Últimos temas
Afiliados
Crear foro photo untitled45.pngCrear foroLoving PetsAmour SucréOne Piece LegacyCrear foro

[Pasado] Madnessbeat — PRIV Monsters

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Pasado] Madnessbeat — PRIV Monsters

Mensaje por Quinn N.Phoenix el Mar Ago 01, 2017 1:28 am

La humedad calaba por los huesos de la pelimorada. Un país completamente desconocido se alzaba ante ella provocando que de alguna manera pudiese notarse en su rostro lo desconforme que estaba con aquello. Estaba acostumbrada al desierto, tanto que el simple hecho de encontrarse rodeada por aquella gran cantidad de flora provocaba que sus nervios se encontrasen completamente crispados, más aun por aquellos sonidos que provocaban un vago eco en la lejanía. Lo odiaba. Podía escuchar como sus pasos en ocasiones provocaban el crujir de ramas o incluso el seco sonido de las raíces de arboles que parecían abominaciones en su mente dado al gran tamaño de estos que la hacían ver como si de un animal indefenso se tratase, muy a pesar de el mal humor que hacía su mirar un completo mar de sangre apunto de recaer sobre aquel mismo terreno. No conocía absolutamente nada, ni si quiera sabía como diablos había acabado perdida en un maldito lugar como aquel cuando casi una hora atrás se había separado de su grupo para seguir un inocente ruido que había levantado su necesidad por simplemente, descubrir. Le encantaba meter las narices en absolutamente todo.

Sus manos vagaban por las húmedas cortezas del paisaje, atravesando aquel lugar de una manera casi magistral aunque en alguna que otra ocasión debía de frenar sus pasos para evitar que su cabello quedase enredado en alguna de aquellas gigantescas estructuras que la rodeaban. Estaba hastiada, terriblemente molesta, tanto que incluso en ocasiones se la podía escuchar suspirar y maldecir por lo bajo presa de aquella gran molestia, más aún al notar como su cuerpo prácticamente semidesnudo por sus provocativas prendas en ocasiones se humedecía ante el tacto molesto de aquellas enormes plantas que impregnaban cada centímetro del lugar.

Podía notar como los nervios empezaban a hacerla divagar hasta el punto de provocar que más de una vez tropezara por aquel terreno, pero una luz, parecía guiarla o más bien, aquella estructura de piedra que pudo vislumbrar en la lejanía. — Maldita sea. Ya era hora— Mascullo con todo su odio mientras aligeraba el paso hasta salir de lo que parecía un gran infierno y dejar que sus rodillas tocasen la piedra que comprendía un sector de aquel gran puente de piedra. Cerró sus ojos sin poder evitarlo mientras tomaba algo de aire y finalmente lo dejaba escapar de entre sus labios en un suspiro tan fuerte que mostraba aquella gran frustración que la hacía enloquecer. Era la primera vez que se alejaba de su grupo de aquella manera y encontrarse en tal situación realmente la hacía estar de un humor más horrible que el de los mismos demonios del infierno. Quería acabar con todo, quemar aquel maldito país como si de un maldito papel se tratase, convertir en cenizas aquel horrible lugar. Un nuevo suspiro escapo de entre sus labios pero fue en cuestión de segundos como todo desapareció de aquel plano de importancia, generando un gran malestar en esto o más bien, un mal presentimiento.

El silencio invadió aquel lugar, tan solo se podían escuchar sonidos que provenían de aquellos grandes arboles pero de algún modo, podía notar una presencia que provoco que apoyase una de sus manos sobre la fría piedra y mirase a su alrededor. El chakra era molesto, uno desconocido, por lo menos teniendo en cuenta que hasta el momento, solo estaba acostumbrada a ciertas presencias que había dejado atrás en dirección contraria. Sus manos comenzaban a arder, como si estuviese dispuesta a actuar mientras sus ojos ansiosos, buscaban aquella fuente de chakra que podía llegar a detectar gracias a lo poco que su tan “amado” país le había brindado.

Técnica utilizada:
Kimochi waruidesu ( 気持, Mal presentimiento )
Los shinobis de la Luna son entrenados para presentir ligeramente el chakra, siendo capaces de sentir cuerpos cuando su chakra cercano irrumpe a veinte metros. Si el adversario tiene menos de 10 CK, el ninja no podrá detectarlo, dado que su presencia es demasiado débil.
Consumo: 4 Ck por turno



QuinnxKatsu:

Molinete ❤:


+18 ❤:

Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] Madnessbeat — PRIV Monsters

Mensaje por Monsters el Mar Ago 01, 2017 3:53 am

La tarde corría con una ventisca de viento que pasaba por todo él lugar, muy lejos de su territorio cuello lugar era lo contrario a donde estaba justo ahora andando a su caminar despacio y tranquilo, aunque algo molesto por no sentir la misma temperatura que estaba acostumbrado en su habitual país donde él frío y la niebla abrazaban y ahogaban él cuerpo Dr Mons, le daba placer sentir esa ventisca helada y escalofriante que corría por su piel en todo momento, era cuando mas cómodo se sentía porque le recordaba lo que era estar de buen humor, ya cuando la temperaturas de los lugares que recorría eran diferentes a lo que estaba acostumbrado su aspecto facial, aunque era imposible ser notorio por los demás, cambiaba respectivamente según la temperatura e ambiente de donde estaba. Esta vez había salido ya hacia un tiempo de Kirigakure donde como dijimos las temperaturas iban bajo cero y esto era placentero para él aunque a la mayoría de las personas le molestase. Pero a él le molestaba mas las temperaturas altas o medias, era frío o nada no se conformaba con media temperatura.

Su viaje no tenia un objetivo o un fin de lucro, solamente era demasiado curioso a la hora de explorar él mundo, saber de que mas haya van las historias contadas o mitos que le narraban mediante su crecimiento en su aldea, muchas historias había escuchado de aquella batalla que desarmo aldeas y mato a personas inocentes, pero él sabia e pensaba diferente, que mas haya de muertes y batallas sin fin había mucho mas que ver, explorar y aprender. Su camino lo llevo por muchos lados donde diferentes culturas y personas le enseñaron algunas cosas muy interesante, la esmera curiosidad que sentía pudo ser resuelta y ocupada por las diferentes maneras de ver las cosas y verlas por sus propios ojos.

Se encontraba entre hierbas, mucho verde y estructuras increíbles fondeando cada paso y matando su curiosidad en todo momento, analizando cada paso que daba hacia delante. Aunque le molestaba mucho él ambiente de donde estaba trataba de pensar en otras cosas e disfrutar él momento. Esta vez nadie estaba con él, estaba solo y muy lejos fe casa, aunque a su corta edad fue se extraño estaba muy acostumbrado a ser independiente por si solo, ya que no le quedo otra en él momento que sus padres partieron hacia la “otra vida” así prefería llamarlo él, ni cielo ni infierno prefería pensar que después de esta vida otra mas nos esperaba al dejar él cuerpo al cual pertenecemos, nunca comentó algo de esto con alguien, lo discutía con él mismo. Por él momento solamente caminaba, dejando pisadas marcadas en él piso y corriendo las hierbas que se le ponía en él camino así poder dejar paso a su andar. Nada parecía ser extraño todo iba normal en él día, buscaba un lugar donde pasar la noche porque pronto caería la noche.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] Madnessbeat — PRIV Monsters

Mensaje por Quinn N.Phoenix el Mar Ago 01, 2017 4:26 am

El silencio aún parecía cortar con el ambiente mientras la tensión, podía notarse a flor de piel en el cuerpo de la joven que aún yacía arrodillada en el suelo tratando de poder descubrir de donde provenía aquel chakra que se tornaba completamente desconocido. La ansiedad aumentaba, sus dedos incluso parecían dejar de arder para dar paso a la necesidad por simplemente, bañar su cuerpo en la sangre de aquel desconocido que trataba de rastrear. Podía notar como su pecho se alzaba, tomando aire de la manera más silenciosa posible hasta que finalmente aquello se convirtió en un inminente desastre. En un movimiento rápido se puso en pie para de tal modo alejarse de aquel puente buscando convertirse una vez más en uno con aquel gran terreno selvático donde había sido señalada la presencia hostil a no más de quince metros y en dirección suroeste. Lentamente, comenzaba a morir, mordía sus labio inferior por el deseo que sentía de acabar con aquella presa, como si de una felino hambriento se tratase. ¿Quien diría que acabase de aquella manera? Buscando una victima en lo que se suponía era un simple y pequeño “paseo” o más bien, aventura. Aunque, para que mentir, incluso podía ser ella la que saliese perdiendo en aquel mismo instante. Pero no había control, no en aquellos momentos.

Trato de moverse con total sigilo, buscando la mejor manera de asaltar a su presa pero sin casi percatarse de ello cuando caminaba ligeramente agachada pudo no solo sentir si no a su vez ver el movimiento que se ejecutaba ante ella unido al ruido de los hierbajos y ramas moverse. Entrecerró los ojos, tratando de tomar todo detalle de que era lo que había tras aquello hasta que finalmente, dio un paso atrás al poder ver aquel hombre que se mostraba ante ella. Apreto así sus puños, notando como sus uñas casi rasgaban su propia piel, estaba dispuesta a atacar, armando un rápido plan en su cabeza, pero este, se vio completamente anulado. Una mascara. Sus ojos se abrieron de par en par, quedando en completo silencio por unos instantes antes de sin poder evitarlo romper en carcajadas mientras lo miraba. ¿Qué se suponía que era aquello? Parecía que su mente había quedado completamente bloqueada, como si hubiesen pulsado el botón de “Pause” para así dar rienda suelta a aquella risa que no podía controlar de ninguna manera. — Pero...— Se limito a decir con el poco aire que quedaba mientras aún reía y alzaba una de sus manos para taparse los labios mientras la otra se posaba en la descubierta piel de su abdomen como si este doliese. — ¿Pero que diablos llevas puesto? — Consiguió decir mientras sus ojos se cristalizaban directamente. — ¿Eres humano? Oh no... ¿Estoy viendo un fantasma? — Por unos instantes parecía hablar con ella misma, estaba en un estado deplorable frente a aquel hombre.

No comprendía lo que se encontraba frente a ella dado a que hasta el momento nunca había visto algo como aquello. Era una locura, estaba completamente indefensa ante él en aquellos momentos pero lo poco que quedaba de su cordura la había hecho ignorar tal detalle muy a pesar del aspecto tenebroso de aquel hombre que se alzaba ante ella. Cualquiera podría aprovechar el momento y realmente, no le culparía de ello, después de todo aquella imagen para ella era tan cómico y espeluznante que parecía aceptar aquella realidad como una obvia. Le encantaba, la había conquistado por completo por muy estúpido que pudiese parecer. Así de plana resultaba la realidad de la joven cuando algo incomprensible paraba sus pasos, era tan terriblemente tentador observarlo que incluso lo que podría ser una presencia realmente perturbante para cualquiera era todo un libro que admirar y que querer estudiar para la pelimorada.
Gasto de Chakra:

39/43


Última edición por Quinn N.Phoenix el Miér Ago 09, 2017 4:26 am, editado 1 vez



QuinnxKatsu:

Molinete ❤:


+18 ❤:

Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] Madnessbeat — PRIV Monsters

Mensaje por Monsters el Miér Ago 02, 2017 6:14 am

Metido entre aquellos arbustos de hierbas que topaban su vista al frente y no le dejaban ver ni circular con precaución por si algo mas había ahí delante, tampoco le dejaba andar cómodo cada vez que iba hacia delante, sus ancladas largas al caminar ya por ser alto le entorpecía al darse contra esas hierbas de frente y aun que estuviese todo él tiempo corriendo las mismas ramas ellas aun no se quitaban y seguían en su camino, estaba molesto por esto además del calor que sentía y al estar mas eufórico por la sencilla razón de su mal estar esto le producía tener mas calor. Trataba de pensar en otras cosas, en tomar todo con calma y no alterarse. Posiblemente se le paso por la mente en sacar su Katana y cortar toda la hierba que tenia delante que le interrumpía la vista y la comodidad de caminar.

Fue entonces cuando corrió con su mano derecha unas de las hierbas que molestaban delante y dando él paso hacia delante para sobrepasarla que se encontró con una individua, alguien que al parecer también estaba por esos paraderos, a esta altura del día no se lo imagino por ningún instante encontrarse con alguien. En breve se colocó en postura defensiva, colocando su brazo izquierdo hacia delante a la altura de sus ojos y su mano en posición de ninjutsu con sus dos primeros dedos hacia arriba y a la altura de sus ojos mientas la mano derecha sostenía inmediatamente él mango de su katana y algo del filo de ella misma desfondaba él fundillo de donde estaba guardada. Él caso de ponerse a la defensiva era porque nunca se podía confiar de nadie y debía estar alerta siempre y precavido. ¿Risas? Fue lo primero que escuchó al ver aquella chica, de no mas de 17 años a su parecer, un cabello bastante largo y un color muy llamativo, ni hablar de su forma de vestir que no estaba muy apropiada que digamos, esto mismo desconcentro a Mons que por debajo de su mascara sonrojaba y abría sus ojos un tanto sorprendido. A continuación y entre que paro la risa en medio  y un “pero” se noto salir casi en silencio al no poder controlarse y seguir riendo se tomaba su panza para de seguro aguantar él dolor o mal estar que le producía reírse así. Fue cuando por fin pudo largar una oración completa al poder controlarse y le preguntaba que llevaba puesto. Ya bajando un poco la defensiva él enmascarado seguía perplejo al ver él estado de aquella chica que no paraba de burlarse en su presencia. Además de incomodarlo con esa pregunta también lo trato de fantasma algo totalmente fuera de lo normal y que solo una mente rebuscada podría imaginar que los fantasmas existieran y aparecieran en cuerpo y alma. Esto sobre paso la tolerancia de Monsters que viéndole de arriba abajo le decía - ¿lo dice alguien que va por ahí media sin ropa y una peluca morada? – sonaba como un tono vulgar y sobrador sus palabras hacia aquella persona que sus ojos brillaban de una manera extraña e incómoda al no quitar su mirada de él o mas bien, de su mascara. Ya le había pasado que muchas personas le criticaran y prejuzgara por llevarla, pero jamas había sentido que alguien se riera y admirara tal cosa.



Narro - Hablo - Pienso

Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] Madnessbeat — PRIV Monsters

Mensaje por Quinn N.Phoenix el Miér Ago 02, 2017 3:39 pm

Aquella risa poco a poco fue amainando aunque tanto en su mirar como en su cuerpo aún habían vestigios de esta dando a entender que tal situación había causado en ella todo tipo de estragos. Su cuerpo temblaba ligeramente mientras que su abdomen aún dolía por haber estado riendo por unos pocos minutos, minutos en los cuales aquellos ojos rosáceos se habían visto decorados por lagrimas que nunca llegaron a salir o por lo menos, hasta que ella las retiro con uno de sus dedos, buscando volver a la normalidad. Estaba fascinada, tanto que por unos momentos había olvidado el hecho de que se encontrasen en medio de la nada, rodeados de un ambiente tan incomodo como tenebroso que poco a poco se iba tornando algo más oscuro dado a que la noche, era casi inminente.

Tomo aire, de una manera tan brusca que se podía notar que había sido en un acto por tratar de recuperar la compostura que había perdido por completo tras encontrase con él. Estaba terriblemente cautivada por su apariencia tan curiosa, tanto que incluso no le llegaba a importar en aquellos momentos quien era o que hacía él, tan solo tenía una necesidad, una horrible necesidad, buscar llamar su atención. Fue por esta misma razón que sus zapatos resonaron por el ambiente después de haber escuchado su voz. Sus pasos hicieron que se moviese, buscando observarlo al completo, como si pudiese perder algún detalle vital si no lo hiciese hasta que llego a uno de sus costados a apenas dos metros de él. Sus ojos parecían brillas mientras lo observaba. —Eh...no llevo peluca, es mi pelo natural y si, mi ropa me encanta, es más cómoda ir de esta manera — Dijo algo divertida buscando dar un paso más al frente y acercarse a él pero desistiendo al ver que se encontraba armado. De algún modo y aunque sonase estúpido sentía que podía actuar con normalidad con él, como si pudiese tener confianza de una manera tan estúpida que en aquellos mismos momentos se encontraba indefensa a su lado.  —¿Por qué llevas esa mascara? — Cuestiono muriéndose de la curiosidad, inclinando ligeramente su torso hacia delante mientras sus manos se colocaban en sus propias caderas, ladeando levemente la cabeza provocando que su larga melena se moviese junto a esta. Quería ver que había tras aquella mascara, lo necesitaba pero a pesar de ello sabía que tendría que persuadirlo para ello. Después de todo eran meros desconocidos.

Absorta en su necesidad había quedado completamente anulada de todo lo que la rodeaba, razón por la cual el fuerte aleteo de aves procedentes de aquel lugar y que se encontraban en las cercanías provoco que, al instante que estas generaron un fuerte ruido al huir despavoridos la joven no pudo evitar sorprenderse. Abrió así los ojos de par en par y con el susto que estos le habían brindado avanzo dos pasos al frente, tropezando en el segundo y perdiendo el equilibrio de tal modo que si aquel hombre no se quitaba de en medio esta caería sobre él. No es que fuese una mujer torpe o una mujer que confiase en cualquiera, realmente, era la contrario pero de algún modo bajar las defensas a tal punto con alguien había sido algo directo al encontrarse con él ¿Razón? Completamente desconocida.



QuinnxKatsu:

Molinete ❤:


+18 ❤:

Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] Madnessbeat — PRIV Monsters

Mensaje por Monsters el Jue Ago 03, 2017 12:21 am

Casi acariciando él mango de su Katana para así si tendría que desfundarla para posicionarla en una posición ofensiva contra aquella señorita por si acaso aquella quisiera atacarlo en cualquier momento aunque parecía ser todo lo contrario, la joven de cabello morado y de poca ropa no parecía ser un peligro para él enmascarado, notorio por su comportamiento delante de un extraño, todo lo contrario a Mons que enseguida le vio si mente se nego a pensar en alguna otra cosa, mantuvo su mente en blanco en toda totalidad y un rostro solido y fluido totalmente alerta a cualquier movimiento que esta quisiera actuar. Era imposible para él ser como aquella joven, tan libre y indefensa o eso era lo que aparentaba. Lamentablemente él linaje de aquel joven que llevaba en la sangre era totalmente consciente de ser así como ella mostraba, era todo lo contrario siempre estaba preparado para una batalla o para soltar su propia sangre si era necesario por los principios del clan.

Él atardecer se aproximaba, los dos individuos estaban frente a frente intercambiando parábolas del uno y del otro, aquella chica con la dulzura pintada en su rostro daba a entender la curiosidad que sentía sobre él, así acercándose un poco mas a él para verle de cerca, observado cada centímetro de su cuerpo, sorprendentemente aunque pareciera imposible Mons bajo la guardia al ver como en cada paso hacia delante que daba ella se acercaba mas a él, dejo de sostener él mango de su Katana y de mantener su mano izquierda en posición de sellos, solamente se esmero en observar tan acontecimiento que le “incomodaba” entre comillas.

Sus ojos persuadían la mirada del enmascarado, por debajo de su mascara se podría ver si fuera él caso de no tenerla como su rostro así como solido se convertía en sonrojante al tenerla tan cerca. Cuando ya estaba mas cerca de lo que toleraría él pelinegro este alejo su cuerpo unos centimetros mas hacia él lado contrario que aquella pelimorada se acercaba. Le cohibía que alguien le observara tan pero tan de cerca. Sobre aquel comentario algo brusco que había tenido anteriormente Monsters sobre ella, sobre su aspecto en general ella respondía sin cuidado y sin ponerse algo molesta después de lo que le había dicho. Mostrando una sonrisa y de cerca nada mas explicaba que lo que tenia puesto no era una peluca y que su forma de vestir era normal y cómoda de estar así. Cuando este seguía observado mientras ella parloteaba sus palabras hasta con una pizca de sentido de humor y notaba como aun se acercaba mas a él, de esta manera no dejaba pasar ningún detalle de lo que hacia aquella individua.

Nuevamente acentuaba él tema de su mascara, esta vez no entre risas sino con la esmera curiosidad de saber que había debajo, era muy notorio al oír su tono de como lo preguntaba de manera curiosa. Aquel joven debía entrar en razón nuevamente y no dejarse llevar por la simpatía que solía compartir la chica con él, debía blanquear su mente nuevamente para dar a entender a si mismo que estaba contra una extraña y aun peor, es un territorio desconocido. Este acento levantando y corriendo la mirada de la joven pelimorada tomando con su mano y la palma su mascara para responderle en un tono refrescante. - ¿El porque? Pues no lo hay, yo creo que solamente me defiende de ser juzgado por la apariencia y no por lo que en realidad somos que es por dentro, las personas juzgan la apariencia de uno y no sus pensamientos y Emociones – pausaba un momento mientras sostenía su mascara para acomodarla bien y bajar sus brazos. – sencillamente oculto mi verdadero yo, ya que aun así nadie lo vería con mascara o sin mascara – remarcaba después de bajar sus brazos y mirarla nuevamente al terminar de decir su explicación. Lo mas seguro era que seria la primera persona que le sacaría un porque de su mascara que era tan llamativa a los ojos ajenos, algo desconocido para él, que alguien pudiese sacarle las palabras adecuadas de su boca, algo mas de confianza le trasmitía aquella joven. Fue justamente en él momento de terminar que a pesar de acercarse la noche, aun entre aquellas hierbas totalmente olvidadas por aquellas dos personas, pero que claramente aun estaban a su alrededor, salieron haciendo un gran barullo unos pájaros o eso era lo que creyó a ver visto Mons, pero además de eso noto como aquella chica tropezaba tal vez del susto o de sorprenderse por lo que había pasado que se vio en caída hacia él pelinegro al que este sin poder pensarlo y reaccionar automáticamente ancló sus brazos en forma adecuada para sostenerla y que no tocara él suelo y se hiciera daño, lo que no noto es que estaba demasiado cerca de ella solamente a centímetros y algo inclinado casi de rodillas para amortiguar lo que hubiese sido una fuerte caída para la morada. Sostuvo parte su espalda junto con la nuca y cabello, su otra mano quedo a media altura para sujetarla fuerte de los hombros. – pero chica, eso estuvo muy cerca pero todo esta bien – acento de ando un giro a medio grado con su cabeza. Por debajo sonreía al decir sus palabras muy emotivas aunque la joven no notase en ningún momento sus rasgos. Le levanto despacio hasta ponerla de pie junto a él y una mirada hacia los alrededores le llevo a pensar que ya era tarde, que la noche estaba cayendo y no podían quedarse en estos alrededores atrapados por hierbas y quien sabe cual mas amenaza. – Ya esta oscureciendo, si estas de acuerdo conmigo no deberíamos separarnos no sabemos con que nos encontraremos al estar solos por estos paraderos, si quieres podemos ir junto hasta que amanezca ¿Qué dices? – mencionaba esperando alguna respuesta positiva.



Narro - Hablo - Pienso

Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] Madnessbeat — PRIV Monsters

Mensaje por Quinn N.Phoenix el Jue Ago 03, 2017 1:55 am

Sus palabras habían llegado hasta ella pero sus torpes actos habían conseguido que su voz no escapara en ningún momento de sus labios. La caída era casi inminente hasta el punto en el cual casi no había tenido la ocasión de reaccionar, si, podía sonar estúpido viniendo de una Kunoichi como ella. Podía ver como el suelo se acercaba o más bien aquel hombre sobre el cual pudo llegar a aterrizar pero los reflejos de este fueron más rápidos de lo que ella misma pudo imaginar cuando noto como sus brazos la cogían y con ello evitaban su caída, provocando que por unos instantes se quedara en completo silencio, algo extraño cuando provenía de la joven de cabello violáceo que por lo general estaría escupiendo palabras a modo de veneno o simplemente, demostrando lo tan superior que se sentía de los demás incluso en momentos como el que estaba aconteciendo en aquellos mismos instantes. Se le daba bien rebuscar hasta el punto de volver las tornas de su parte, pero esta vez, sus palabras simplemente no podían formularse como si hubiese quedado muda. De este modo simplemente parpadeo, observando al hombre que había frenado su inminente caída, escuchando aquellas palabras que muy a pesar de verse algo obstaculizadas por la mascara la hicieron sentir de una manera tan extraña que fue tan solo en aquel momento que pudo sentir que realmente, estaba con un completo desconocido, uno que la intrigaba y a su vez, la hacía sentir lo suficientemente incomoda como para saber que era alguien realmente “especial”. Nunca se sentía nerviosa ante nada ni nadie, pero tampoco había tenido contacto con nadie fuera de aquella enorme isla que se había convertido en su “hogar” desde hacía pocos años atrás.

Trago en seco, dejando así que este la ayudase a poner en pie. Quería decir algo pero lo único que pudo hacer fue encogerse de hombros mientras alzaba uno de sus brazos para rozar el contrario como queriendo desprenderse de aquella sensación que empezaba a ser molesta. Había sido patética y eso la hacía sentir terriblemente cautivada por la vergüenza aunque lo único que se pudiese notar en ella fuera la tensión de su cuerpo. —Hmmm— Se limito a decir a sus palabras, como si realmente estuviese meditando después de aquel torpe desastre que ella misma había provocado. — Quizás soy nativa de este país — Dijo mientras ahora volvía a fijar la mirada en aquella mascara. — Y solo finjo porque quiero matarte y llevarme tus pertenencias— Finalizó al instante antes de comenzar a caminar, dandole la espalda y llevando los brazos hacia atrás, juntando ambas manos tras estas. — Pero en caso de que quieras arriesgarte puedo ocuparme de darte una buena noche — Sentencio antes de parar en seco y volverse a él con una sonrisa algo divertida, como si de algún modo quisiese borrar los rastros de torpeza que actualmente la habían hecho entrar en una espiral casi destructiva. —Además, ahora ya has caído en mi trampa. No puedes escapar de mi — Comentó aún algo divertida mientras se giraba nuevamente y empezaba a caminar— Y no pienso alejarme de ti hasta que me muestres tu rostro. Después de todo eres demasiado tentador y eso me molesta por culpa de tus palabras.— Tras aquellas palabras se paró en seco, subiéndose a una raíz bastante grande que se encontraba a pocos metros de donde se encontraba él, tratando de ver en la lejanía pero sin poder ver mucho por culpa de la noche que casi se hacía inminente.

Una mueca de disgusto ahora se dibujaba en su rostro. Después de todo, aunque tratase de hacerse la interesante estaba aún más perdida que él y su sentido de la orientación era penoso, por lo menos a aquellas horas del día donde todo se volvía lo suficientemente oscuro como para que pudiese ver más allá de lo que la flora le permitía. — ¿Y hacia donde vamos?— Cuestiono al instante sin poder evitarlo, girando ligeramente su cuerpo para así observarlo con cierta duda en sus palabras mientras que con solo un simple mirar se podía vislumbrar como se agarraba con una mano a los pequeños salientes de la corteza de aquel gran árbol, como si de algún modo estuviese dispuesta a dañar sus manos antes de volver a quedar en ridículo ante él. No le gustaba nada aquel país y estar en un terreno con tantos obstáculos realmente la hacia sentirse horriblemente torpe.



QuinnxKatsu:

Molinete ❤:


+18 ❤:

Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] Madnessbeat — PRIV Monsters

Mensaje por Monsters el Jue Ago 03, 2017 2:48 am

Aun no sabia de que iba todo esto, capas estaba cayendo en la trampa de algún enemigo y esta joven era él señuelo, pero había algo que le decía al pelinegro que no era así, que ella estaba en él mismo lugar por otra causa y aunque no la conociera realmente no la juzgaría por su apariencia, porque seria ser tonto y poco eficaz, ya que a simple vista no se veía como alguien a quien tenerle miedo o precaución mas haya de sus actitudes y su vestimenta que eran totalmente trasparente a lo que podría ser aquella morada. Después de su percance de casi a ver caído al suelo y los valores de caballero que tuvo Mons de sostenerla antes de que diera contra él suelo justo después de eso y de ayudarla a ponerse de pie pudo notar que aquella mujer quería hablar o aclararle algo después de sostenerla en sus brazos y ayudarla.

Se notaba lo tensa que ella estaba, capas era algo de vergüenza después de papelón que había vivido delante de aquel caballero, solamente soltó sin cuidado un “hmmm” como apretón de dientes. Claramente algo mas quería decir o estaba pensando decir algo que le conviniera a ella por él lugar que estaba. Al estar de pie ya los dos frente a frente y a ver escuchado las palabras del pelinegro esta continuo con su forma de actuar y ser, que al instante ya siglo con lo que tenia entre dientes para decirle. Por supuesto quería sorprenderlo o tal vez tratar de hacerle desconfiar de ella aun sin saber quien era, soltando de sus cuerdas bocales y un tono carismático las palabras que en su momento harían pensar a Mons si estaba haciendo lo correcto en estar en él mismo lugar que la kunoichi.

Dejaba en plena duda y entre paréntesis si era de confiar al decir que tal vez era alguien que era de este mismo bosquejo de hierbas y era alguien que le atacaría para robarle sus pertenencia, diciendo tales cosas como esas ya dejándole ver su espalda y no mirándolo a los ojos, esto hacia dudar al enmascarado aun un poco mas, los ojos de las personas decian la verdad o la mentira cuando alguien hablaba, pero en este caso aquella mujer extraña y muy cautivadora le daba la espalda para dejarle en una confusión mas grande que la que ya tenia.

Aún no terminaba de hablar y dirigirse a él, igualmente Mons sabía bien que hacia y nunca bajaría la guardia ante algún desconocido aunque esta le traía cautivado y algo mareado. No solo preferia pasar la noche con ella por su seguridad propia sino que algo se había despertado en él, un instinto que no había sentido nunca, le preocupaba también la seguridad de aquella individua y creía que estaría mejor con él, prefería arriesgarse a lo que ocurriese antes de abandonarla. Todavía afirmaba que aquel hombre estaba dentro de su trampa y que no se alejaría de él por respecto a su mascara o identidad ocultada. La sonrisa que le mostraba nuevamente era sentido de pureza y dulzura, podía notar se que su alma era limpia.

Dejo enseguida donde estaban aquellos dos hombres para pegar un salto y subir a unas de las ramas de arriba para así de seguro y como tal se lo imaginaba él pelinegro era para ver al alrededor con una vista un poco mejor, pero la noche había caído y aunque estuviese a unos metros de altura no podría ver absolutamente nada o eso parecía. Él silencio emergió por unos instantes dentro de Mons, estaba siendo muy descuidado capaz pero las palabras de la escotada no le veía nada de malo o no sentía por así decirlo algún “peligro” en ellas ni con ella.

Un salto de nuevo daba lugar a que Mons se pusiera alado de aquella mujer y así acercarse para ver y comprobar por donde estaban y pensar bien a donde irían como aquella había preguntado. – Creo que lo mejor sera ir por aquellos arboles al suroeste y encontrar uno bastante acogedor para poder descansar y ver mañana a la luz del día algún camino que nos ayude a salir de estas hierbas – hablaba poniéndose al costado de ella mirando fríamente hacia él frente quitándole mas de diez centimentos de altura bajo su mirada y con sus manos desprendía su túnica larga y negra para quitarse a continuación y arrimarla con sus manos a los hombros de aquella mujer. – esta siendo algo de frío, ten yo no la necesito, vayamos ya a buscar refugio – acentúa al momento de colocarle y dejar su túnica abierta en su espalda. Después de mirarla por unos instantes, este prosigio a hacer lo que había dicho, ir hacia él suroeste a encontrar algún refugio para ambos.



Narro - Hablo - Pienso

Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] Madnessbeat — PRIV Monsters

Mensaje por Quinn N.Phoenix el Jue Ago 03, 2017 3:51 am

Por unos instantes siguió a aquel hombre con la mirada, buscando una respuesta por parte de él mientras aún se mantenía sobre aquella gran raíz. Se encontraba realmente expectante ante lo que el pudiese decirle pero al parecer en aquellos instantes no había cabida para las palabras más aún cuando pudo observar sus actos al saltar y subir sobre aquella gran rama que se encontraba bastante por encima de ella. Lo siguió así con la mirada en todo momento alzando de esta manera sus ojos hasta aquella zona en la que se había posicionado de tal modo que tuviese que acomodarse ligeramente sobre aquella raíz. Parecía hábil, aunque bueno incluso en detalles estúpidos como su cautela o la manera en la que había reaccionado cuando la salvo de aquella fatal caída ya había podido confirmarlo ¿Pero qué diablos tenia como para que pudiese estar junto a él sin la horrible necesidad de acabar con su vida o simplemente tratarlo como si de un despojo humano se tratase? Por unos instantes se encontraba divagando en sus pensamientos, como si realmente aquella realidad la perturbase, pero, a pesar de todo lo necesitaba en aquellos instantes muy a pesar de que pudiese sobrevivir por sus propios medios. Después de todo estar sola en un país desconocido en un mundo tan cruel y despiadado como aquel no era más que una locura, después de todo podría ser buena en lo suyo pero seguía teniendo un titulo tan raso como su trato con aquel país. Aún y a pesar de todas aquellas complicaciones, aquel hombre le agradaba y no podía evitar simplemente mantenerse a su lado en aquellos mismos instantes.

Permaneció así en silencio observándolo desde abajo hasta que pudo ver como saltaba y con ello se colocaba a su lado, ganándose una mirada interrogante por parte del rosado de los ojos de la muchacha, buscando así su punto de vista hasta que pudo escuchar su voz. Volvió así la mirada al frente en dirección a donde el miraba, buscando así un punto de referencia a sus palabras. Ambos eran intrusos entre toda aquella Fauna aunque por suerte podrían encontrar algún lugar donde realmente pasar la noche. —Crees que...—Trato de hablar pero cuando ya había comenzado sus palabras se vieron frenadas al sentir como algo era posado sobre sus hombros, consiguiendo así que parpadease por unos segundos antes de alzar su mano para agarrar aquella túnica algo extraña observándola por unos segundos antes de volver a alzar la mirada y fijarla en su mascara por unos segundos, devolviendo su mirada antes de observar como empezaba a caminar, provocando que un suspiro silencioso escapase de sus labios mientras se bajaba de aquella raíz y al tocar el terreno con sus zapatos colocase mejor aquella túnica de modo que no tocase en ningún momento el suelo, alzando ligeramente uno de los laterales para pasarlo por delante de su cuello para que se sostuviese mejor de aquella manera. Una vez se colocó aquella prenda camino hacia él y se colocó a su lado sin llegar a pensarlo en ningún momento, olvidando aquellas palabras que anteriormente iba a decir.— Bueno ¿Puedo atribuirme un punto? Por el momento he conseguido que te quites la túnica sin tener que pedírtelo — Dijo con un tono algo burlón mientras lo miraba durante unos instantes de reojo antes de volver a mirar al frente. Realmente aquel hombre la intrigaba, ambos eran completos desconocidos pero a pesar de ello, podía sentirse segura a su lado. ¿Qué diablos estaba pasando?

El camino cada vez se volvía algo más pequeño y a su vez lleno de obstáculos por lo que para personas sin habilidades como ellos podría ser algo realmente complicado, más parecido a un infierno pero para ambos no sería más que un sendero. Su mirada no se apartaba así del camino mientras caminaba y en ocasiones saltaba para evitar grandes ramas que se encontraban en el terreno, teniendo un exquisito cuidado muy a pesar de que cada vez se pudiese ver menos en aquel lugar.



QuinnxKatsu:

Molinete ❤:


+18 ❤:

Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] Madnessbeat — PRIV Monsters

Mensaje por Monsters el Jue Ago 03, 2017 4:34 am

Como se veía delante de nuestros ojos la noche había caído con todo su peso sobre nosotros, nas estrellas marcaban y habían resaltar al cielo de un color azulado profundo como los sueños de nosotros mismos, la luna tenia su lugar y justamente estaba a la dirección de donde iban aquellos dos señuelos de la noche. Luego de ponerse de acuerdo y concordar salir los dos juntos hacia él mismo lado para protegerse él uno del otro como dos camaradas perdidos en las hierbas mas molestas de todas y un bosquejo gigante. Ya habían analizado su transcurso a seguir, estarían yendo a pie para quien sabe donde en realidad, pero él pelinegro tenia un plan secundario si algo pasara, no estaba descuidado del todo, solo fue unos minutos después de conocer a la mujer que iría a su lado en la fría noche que acontecían. No encontró los motivos en sus pensamientos de porque actuó de una manera tan atendedora y cortes con la joven, que le hizo bajar su guardia y descuidarse por aquel entonces.

La túnica quedaba un poco larga al verse la puesta a la joven de grandes ojos color rosados cautivador. De seguro Mons no quería pensar en haberle dejado su túnica por esmera buena caridad sino prefería inyectarse a al mismo pensando que no quería que la joven andará tan al descubierto, aun no toleraba lo bueno que estaba sacando la chica de él, algo sentía que estaba mal en él al tenerle tan cerca y en tan poco tiempo encontrarla sumamente atrapante a sus ojos. Quería pensar totalmente lo contrario y se auto quería convencer de ello.

Dieron unos pasos delante para así continuar haciéndolo hasta encontrar un buen refugio y así pudieran pasar la noche  o eso pensaba él. La joven parecía que aun tenia cosas que decirle, así que con su voz peculiar y su mirada cohibente miro al enmascarado dándole a entender que esperaba que se sacara mas ropa o era lo que ella quería hacer, aunque él no hubiera echó tal acción, esas palabras des confronto al pelilargo que se tomo un segundo para detenerse y sosteniendo él costado de su cabeza para decir -  Descuida no me parece algo que tengas que decirme tu, es algo que proviene de mi para usted – aun no se creía lo que él mismo decía, capas rasco dos o tres veces él costado con la mano que monto hacia arriba por puro nervios.

Brevemente ella sigio su caminar nuevamente dándole la espalda como solía hacer hace unos minutos atrás, esto ovacionaba algo de intriga a Mina, siempre miraba a los ojos de las personas al hablar pero ella se le escabullía cada vez que decía algo con doble sentido. Se le había delatado  un poco después de que él pelinegro tomaba unos segundos para aclararle lo que le había dicho. Se apresura a estar en la misma distancia que ella, caminando con lentos y tranquilos pasos al silencio de la noche, con sus manos en los bolsillos del pantalón que tenia, su mirada hacia él frente con su mentón medio regularmente levantado o inclinado hacia un poco mas arriba, su mirada perdida en la noche y él camino oscuro que tenia de frente. Sin avisar y presenciar que iba hablar giro su cabeza para dirigirse a la morada. – Ah todo esto morada; ¿Qué se supone que hace alguien como tu en estos lados tan  grandes y peligrosos? – afirmaba al terminar su pregunta engrumeciendo la voz. La noche en realidad estaba muy hermosa para conversar un rato, la conectividad de aquellos dos jovenes dejaba una intriga importante a estas alturas, Mons dudaba hasta de su personalidad. Así siguieron su andar bajo la luna que les iluminaba y les marcaba él camino.



Narro - Hablo - Pienso

Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] Madnessbeat — PRIV Monsters

Mensaje por Quinn N.Phoenix el Jue Ago 03, 2017 5:29 am

Los pasos de ambos crujían entre la maleza mientras que la luna alzada en el cielo en ocasiones se ocultaba por las grandes ramas de los arboles que convertían aquel ambiente en todo un paraíso. En aquel momento tan solo estaban ambos, caminando en completa soledad como si realmente nada pudiese perturbarlos a pesar de tratarse de dos completos desconocidos unidos por la simple coincidencia bajo un infortuito encuentro. La incomodidad del cuerpo de la joven poco a poco iba desapareciendo muy a pesar de aquella presencia que se encontraba a su lado ¿Desde cuando era de aquella manera? Realmente cualquiera que la viese no se arriesgaría a pensar que se trataba de la Quinn de siempre pero llegados a tal punto ni ella misma, comprendía la razón por la cual poco a poco sentía que aquella noche no habría estado mejor en cualquier otro lugar que no fuese a su lado. Su mano en ocasiones se alzaba para asegurarse de que aquella túnica no se cayese, como si realmente le preocupase la idea de que tal prenda sufriese algún tipo de estrago, como si de algo importante se tratase, después de todo, no le pertenecía y aunque viniendo de otra persona habría rechazado tal detalle, esta la había calado hasta el punto que solo la había aceptado en completo silencio.

Su mirada en ningún momento llego a apartarse de él en aquellos momentos y mucho menos tras escuchar aquellas palabras que hicieron que un imperceptible escalofrío recorriese su cuerpo. No estaba acostumbrado a aquello dado a que generalmente era lo suficiente distante como para que nadie tuviese ningún tipo de detalle con ella. Era extraño tanto que podía notar como algo en su interior la invitaba a simplemente frenar aquello y dar la vuelta, pero su cuerpo a pesar de ello no parecía reaccionar ante algo como eso, no había modo de que su curiosidad se apaciguase, como si de verdad tal encuentro hubiese estado premeditado o algo por el estilo. Después de todo por lo general su hubiese abalanzado sin pensarlo ante cualquiera que se hubiese puesto ante su camino y en este caso, se encontraba compartiendo con él su camino y con ello, una noche, una que posiblemente sería la única y la última hasta el día siguiente donde ambos tomarían diferentes rumbos.

Escuchar nuevamente sus palabras provoco que volviese a mirarlo, observando de tal modo como su mascara tenia un aspecto algo más molesto de lo que pudiese llegar a imaginar. No le gustaba, no porque la mascara fuese desagradable o nada por el estilo si no más bien porque sentía que el contacto entre ambos de aquella manera se sentía algo limitado, como si realmente la persona que se encontraba ante ella no fuese más que una molesta imaginación que estaba haciéndola perder parte de su cordura. .— Quinn.— Dijo con un tono que pareció algo más seco mientras lo observaba durante unos instantes y finalmente volvía la mirada al frente observando como a lo lejos se alzaba un árbol de proporciones intimidantes, uno que tenía una grieta tan grande en su estructura que podía albergar una especie de cueva entre aquella gran corteza. .—Mi nombre es Quinn.— Añadió para darle a entender el porque de aquella manera de casi cortarlo. .—Simplemente me he perdido, puede sonar estúpido pero es la verdad. No soy de aquí es más, la humedad de este lugar me molesta y me desorienta, no estoy hecha para estos climas. — Confesó al instante antes de suspirar de manera silenciosa pero a su vez vistosa antes de aumentar el ritmo de sus pasos para así adelantarlo y una vez se encontrase a un par de metros delante girarse mientras alzaba una de sus manos señalandole la gran apertura del árbol .—Creo que estaremos bien ahí.— Se limito a decir mientras buscaba su aprobación quieta en tal lugar que se trataba de una pequeña explanada de no más de siete metros de diámetro antes de que volviese a estar rodeada de infinitos arboles. Desde ahí podía vérsela temblar ligeramente, el frío calaba en sus huesos a pesar de aquella túnica de la misma manera que ahora se podía observar perfectamente que su calzado tenía unos tacones que no eran para nada adecuados para un lugar como aquel.



QuinnxKatsu:

Molinete ❤:


+18 ❤:

Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] Madnessbeat — PRIV Monsters

Mensaje por Monsters el Vie Ago 04, 2017 2:56 am

Por un tiempo muy poco hubo un silencio que dejaba fluir la tensión que pasaba por él cuerpo de aquellos dos individuos ninguno de seguro se imaginó que esto estaría pasando, debajo de la noche de cielo azulado y una luna que no dejaba de iluminar sus pisadas y parte de su cuerpo además de marcar su camino. Aquellos dos forasteros perdidos entre las hierbas podían a ver tenido suerte en encontrarse o tal vez solamente era él destino, que les marcaba dejando la intriga de por medio de que era lo que sucedía con ellos.

Un paso y otro paso, adelantándose cada vez mas para poder encontrar un refugio donde pasar la noche que por cierto se les estaba haciendo larga, de alguna manera había que romper la tensión y ese silencio tan malicioso. Sin embargo la chica fue la responsable de poner punto final al silencio que dejaba solamente escuchar por momentos a la misma naturaleza. ¿se presentaba? De su boca solamente salio un Quinn directo y sin algún tono divertido o vulgar como estaba actuando aquella morada. Se podría decir que fue algo frío y seco como la niebla. Mons entre un movimiento de cabeza para mirarla y un tragado de saliva a la vez la sintió y noto que se estaba presentando hacia él. Le presto atención por unos segundo y despues de expirar siguió su cortes mirada hacia él frente para no perturbar con su “mascara” cuando ella le miraba también a la misma vez, fue como algo fugaz, los dos miraron hacia él frente a la misma vez como si se sintieran igual de incómodos.

La joven tomo esos segundo para después afirmar nuevamente que su nombre si era Quinn para seguir diciendo con total expresión para explicarle que le había sucedido y porque había estado en ese entonces donde aquel hombre la encontró. Respondía a la pregunta antes dicha por él pelinegro de porque estaba en un lugar como este, su explicación fue que se había perdido, que no era de por ahí y que odiaba la humedad que encontraba por estos bosquejos. No parecía ser mujer de climas pesados por lo que se veía. Mons miraba aquella chica mientras dirigía sus palabras hacia él, a través de su mascara notaba como sus ojos rígidos y rosas entraban en los del para desconcertarlo y hacerle prestar atención ante sus palabras, como si aprendiera algo muy importante. La chica terminaba de hablar y se adelanto unos cuantos pasos hacia delante, por momento Mons pensaba que iba a tropezar de nuevo así que preparaba sus brazos por si acaso debía ir a por ella. Señalando algo la chica decía que podían estar bien dentro de ese lugar algo cubierto.

Ya que la joven se había adelantado un poco debía esperar a que él pelinegro llegara a su punto, con sus manos en él bolsillo camino hasta llegar frente a ella y ver a su costado que era lo que señalaba, parecía ser un lugar perfecto, al parecer no era tan tonta como podía a ver creído él pelilargo que después de ver aquello volteo de nuevo para verle frente y mencionar de la mejor forma. – me parece un lugar muy acogedor Quinn, vayamos dentro que que esta haciendo mas frío aun – terminaba diciendo cuando movía su cabeza señalando él lugar para que ella diera pasa primera para entrar en él. Ya dentro del lugar se sentía el fresco de la noche que estaban padeciendo en aquellos bosques oscuros y algo peligrosos. Aquel hombre habia ido por algo de palos sueltos y alguna piedra fuera, para traer algo de calor a donde estaban quedando para así él frío pudiese irse a un lado. No le tomo mas que unos minutos preparar él fuego y frente de él sentarse en postura de indio y entre cruzar sus brazos. A esta alturas de la noche le apetecía quitarse la mascara para poder descansar pero no estaba solo, la chica estaba frente a él y no iba a sacarla hasta que ella durmiera. – debería descansar yo haré guardia esta noche, puedes acercarte y apoyarte en mi hombro para mejor comodidad y para que estés segura que aquí estaré – terminaba diciendo y acercándose un poco para que ella se recostase con él temor de que podía ser rechazado y podía morir de vergüenza aunque ya lo estuviera haciendo, aun no creía él ser que podía lograr sacar aquella joven de él, sinceramente estaba desconcertado totalmente.



Narro - Hablo - Pienso

Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] Madnessbeat — PRIV Monsters

Mensaje por Quinn N.Phoenix el Vie Ago 04, 2017 4:00 am

Al ver como aquel hombre se acercaba a ella no pudo evitar seguirlo con la mirada en todo momento, incluso en el instante que esta yacía con la mirada en aquella estructura que se encontraba ante ambos. ¿Desde cuando se sentía también teniendo a un desconocido tan misterioso a su lado? Estaba claro que acostumbraba a encontrase con sujetos extraños o terriblemente molestos ¿Pero aquel hombre? Realmente alzaba sus expectativas hasta el punto de que no supiese que hacer en ocasiones. No quería perderse ningún tipo de detalles ya fuese de sus actos como de sus rasgos muy a pesar que la mayoría se encontrasen ocultos por aquella mascara que la hacía sentir inquieta, como si de algún modo quisiese arrancársela para poder ver quien o que había bajo estas. Sus palabras en un principio la habían intrigado pero muy a pesar del tiempo que habían estado compartiendo juntos esta seguía siendo como si de un gran misterio se tratara. Sus ojos rosáceos ahora estaban completamente fijos en él tanto que no llego a percatarse de lo descarada que era hasta que escuchó aquella afirmativa por parte de él que provoco que rápidamente volviese la mirada hacia aquel gran árbol y asintiese para así comenzar a caminar en dirección a esta sin decir nada.

Una vez llegaron hasta aquel árbol se adentró en este, colocando nuevamente aquella túnica de manera adecuada sobre ella mientras lo observaba en silencio hasta que pudo ver como salía durante unos instantes al exterior, ganándose una mirada interrogante antes de perderlo de vista. —Maldita sea— Dijo sin poder evitarlo mientras aún se encontraba de pie en aquel lugar. — ¿Que diablos me pasa? — Hablaba sola aprovechando que en aquellos momentos el hombre se encontraba fuera pero cuidando a pesar de ello sus tono para que este no pudiese ser escuchado. Estaba completamente frustrada, como si aquella situación poco a poco la estuviese devorando pero no tuviese la manera de poner remedio. Después de todo estaba completamente perdida y no tenía a nadie más que no fuese él pero algo extraño hacía que por esa misma razón se encontrase mejor que nunca, algo que la hacía estar molesta consigo misma. Mordió así su labio inferior mientras inspeccionaba aquella pequeña abertura, como si buscase algo mientras lo esperaba pero dado a su tamaño que no era más de lo que se necesitaba poco habría que buscar. Fue así como en cuestión de pocos segundos después pudo ver como este volvía y se encargaba de crear una pequeña hoguera en el lugar, cosa que agradeció muy a pesar de llevar aquella túnica que no le pertenecía.

Lo siguió así con la mirada en todo momento, sin querer molestarlo hasta que vio como se sentaba y nuevamente su voz volvía a hacer eco en su mente. Quería quejarse al escuchar sus palabras ¿Desconfianza o quizás simple caballerosidad? No era algo que ella conociese y muy a pesar de que descansar le viniese bien, no quería hacerlo, después de todo, iban a pasar la noche juntos y no permitiría que el fuese el encargado de montar guardia durante toda aquella noche. Sus pasos ahora resonaron sobre aquel pequeño terreno, acercándose a donde él se encontraba hasta quedar frente a él. Flexiono así sus rodillas mientras bajaba hasta él hasta que finalmente estas tocaron el suelo, una a cada lado de las piernas del hombre que se encontraba ante él, haciendo amago de sentarse sobre él pero sin llegar en ningún momento a tocar más que el suelo. Sus manos ahora se alzaron, recorriendo lentamente los brazos de este mientras observaba aquella mascara a una pequeña distancia muy a pesar de que gracias a aquella posición se encontraba un poco por encima de él. —¿De que color son tus ojos? —Se aventuro a preguntar mientras lentamente sus finos dedos que aún se encontraban bajo aquellos oscuros guantes iban en dirección a sus hombros de manera lenta. —No vas a quitarte la mascara porque estoy aquí ¿Verdad? — Tras aquellas palabras quedo en silencio mientras el pequeño chisporroteo de la hoguera hacía eco en aquel pequeño silencio y hacía que aquella luz se viese reflejada en la espalda de la joven de cabellos violáceos, cabellos que recaían sobre la túnica que el mismo le había cedido tiempo atrás y que decoraba gran parte de esta muy a pesar de que pequeño mechones cayesen por la parte delantera y descansasen sobre el regazo de este. Realmente le intrigaban aquellas respuestas de la misma manera que muchas otras pero hasta el momento no quería abusar ya más de lo que ya había hecho.



QuinnxKatsu:

Molinete ❤:


+18 ❤:

Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] Madnessbeat — PRIV Monsters

Mensaje por Monsters el Sáb Ago 05, 2017 6:07 pm

Aún así en la fría noche en aquellos lugares oscuros y ordinarios a la vista de cualquiera por sus desagradables hierbas que topaban todo el alrededor de aquel lugar, los dos jóvenes había encontrado por fin un lugar que les podía servir de refugio para pasar la noche, aquella morada había echo un excelente trabajo en descubrir aquella figura de un árbol que dentro en un gran hueco había lugar para que descansaran sin ningún problema. Fue así que enseguida los dos se escabulleron en aquel terreno un poco húmedo y friolento que dejaba un gran espacio para que los dos pudieran estar allí sin preocupaciones. La idea del hombre en prender la hoguera había sido excelente para persuadir un poco al frío que entraba y entumecía la piel de cualquiera de los dos. Se sentían muy acogedores por lo que se notaba en la presencia de aquellos dos individuos que no se conocían en realidad, había sido un choque del destino que los dos estuvieran compartiendo la misma noche y la misma hoguera.

La personalidad de Mons como siempre tan fría y indiferente ante todo, esta vez estaba siendo atrapada por alguna clase de "echizo" que de parecer tenía la chica en sus ojos rosáceos al cautivarlo de tal manera que su amabilidad estaba saliendo a frote en todo instante, primero dejando su túnica a los hombros de la morada para que calentase parte de su cuerpo, no era mucho pero el sabía que de algo le serviría para que no pasara totalmente el frío de la noche. La hoguera prendida, los dos frente a frente para a si calentarse cada uno su cuerpo, en verdad estaba haciendo mucho frío, se podía notar por la ventisca que atropellaba cada hierba que estaba del lado de afuera, moviendo la con brutalidad de un lado a otro y levantando el poco polvo que estaba en los suelo.

La amabilidad del enmascarado salia a flore de nuevo, esta vez para acercarse un poco mas a la chica y ofrecerle tomar comodidad en su cuerpo para que descansara, el se encargaría de tomar guardia esta noche, para estar alerta por si algo ocurriese. La escotada muchacha se levanto sosteniendo la túnica con ambos brazos para no dejarla caer al suelo y asi acercarse a Mons, esta estaba muy cerca de el, se acomodo a su comodidad y desplazo sus brazos sobre el, atrapando así no solo su cuerpo, sino su vergüenza total, para dejarle sin palabra alguna y totalmente sorprendido a lo que estaba pasando. No se reuso, en ningún momento, no sabía porque en realidad aquella joven le parecía tan indefensa que no pensaba en ningún momento que le pudiese hacer daño, dejo que ocurriera y dejo pasar los nervios por su cuerpo para que se fueran por donde habían venido.

La morada había encontrado la posición adecuada para "descansar" pero aún así ella tenía ganas de mas preguntas, señalando con curiosidad le pregunto queriendo saber el color de sus ojos, claramente no eran visto por ella ni por nadie, la mascara del pelinegro no dejaba ver no solo su verdaderos ojos sino tampoco su rostro. De esta manera se mantuvo un segundo en silencio para moverse un poco para un lado y para el otro asi continuaba con el interrogatorio esta vez preguntando si el enmascarado no se sacaría su mascara su ella estaba delante. Muchas veces había escuchado esa pregunta pero no en estas circunstancias de estar frente a frente a una joven tan cautivadora para el, por alguna razón estaba siendo atrapado por la dulzura de sus palabras y de su mirada. Este suspiro por debajo de su mascara como si no tuviera palabras o pensara que responder mientras le miraba. - Digamos que ni yo recuerdo el color de mis ojos joven, ya no recuerdo la última vez que los vi - aclaraba a su primer pregunta para extender su brazo sobre ella y seguir con su dialecto. - Sinceramente, nadie nunca me a visto bajo esta mascara y si, no me la eh quitado porque estas aquí, pero viendo las circunstancias ya siento algo de incomodidad con ella puesta - Terminando así la afirmación de sus respuestas  para con su mano derecha tomar la mascara desde abajo y levantar la lentamente corriéndola para arriba de su cabeza, aun con los ojos cerrados mientras con su otra mano la desprendía de atrás y acomodaba su larga melena. Abrió sus ojos mirando a la chica instantáneamente. - Eres la primera, no entiendo porque estoy haciendo esto, pero este es mi verdadero rostro ... Ah mi nombre es Monsters, un gusto conocerla señorita Quinn - Terminaba sus últimas palabras con una leve sonrisa.  



Narro - Hablo - Pienso

Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] Madnessbeat — PRIV Monsters

Mensaje por Quinn N.Phoenix el Sáb Ago 05, 2017 7:58 pm

La tensión parecía calar en los huesos de la peli morada. De algún modo podía sentir como cada parte de su cuerpo era presa de un malestar que se resumía en la intriga que aquel hombre la hacía sufrir por cada centímetro de su piel. Su necesidad por conocer parecía estar acabando con ella y en aquellos instantes hasta el frío que anteriormente había estado castigando su piel pasaba a ser un simple murmullo casi impalpable o inexistente y no solo por aquella gran túnica que la mantenía parcialmente oculta, o el calor que aquella pequeña hoguera le brindaba si no también por aquel hombre que se encontraba bajo a ella y parecía no desear evitar aquel contacto que ella misma había iniciado casi de manera inconsciente. En aquellos instantes parecía no ser dueña de sus actos, su cuerpo actuaba como si se tratase de una miel que necesitase catar, como si dos polos opuestos estuviesen generando una atracción innegable ante aquellas propiedades que unían imán junto a un metal. En cualquier otro momento lo habría tratado de evitar o ¿Para que mentir? Ni si quiera habría llegado hasta tal punto que ni ella era capaz de decidir que era o no lo correcto desde el mismo instante que se había vuelto victima de tal tentadora situación.

El silencio parecía arrancar cada parte de su piel, como si fuese desgarrador ante la intriga que el despertaba en ella pero el hecho de notar un mínimo movimiento bajo su cuerpo se convirtió en un pequeño detonante que la hizo suspirar muy a pesar de que esto no fuese más que un simple acto de tranquilad, al menos, no había sido rechazada, no por lo menos a la hora de buscar aquel contacto físico que provocaba que delinease cada centímetro de la piel de sus brazos antes de que sus manos finalizasen sobres sus robustos hombros mientras no podía evitar observar aquella blanquecina mascara con completa intriga. Nunca había sentido aquella gran ansiedad por nadie y mucho menos por cosas tan triviales como aquella.

Ahora su masculina voz hacía acto de presencia mientras que sus rosáceos ojos no se apartaban de él en ningún momento y mucho menos al ver como la mano de este se alzaba y se posaba sobre aquel artilugio que lo había mantenido en todo momento oculto de la mirada curiosa de la joven. Pudo así notar como la ansiedad aumentaba, tanto que incluso no pudo evitar ejercer cierta presión con sus dedos sobre los hombros de aquel hombre, como si realmente hubiese estado esperando ese momento por más tiempo de lo que cualquiera de los dos hubiese llegado a imaginar. Se mantuvo estática, su cuerpo rígido se mantenía aún sobre él mientras que de algún modo podía notar como sus pulsaciones aumentaron de una manera tan ridícula que no llegaba a comprender el porque de aquella gran necesidad que la hacía sentir terriblemente nerviosa hasta que pudo ver como aquella mascara era retirada por completo y nuevamente, podía volver a respirar. La tensión comenzó a desaparecer hasta el punto en el que ya no se encontraba apoyada sobre sus rodillas si no que había cedido ante la necesidad de sentarse sobre el regazo del pelinegro mientras no se perdía ningún detalle de aquel rostro que ahora se encontraba frente a ella, como si fuese una imagen digna de recordar. — Monsters...— Repitió al instante mientras sus manos paseaban desde sus hombros a su cuello y finalmente hasta sus mejillas, acariciando aquella piel que por fin, podía vislumbrar.— Tienes un nombre curioso más aún para ser un hombre tan atractivo — Añadió sin poder evitarlo antes de inclinarse ligeramente hacia el aún sosteniendo sus mejillas. — Y yo...tampoco entiendo nada si te soy sincera. No se que es lo que tienes, pero no puedo evitar necesitar saber todo de ti— Tras aquellas palabras simplemente suspiro mientras terminaba de acortar distancias con él, depositando un pequeño beso en la comisura de sus labios.

En aquel momento, no era dueña completa de sus actos. Lo único que la hacía actuar era su cuerpo el cual pedía un poco más de aquel sobre el cual se encontraba sentada, después de todo esa vez podría ser la primera y quizás la última en la cual pudiese sentir tal presencia que la cautivaba y la hacía ver completamente sumisa ante sus actos. — ¿De donde vienes?— Cuestiono al instante, no muy lejos de sus labios, tratando así de buscar una manera de conocer algo más de él.



QuinnxKatsu:

Molinete ❤:


+18 ❤:

Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] Madnessbeat — PRIV Monsters

Mensaje por Monsters el Sáb Ago 05, 2017 11:23 pm

Aquellos dos jóvenes habían llegado al limite, parecía ya que todo se trataba como dos conocidos de toda la vida, la conectividad que había entre ellos era sumamente  extraña, cualquiera de los dos no podría explicarse a si mismo que era lo que les había pasado, no dejaban de mirarse y cautivarse con sus miradas como si se tratara de una pasión a fuego que les corría por dentro, no podían disimular aquella atracción que arrastraban con tan solo miradas. La hoguera deslumbraba sus rostros, la única luz que provocaba quedaba entre ellos dos en un metro cuadrado, después de estar tan juntos a la par, ella sobre el tratando de sacar el duro frío cruel que entraba por los huecos del tal elegido refugio que había visto ella, la hoguera no alcanzo a darle bastante calor que el joven por presenciar su cuerpo podía notar que el frío aun le perturbaba a la pobre chica, fue por eso mismo que le dio lugar para que ella se acercase y se prendiera de el, tal vez el calor corporal podía parar un poco aquel frío que sentía aun después de tener la túnica de Mons, fue lo que pensaba aquel joven arrogante y presumido, algo que en esta ocasión no fue capaz de hacer notar, fue totalmente lo contrario lo que demostró delante aquella morada que lo sacaba de su idea de persona.  

Normalmente solamente se sacaba la mascara para descansar en la pelambre de la noche y no cabe aclarar que nunca se sacaba la mascara delante de alguien mas, nadie tubo la oportunidad de ver su mirada, su nariz y su rostro como lo estaba haciendo aquella joven ¿porqué? era lo que se preguntaba en una y otra vez, pero no encontraba respuesta, solamente cedía sin ningún problema, sin pensar cuales fueran las consecuencias o que fuera a pasar en realidad, estaba totalmente cegado frente la mirada de aquella joven que lo tenia confundido. Lentamente fue que se saco la mascara dando un suspenso y silencio por mínimo que fuese y notase.

Se presento frente a ella porque no lo había echo antes, si había escuchado atentamente su nombre, pero el era hombre de pocas palabras y no procedió a presentarse en aquel entonces, pensaba que le debía una buena presentación, no quería deber nada a nadie ni menos a Quinn. Sus brazos estremecieron la piel del ante enmascarado la joven estremecía cada centímetro de su piel solamente rosando su cuerpo, esta vez el cuello era victima y prisionero de su encantador brazo e delicado, acariciando parte de su mejilla como si una pluma pasara por ahí, los ojos de Mons se cerraron al mínimo contacto de aquella escotada joven tocara su mejilla, nuevamente estremeció mas que su cuerpo entero y se dejo llevar hasta el punto de no saber canalizar en que posición estaba.

El eco de sus palabras resonaban en su mente cuando decía tan cálidas palabras y cumplidos para el, cada vez mas cerca .. esa era a posición que tomaba la morada, inclinándose hacía delante y estar a centímetros de su boca. Aun su voz sonaba entre el momento que se inclinaba delante del, resonando de nuevo un cumplido que paralizo la mente del joven pelinegro. Un cumplido que hacía interrumpir los pensamientos y acciones del hombre. Parecía ser que cualquiera de los dos veía la necesidad de saber mas del otro, no solamente en palabras sino en acciones. Claramente la iniciativa fue tomada por la Kunoichi que de la misma forma que se inclino para estar mas cerca de el, lo hizo al terminar sus palabras para dejarle un beso en la comisura de sus labios. Los ojos de Mons se abrieron mas de lo normal, apoyo sus manos hacía atrás para no caer de espalda pero lamentablemente estaba sin cuidado y no soporto ambos pesos y callo acostado con ella arriba, una sonrisa se le escapo sin querer al notarse que estaba muy nervioso pero ella nuevamente con su dulce voz interrumpía nuevamente los pensamientos del pelilargo. Esta vez era una pregunta normal, aunque no fuera normal el momento en donde estaban ahora, ella arriba de el pregunto de donde era que venía, el pelinegro no tuvo respuesta por segundos porque aun estaba en shock de lo que estaba pasando pero debía continuar a responder. - Eh .. yo - tartamudeaba tragando su propia saliva, aun estaba algo tímido  sorprendido por el acontecimiento. - Yo soy de Kirigakure no Sato - Afirmo, seguro y prepotente levantándose y sacando a la chica de arriba de el, los nervios y la vergüenza tomaron control de su cuerpo y cometió capaz la mayor estupidez que fue apartarse y cortar el momento que estaban teniendo. Ya de pie ayudo a la chica a levantarse y sacudiéndose decía. - Haré guardia afuera, descansa falta poco para el amanecer joven Quinn, la hoguera sera suficiente para no tener frío - Dicho esto tomo nuevamente su mascara con su mano derecha y se adelanto unos pasos para irse hacía afuera y continuar con lo que había dicho, hacer guardia. - ¿Que te paso Mons, eres estupido? - Pensaba por dentro mientras salía hacia afuera.  



Narro - Hablo - Pienso

Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] Madnessbeat — PRIV Monsters

Mensaje por Quinn N.Phoenix el Dom Ago 06, 2017 12:08 am

Por cada segundo que pasaba podía sentir como los latidos de su corazón iban en aumento. Parecía estúpida, una cría que se estaba llevando por la necesidad del contacto físico de aquel hombre de igual manera que de alguna forma, buscaba sentir el calor de su cuerpo. Inmersa en aquellos rasgos, en aquel rostro que lo único que conseguía era convertirla en una simple presa de él, no podía evitar sentir como sus nervios iban en aumento mientras que sus manos ansiosas acariciaban cada parte de su rostro hasta el punto en el que aquella necesidad empezaba a ser más que aquello, tanto que incluso había buscado el mínimo contacto con sus labios sin casi percatarse de ello. Por unos instantes había deseado convertir aquel momento en uno más junto al pecado, ignorar que era la primera vez que realmente se encontraba a solas con un hombre que no fuese uno de los que se habían convertido en su familia tiempo atrás, para así, simplemente disfrutar del momento y es que desde hacía mucho, no sentía la necesidad de disfrutar la presencia de otra persona y mucho menos, de aquella manera. No podía evitarlo, en tan solo unas horas aquel hombre se había convertido en una pequeña droga para ella, una que no podía evitar ni mucho menos, desear apartar. ¿En que momento se había convertido en presa de sus actos? Ni ella misma podía comprenderlo, en aquellos instantes tenía prioridades más férreas aunque de algún modo había tomado la decisión de esperar a verificar que ella, no era la única que sentía tal necesidad.

Tras haber realizado tal acción se sorprendió al notar como aquel hombre perdía el equilibrio, acción por la cual rápidamente colocó ambas manos sobre el terreno para no hacerle daño en ningún momento. Parpadeo sin poder evitarlo algo atónita pero sus palabras hicieron que en cuestión de segundos volviese a la realidad, más aún al escuchar su procedencia la cual confirmaba que después de todos cuando se hablaban de títulos, se supone no eran más que meros enemigos. Aún a pesar de ello, no llego a preocuparse, después de todo muy a pesar de ser una Kunoichi del país de la luna ella misma renegaba de tal titulo muy a pesar de que fuese bajo un juramente de silencio que tarde o temprano se vería liberado.

Podía así notar la incomodidad de su acompañante, más aún cuando este tomo la iniciativa de quitarla de encima y levantarse. Aquellos actos solo provocaron que sin poder evitarlo la joven tragase en seco mientras lo observaba con un pequeño desconcierto que provoco que cada parte de su cuerpo se removiese muy a pesar de que acepto que este la ayudase a levantarse. El silencio por parte de ella ahora era sepulcral muy a pesar de que de algún modo podía observarse en su rostro la preocupación y el desconcierto. Después de todo, era una simple joven inexperta en todo tipo de campo, razón por la cual quizás había sido realmente estúpida con sus actos. Escuchó así sus palabras y siguió cada uno de sus actos con la mirada, sintiéndose algo afligida al ver como volvía a tomar la mascara y acto seguido, salía de aquella pequeña grieta. Sus pies habían quedados clavados sobre el terreo mientras lo veía salir, había perdido todas sus fuerzas por unos instantes algo que provocó que hasta incluso en aquel momento la joven no llegase a emitir ningún sonido mientras se desprendía de aquella oscura túnica y se ocupaba de doblarla para dejarla donde anteriormente aquel hombre se sentaba.

Se sentía extrañamente mal, no había ni si quiera manera de expresar aquella sensación que había hecho que los nervios desapareciesen y simplemente hubiese arrepentimiento. Quizás en otro momento no hubiese cedido, pero, aquella vez, simplemente se limito a aceptar su decisión y quedar durante unos largos instantes estática en el lugar algo pensativa. ¿Tan impulsiva había sido? ¿Por qué lo había hecho? Mordió sus labios por unos instantes, presa de sus pensamientos y finalmente, se arrodillo. Sus manos paseaban por su propio cuerpo,buscando un pequeño compartimento que yacía algo oculto para así sacar de este un pequeño papel. Quizás era una locura, pero a pesar de aquello, aún quería saber de aquel chico por lo que sin meditarlo más de lo debido sello parte de su chakra en este y acto seguido, lo coloco con cuidado en uno de los pliegues de aquella túnica, de tal modo que el pudiese verlo una vez volviese el interior de aquella pequeña grieta. Una vez hecho aquello se puso en pie y con cautela, se acerco hasta aquella grieta por la que ambos habían entrado. Posiblemente el hombre no se habría ido muy lejos por lo que trato de hacer el mínimo ruido posible a la hora de salir.

Una vez fuera del lugar pudo ver a lo lejos la figura de aquel hombre, algo que provoco en su cuerpo un gran sentido de amargura por unos instantes. De algún modo deseaba decir algo, pero no le gustaban las despedidas y mucho menos tras haberse percatado de que para él, seguramente solo sería una molestia. Tras unos segundos con la mirada fija en su espalda tomo el suficiente valor para escabullirse del lugar y una vez estuvo lejos, desapareció por completo de su vista, sin dejar más que aquel papel sin ningún tipo de explicación. Después de todo, el podría elegir si tomarlo o deshacerse de el.


Gasto de Chakra:

36/43

Técnica utilizada:

SHĪRUSENSĀ (シールセンサー , SELLO SENSOR)
El usuario sella una porción de su chakra en el interior de un papel. Éste papel puede ser enganchado, permitiendo al ninja rastrear su ubicación ( siempre que se encuentre en el mismo país ) .
Consumo: 3Ck crear sello



QuinnxKatsu:

Molinete ❤:


+18 ❤:

Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] Madnessbeat — PRIV Monsters

Mensaje por Gray el Lun Ago 07, 2017 2:14 pm


Social Aceptado





MI HERMANO Y SU NOVIA <3:

Hidan <3:

Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] Madnessbeat — PRIV Monsters

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.