, con un estilo algo singular y único, parte de la cabeza rapada y ojos algo extraños para su gusto, ¿Quién sería? Tenía una apariencia muy extraña. – ¿Quién es ese? – se limitó a preguntar el shinobi con duda, sabía que su hermano no conocía la respuesta, pero él simplemente hablaba por impulsos.
40






Molinete ♥️:

Volver arriba Ir abajo

Re: Disturbios en las calles (Priv: Gray - Shijima

Mensaje por Shijima el Vie Ago 04, 2017 7:03 am

Tranquilidad. Su único sentimiento en ese momento, aunque en verdad no sentía nada, era sólo aquella nulidad mental que conlleva el sueño lo que lo mantenía en un estado de calma, aun cuando no estaba consciente. Allí estaba aquel pelinegro, echado de espaldas, dormitando en el lecho de su habitación, aunque otro no hay quién llame a aquello una habitación. Como si toda posible filtración de luz hubiese sido obstruida, sólo la oscuridad reinaba en aquel cuarto; regados en el suelo se podían encontrar partes de marionetas, tales como brazos, piernas, torsos y ojos, todos producto de invenciones que el joven considero fallidas y decidió desmantelar; para finalizar, las paredes estaban llenas de hojas de papel con bocetos, algunos con unas grandes X's en rojo en su superficie, tal vez evidenciando que no le gustaban esos diseños.

Todo lo bueno tiene que terminar en algún momento, y ese momento ya había llegado para el zagal de cabellos oscuros. Unos pequeños golpes se hicieron presentes en la puerta a su estancia, sin embargo, por obvias razones no hubo respuesta alguna. Más y más toques se escuchaban del otro lado de la puerta, estos se hacían cada vez más fuerte, pero de un momento a otro cesaron, y fue allí cuando la puerta se abrió fortuitamente, mostrando la figura de un vetusto de baja estatura. — ¡¿Cómo puede estar durmiendo en un momento como este?! — Exclamó el anciano airado y con cierta ronquez en su voz, muy probablemente por la edad. Sin embargo, esto sólo provocó un leve movimiento del parte del muchacho en la cama, aún seguía durmiendo. — ¡Y aún sigues durmiendo! — Gritó nuevamente, esta vez más cerca del muchacho, logrando que comenzará a abrir los ojos. — Escandaloso. — Musito en un tono aplacado y frívolo, levantándose lentamente de la cama hasta estar en una posición sentada. — Deberías aprender a respetarme un poco más, Shijima. — Se notaba una cierta molestia en su voz, pero en su interior lo comprendía, sabía que su nieto era de esa manera y que conllevaría un esfuerzo inhumano hacerlo cambiar. El de orbes carmesí apenas mostró atención ante aquella declaración del viejo, este se encontraba ocupado liberándose de la sensación de somnolencia que lo azotaba en aquel momento. — ¿Por qué me despiertas? — Añadió luego de un largo bostezo. Su abuelo rebusco en uno de sus bolsillos hasta sacar un impreso con unas instrucciones, el más longevo mostró el mismo al muchacho. — Tienes una misión que hacer. — El tono serio era aparente, pero eso no evito que el muchacho sólo respondiera con un sonido de disgusto. — No empieces, sabes que debes hacer misiones, ¿de qué otra forma obtendrás comida, ropa, un techo en el que habitar... — Ninguna de estas cosas pareció llamar la atención del mancebo, y su abuelo no tardó en notarlo, era tiempo de la arma secreta. — ...o piezas para tus marionetas? — Justo en el Talón de Aquiles. Sólo aquello logró que el joven procediera a levantarse del camastro, de forma lenta y haragana, sin muchas prisas como él acostumbraba. — Lo que digas. — Y más palabra no salió de su boca, solamente aquello y este procedió a salir de su cuarto, no sin antes tomar la hoja de misión de la mano de su pariente, dejando a este detrás sin decirle nada más.— Ay, ¿qué voy a hacer con ese muchacho? — Manifestó para sí mismo mientras se masajeaba las sienes.

...

Ahora el de piel albina se encontraba de camino a la zona comercial, aquel era el lugar donde se llevaría a cabo la misión, además, según la información transcrita en aquella plantilla, este la estaría realizando en conjunto con dos personas más, factor que no le agrado en lo absoluto. — Que problemático. — Pensó mientras seguía su ruta con plena serenidad, poco le importaba llegar tarde, y mucho menos le importaba si sus compañeros se quejaban por ello, ya mucho pedir es que haya decidido asistir a la misión.

Apenas minutos fueron los que pasaron cuando por fin arribó a su destino. El varón no pudo evitar la notar la perturbación que parecía haber en la zona comercial, un posible resultado del atentado que se había producido en la misma, aun así, el de apariencia demacrada simplemente se dispuso a observar todo aquello con expresión neutra y pasar de largo. Esta vez, intento concentrarse en encontrar a sus "compañeros", y muy difícil no fue, sí apenas unos segundos en aquella área y él había divisado a dos sujetos que cumplían con las características de dos ninjas novatos, dedujo eran ellos. Este comenzó a acercarse con su habitual ritmo lento y pausado, deteniéndose justo en frente de aquellos individuos, procediendo luego a levantar vagamente una mano en seña de saludo, sin palabras ni expresiones faciales, sintió que sólo eso era suficiente comunicación para aquellos desconocidos, tampoco quería gastar saliva en presentaciones inútiles.



Conteo:
Fuente: Calibri
Tamaño: 11
Cantidad: 52 líneas.



Narración — DiálogoPensamiento



Yo y mis marionetas (?):



Yo y mis marionetas (Part 2):

Volver arriba Ir abajo

Re: Disturbios en las calles (Priv: Gray - Shijima

Mensaje por Laharl el Lun Ago 07, 2017 9:13 pm

No podía creer tanto tiempo desperdiciado esperando a un desconocido, por dentro estaba arrepintiéndose con todo su ser por aceptar una misión con un extraño que ni puede ser puntual en algo tan simple en la vida, estando el día bastante gris por culpa de las nubes dando entender que pronto llovería en la aldea de luna. Siendo esto bastante incómodo para el pelinegro, que observa de reojo el horizonte cayendo lentamente en sus pensamientos más profundos mientras a la vez esperaba la llegada de su hermano apostando que debido a su comportamiento más alocado, no aguantaría tanto la espera del chico nuevo. Suspiro fuertemente mirando de reojo la llegada de Gray , al lugar que indico la misión quedando un poco sorprendido que llegase tan rápido dando más a entender porque es el más rápido del grupo de cuatro que está actualmente junto a él , lo miro al rostro cuando sintió la mano ajena en su hombro comenzando a escucharlo dándole un poco de razón a las palabras de su hermanito pero el problema era que tienen que hacer la misión los tres o por lo menos esperar algunos quince minutos por su compañero temporal –Gray , no te precipites tanto que tenemos que esperarlo para comenzar la misión- La verdad es que no quería esperar a ese extraño , por dentro siente que solamente sería un estorbo para realizar la misión junto a un ritmo más lento siendo esto una verdadera molestia para los dos , simplemente puso sus manos en la cintura dándole alguna oportunidad al chico a que llegara al lugar y si se tardaba  cincos minutos más comenzarían la misión sin él. Algo le llamo la atención al chico de ojos ámbar , cuando escucho la voz de su hermano nuevamente ignorando el vámonos que dijo porque no se iría del lugar , su rostro se movía hacia la dirección que veía un chico bastante peculiar notándolo en su forma de vestir –Parece que llego la persona más esperada del momento…- De sus labios se le escaparon un leve suspiro de satisfacción por la llegada del contrario , notando que era el por como mueve su mano expresando esto como forma de un saludo , no pudo evitar mirar a su hermano de reojo para saber cómo actuaria con ese desconocido por hacerlos esperar algunos minutos –Por lo menos no llego tan tarde creo..- Se quitó sus manos de la cintura viendo cómo se acercaba el contrario a ellos.


Sus ojos se fijaron en el rostro del nuevo cuando este se acercó lo suficiente a ellos , la verdad le parecía un poco extraño notando ciertos aspectos extraños del chico pero no iba a interrogarlo ni nada parecía por eso , comenzó a caminar apartándose de ellos como unos 2 metros acercándose a la zona de investigación dada por la misión –Pues es mejor acabar esto muy rápido posible para irnos de aquí , la verdad me da algo de pereza realizar estas cosas de marionetas- La verdad es que no había visto ninguna siendo totalmente inexperto en ese tema y desconociendo todo lo relacionado con ellas pero la información dada por el pergamino lo hace todo más sencillo para realizar la encomienda que tienen los tres. Su mirada pasaría al albino quedando algo curioso con el pero no sabía que podría ser, en sus vidas fueron totalmente separadas teniendo un solo vinculo en común de sangre que es su padre Uchiha , que murió hace mucho tiempo ya reencontrarse con el por un anciano que los adopto en una guardería –Lo primero tenemos que saber un poco sobre los objetos que están en esta tienda , y me refiero precisamente a las marionetas ¿Alguno de ustedes dos sabe sobre ellas?- Hace la pregunta mientras abre la puerta del local para que los tres pudieran entrar para investigar el lugar a profundidad , también aprovechando esto para taparse de la lluvia que estaba empezando con la caída de gotas de agua que con cada segundo caen más rápido –Chicos entren ya o se terminaran por mojar…- Luego de que ellos entraran al lugar cerró la puerta viendo toda la escena del crimen que tienen que investigar ellos siendo esto muy interesante , no podía evitar mirar al desconocido a los ojos esperando alguna respuesta de él y acercándose un poco cortando los pocos metros que tenía en verdad no confía totalmente en él , siendo como un cero a la izquierda que sean de la misma aldea dando entender que no confía en ninguno de los habitantes de aquí solamente en la familia que tiene actualmente.



Estando tan cerca del pelinegro mostrando una cara seria , sin importarle si podía ser incomodo o molesto mientras que la lluvia se hace lentamente más fuerte cambiando el ambiente por completo , esto dificultaba la misión que tiene pero esto no le importa a Laharl , sintiéndose algo perdido por no saber el nombre del contrario se apartó un poco de este , dejando un poco de espacio entre ellos –Mi nombre es Laharl , ¿Cómo te llamas?- Luego de esta presentación tan tarde que debía ser desde que estuvieran afuera , le iba a tocar a su hermano a decir su nombre para por lo menos nombrarse con sus nombres y no con ningún apodo que le salga de la cabeza a uno.


Volver arriba Ir abajo

Re: Disturbios en las calles (Priv: Gray - Shijima

Mensaje por Gray el Miér Ago 09, 2017 3:30 pm


Gray Yuuki

Finalmente, aquel desconocido había hecho acto de presencia, tenía una apariencia nada atractiva físicamente para el peliazul, le desagradaba su estilo, de hecho. La forma en la que los había saludado a él y a su hermano era la de un completo idiota, ¿se creía superior o qué? ¿quién se había creído? – hmm, hola. – susurró casi inaudiblemente el peliazul, no le interesaba saber demasiado de aquel chico, simplemente deseaba acabar rápido la misión y volver a casa con Laharl.

Su fría mirada se dirigió al rostro dudoso de su hermano, este había preguntado acerca de marionetas, el peliazul sabía cómo se veían, le parecía una reverenda chorrada usarlas en combate, no era un arte que le interesara en lo más mínimo. – No sé casi nada de las marionetas, sólo sé que son de madera y que casi siempre se usan en combate, aunque aquí no es un arte tan común como en otros lugares. – afirmó Gray, sabía eso gracias a un espectáculo callejero que vio por curiosidad una vez en el que hablaban de marionetas, poco sabía, pero algo era algo.

Las nubes terminaron de colapsar tras haber eclipsado la visibilidad solar, las frías y transparentes gotas de agua caían del cielo, el ambiente de ese tipo le agradaba a Gray, pues los sonidos de las gotas de agua cayendo al suelo lo relajaban en sobremanera. Hizo caso omiso a su hermano durante unos segundos y se quedó mojando sus azules cabellos en aquel ambiente que lo llenaba de placer, luego de un tiempo entró a la tienda en la que Laharl había hablado con el desconocido, su humor había cambiado drásticamente, sonrió socarronamente mirando de forma directa al chico. – Mi nombre es Gray Yuki. – dijo lentamente el peliazul, haciendo especial énfasis en su nombre. Observó el local, era pequeño, muy pequeño, sólo se veían marionetas baratas y de mala calidad por el lugar, por el suelo estaban repartidos muchos fragmentos de madera, seguramente de marionetas, él, Laharl y el chico tendrían que recogerlos del suelo, al parecer todas las buenas marionetas se las habían llevado los atracadores.

Gray se percató de que un anciano estaba sentado en una silla del mostrador, llevaba una venda en la cabeza y parecía ocupado vendando otras heridas en los brazos, se acercó con grandes pasos hacia éste y quitó con fuerza bruta su brazo para posteriormente él posar la palma de su mano sobre las heridas y acumular chakra, empezando a curar sus heridas, inmediatamente tras unos  segundos, las leves heridas del hombre ya estaban sanadas, la primera parte de la misión estaba acabada, había curado al hombre, obviamente al ser anciano los bandidos no serían tan violentos y despiadados con él. – Tranquilo, todo acabará rápido, no pienso malgastar mucho tiempo aquí, viejo. – fulminó al anciano con la mirada y se dirigió hacia su hermano y a su compañero en aquella misión. – La primera parte de la misión ya está hecha, recoged todos los fragmentos de marionetas de madera que hay por el suelo – les dijo a los otros el peliazul mientras se encargaba de empezar a recoger, no deseaba estar mucho tiempo ahí, haría su trabajo, cobraría y se iría sin más.



Líneas: 35






Molinete ♥️:

Volver arriba Ir abajo

Re: Disturbios en las calles (Priv: Gray - Shijima

Mensaje por Gray el Lun Ago 14, 2017 3:31 pm


Gray Yuki

El peliazul no era tonto, al curar las heridas de aquel vendedor se percató de que en vez de simples heridas causadas por un ataque eran autolesiones, eso sumado a que las heridas no eran demasiado profundas hizo deducir a Gray que aquel supuesto “disturbio” que había ocurrido era en realidad una estrategia publicitaria por parte de aquel hombre, tras haber levantado con rapidez todos los pedazos rotos de marionetas, se dio cuenta de que la madera que las componía era de la barata, de mala calidad. Gray curvó una sonrisa y se acercó hasta aquel hombre, lo observó, se creía muy listo, pero no lo era. – ¿Me has tomado por tonto? – le preguntó con un tono de cabreo y un rostro que pasó de ser sonriente a ser de enfado total, como para no, aquel imbécil lo estaba haciendo perder el tiempo en su teatrito, lo cogió de su camisa y lo levantó, lo iba a golpear en la cara con toda la fuerza posible. – ¿Cómo lo descubriste, chico? – preguntó el anciano con los ojos llenos de lágrimas y expresiones de temor en su envejecido rostro.

– Soy médico, tú no fuiste demasiado listo… – contestó el Yuki, mantenía a aquel hombre levantado y suspendido en el aire, pero finalmente contuvo su ira y lo bajó arrojándolo al suelo, el hombre pegó un grito de terror al caer. – Bien, querías dar teatro, por lo que veo… – el peliazul sonrió maléficamente, – Teatro darás. – finalizó mientras llevaba al hombre agarrado de los pelos en dirección al despacho del líder de la aldea para así, reportar lo que aquel viejo loco había intentado hacer, le importaron 10 cominos sus compañeros en la misión, él ya había hecho su parte, había “curado” al imbécil al que llevaba de los pelos, había recogido la madera de las marionetas baratas en el piso y había descubierto quién había sido el “asaltante”, recordó un dicho que su madre siempre le decía “Al final quienes nos dañamos somos nosotros mismos”.

La aventura de Gray fue corta pero graciosa, llevar casi a rastras a un viejo desgraciado le producía al Yuki ganas desesperadas de reír como nunca. Una vez reportó el hecho ocurrido, volvió a casa con la cabeza bien alta mientras algunas personas lo miraban y susurraban algunas cosas entre ellas, ganándose una mirada fulminante por parte del chico del parche. La paga había sido algo bueno para Gray, ¿Qué mejor que dinero tras descubrir a un imbécil? Seguramente al anciano lo multarían por hacer perder el tiempo a los ninjas que la aldea podría estar utilizando para cualquier otra cosa.

Explicación: Fin de la misión.

Líneas: 28






Molinete ♥️:

Volver arriba Ir abajo

Re: Disturbios en las calles (Priv: Gray - Shijima

Mensaje por Quinn N.Phoenix el Lun Ago 14, 2017 6:17 pm


Misión aceptada



Se te otorgan (Laharl):

• Por los post: 2 PN cada uno
• Bonificación de Misión : 2 PN
• Ryous: 1.500
• PN Totales: 6 PN

Se te otorgan (Gray):

• Por los post: 2 PN cada uno
• Bonificación de Misión : 2 PN
• Ryous: 1.500
• PN Totales: 6 PN

Se te otorgan (Shijima):

• Por el post: 2 PN
• Bonificación de Misión : 2 PN
• Ryous: 1.500
• PN Totales: 4 PN






QuinnxKatsu:

Uzumaki's Family:

Volver arriba Ir abajo

Re: Disturbios en las calles (Priv: Gray - Shijima

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.