Afiliados
Limpieza 03 - 01 - 18

 photo untitled45.pngBoku no Hero ROLLittle FearsNaruto RolLoving PetsOne Piece LegacyCrear forocounting ★ stars

La perla nocturna (Misión rango C - Ban Bandit)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La perla nocturna (Misión rango C - Ban Bandit)

Mensaje por Daisuke Nara el Sáb Feb 10, 2018 3:04 pm


Daisuke Nara
Rango C

Nombre: La perla nocturna

Lugar: Tsuki no Tsuro

Encargados: Daisuke Nara, Ban Bandit y Kio Sawarabi

Longitud: 60 Líneas mínimo

Descripción: La perla nocturna es un objeto muy codiciado por el señor Kang, este la ha tenido desde que era pequeño siendo patrimonio familiar. No obstante, como él es comerciante, se ha ganado una gran cantidad de enemigos que se han unido contratando todo tipo de antisociales que intentaran robar la joya. Los shinobis encargados deberán cuidar de la joya por dos días, y es que esos serán los días que permanecerá en la nación el señor Kang antes de irse.

Notas:---



Las cosas se habían redirigido hacia lo que era una misión de rango C, uno de esos trabajos que al menos se conocían por ser mucho más interesantes que los de rango D. Daisuke por su cuenta estaba en cierto modo emocionado pues era la primera rango C que tenía en muchísimo tiempo, pero además de eso, también estaba el hecho de que los acontecimientos ocurridos hace un par de días habían sido bastante curiosos. El ninja de las sombras tenía casi que el mismo equipo que entonces, a diferencia de que había conseguido algo de dinero para comprar un comunicador y una píldora del soldado – Seguro que no lo tendrá – dijo a modo de molestia refiriéndose a si Bandit tendría un comunicador mientras se dedicaba a terminar por arreglar todo y salir de su casa. Iba temprano como era costumbre en él, sin embargo, tenía la sensación de que el auto llamado Ban llegaría tarde pues ya lo había hecho dos veces seguidas, aunque la esperanza era lo último que se perdía.

Era de mañana como era notable pensar, cerca de las ocho, con un ambiente que a pesar de que era frío no era tan aborrecible como lo había estado siendo días anteriores. El Nara estaba caminando con calma, iba justo y temprano para lo que sería su salida de la aldea oculta de la Luna en mucho tiempo, no todo el tiempo dejaban salir a los Gennins y eso en cierto modo estaba bien justificado. Se suponía que irían con un chunnin egocéntrico que acababan de conocer hasta hace poco – Los esperaré aquí – estaba en cierto modo confiado de que al menos el usuario magnético no había siquiera llegado de su casa, además de que era notable pensar que cualquiera que quisiera salir debía hacerlo a través de las puertas de la aldea. Todo parecía estar tranquillo allí, sin demasiada gente saliendo ni entrando – Ahora a esperar – estaba armado de paciencia para intentar controlar su mal humor si es que sus compañeros de misión llegaban tarde, cosa que probablemente sería así.

Se recostó de una las puertas principales, observando como poco a poco todo el mundo comenzaba a salir a laborar y a cumplir responsabilidades. El frío no parecía estar atacando demasiado, siendo que para esas alturas la primavera ya debería estar comenzando si es que no lo había hecho ya – Veamos – dijo mientras sacaba el pergamino de la misión y comenzaba a releerlo como buen precavido que era – La perla nocturna – se dijo a sí mismo mientras pensaba en lo que tendría que hacer allí. Una labor de protección a una joya visiblemente importante para el cliente, algo que realmente no parecía ser complicado aunque a decir verdad no era algo como cargar libros o cuidador señoras con problemas de memoria. Sería bastante interesante el estar allí, pero el problema sería aquél sujeto de ropas rojas y ridículas, y es que muchacho había demostrado ser muy voluble en cuanto emociones, además de que era un irresponsable innato - ¿Cuándo llegarán? – preguntó al aire mientras cerraba el pergamino, lo guardaba en su característica chaqueta y comenzaba a ver a las calles de la aldea para ver si veía a Kio o a Bandit llegar.

Stats:
  • Fuerza : 04
  • Resistencia : 09
  • Agilidad : 07
  • Espíritu : 07
  • Concentración : 04
  • Voluntad : 9
Chakra : 75

Inventario:
-Estuche Mediano x1
-Kunais x6
-Katana x1
-Hilos ninja x5
-Bombas de humo x2
-Tsukihana no manto x1
-Píldora del soldado x1
-Comunicador x1

Combate:
Técnicas empleadas:
-Ninguna

Objetos o acciones ocultas:
-Ninguna

Cortes de acciones:
-Ninguno

Estado:
-Ninguno

Aclaraciones:
---
País de la Luna - Getsugakure


 

 

Volver arriba Ir abajo

Re: La perla nocturna (Misión rango C - Ban Bandit)

Mensaje por Bandit Ban el Sáb Feb 10, 2018 6:52 pm


-Vaya, voy a llegar tarde.-Se decía a si mismo Ban al tiempo que sacaba de su armario su atuendo habitual, aunque como el frío todavía estaba en cierto modo presente no dejó en su armario la gabardina de color magenta que a lo largo del invierno le había acompañado. Era consciente de que no estaría puntual en el lugar en el que había sido citado a la hora acordada, pero como siempre, le era indiferente. –Pf… Que se joda.- Dijo para si mismo terminando de prepararse, colgando de su cuello la banda metálica de la Aldea de la Luna, acordándose de Kio. Tal vez le molestara que llegara tarde, pero lo cierto es que el día en que lo hubo conocido no fue el tipo más puntual del mundo. Le caía mal, francamente mal y lo último que le apetecía era partir en una misión por un par de días junto a él, ¿qué menos que putearle un poco?

Ya hubo salido de casa al fin, con sus herramientas ninja distribuidas por su cuerpo y su gabardina abrochada para cortar el frío. No tardaría mucho sin embargo en desabrocharla para dejar como de costumbre su cuerpo al descubierto. Cargaba también con un pequeño saco de cuero en el que guardaría un recambio de ropa por si fuera necesario, así como algo de comida y bebida para el viaje. Bostezaba con frecuencia, sin mostrar mucho entusiasmo por lo que iba a ser la primera misión de Rango C que realizaría. A decir verdad, ni siquiera recordaba que fue lo que leyó en el pergamino que tenía que hacer, por lo que su única idea era seguir el juego a Daisuke y Kio hasta que alguna de sus palabras refrescara su memoria. Tuvo suerte de, por lo menos, haber acertado con el día en el que había sido citado.

Alcanzó así la calle principal de Getsugakure no Sato, al final de la cual se encontraban las puertas de la aldea. Cualquier otro, que hubiera prestado algo de atención, se hubiera percatado de que la figura del Nara podía apreciarse en la lejanía, pero Ban como siempre andaba distraído, con una mano en los bolsillos y los ojos entrecerrados, haciendo un ademán de vez en cuando por cerrarlos. Fue cuando se encontraba ya a menos de cinco metros cuando, levantando su vista del suelo que pisaba, se fijó en su compañero. –¡Hey, Dai!- Exclamó abriendo de par en par los ojos. Con su grito, se aseguraría de que este le viera cuanto antes. -¿Qué tal?- Dijo mirando a su alrededor. -¿Dónde están el Chunnin y su perro?- Hubiera disfrutado llegando el último, haciendo enojar a Kio Sawarabi, pero ahora era él el que aparentemente debía atender a su llegada.



Datos:

Parámetros

  • Fuerza : 04
  • Resistencia : 04
  • Agilidad : 01
  • Espíritu : 12
  • Concentración : 05
  • Voluntad : 10
Chakra : 76/76


Acceso directo a la guía de Parámetros

Inventario bélico (4’8 kg / 12 kg)
Banda metálica de Getsugakure no Sato (Colgada del cuello)
Tsukihana no manto x1 (3’5kg)

Estuche mediano:
Kunais x15 (1’25kg)

Estuche pequeño:
Shurikens x3 (0’05kg)


Acceso directo a la Armería

Combate:

Técnicas empleadas:
-Ninguna

Objetos o acciones ocultas:
-Ninguna

Cortes de acciones:
-Ninguno

Estado:
-Ninguno

Acceso directo a la Guía de Combates

Off:



País de la Luna - Tsuki no Tsuro







Última edición por Bandit Ban el Lun Feb 19, 2018 12:14 pm, editado 1 vez


#660000 -Hablo- #660000 *Pienso* Narro

Volver arriba Ir abajo

Re: La perla nocturna (Misión rango C - Ban Bandit)

Mensaje por NB Chronicles el Dom Feb 11, 2018 1:27 am

NPC Getsugakure: Onimaru Aoyama

Vosotros dos.


Onimaru Aoyama se trataba de uno de los Jonins más destacados del País de la Luna, nada más y nada menos que aquel que formaba parte de la guardia del Tsukikage desde el mismo día que se había visto ascendido a tal ostentoso cargo. No había lugar donde no se escuchase su nombre y no solo por sus destacas habilidades como uno de los pocos hombres de la tierra que era capaz de dominar a la perfección y a su antojo algo tan ardiente como la lava, si no también por los títulos que caían sobre sus hombros desde el inicio de sus días como Shinobi. Había luchado por la Luna en numerosas ocasiones, incluso a pesar de que no fuese más que un joven de dieciocho años había combatido mano a mano en una de las batallas más sanguinarias que Daichi se encargaba de abanderar desde hacía unos diez años atrás donde la muerte, había provocado que la arena se tornase de un rojo metálico tan ardiente como el de sus cabellos o prendas.

Sus mirada blanquecina, la misma que afirmaba su fervor ante la muerte de quien se hubiese convertido en el anterior portador de aquellos Byakugans parecían quebrar las entrañas de los jóvenes que hasta el momento, se mantenían esperando por una persona que se había visto obligada a partir para otros trabajos de mayor importancia. ¿Pero como cruzar las puertas del país sin un persona que los acompañara? Bien podía ser visto como el Jonin como algo problemático ante sus cargos pero, incluso a pesar de ello, su deuda con la luna era lo suficientemente importante como para que aquello, terminase como una obligación que se encontraba gustoso a ostentar, muy a pesar que en el fondo deseaba desmembrar al pupilo de Kobayashi, el conocido como el hombre más fuerte que jamás había pisado Daichi.

En caso de que ambos alzasen la mirada podrían observar como el Jonin yacía sentado en uno de los arboles que se encontraban no muy lejos de aquel fuerte que daba paso a la gran extensión del país.

Sus cuidadas rojas negras yacían decoradas por grandes adornos rojizos y dorados, insignias que incluso parecían dar rienda suelta a la imaginación sobre todos los méritos con los cuales había sido nombrado ¿Y que decir de la carencia de sus prendas oficiales? Los Jonins siempre se habían visto obligados a tomar estas en las misiones, sobre todo si acompañaban a jóvenes para que estos pudiesen reconocer con más fervor la jerarquía ¿Pero para qué? Onimaru era demasiado importante, era un hombre tan reconocido que ni si quiera las leyes tenían potestad sobre sus actos o algo tan banal como la manera con la que se daba a mostrar. — Sois los que tenían que soportar a aquel maldito crío ¿Verdad? — Su voz era bastante profunda, característica que destacaba ante el fervor de su mirada una vez se había dejado caer de aquel gran árbol y caminaba en dirección a donde los Gennins se encontraban, alzando su enguantada mano derecha en dirección al Nara en una orden para que le brindase el pergamino mientras que la otra mano se mantenía sobre su espada, en el lateral izquierda de su cintura. — ¿Acostumbráis a llegar tarde siempre? — Sus palabras se alzaban como una ruda reprimenda. Si bien el Nara había llegado antes que el anterior, hacía varios minutos que el Jonin se encontraba a la espera, una manía que provocaba que toda persona que cayese bajo su mandato tuviese que estar siempre en adelantado si no deseaba caer bajo su juicio.

Volver arriba Ir abajo

Re: La perla nocturna (Misión rango C - Ban Bandit)

Mensaje por Daisuke Nara el Lun Feb 12, 2018 2:31 am


Daisuke Nara
Como era de esperarse, Ban llegó tarde provocando una serie de muecas de molestia en el rostro de Daisuke – Llegas tarde – afirmó con un poco de autoridad, aunque realmente era más indignación que otra cosa. Todavía seguía sin creer como ese shinobi que era tan irresponsable podría acompañarlo en una misión de rango C, mas no eran cosas suyas el tener que planear eso pues solo estaba siguiendo órdenes – No han llegado – respondió con la misma actitud tan seria que le caracterizaba, pero la verdad era que se encontraba totalmente preocupado porque el superior, aquél chunnin que se mostró totalmente egocéntrico, no había llegado todavía. Sin embargo, antes de que el llamado Dai o el mal vestido de Bandit dijeran algo, una voz autoritaria y fría se hizo presente en las puertas de la aldea, esas donde el par de gennins estaban esperando a su superior de turno.

El Nara subió la cabeza en señal de sorpresa, y es que realmente no había detectado que alguien estuviera allí. Él no era un guerrero del tipo sensor, pero tampoco estaba muerto como para no sentir o incluso escuchar como alguien se moviera en los alrededores - ¿Cómo llegó ahí? – no pudo evitar preguntarse a sí mismo el shinobi de las sombras mientras lo veía bajarse del árbol donde estaba de una forma bastante ágil – Debe referirse a Kio – no pudo evitar soltar, casi como aclarándole a Bandit de qué estaba hablando, o de lo creía Daisuke que el pelirrojo comentaba. Su vestimenta resultaba un tanto curiosa para él, pero a pesar de eso, el ninja de las sombras no dejaba de pensar en que ese hombre era alguien importante.

No hacían falta palabras para evidencia lo que era obvio, o al menos así era para el muchacho de cabellos oscuros. Sobre todo en cuanto pidió en silencio absoluto el pergamino que daba con los detalles de la misión – Toma – se tardó unos cinco segundos en ceder a esa silenciosa orden, aunque más que nada porque no la entendió en un principio. Ese hombre de cabellos rojos era bastante callado, o al menos esa fue la impresión que tuvo Daisuke que hasta ese momento había tratado con personas que eran mucho más sociables o escandalosas como Ban.  Observó como tomó el pergamino esperando quizás alguna reacción o palabra, cosa que sucedió, mas no en relación a lo que él esperaba - ¿Tarde? – él se sorprendió en lo absoluto, y es que había llegado temprano o al menos así creía. Sus ojos se abrieron un poco mostrando la sorpresa, realmente nunca había llegado tarde a algún lugar, no le gustaba y esa sensación de desagrado la estaba sintiendo ahora mismo. Tenía la ligera sospecha de que Ban usaría su expresión para mofarse de él por lo que intentó disimular, pero hasta él estaba claro en que era muy tarde – Supongo que ya estabas aquí – estaba tratando de mantener la compostura, sobretodo porque no sabía si ese pelirrojo era tan explosivo como el rubio del perro, y es que las apariencias engañaban a cualquiera.

Ese parecía ser el encargado de acompañar a los dos gennins a su misión, pero realmente la seguridad no estaba completamente asentada en el pensamiento del Nara, aunque sí que tenía sospechas de lo que era obvio - ¿Usted nos dirigirá en la misión? – se tomó el atrevimiento de preguntar ante todo lo que estaba pasando en ese momento. Le agradaba que en ese primer encuentro se mostraara como alguien más sereno y menos egocéntrico que el llamado Kio Sawarabi.


Stats:
  • Fuerza : 04
  • Resistencia : 09
  • Agilidad : 07
  • Espíritu : 07
  • Concentración : 04
  • Voluntad : 09
Chakra : 75

Inventario:
-Estuche Mediano x1
-Kunais x6
-Katana x1
-Hilos ninja x5
-Bombas de humo x2
-Tsukihana no manto x1
-Píldora del soldado x1
-Comunicador x1

Combate:
Técnicas empleadas:
-Ninguna

Objetos o acciones ocultas:
-Ninguna

Cortes de acciones:
-Ninguno

Estado:
-Ninguno

Aclaraciones:
---
País de la Luna - Getsugakure


 

 

Volver arriba Ir abajo

Re: La perla nocturna (Misión rango C - Ban Bandit)

Mensaje por Bandit Ban el Lun Feb 12, 2018 10:45 am


Si bien era cierto que Kio todavía no había aparecido, Daisuke y Ban no estaban solos, pues un tercero se unió a la conversación. La figura de un muchacho vestido con ropas hermosamente adornadas se hizo notar, hablando directamente a los dos Gennin. Su semblante autoritario podría resultar intimidante para cualquiera, pero el usuario del Jiton fue incapaz de ver más allá, de percatarse de lo que el tipo de ojos blancos expresaba más allá de su físico, mediante su carácter, por lo que Bandit lo tomó como un igual.

Se acercó hasta el lugar donde Daisuke le había recibido, apoyado en el portón principal de la aldea mientras el pelirrojo bajaba del árbol y se dirigía a ellos. Se acomodó así a la izquierda del Nara, apoyado igual que él en dicha puerta, y atendía a como aquel extraño hablaba de cierto “maldito crío”. –No hay duda.- Respondió Ban al otro Gennin cuando este sugirió que hablaba de Kio. El comentario que el desconocido había pronunciado hizo que le cayera en gracia, sin embargo todo se fue al traste cuando dijo sus siguientes palabras. ¿Estaba culpándole de llegar tarde? Lo último que le apetecía era, una vez más, soportar ningún tipo de sermón que terminara haciéndole pensar que debía haber permanecido en su cama, cómodo y abrigado. No respondió sin embargo a este comentario y dejó que fuera Daisuke quien lo hiciera por él. Después de todo, si el tipo de orbes blancos estaba ahí desde hacía buen rato, había visto su llegada, no había forma de excusarse.

Ban arqueó su brazo izquierdo, llevando el pulgar de este a sus labios para morder las pieles muertas alrededor de su uña. Con el ceño fruncido, analizaba al pelirrojo. No sabía quién era, pero no le importaba y tampoco le parecía nadie a destacar. Era joven, tanto como él. -¿Dirigirnos?- Dijo extrañado a su compañero cuando este preguntó tal cosa al extraño frente a ellos. -¡JAJAJA! No digas tonterías, Dai.- Lanzó su codo derecho con la intención de dar en el brazo del Nara, haciéndole una llamada de atención de forma amistosa. Mientras, su pulgar izquierdo seguía siendo mordisqueado por sus dientes. -¿Sabes si vendrá Kio? ¿O puedo irme a mi casa?- Cuestionaba esta vez preguntando de forma directa al pelirrojo. La diferencia en el trato del Nara y el de Ban hacia el recién llegado era muy diferente y eso era obvio analizando tan solo su forma de hablar. Tal y como le ocurrió con Sawarabi, lo subestimó por su aspecto. Nunca hubiera dicho que ante él estaba uno de los Jounnin más destacados de la aldea, y es que Bandit se guiaba en primera instancia en demasía por el físico casi siempre. Dar por hecho que un tipo de su misma edad, año arriba o año abajo, era superior a él en cuanto a rango, no estaba dentro de su forma de ser. Tal vez algún día el Gennin entendería que ciertos prodigios pueden ascender con suma facilidad en la jerarquía shinobi, pero por ahora seguía con su juicio superficial.




Datos:

Parámetros

  • Fuerza : 04
  • Resistencia : 04
  • Agilidad : 01
  • Espíritu : 12
  • Concentración : 05
  • Voluntad : 10
Chakra : 76/76


Acceso directo a la guía de Parámetros

Inventario bélico (4’8 kg / 12 kg)
Banda metálica de Getsugakure no Sato (Colgada del cuello)
Tsukihana no manto x1 (3’5kg)

Estuche mediano:
Kunais x15 (1’25kg)

Estuche pequeño:
Shurikens x3 (0’05kg)


Acceso directo a la Armería

Combate:

Técnicas empleadas:
-Ninguna

Objetos o acciones ocultas:
-Ninguna

Cortes de acciones:
-Ninguno

Estado:
-Ninguno

Acceso directo a la Guía de Combates

Off:



País de la Luna - Tsuki no Tsuro







Última edición por Bandit Ban el Lun Feb 19, 2018 12:14 pm, editado 1 vez


#660000 -Hablo- #660000 *Pienso* Narro

Volver arriba Ir abajo

Re: La perla nocturna (Misión rango C - Ban Bandit)

Mensaje por NB Chronicles el Miér Feb 14, 2018 8:41 pm

NPC Getsugakure: Onimaru Aoyama
En silencio permaneció el pelirrojo por algunos momentos, ignorando algunas de las palabras de aquel par de novatos que no parecían ser muy conscientes de quien se presentaba ante ellos.
Mantuvo una mirada gélida a la par que con rudeza apretaba el pergamino que el Nara le cedió. Rápidamente sus dos manos se juntaron sobre aquel objeto, desplegándolo ante su albina mirada, absorbiendo cada detalle escrito en el mismo en cuestión de un par de segundos y volviendo a cerrarlo antes de ocultarlo entre sus ropajes con gran delicadeza.

Onimaru entrelazó los brazos frente a su pecho y suspiró profundamente.

La mirada ruda del pelirrojo rebotó entre los dos Genins, juzgándolos en aquel silencio que se haría eterno entre estos dos. Mientras que por un lado uno parecía analizar la situación, preguntando obviedades para el Jonin, el otro rebosaba de confianza y desafiaba la autoridad por un juicio tan superficial como tonto al ser dirigido hacia alguien tan respetado como lo era el mismísimo Aoyama Onimaru a nivel mundial.

Incluso ya el tonto de Sawarabi sabe cerrar la boca cuando el momento lo amerita. ¿Crees que llegarás lejos vistiendo de manera tan ridícula y hablando de esa manera? — preguntó el hombre antes de dar un largo paso hacia el de cabellos claros y plantarse frente a él con una mirada tan profunda como amenazante, una mirada que buscaría quebrar por dentro al Genin, quizás como una medida preventiva para evitar que el joven no perdiese la vida por estúpidos actos. — De ahora en más solo abrirás la boca cuando yo te lo pida, ¿entendido? — ordenó el Jonin sin mover un solo músculo, decidido a reaccionar si el joven no lo comprendía.

Mientras la advertencia alcanzaba a transmitirse por los alrededores, un carruaje color obsidiana alcanzaría la calle en la cual el trío se encontraba. Era un carruaje enorme, con adornos dorados en las esquinas y destacable desde cualquier punto de vista. Quien manejaba el mismo, controlando a los dos corceles blancos que tiraban de aquella estructura, era un hombre de gran edad, trajeado con un kimono completamente oscuro, con un corte de cabello pulcro y sin vello facial, que utilizaba unas finas gafas para corregir su vista. El mismo bajó de su lugar y se ubicó a un lado de la puerta del carruaje, con una postura militar evidente y manteniendo un silencio quizás tan profundo como el del Jonin. Desde su ubicación el hombre miraría al trío al aguardo de su accionar, pero Onimaru, evidente líder de la misión, no reaccionaría de ninguna manera hasta escuchar al novato expresar lo que buscaba antes de que todo diera comienzo.

Volver arriba Ir abajo

Re: La perla nocturna (Misión rango C - Ban Bandit)

Mensaje por Daisuke Nara el Vie Feb 16, 2018 3:43 pm


Daisuke Nara
La situación se estaba tornando cada vez más tensa, aunque ciertamente  era por la actitud tan irresponsable que mostraba el shinobi del magnetismo. Daisuke sabía de cierta manera que era una mala idea el estar mostrándose como lo hacía Bandit, tenía un presentimiento de que no estaban ante cualquier persona pero más allá de eso, estaba el hecho de que el pelirrojo era alguien que imponía respeto. No obstante, la situación se puso peor en cuanto las palabras punzantes del jounnin fueron directamente hacia Ban – Lo que faltaba – pensó mientras colocaba una expresión de nerviosismo por todo lo que estaba ocurriendo en ese preciso instante. Si le pasaba algo malo a aquél sujeto era enteramente su responsabilidad, pero el sólo hecho de tener que imaginar de lo que podría pasarle era ciertamente intrigante.

No pudo evitar dejar de ver como el de mayor rango se posaba frente a los ojos de su compañero, con un porte que realmente se imponía, o al menos así era para el ninja de las sombras que para ese momento no podía evitar el quedarse callado. En cuanto la orden de Onimaru salió casi por inercia de su boca, Daisuke no pudo evitar el dar una asentida nerviosa en señal de aceptación por esa orden que había dado el superior. No se sentía mal por estar allí, pero sí que tenía un poco de nerviosismo por el hecho de que aquél joven era alguien que le inspiraba un respeto tan grande como el que mostraba su propio padre. Esa escena tan espectacularmente amenazadora se llegó a cortar por una intervención que sin duda parecía enviada por los mismos dioses. Miró con curiosidad aquél transporte detallándolo poco, no parecía tener algo importante más de ser un objeto que los llevaría a su destino.

Sin embargo, algo se vio extrañamente particular y es que tenían alguien que los llevara hacia la capital del país de la Luna - ¿Desde cuándo tenemos alguien que nos lleve? – se preguntó internamente ante lo que sus ojos veían, ese hombre que era el que controlaba el carruaje. Esa parecía ser una misión normal y corriente, y ellos eran simples gennin con un superior del que ni nombre tenían - ¿Quién será él? – no pudo evitar preguntarse mientras desviaba su mirada de nuevo al pelirrojo para quizás examinarlo. Daisuke todavía estaba muy cerca de la acción, su posición se ponía justamente al lado izquierdo del de cabellos claros notando como la tensión era evidentemente alta. Nada pareció cambiar durante unos pocos segundos, eso era desesperante y a pesar de que era algo que no le incumbiera al Nara, él estaba involucrado en esa misión que ahora comenzarían dentro de poco – Responde – dijo por lo bajo mientras le daba un pequeño golpe con su codo izquierdo a Ban. Sus palabras parecían ser casi imperceptibles, además de que tenían esa intención pero el hecho de que estuviera tan cerca del pelirrojo con porte de seriedad hacía casi imposible que él no fuera escuchado.


Stats:
  • Fuerza : 04
  • Resistencia : 09
  • Agilidad : 07
  • Espíritu : 07
  • Concentración : 04
  • Voluntad : 09
Chakra : 75

Inventario:
-Estuche Mediano x1
-Kunais x6
-Katana x1
-Hilos ninja x5
-Bombas de humo x2
-Tsukihana no manto x1
-Píldora del soldado x1
-Comunicador x1

Combate:
Técnicas empleadas:
-Ninguna

Objetos o acciones ocultas:
-Ninguna

Cortes de acciones:
-Ninguno

Estado:
-Ninguno

Aclaraciones:
---
País de la Luna - Getsugakure




Volver arriba Ir abajo

Re: La perla nocturna (Misión rango C - Ban Bandit)

Mensaje por Bandit Ban el Vie Feb 16, 2018 11:40 pm


Por supuesto y como ya era costumbre, la impetuosa actitud de Ban parecía, una vez más, estar cerca de causarle problemas con un shinobi de mayor rango que el suyo, claro que él no sabía ante quien estaba. Fueron las palabras del pelirrojo y como este se acercó hasta él lo que le hizo pensar que no se trataba de un don nadie, ni de un Gennin como lo era él y su compañero. Visto de cerca, los orbes blancos que mostraba resultaban no solo intimidantes, sino que además incomodaban mucho al usuario del Jiton. Más incluso que el comentario sobre sus ridículas ropas, algo a lo que en realidad estaba más que acostumbrado.

Con sus cejas arqueadas y todavía una sonrisa pícara dibujada en su rostro, mantuvo la compostura frente al desconocido, pero su vista se desvió hacia un costado cuando un carromato llegó a aquel lugar. Daba por hecho que se trataba del transporte que emplearían, lo que le recordó algo de la misión que había olvidado aquella mañana. *Mierda, es verdad. ¿Tengo que pasar dos días enteros con este tipo?* Cuestionaba dando por hecho por fin que quien estaba frente a él sustituiría a Kio Sawarabi. Un golpe le distrajo entonces.

El codo de Daisuke dio en su brazo y así Ban giró su rostro para observar a su igual. –Entendido, entendido, lo siento.- Dijo sin hacer desaparecer su sonrisa, pero por lo menos su tono de voz se mostraba serio en cierto modo. Dio un par de pasos hacia atrás, manteniendo una distancia prudencial con el extraño pues su pálida mirada ya había hecho mella en el cuerpo de Bandit, que a causa del nerviosismo era incapaz de deshacer su mueca sonriente, además de que una gota de sudor frío caía por su frente. –Creo que a mi compañero y a mi nos gustaría conocer el nombre de aquel que nos guiará en esta misión, em…- Llevó su mano izquierda a la nuca, mientras miraba hacia el carromato. Intentó ser algo sumiso, pero no se le daba bien del todo. No le agradaba aquella idea pero no parecía muy inteligente buscar problemas en su primera misión fuera de la aldea de la Luna.





Datos:

Parámetros

  • Fuerza : 04
  • Resistencia : 04
  • Agilidad : 01
  • Espíritu : 12
  • Concentración : 05
  • Voluntad : 10
Chakra : 76/76


Acceso directo a la guía de Parámetros

Inventario bélico (4’8 kg / 12 kg)
Banda metálica de Getsugakure no Sato (Colgada del cuello)
Tsukihana no manto x1 (3’5kg)

Estuche mediano:
Kunais x15 (1’25kg)

Estuche pequeño:
Shurikens x3 (0’05kg)


Acceso directo a la Armería

Combate:

Técnicas empleadas:
-Ninguna

Objetos o acciones ocultas:
-Ninguna

Cortes de acciones:
-Ninguno

Estado:
-Ninguno

Acceso directo a la Guía de Combates

Off:



País de la Luna - Tsuki no Tsuro







Última edición por Bandit Ban el Lun Feb 19, 2018 12:13 pm, editado 1 vez


#660000 -Hablo- #660000 *Pienso* Narro

Volver arriba Ir abajo

Re: La perla nocturna (Misión rango C - Ban Bandit)

Mensaje por NB Chronicles el Dom Feb 18, 2018 5:05 am

NPC Getsugakure: Onimaru Aoyama
Aquello no era un juego y las palabras del Jonin debían ser seguidas al pie de la letra, pero el joven de cabellos claros no entendió la órden impuesta por el pelirrojo a pesar de responder que lo entendía. A una velocidad endiablada, incluso superior a la que ambos experimentaron frente al Inuzuka, el shinobi de cabellos color escarlata unió sus manos para quitarse el guante de la zurda, no tardando mas que un mísero instante en el cual Bandit carecería absolutamente de reacción, para alcanzarle con el dedo mayor de dicha mano, ahora desnuda, que impactó suavemente por debajo de la oreja del magnético, justo en la unión de su mandíbula con el resto del cráneo. Sentiría un chispazo recorriendo toda su boca, que imposibilitaría la misma no pudiendo abrirla por mucho que lo intentara.

No pareces haberlo entendido. Cuando doy una orden, la misma se sigue desde el mismo instante en el que las palabras escapan de mi boca... Cuando digo "A", es "A". No es "B" o "C" o "14". — esbozó con voz molesta, enguantando su mano nuevamente, mirando de reojo a Daisuke por su gesto para con su compañero y suspirando profundamente para finalmente voltearse en camino al conductor del carruaje.

Nara, tu ponte a mi derecha. — soltó con rudeza, dando una orden que evidentemente debía cumplir si es que acaso pretendía no recibir un castigo similar o peor al de Ban. — Y tú, el hablador, te toca mi izquierda. — ni lo miró, aunque poco podía escapársele si así lo precisaba.
Tras ubicarse a tan solo un metro del hombre, Onimaru se cruzó de brazos y suspiró profundamente. Un asentir delicado con su cabeza, cerrando los ojos en el proceso, sería su manera de saludar al sujeto, quien tras tomarse un par de segundos para corresponder de la misma forma sin emitir un solo vocablo, abriría el carruaje dando un raudo paso frente a ellos y llevando consigo la puerta que se abrió hacia afuera brindándoles completa libertad para ingresar. Dentro no había nadie, aparentaba ser su transporte.

Por el rabillo del ojo observaba el pelirrojo al Nara, sin emitir una sola órden en el proceso. Cada movimiento que hacía el Jonin tenía un objetivo en su haber, ¿qué estaba buscando el mismo para con ellos? Definitivamente no quería estar comandando a niñatos que improvisaran.

Detalles:
Ban Bandit: Una energía desconocida ha recorrido toda tu mandíbula durmiéndola por completo por un tiempo indefinido. Podrás realizar sonidos guturales o algo por el estilo, pero hablar estará fuera de tus capacidades mientras permanezcas con la boca cerrada.

Volver arriba Ir abajo

Re: La perla nocturna (Misión rango C - Ban Bandit)

Mensaje por Daisuke Nara el Dom Feb 18, 2018 7:43 pm


Daisuke Nara
Ese hombre de cabellos rojos no estaba jugando, para Daisuke el sólo de tener una presencia tan imponente le era suficiente, sabía reconocer a alguien con carácter y es que no por nada había crecido bajo la tutela de su padre. Le tenía cierta idea al jounnin desconocido, pero realmente nunca se esperó lo que pasaría a continuación – Pero qué… - dijo por lo bajo ante lo que veían sus ojos, y es que un movimiento casual fue lo que presenció, pero lo interesante era que había sido realizado con una velocidad que era casi irreal para el Nara. Aquél era un movimiento mucho menos sorprendente que el mostrado por el rubio, era menos espectacular pero con un efecto que sin lugar a dudas era realmente sorprendente para el shinobi de la katana a su espalda - ¿Qué le ha hecho? – se dijo a sí mismo en cuanto pudo notar que el silencio se hizo parte del ambiente, sus ojos y toda su cara estaba tornándose un tanto sorpresiva aunque esto estaba tratando de ser ocultado por el de cabellos oscuros. Realmente lo había callado con un movimiento tan simple, cosa que no estaba mal para alguien tan ausente de disciplina como lo era Bandit, pero el hecho de que lo pudiera hacer era simplemente terrorífico e impresionante al mismo tiempo.

Daisuke no sabía en qué pensar exactamente, es decir ¿Quién era ese sujeto que hasta el momento se había robado las miradas de los dos gennin? Evidentemente era alguien importante, o al menos se dejaba entrever por el transporte asignado, además de la habilidad con la que había sido capaz de callar a Ban – Sin duda alguna es más rápido que el rubio – había hecho una imagen comparativa mental de velocidades, llegando a la notable conclusión de que Onimaru era mucho más rápido que el compañero insoportable de Koromaru. Una nueva orden se dio a los shinobis de bajo rango, aunque esta vez hubo algo que era sumamente interesante en todo aquello - ¿Sabe mi apellido? – pensó al tiempo en que no dudaba demasiado en posarse a la derecha de su superior - ¿Cómo es que sabe eso? –se preguntó internamente el ninja de las sombras al tiempo que miraba al frente como si la respuesta la encontraría en el carruaje que les serviría como transporte. Se encontraba a cinco centímetros del pelirrojo, con una pregunta que sin lugar a dudas lo atormentaría por todo el camino si no era respondida.

Miraba de reojo al hombre de su izquierda, tenía curiosidad y eso recaería en que su ansiedad comenzaría a salir a flote como un navío en plena guerra – Tiene información sobre nosotros – continuaba pensando mientras caminaba y posaba su vista al frente en el carruaje. No quería tener que pasar por una situación tan mal habida como la que estaba viviendo su compañero – No creo que a todo el mundo le den información sobre otros ninjas – su mente continuaba dando vueltas y más vueltas tratando de buscar una respuesta, tanto era así que ignoró casi por completo los saludos dados por Onimaru y el encargado de transportarlos a la capital del país – Pudo dársela Kio, pero no parece que se lleve muy bien con él – era evidente que por su mente no pasaba el hecho de que el hombre fuera un jounnin, un cargo importante en cualquier aldea ninja. El silencio se estaba apoderando del ambiente, ya habían sido "invitados" a pasar, pero la verdad era que no habían recibido esa información o confirmación por parte de Onimaru.

El Nara volteó su cara a su izquierda para poder ver de frente a su superior, en sus ojos se denotaba un pequeño y sutil gesto que daba paso a la pedida de permiso del ninja bukijutsu para pasar al carruaje. No sabía qué pasaría, pero había pedido permiso y eso al menos era más que andar por ahí haciendo cualquier cosa. No obstante, el Nara sabía lo que era cumplir con las cosas de manera correcta y sabía que si no lo habían mandado a subir no era correcto el hacerlo. Su mente estaba inmersa en otras cosas, y es que muy en su interior sentía algo de miedo por haber dado en el clavo con su acción, siendo que ese hombre de cabellos rojos no parecía ser alguien flexible y eso se denotaba en lo hecho con Ban. Su mente estaba en un mar de pensamientos detectivescos - ¿Será Ryuu Kobayashi? – ni siquiera sabía cómo es que había llegado a esa conclusión tonta – No. Los rumores dicen que ese hombre tiene cincuenta años – seguía inmerso en sus pensamientos tratando de no incomodar a su superior - ¿Quién será? – no dejaba de preguntarse quitando de lado la última hipótesis pues era tonto pensar que pudiera ser él sólo por chismes y cuentos de gente señoras sin oficio como su abuela, y es que esos mismos cuentos relataban que Kobayashi era inmortal.

Stats:
  • Fuerza : 04
  • Resistencia : 09
  • Agilidad : 07
  • Espíritu : 07
  • Concentración : 04
  • Voluntad : 09
Chakra : 75

Inventario:
-Estuche Mediano x1
-Kunais x6
-Katana x1
-Hilos ninja x5
-Bombas de humo x2
-Tsukihana no manto x1
-Píldora del soldado x1
-Comunicador x1

Combate:
Técnicas empleadas:
-Ninguna

Objetos o acciones ocultas:
-Ninguna

Cortes de acciones:
-Ninguno

Estado:
-Ninguno

Aclaraciones:
---
País de la Luna - Getsugakure




Volver arriba Ir abajo

Re: La perla nocturna (Misión rango C - Ban Bandit)

Mensaje por Bandit Ban Ayer a las 12:13 pm


La orden del pelirrojo había sido clara, y aunque Ban hubo dado a entender que la había captado, no lo había tomado como algo literal y había hecho lo que le había venido en gana. No debió hablar, pues apenas hubo terminado de pronunciar su frase cuando, todavía mirando el carromato, percibió de reojo un veloz movimiento de aquel desconocido que como consecuencia causó un dolor punzante en su mandíbula, la cual quedó entreabierta. Alterado, casi atemorizado, Bandit llevó ambas manos a su rostro, palpando cada rasgo de este para descubrir que era eso que le había hecho el extraño que ahora le impedía hablar. *¿Qué mierda?* Se preguntaba todavía acariciando cada esquina de su expresión. Sus primeros contactos con ninjas superiores a él no habían sido, por el momento, nada satisfactorios. Mientras Kio estuvo cerca de darle un puñetazo, el segundo ante él había silenciado su hablar en un parpadeo.

El de blancos ojos se volteó quedando frente al carruaje e indicó a los Gennin la posición que debían tomar. Daisuke se colocó como bien hubo dicho a la derecha de este, mientras que Ban tardó varios segundos en reaccionar. No dejaba de palpar su cara preguntándose qué le había hecho aquel hombre, pero lo último que quería era que volviera a hacerle algo raro. *¿Cuánto tiempo voy a estar así?* Reflexionaba forzando el cierre de su mandíbula empujándola con los dedos índice y corazón de su mano derecha y, seguidamente, dando varios pasos cortos pero apresurados para colocarse junto al pelirrojo, al que miró disimuladamente. *Sigo sin saber quién es este tío, pero no me da buena espina.* Miró entonces un poco más allá, identificando la figura de Daisuke. *Me gustaría saber que piensa él.*

El carromato se abrió después de que el alto ninja y el hombre sobre este cruzaran miradas. Ban miró de nuevo a su superior, a su derecha. Por primera vez desde que se había topado con él, creía saber qué debía y que no debía hacer. *Está bien. No pienso mover ni un músculo si este tío no me lo hace saber.* Es lo que hubiera dicho si su adormilada boca se lo hubiera permitido. En efecto, había espabilado, al menos un poco y sabía que no era buena idea adentrarse en el carro sin su permiso. Obediente, si, pero su mirada seguía mostrando un ceño fruncido de desaprobación que acusaba al pelirrojo de orbes blancos.





Datos:

Parámetros

  • Fuerza : 04
  • Resistencia : 04
  • Agilidad : 01
  • Espíritu : 12
  • Concentración : 05
  • Voluntad : 10
Chakra : 76/76


Acceso directo a la guía de Parámetros

Inventario bélico (4’8 kg / 12 kg)
Banda metálica de Getsugakure no Sato (Colgada del cuello)
Tsukihana no manto x1 (3’5kg)

Estuche mediano:
Kunais x15 (1’25kg)

Estuche pequeño:
Shurikens x3 (0’05kg)


Acceso directo a la Armería

Combate:

Técnicas empleadas:
-Ninguna

Objetos o acciones ocultas:
-Ninguna

Cortes de acciones:
-Ninguno

Estado:
-Ninguno

Acceso directo a la Guía de Combates

Off:



País de la Luna - Tsuki no Tsuro







#660000 -Hablo- #660000 *Pienso* Narro

Volver arriba Ir abajo

Re: La perla nocturna (Misión rango C - Ban Bandit)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.