Afiliados
Limpieza 03 - 01 - 18

 photo untitled45.pngBoku no Hero ROLLittle FearsNaruto RolLoving PetsOne Piece LegacyCrear forocounting ★ stars

[Trama individual] El filo del glaciar — Fuji Raikomaru.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Trama individual] El filo del glaciar — Fuji Raikomaru.

Mensaje por NB Narración el Jue Feb 15, 2018 4:02 pm

País de Hierro: Fortaleza de la Resistencia
Aún faltaba unas hora para el atardecer cuando se pusieron en marcha. Desde que las Kunoichis se habían puesto en camino y abandonado al joven junto a la renegada, esta había tomado la iniciativa a la hora de guiarlo por los grandes valles helados de un país sosegado por la nieve, pero iracundo por la fuerza de sus hermosas ventiscas. El frío arremetía contra ambos shinobis, pero la joven no permitio que aquello frenase sus pasos incluso a pesar de las recomendaciones que escapaban de sus labios no solo por la ira de la reina y madre naturaleza, si no también por la presencia de maleantes que se encontraban en las inmediaciones. En los caminos había más viajeros de los que había imaginado para un día tan tenebroso como aquel. Se encontró con hermanos mendicantes que se resguardaban de la tormenta en cuevas alejadas de la mano de dios. Un joven de oscuras prendas que pasó al galope a lomos de un palafrén digno de un gran señor, cosa que solo hablaba de una cosa en su contra. Incluso por el camino habían llegado a vislumbrar una caravana de carros que se veían empujados por una bestias lanudas propias del país, una caravana que si bien podría ser ligada al cargamento de vienes, olía a muerte desde la lejanía, sobretodo ante la tétrica imagen que hacía ver cuerpos casi momificados por las sabanas que los rodeaban y manchaban de un rojo ardiente. La viva imagen de un día normal en el País del Hierro.

Pero en ningún momento la Ronin llego a dar más explicaciones que el movimiento de su cuerpo entre la nieve y los grandes obstáculos que poco a poco los fueron guiando hacia un punto alejado, uno que posiblemente, se encontraba oculto a los ojos de los que portaban la curiosidad de un gato buscando la muerte. La joven era efectiva, tanto que pasar desapercibida no había sido nunca una dificultad, incluso a pesar de que en aquella ocasión, se encontraba acompañada.

El nuevo integrante de su grupo podría sentir como el País se encontraba en pleno descontrol, como era un lugar salvaje donde la ley del fuerte era el primer mandato, incluso en más de una ocasión pudo llegar a observar cuerpos que poco a poco eran sepultados por el viento, algo que le haría comprender que posiblemente, bajo sus pies, yacían hombres y mujeres que tiempo atrás, habían luchado por sus vidas o incluso, por un misero alimento con el cual saciar su hambre. Pero no tardarían mucho en dejar atrás aquella realidad para adentrarse en las montañas, unas que si bien parecían excesivamente peligrosas se encontraban plagadas de piedras que se sorteaban e incluso creaban caminos ocultos entre estas. Un manjar para aventureros o personas, que parecían buscar ocultar su presencia de la muerte.

Tras un par de horas donde la joven se encargaría de comandarlo llegarían a su destino.

Un valle hermoso y grande pero a su vez pobre y cálido. Pequeños edificios de madera, casas y pequeños santuarios entre las montañas le harían comprender la vida por la cual la joven había luchado durante su desaparición. Los pequeños corrían entre las escaleras naturales de piedra, jugueteando como si no importase lo destrozados que se encontraban y la pobre calidad de vida tras la que vivian. En la lejanía incluso se veían pequeñas hogueras, comercios donde los pocos aldeanos y viajeros se encargaban de la compra y venta, o como algunos aparentes Samurais y Shinobis rondaban las inmediaciones buscando brindar protección a todos los que se encontraban en las inmediaciones. Pero no había guerra en el lugar, incluso emblemas de paises olvidados eran abanderados, países que si bien formaban parte de la vida de renegados, no escondían aquella hermosa señal de pertenencia.


Renegada Kumogakure: Mochizuki Izanami
Es difícil llegar a saber cuantos días han pasado desde mi partida. — Tras el gran silencio de las horas, la joven Mochizumi Izanami rompía aquello que sellaba sus labios. Sus pasos la llevarían a cruzar los grandes caminos de piedra por los cuales tanto niños como adultos tomaban para circular por el pequeño valle. — Me vi forzada a salir del País del Rayo dado a que mis familiares fueron enviados a estudiar el País del Hierro ante movimientos sospechosos. Siento no haber podido despedirme. — Añadió mientras unos hombres pasaban no muy lejos de ambos y observaban descaradamente a quien acompañaba a la joven Ronin. No había quejas a pesar de tratarse un forastero, algo que resaltaba la posición social de la fémina en un lugar tan puro como aquel. — Parti hasta la cima del Monte Brumoso pero no estabas. Decidí dejar como recuerdo mi Daikiri. Sabía lo que sería salir de las grandes fronteras del Rayo, más aún porque mi vida siempre estuvo entre las nieves. Desgraciadamente mis familiares perecieron y quede sola. No tuve el valor de afrontar volver a la aldea. Decidí hacer una nueva vida, alejada de mi sueño de seguir las raíces de mi familia para así buscar una solución para calmar mi corazón y el del País. — Finalizó, esquivando a unos pequeños niños que corrieron por en medio de ambos shinobis y saludaban a la joven de manera algo infantil, llamándola por su nombre antes de perderse en la lejanía.

En ningún momento sus orbes doradas fueron a buscar las carmesís de su acompañante. Siempre se alzaban al frente pero en esta ocasión donde podía calmar sus pesares, parecían tener un pequeño brillo por encima de aquel gélido mirar que siempre había demostrado. — El País murió y ahora pertenece a un tirano. Los criminales rondan como habrás podido comprobar y asesinan por dinero o alimento. Cientos de civiles murieron, los pocos que quedaron se encuentran aquí y son protegidos por quienes nos oponemos a los ideales del llamado Kurokage. — Añadió antes de por fin voltear su cuerpo y frenar sus pasos para observar al shinobi del Rayo. — Nadie conoce este lugar, de hecho incluso formamos parte de Yukigakure, la aldea oculta entre la nieve. Hacemos horribles trabajos con tal de poder alimentar a los civiles o incluso buscamos un modo de que esto acabe. Desgraciadamente no muchos regresan después de su partida.

???: ???
A medida que las palabras de la joven se alzaban, una presencia empezaría a acercarse por los costados. Eran regalos de la naturaleza, regalos que parecían haber sido cedidos por los mismos dioses ante aquella materia que los componía. Algunos los llamaban polvo de hadas mientras que otros, plasmaban las constelaciones en la piel de aquellos hermosos seres que corrían, jugueteaban y peleaban entre ellos de forma adorable. Unas bestias de poco más de veinte centímetros de altitud, gatos azulados que carecían de piel para mostrar una hermosa textura estrellada que se movía cual hermosa materia traída desde las nubes.

Pero, muy a pesar de que unos pocos cruzasen por el camino sin importar al nuevo viajero. Dos de estos frenarían para obstaculizar su avance. El primero de estos se sentaría a unos tres metros, mostrando las hermosa armadura dorada que ocultaba parte de su cabeza y cola, mientras que también portaban otro tipo de decoraciones. Por el contrario la otra se aventuraría a acercarse al joven para así juguetear con sus zapatos, tirándose al suelo y raspando con cuidado la superficie de estos como si fuese un ovillo de lana con el cual perder horas de su vida.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Trama individual] El filo del glaciar — Fuji Raikomaru.

Mensaje por NB Narración el Jue Feb 15, 2018 4:19 pm

Pautas y Aclaraciones
— Antes que nada ¡Bienvenido a una de las primeras Tramas individuales de Nine Beasts! Dado a tu paso por una Misión avanzada y teniendo en cuenta nuestro sistema tanto de NPCs como de Mundo abierto, has sido seleccionado como uno de los afortunados en poder cambiar ciertos aspectos de tu personaje.

— Ante el desempeño de tu trama fuiste enviado por Kitsune Yamanaka a una nueva misión junto con Mochizuki Izanami, uno de los NPCs oficiales del foro. En esta ocasión a ojos del mundo has pasado a estar "muerto" y con ello te has convertido en un Renegado de Rango B. Al tener contacto con este NPC has pasado a formar parte de un grupo nuevo y especial próximo a ser conocido como "La resistencia". Poco a poco irás conociendo más y más de este a medida que avance la trama.

— Esta trama se trata de una ambientativa ¿Qué quiere decir? Es una manera en la cual serás llevado a una nueva vida para tu personaje, una forma de comprender el por que y todo aquello que desconoces de este nuevo mundo. Por esta misma razón será una trama corta de explicación donde conocerás a los NPCs de importancia y tendrás la información clara del lugar.

— La fortaleza de la resistencia es un próximo subforo desconocido por todo el mundo, un lugar al que solo se accede mediante trama por lo cual esperamos que disfrutes de este nuevo camino que te brindamos.

— ¡Mucha suerte! Esperamos que lo pases de muerte.

— Al ser una trama individual esta tiene un periodo de 72 Horas de posteo.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Trama individual] El filo del glaciar — Fuji Raikomaru.

Mensaje por Fuji Raikomaru el Jue Feb 15, 2018 4:50 pm


Fuji Raikomaru

A medida que el viaje acrecentaba su duración a lo largo, y ancho del inhóspito país glaciar, podía confirmar la belleza natural oculta en la blanca nieve que horas atrás aceptaba como mi tumba. Decir que no rondaba por mi mente el recuerdo de las cadenas danzando en el interior del incoloro manto que tapaba las tierras sería una mentira, así como el contraste de la sangre contra la misma se mantenía grabado de forma patente en mi mente. La compañera a mi lado era, en cierta forma, acogedora en su espectral silencio. Había códigos implicitos, inclusive cosas tan simples como la forma de andar, que me daban la certeza en torno a la identidad de la mujer a mi lado, de la que aun dudaba. No obstante, algo era cierto, la pureza juvenil que la rodeaba como un aura había sido apartada, posiblemente asesinada, para ser reemplazada por la de un ser imponente, vasto, y magnifico como las bellezas naturales de éstas tierras.

¿Como podría sentirme al respecto? Débil, sin duda alguna. Con tal solo haber visto una leve demostración de su poderío, ímpetu, y autoridad, había podido notar la diferencia entre la joven, y yo. Mientras yo me mantuve en la comodidad del monte que conocía como la palma de mi mano, en la calidez de mis ropajes de chûnin, y tras el cobijo de las murallas que rodeaban mi aldea, ella había tenido que luchar por la supervivencia diariamente, pues el clima, los peligros externos, e internos, eran una realidad en esas tierras sin ley.

Los había criminales, como aquel Nendo que esputaba un odio enfermizo por mis raíces, y los había honorables pese a todo, victimas de una tragedia que no merecían,
pero aceptaban. Sí, esa dama que en el pasado era lo más cercano a una amiga, ahora era un mártir. — ... —No respondí inmediatamente ante su relato, no podría hacerlo. Nunca fue una persona un gran temple, ni mucho menos con una capacidad de raciocinio decente, elocuente ni de cerca. Si era un buen entendedor, era porque las obviedades golpeaban mi rostro, y sabía interpretar los silencios. Pero tomar posiciones morales desde mi ignorancia solo sería un insulto, para ella, y para mí.

No te juzgo, Izanami, y nunca podría hacerlo... Tu espíritu te impele, y arde como siempre lo hizo, sigues siendo tú, y eso... Eso me parece suficiente —Un pesado suspiro escapó de mi pecho, llevando la mirada a los alrededores. — No es pena lo que siento, es... ¿Ira? El destino de éste país, de la belleza que les provee, y de la gente que nada ha hecho... El solo pensar que ha podido degenerarse, pudrirse, tan violentamente sin poder recibir la justicia que debería haber poseído, el equilibrio en las fuerzas, el honor en la resistencia contra el destino... Me enoja —Expliqué antes de cerrar con firmeza mi puño derecho. — No obstante mis palabras no tienen peso, soy un gaijin, un forastero... ¿Con que criterio puedo hablar, analizar, juzgar? Es una realidad que no me pertenece, pero en el tiempo que me corresponda rondar por éstas tierras me empaparé de su realidad, para honrar a todos aquellos que lo merecen, como el país mismo... Por eso me pongo a tu disposición, mi vida te pertenece, como siempre ha sido, y ahora que me has salvado, nuevamente estoy en deuda contigo, y con tu causa —Estaba tan inmerso en mis reflexiones que no percibí cuando éstas curiosas criaturas se iban acercando, hasta que las tuve directamente en mis proximidades.

Eran dos bellas criaturas enigmáticas, ¿Animales? Posiblemente, pero no como la enorme pantera como una noche sin estrellas, no se las notaba amenazantes, más bien curiosas, vivas, fugaces. Si debía describir la sensación que me transmitian, eran como la lluvia del verano, las ventiscas sobre el monte, el susurro de las hojas. No parecían seres, si no fuerzas de la naturaleza misma, armoniosas y llenas de sí mismas. — Vaya... —Susurré obnubilado cuando una de ellas comenzó a juguetear como todo felino haría con uno de mis zapatos. Con movimientos leves, y serenos, procedí a agacharme para poder vislumbrarla con mayor claridad.

Era inclusive más bella que el cielo nocturno sobre el monte, pues carecía de nubes tapando su bello ¿Pelaje? Intenté acercar mi diestra lentamente para no asustar a la criatura, más no intentaba tocarla, si no que ésta se sintiese cómoda con mi presencia en su inmensa curiosidad. — Hola compañero... Eres un bello gato del cielo, ¿Tendrás hambre? Tengo bayas, pero... —Desconocía completamente la naturaleza de éstos seres, ¿Comían frutos como los animales del bosque? Llevé mi mirada a Izanami, visiblemente fascinado por el acercamiento de las pequeñas criaturas.


”Datos Relevantes”:


Tecnica Usada

Inventario Bélico

Shuriken x 3 en bolso
Kunai x 2, 2 en bolso, 1 en el dispositivo.
Dispositivo oculto de Kunai, bajo la manga derecha del yukata, bajo muñequera.
Pergamino de almacenaje en el bolso
Tessen Rango C: Kûjaku (R.I.P) Restos alrededor del cinturón, amarrados con cuidado.
Bolso alrededor de mi cintura, lado izquierdo.
Tessen Rango B: Gamamaru y Kôkurohyô, amarrados a mis muñecas, ocultos dentro de muñequeras.
Alambres Ninja x 5, en bolso.
Daikiri x 1, colgando del lado izquierdo de la cintura, junto al bolso.

Inventario Casual
Bolsa en el lado derecho de la cintura con: Legumbres, frutos secos, y semillas. (Pocas)
Pequeña cantimplora con agua amarrada al fajín de tela de la yukata. (Medio llena)
Caja de cigarros, y cerrillos adentro del chaleco de la aldea.
Flauta tradicional en uno de los bolsillos del pantalón.
Sapito-chan

  • Fuerza : 30
  • Resistencia : 30
  • Agilidad : 30
  • Espíritu : 45
  • Concentración : 30
  • Voluntad : 30
Chakra : 205 Ck.



País del Rayo






Volver arriba Ir abajo

Re: [Trama individual] El filo del glaciar — Fuji Raikomaru.

Mensaje por NB Narración Ayer a las 2:22 pm

Renegada Kumogakure: Mochizuki Izanami
Las palabras del shinobi que se encontraba frente a ella provocaron que la joven se mantuviese en completo silencio mientras lo osbervaba. Sus orbes doradas parecían demostrar arrepentimiento de alguna manera. Nunca le había agradado desaparecer de aquella manera y mucho menos teniendo en cuenta que Fuji Raikomaru para ella, era alguien especial. Era su único amigo y el único hombre de la tierra que le había puesto el mundo al revés. El tiempo junto a él en antaño le había brindado una nueva vida, de algún modo incluso le había hecho apreciar detalles que yacían olvidados y oscuros en pleno infierno pero había desaparecido, lo había abandonado sin nada más que su Daikiri clavado en la piedra. Un presente que tiempo atrás había sentido tal especial que deseaba que este tuviese bajo su recaudo.

Cientos de cosas pasaron por su mente mientras observaba al shinobi de la nube, pero su atención fue llamada por aquellos pequeños gatos azulados que deambulaban por las inmediaciones y finalmente se aproximaban al desconocido para juguetear con él. — No creo que les gusten las bayas. — Se limitó a decir antes de inclinarse, provocando así que el gato que observaba desde las lejanías se pusiese en pie y corriese a sus brazos. Una vez Izanami lo había tomado entre estos se alzaría mientras el gato en completo silencio movía la cola tras su cuerpo y mantenía la vista en el desconocido. — Extraños ¿Verdad?. Son uno de nuestros pequeños tesoros. — Dicho esto la joven simplemente comenzaría a caminar, buscando que el joven lo acompañase mientras que el gato que jugueteaba con el se aparto y comenzó a correr siguiendo a la Ronin por las escaleras de piedra en direccion descendente.

Criminal Yukigakure: Hiro Kuran
Al parecer les has gustado. — Una masculina voz acabaría cortando los pasos de la joven que actuaba como guía para quien parecía convertirse en un nuevo integrante de aquel pequeño campamento. En uno de los laterales del pequeño camino de piedra se podía observar una gran casa hecha con piedra, una que al igual que todo lo que los rodeaba se encontraba bañado en nieve y siendo decorada no muy lejas por una gran hoguera por donde jugueteaban los niños y otros hombres y mujeres hacían trabajos manuales a la hora de desprender ropajes de los animales que habían sido cazados para poder proporcionar alimento a la población.

Su mirada era ardiente, voraz, una que creaba armonía con aquella posición que tomaba al estar apoyado en uno de los laterales de la gran puerta de aquella casa que parecía ser una zona de reunión que ahora, se encontraba abandonada. Su cuerpo ligeramente inclinado en el lateral de la puerta se erguiría antes de que comenzase a caminar en dirección a ambos jóvenes, mostrando una altura intimidante y una piel tan tostada que daba a relucir su mirada dorada. Cada parte de su cuerpo estaba decorado por prendas doradas, blanquecinas y piedras azules mientras un gran manto blanco caía tras su espalda y su perfecto torso se veía oculto por una malla negra que remarcaba cada parte de su cuidado cuerpo.

Se pararía frente a ambos una vez la joven cortase el avance y acto seguido esta, aún manteniendo el gato en sus brazos inclinaría la cabeza en señal de respeto. — Si vienes junto a Izanami debes de ser alguien de confianza. — Los gatos se apartarían rápidamente de Izanami y acto seguido se colocarían tras el cuerpo del hombre, de igual manera que los gatos que se encontraban en las inmediaciones y casi de manera inmediata darían uso de aquella materia cósmica azulada para juntarse entre ellas y mostrar ahora la apariencia de un hermoso felino de gran tamaño, uno que llegaba hasta la cadera de quien aparentaba ser su dueño y mantenía las mismas caracteristicas. — Mi nombre es Hiro Kuran. Junto a Izanami lidero Kōri no Teikō. Nuestra pequeña resistencia. Aunque al parecer esta todavía no acepta que es una de las lideres y prefiere rendirme culto. — Dichas aquellas palabras una pequeña risa escaparía de sus labios aunque en ningún momento se elimino la mirada penetrante y ardiente que portaba.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Trama individual] El filo del glaciar — Fuji Raikomaru.

Mensaje por Fuji Raikomaru Ayer a las 8:27 pm


Fuji Raikomaru

Con que pequeños tesoros, ciertamente eran descripciones perfectas. Seguí los movimientos de la fémina intentando que la armonía no ahuyentase a esos pequeños seres que nos acompañaban, era irónico que uno de los shinobi más salvajes de Kumogakure tuviese una clara debilidad por los animales, pero nadie estaba exento de esas pequeñeces que complementaban la complejidad del alma. Decir que no quería saber más de éstas criaturas que posiblemente nunca podría entender era una mentira tan grande como mi orgullo como shinobi de Kumogakure. — ¿Estos pequeños seres también se han visto afectados por la actualidad del país? —Inquirí en un dejo de genuina preocupación, los animales sentían las emociones, atmósferas y sucesos a su alrededor mucho mejor que los humanos, y empezaba a dudar que éstos seres fuese animales comunes, y corrientes.

Pero antes de que pudiesemos profundizar en nuestra conversación, un tercero entró en escena. Era esplendido por decir menos, se le notaba poderoso, inteligente, inclusive carismatico. Todo lo que yo no era, ¿Así que él era el lider de ésta fortaleza de la esperanza? No me sorprendía de Izanami, ella era capaz de lo que se propusiese, no obstante tuve que posar mi mirada silente durante unos segundos sobre el joven. "Le rinde culto" Con que así era... No me sorprendía, claramente éste hombre era perfecto para ella, todo lo que yo nunca sería. Inclusive me daba rabia el no poder molestarme, pues conmigo estaba mostrandose cálido, y me hacía sentir bienvenido. Me sabía a mierda, pues quien estaba en falta al sentir una extraña decepción en el pecho era yo.

Con un gesto de la cabeza lo saludé, inclinando la mirada ligeramente. — Me siento honrado al conocerlo, mi nombre es Fuji Raikomaru...  desconozco si soy de confianza, pero le debo mi vida a la joven Mochizuki, y estoy dispuesto a pagar mi deuda con ella, con usted, y con su causa cueste lo que cueste —Junté mis manos alrededor de mi cintura, antes de agachar la cabeza en una profunda reverencia que me hacía enfocar la vista en mis pies. — Le agradezco profundamente el que le haya brindado un honorable motivo, y un lugar donde pertenecer entre el caos que reina en éstas bellas tierras... Pues pese a sus habilidades inmaculadas, es tan valiosa como mi propia vida... Gracias —Murmuré sin levantar la mirada de aquella reverencia, mi orgullo dolía, esa tierra me había derrotado dos veces. Pero Izanami estaba viva, y bien acompañada, cuidada, protegida; yo no podría hacerlo por mi mismo después de todo, así que solo restaba agradecer, con mi temple abatido.  


”Datos Relevantes”:


Tecnica Usada

Inventario Bélico

Shuriken x 3 en bolso
Kunai x 2, 2 en bolso, 1 en el dispositivo.
Dispositivo oculto de Kunai, bajo la manga derecha del yukata, bajo muñequera.
Pergamino de almacenaje en el bolso
Tessen Rango C: Kûjaku (R.I.P) Restos alrededor del cinturón, amarrados con cuidado.
Bolso alrededor de mi cintura, lado izquierdo.
Tessen Rango B: Gamamaru y Kôkurohyô, amarrados a mis muñecas, ocultos dentro de muñequeras.
Alambres Ninja x 5, en bolso.
Daikiri x 1, colgando del lado izquierdo de la cintura, junto al bolso.

Inventario Casual
Bolsa en el lado derecho de la cintura con: Legumbres, frutos secos, y semillas. (Pocas)
Pequeña cantimplora con agua amarrada al fajín de tela de la yukata. (Medio llena)
Caja de cigarros, y cerrillos adentro del chaleco de la aldea.
Flauta tradicional en uno de los bolsillos del pantalón.
Sapito-chan

  • Fuerza : 30
  • Resistencia : 30
  • Agilidad : 30
  • Espíritu : 45
  • Concentración : 30
  • Voluntad : 30
Chakra : 205 Ck.



País del Rayo






Volver arriba Ir abajo

Re: [Trama individual] El filo del glaciar — Fuji Raikomaru.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.