Afiliados
Limpieza 03 - 01 - 18

 photo untitled45.pngBoku no Hero ROLLittle FearsNaruto RolLoving PetsOne Piece LegacyCrear forocounting ★ stars

[Misión Rango B] Cruzando la frontera — Trama.

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: [Misión Rango B] Cruzando la frontera — Trama.

Mensaje por NB Narración el Sáb Ene 27, 2018 3:34 am

Criminal Yukigakure: Kazuo Nendo
Sus orbes oscuras se mantuvieron al frente mientras su mano derecha se encontraba a tan solo unos milímetros de verse descubierta junto a aquel explosivo que su mano había creado en prácticamente en centisegundos pero, a pesar de ello, la visual de la fémina de dorada cabellera alzar sus manos provocó que este reaccionase de inmediato para así retroceder de un salto los metros suficientes como para tratar de no verse envuelto en aquello que comenzaba a mostrarse ante sus ojos (Cinco metros de distancia sumados a los anteriores).

La nieve se alzaba, era enviada hasta su situación con una fuerte ráfaga de viento que de no ser por la sutilidad con la cual la joven siempre acostumbraba a actuar, habría desecho todo el lugar si esta misma lo desease. No hubieron cortes que se dieran a notar en su cuerpo, ni si quiera cuando fue consciente de que el final de aquel recorrido había impactado contra él de tal forma que pudo sentir su cabello moverse.

Sin poder evitarlo una amplia sonrisa se dibujo en sus labios, como si de verdad la Yamanaka no fuese más que una leyenda ficticia, historias que se habían transmitido de boca en boca para acabar deificando su presencia hasta un punto en el cual su preocupación, tiempo atrás, parecía haber sido en vano. — Vaya pequeña, no eres tan fuerte como pensaba. ¿De verdad pretendías dañarme con esa mierda de vientecillo? — Rió con fuerza para acto seguido continuar con su cometido pero, esta vez, las cosas no fueron tan sencillas.

Su pierna izquierda se movió al frente, provocando que su equilibrio fuese nefasto e incluso, en el momento que trató de mover su otra pierna para mantener el equilibrio, todo se fue literalmente, a la mierda. Su cuerpo rápidamente fue a parar sobre el terreno donde no solo sus rodillas chocaban contra la gélida superficie si no también sus dos manos que provocaron que su rostro rápidamente se tornase iracundo mientras aquel explosivo caía a no más de tres metros al frente desde su situación. — Maldita zorra. Así que era esto — Dijo en casi un susurro a modo de maldición. Sus articulaciones ahora se encontraban confundidas y su cuerpo parecía no reaccionar. Su mente divagaba, tratando de armar aquel rompecabezas mientras que por el contrario su compañera parecía proseguir con su cometido.


  • Fuerza : ??
  • Resistencia : ??
  • Agilidad : ??
  • Espíritu : ??
  • Concentración : ??
  • Voluntad : ??
Chakra : ???

Ex-Kunoichi Getsugakure: Kaede Uzumaki
No había más movimiento que el del viento rozando el cuerpo de la fémina. Agachada, tomaba una posición algo más ventajosa y brindando de tal modo un control magistral de aquellas hermosas cadenas oseas que se alzaban alrededor de los pequeños animales asustados que parecían estar clamando ser ensartados por cada una de aquellas enormes figuras que si bien, carecían de mucho grosor, eran magistrales en cuanto a altura se tratase.

Tan solo había buscado crear una cárcel, una para poder de tal modo jugar un poco antes de devorar los cadáveres de aquellos que se encontraban ante ella, o por lo menos, de aquella mujer que tanto había ansiado matar, cual venganza que terminaría por finalizar con el cometido por el que llevaba ya algo más de un año clamando. Kitsune le había arrebatado todo, había conseguido que la joven que ahora corría grave peligro entre sus garras, no fuese más que un peón de un país que no solo había ganado su odio si no también, aquel deseo irrefrenable de muerte y destrucción.

Pero no esperaba que aquello fuese tan fácil, incluso a pesar de verse acompañada del castaño que cortaba el paso al lado contrario en el cual esta se encontraba.

¿Y que decir del desconocido? Sus ojos lo devoraban, hasta el punto en el cual parecía estar masacrando cada centímetro de su piel mientras expectante, esperaba un movimiento por parte de este. Pero no hubo más que errores. Tras obervar lo que parecía un intento de reformular ciertas actuaciones con su abanico, su único movimiento termino por empujar a la Uzumaki de escarlata melena hacia su derecha, exactamente un metro y con ello, acercándola hasta una de sus tan tétricas cadenas.

Jaque” Su mente parecía haber encontrado la abertura perfecta gracias a aquello y si bien su objetivo principal parecía estar entretenido con su compañero, la cárdena no desaprovecharía aquella oportunidad donde, ignorando por completo a sus otras dos victimas, fijaría su completa atención en las dos cadenas traseras que se encontraban más próximas a la Rubia y aquella que se hallaba frente a ella, brindándole protección.

Mientras que esta se encontraba ocupándose de su compañero, las tres cadenas se abalanzarían con suma rapidez sobre la mujer. Una de estas iría en dirección hacia su corazón, tratando así de acabar rápidamente con su cometido, mientras que por el contrario, la segunda tomaría dirección hasta su cabeza, en búsqueda de complicar su escape, más aún teniendo en cuenta que no solo su espalda se veía cubierta por parte del joven del abanico. Ante la rapidez de su única protección, la tercera y última cadena se abalanzo sobre los pliegues de aquel Tessen que la obstaculizaba, tratando así de atravesarlo.

Tras sus actos, la joven estaría al descubierto por unos instantes, unos tan cortos que acabarían viéndose suplidos por como las cadenas restantes que se hallaban en los laterales, ahora se cruzaban frente a ella, tratando de cubrir aquel hueco.

No le interesaban los jóvenes, no mientras Kitsune se encontrase con vida.


  • Fuerza : ??
  • Resistencia : ??
  • Agilidad : 80
  • Espíritu : 85
  • Concentración : ??
  • Voluntad : ??
Chakra : ???
Jonin Kumogakure: Kitsune Yamanaka
Una vez su contrincante había caído contra el terreno, la fémina alzó aquellas hermosas obres aguamarina. Podía sentir el movimiento, aquellas grandes fuentes de chakra que se dirigían hacia ella desde ambas direcciones. Al parecer la joven no se andaba con rodeos incluso cuando se encontraba siendo enfrentada por  los shinobis que se encontraban bajo su mando.

Con velocidad sus manos fueron en dirección ascendente, provocando así que de su palma izquierda escapase a tiempo una ráfaga de viento que partiría en dos aquella osea cadena de su derecha que caería de lleno contra el terreno y al lado izquierdo de Raikomaru que se encontraba a uno de sus costados traseros y a un metro de su situación. Por desgracia ante la rapidez y el poco tiempo del cual dependía, su mano derecha se termino viendo obligada a agarrar la contraria de lleno, evitando así que esta, terminase por ensartar su corazón. — ¿Qué demonios estáis haciendo? — Cuestiono de inmediato y en pánico. ¿Como se suponía que incluso en una circunstancia como aquella la eficacia de la cárdena estuviese a segundos de finalizar con la vida de la rubia que, enfundada entre las pieles de su abrigo y el cuero de sus leggins, ahora era capaz de sostener aquella última cadena con ambas manos, luchando de manera desenfrenada contra esta.

Tan solo era cuestión de segundos que el Nendo acabase libre de sus ataduras mientras que ella, no tenía más opción que sostener la última cadena en un intento por mantenerse con vida. Necesitaba ayuda y la necesitaba cuanto antes.

Podía escucharse como esta se quejaba por la bajo a la par que trataba de controlar su respiración para conseguir combatir la fuerza bruta que su nueva contrincante portaba. ¿Pero por qué a ella? ¿Y por qué de aquella manera?

  • Fuerza : 85
  • Resistencia : ??
  • Agilidad : 89
  • Espíritu : 97
  • Concentración : 100
  • Voluntad : 91
Chakra : ???

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Rango B] Cruzando la frontera — Trama.

Mensaje por DeathBattle el Sáb Ene 27, 2018 3:54 am

Interacción Bélica
Con esta intervención se nombrarán los fallos o detalles a destacar por parte de los usuarios, de este modo la misión proseguirá en todo momento de manera adecuada y evitaremos todo tipo de problema que más adelante pueda llegar a desencadenarse.

Aviso para Ambos participantes:

Fuji Raikomaru: En todo momento te has mantenido junto a tu compañera y hay una gran carencia de especificaciones. No solo no es posible detectar la distancia que te separa de la Uzumaki y Kitsune, si no que además de esto, antes de hacerlo saber, has ondeado el abanico "a tu alrededor". Al actuar de aquella manera y teniendo en cuenta que en el turno anterior te encontrabas cubriendo a tu compañera (Lo que se interpreta como frente a ella, bastante pegado) has provocado que el movimiento de tu arma, empuje a esta un metro a su derecha y con ello, que tu técnica se ve anulada.

Se te recomienda tener cuidado, tus narraciones son carentes de especificaciones y eso provoca que no solo se encuentren grandes abismos libres por los cuales puede accionar tu rival si no que además perjudiques a tus dos acompañantes.

Debes tener en cuenta que muy a pesar de formar equipo eso no significa que no exista el denominado como "Friendly fire" en este tipo de batallas incluso se puede provocar una homicidio no intencionado por lo cual se ruega se tenga cuidado la próxima vez puesto que no solo te has hecho peligrar a ti mismo si no que al empujar a tu compañera has terminado anulando su turno al completo y provocando que ambos quedéis a disposición de vuestro enemigo, de igual modo que Kitsune Yamanaka que se encontraba cubriendo vuestras espaldas.

Haru Uzumaki: Tu turno ha sido anulado al ser empujada por tu acompañante pero a pesar de ello también cabe destacar el mismo error que tu compañero. Se necesitan especificaciones en el terreno puesto que es lo más importante. En caso de haber ese tipo de Open Slots alguien podría aprovechar estos para poneros en un grave apuro. Si bien además dijiste que te alejabas a la derecha, nunca se especifico cuando lo hacías por lo que no es posible interpretar a la perfección la situación y como moderadora, he tenido que poner un orden.

Además de este detalle me veo obligada a nombrar la siguiente porción de tu narración:

Haru Uzumaki escribió:Pero sin detenerme en ese instante también sacaría mi diestra y con ella lanzaría nuevamente otra arma, pero esta vez iría dirigida a la posición que la mujer tomaría después del primer ataque, solo que haría el sello de mano cuando el kunai estuviera a de medio metro (de ella) para que la nota explotase.

Este tipo de redacción se encuentra equivocada ¿Cual es la razón? Si bien puede que tu ataque haga efecto, de algún modo no solo cierras la acción si no que abarcas en exceso tus actuaciones ¿Que quiere decir esto? Da igual donde vaya tu oponente sea donde sea le vas a dar. No termina de ser una acción metarolera porque es un tanto, digamos complicada de situar y privas al usuario de actuar correctamente. El uso correcto para poder realizar un acto como este sería enviando el Kunai con el sello explosivo en una dirección que te permita preveer su siguiente movimiento para así, mandando una acción oculta para evitar el "metarol", lanzar el segundo kunai en la dirección donde creas que tu oponente se puede dirigir.

Ahora la pregunta es ¿Por qué una acción oculta? Al ser un sello explosivo, esta provoca que no solo la nieve se levante si no que la explosión y todo el polvo de esta termine privando a tu oponente de visión, ya sea por tratar de esquivar o incluso, cubrir sus ojos. Hay muchas opciones por las cuales puedes ejecutar dicha acción pero siempre debes de elegir una situación a la cual enviar el segundo Kunai para así no cerrar acciones y junto a ello, obligar a tu oponente a actuar y "sufrir" de manera injusta. Si bien el ataque es simple de esquivar o evitar, en ocasiones sacrificios provocan que el usuario decida aceptar el daño para realizar cualquier otro tipo de acción o táctica. Recuerda, nunca debes privar de algo a un usuario por medio de una acción cerrada aún cuando sus estadísticas sean 0 y las tuyas 100.

Las consecuencias, tanto de dicho error como de los de vuestros acompañantes, quedarán entonces reflejadas en la narración. Entendemos que se puedan cometer errores , pero no podemos dejar pasar por alto este error y, por otro lado, también está el hecho de que cada NPC es un mundo y que muy a pesar de que un narrador se encargue de interpretar todos, debe ser fiel a las decisiones de cada uno, llevando incluso al asesinato no deseado de uno de los participantes.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Rango B] Cruzando la frontera — Trama.

Mensaje por Fuji Raikomaru el Jue Feb 01, 2018 2:33 pm


Fuji Raikomaru

Al notar las intenciones de la cárdena, atiné a exclamar fuertemente. — ¡Yamanaka, por la espalda! —No quité mi mirada de la oponente y sus serpenteantes herramientas, mientras en mi mente cargada de adrenalina formulaba cómo había podido la situación tornarse de esa forma en poco más que un abrir y cerrar de ojos. Ante el pobre desempeño en cuanto a trabajo en equipo se hubo referido por mi parte, inclusive habiendo con mi propio movimiento desplazó a la pelirroja un metro más hacia la derecha dándome un margen de movimiento de aproximadamente dos metros en aquel lado. Mantuve mis piernas inamovibles en mi locación, notando a la velocidad vertiginosa que la cadena frontal se dirigía en mi dirección.

Deslicé ambas manos hasta cada borde de mi tessen a la par que tensaba los músculos de mis brazos, plegandolo nuevamente de forma que ambas láminas de hierro aumentasen la resistencia del arma, buscando interceptar el ataque pese a la clara diferencia entre las capacidades propias, y las agresoras al sostener el abanico de forma horizontal. Trasladé mis pies hasta posicionarme a un metro tras la rubia, frente a la cadena atacante, con el abanico preparado para recibir el impacto de la punta metálica enemiga resguardando los pliegues a los que apuntaba. Esperaba poder sostener el avance del ataque de la cárdena el tiempo suficiente para que la Jônnin cuya retaguardia cubríamos pudiese reaccionar alejándose de la trayectoria del ataque. ¿Que haría la Uzumaki a mi derecha?


”Datos Relevantes”:


Tecnica Usada

Inventario Bélico

Shuriken x 3 en bolso
Kunai x 2, 2 en bolso, 1 en el dispositivo.
Dispositivo oculto de Kunai, bajo la manga derecha del yukata, bajo muñequera.
Pergamino de almacenaje en el bolso
Tessen Rango C: Kûjaku empuñado en mano derecha, al ras del suelo.
Bolso alrededor de mi cintura, lado izquierdo.
Tessen Rango B: Gamamaru y Kôkurohyô, amarrados a mis muñecas, ocultos dentro de muñequeras.
Alambres Ninja x 5, en bolso.
Daikiri x 1, colgando del lado izquierdo de la cintura, junto al bolso.

Inventario Casual
Bolsa en el lado derecho de la cintura con: Legumbres, frutos secos, y semillas.
Pequeña cantimplora con agua amarrada al fajín de tela de la yukata.
Caja de cigarros, y cerrillos adentro del chaleco de la aldea.
Flauta tradicional en uno de los bolsillos del pantalón.
Sapito-chan

  • Fuerza : 30
  • Resistencia : 30
  • Agilidad : 30
  • Espíritu : 40
  • Concentración : 30
  • Voluntad : 30
Chakra : 145 Ck.



País del Rayo






Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Rango B] Cruzando la frontera — Trama.

Mensaje por Haru Uzumaki el Sáb Feb 03, 2018 1:48 am


Haru Uzumaki

Todo mal había salido, si bien Haru tenía sus procedimiento pensado… nunca logró concretarlo pues antes de que intentara alejarse de Fuji, él sin querer la empujó con el abanico un metro hacia el costado derecho, de esa forma quedando a cuatro metros de la serpiente hecha de huesos que estaba en esa dirección. En el momento que fue desplazada hacia la derecha, por no prestar atención en las acciones de su compañero –pues podría haberlo esquivado-, se limitó a caer mientras apoyaba sus antebrazos y palmas de la mano sobre la nieve para que su cuerpo inmediatamente por el impulso rodara hacia delante pero de una forma bastante comprimida… de modo que al terminar su rodamiento la pierna izquierda quedara apoyada sobre la nieve mientras que la derecha estaba flexionada como si fuera la base de su postura. Pues ella se mantuvo agachada.

En ese instante se encontraba en una posición diferente –pues había sido empujada-, aquel altercado de cierta forma provocó que Haru quedara en un lugar que le permitía ver las acciones de la joven enemiga ¿Por qué? Anteriormente se hallaba a una distancia de cinco metros a la cadena que estaba tapando el cuerpo de la kunoichi desconocida, pero ahora la pelirroja podía observar en parte las acciones de la mujer a diez metros, junto a la cadena que anteriormente estaba tapando el cuerpo.
Por lo tanto con unas rápidas acciones llevó su mano derecha hacia el porta arma de su muslo derecho –del cual extrajo un kunai que tenía una nota explosiva, previamente preparado- esto fue realizado cuando Haru vio que la cadena que se encontraba enfrente a Fuji comenzaba a moverse por eso mismo aplico un poco de chakra en el sello explosivo y la chica no dudo en lanzar ese kunai hacia el torso de la kunoichi que poseía cabellera violácea. Aquella acción fue porque Haru pensó que aquel era el mejor momento para atacar –cuando el contrincante también intentaba hacerlo-, por eso mismo trató que sus movimientos fueran fluidos y rápidos… pero la verdad era que no sabía si resultaría.

Cuando el arma arrojadiza (que poseía anudada el sello explosivo) estuvo a una distancia de 30 cm, la ninja de Kumogakure, hizo un simple sello de una mano para hacer detonar el arma próxima a la enemiga.
Al terminar dicha acción la joven de cabello rojizo realizó unos movimientos de manos mientras mantenía su vista en los hechos frente suyo.

Stats:
  • Fuerza : 35
  • Resistencia : 45
  • Agilidad : 55
  • Espíritu : 55
  • Concentración : 55
  • Voluntad : 50
Chakra : 300-1=299

Arma utilizada:
Sello Explosivo
Descripción: Son trozos de papel con el kanji "Explotar" (爆, Baku). Estos papeles tienen una infusión de chakra que explotan después de un tiempo determinado, de forma automática, o después de ser encendido por una llama; también reaccionan ante un sello a una mano de su usuario. Las explosiones de este sello pueden abarcar unos 3 metros de diámetro, pudiendo ser muy peligroso para las personas que estén cerca.
Para darle la capacidad explosiva a los sellos, deberán recibir 1Ck previamente por medio de contacto físico. Esto en realidad es una medida de seguridad para evitar que los mismos exploten en uno mismo, al recibir un ataque ígneo innesperado o algo por el estilo.
Peso: 0.1Kg
Precio: 1500 ryous por unidad.

Técnica preparada:
RAITON: DENRYŪ (雷遁 電流 ELEMENTO RAYO: CORRIENTE ELÉCTRICA):
Una vez el shinobi ha efectuado los sellos pertinentes este deberá posar las manos sobre el terreno, provocando que una corriente chispeante y visible de rayo viaje sobre una superficie en línea recta hasta una distancia de 12 metros. Al estar el usuario en contacto con la superficie a electrificar, con un gasto adicional de chakra podrá perseguir al objetivo, redireccionando dicha corriente de rayo. Aún y a pesar de ello, esta corriente dejará de tener efecto una vez se deje de tener contacto con la superficie electrificada.
Postura de manos: Carnero → Mono → Perro → Ave → Buey
Consumo: 23Ck ejecutar y 12Ck por turno.

Armas:
Belico:
-10 kunais (2,5 kg)-1= 9
-6 Shurikens (0,3kg)
-12 Senson (0,12kg)
-2 pack de bengalas (1,2kg)
-2 Pack de hilos ninjas ( 10kg)
-3 pergaminos
-4 Bomba de humos (0,8kg)
-4 sellos explosivos (0,4kg) – 1 = 3
-3 píldoras de soldado (0,3kg)
-1 Katana (2,25kg)
-1lanzador de agujas (3kg)
-Tsikihana no manto.

No bélico
-12 manzanas medianas (2kg)
-1 racimo de uva pequeño (1kg)
-2 cantimploras (4kg)

Peso en la mochila: 13,9kg/15kg
---
Acción oculta

Pais del rayo






Haru es helmosa(?):



Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Rango B] Cruzando la frontera — Trama.

Mensaje por NB Narración el Dom Feb 04, 2018 9:55 pm

Ex-Kunoichi Getsugakure: Kaede Uzumaki
Si bien la gran y tétrica cadena había sido enviada contra el joven del abanico con la necesidad de no solo destrozar este si no a su vez acabar con la vida de la Yamanaka, los actos de los shinobis rápidamente se pusieron en su contra.

La manera con la cual este se situó y como su compañera había aprovechado su nueva ubicación provoco que la Uzumaki inmediatamente se viese obligada a volver a la realidad y con ello, retroceder casi de manera inmediata, provocando no solo que sus cadenas comenzasen nuevamente a hundirse en el interior de la nieve en el instante que esta se alzó con rapidez y ejecutó un salto de tres metros en dirección contraria, si no también, que estos quedasen liberados de aquella enorme jaula.

La fuerza con la cual estas cadenas se retiraban las volvería prácticamente invulnerables aunque, aprovechando la distancia que restaba de aquella que chocaba contra el metal del tessen, se encargaría no solo de rodearlo si no que también de agarrarlo y quebrarlo en dos obligando así al joven que tuviese que soltar de inmediato este si no quería ser arrastrado por la ferocidad con la cual lo sería su quebrado abanico que en el momento que cocase contra la nieve, comenzaría a originar un pequeño rastro del quebrado artilugio en dirección al pequeño hueco donde antes, se había originado la cadena.

Mientras que la joven retrocedía de un salto a la par que aquello acontecía, no solo se podía observar como un sello se mantenía siendo formulado con su mano derecha si no también como su izquierda realizaba un limpio movimiento que provocaría que bajo la tela negra de sus guantes oscuros brotase un Kunai que sería lanzado inmediatamente en dirección a aquel que se dirigía hacia ella para así, interceptarlo y provocar que la explosión se viese redireccionada hacia su lateral derecho, a unos cuatro metros y medio de distancia. En caso de que se realizase la detonación, una gran cantidad de nieve y humo se alzaría y junto a ello la pequeña onda expansiva se encontraría lo suficientemente lejos como para que no llegase a dañar a ninguno de los presentes.


  • Fuerza : ??
  • Resistencia : ??
  • Agilidad : 80
  • Espíritu : 85
  • Concentración : ??
  • Voluntad : ??
Chakra : ???
Jonin Kumogakure: Kitsune Yamanaka
Tan pronto las cadenas dejaron de ejecutar presión y junto a ello a retirarse la Jonin retrocedió unos centímetros, chocando ligeramente con la espalda de su alumno en un intento de darle a conocer que se encontraba junto a él muy a pesar de que sus hermosas orbes aguamarina observasen de reojo hacia la situación de Haru que se había encargado de hacer que su contrincante cediese ante su accionar. — Conmovedor ¿No crees? — Fueron sus únicas palabras, como si tratase de hacer entender a Fuji Raikomaru de la situación que estaban viviendo.

Kitsune siempre había sido letal y junto a ello, no había detalle que se le escapase incluso en una situación de pánico como aquella. Conocía a la pelimorada tal cual el mismo Daiki había nombrado un año atrás, el mismo día que la ferocidad y la insensibilidad del accionar de su mentora, la habían llevado a secuestrar a la joven en contra de su voluntad y sin darle tan si quiera una mínima oportunidad a accionar.

Una vez la joven había resaltado aquel detalle que solo escucharía el tessen la fémina volvería sus ojos nuevamente hacia el Nendo que poco a poco parecía recuperar el control de su cuerpo. — Ignora tu Tessen, eres brillante sin él. No por algo eres el pupilo de Aramis — Un cumplido saldría por parte de esta que si bien no había sido testigo directo de como este había accionado mal en primera instancia, sabía que este necesitaría un pequeño empujón emocional para continuar con su batalla. Aquello no había acabado, de igual modo que tampoco lo había hecho el peligro que aún, mantenía sus vidas pendiendo de un hilo.

Tras sus últimos vocablos la joven impulsó su cuerpo al frente dos metros y una vez más volvió a colocar sus manos en dirección al Nendo solo que, en esta ocasión estas formaban un marco que lo convertían en el principal protagonista de sus ojos.

  • Fuerza : 85
  • Resistencia : ??
  • Agilidad : 89
  • Espíritu : 97
  • Concentración : 100
  • Voluntad : 91
Chakra : ???
Criminal Yukigakure: Kazuo Nendo
A la par que las circunstancias parecían ir torciéndose poco a poco para ambos bandos, el castaño se encontraba batallando con su propio cuerpo, tratando así de armar aquel rompecabezas que hasta el momento lo mantenía tendido sobre el terreno con rodillas y manos hundiéndose en la nieve.

Su ira lo cegaba, incluso cuando se suponía que aquel maniático no era más que un hombre que disfrutaba de aquellos actos, como si de un hombre rogando por la muerte se tratase. Pero tenía una misión, una que si bien no se encontraba en armonía con la pelimorada que parecía querer tomar la justicia por su propia mano, aún invadía cada parte de su mente, provocando que sus neuronas brillasen y generasen fricción entre si hasta el punto de hacerlo enloquecer.

No, no volveré a caer nuevamente en tus garras, Zorra.— Se podía escuchar como la ira del hombre iba en aumento, como incluso sin tan si quiera preocuparse un mínimo por tomar un completo uso de sus facultades, este, comenzó a convertirse en uno con la nieve al reptar sobre su superficie, en dirección al explosivo que tiempo atrás, había caído a tres metros de distancia desde su posición. Pero aquella técnica poco a poco perdía su efectividad, provocando que tras verse enfundado en su propio chakra, el hombre se pusiese parcialmente en pie y finalmente se abalanzase sobre su propio explosivo, agarrándolo con su mano derecha y junto a ello, dando a mostrar aquel enloquecido rostro.

En aquellos instantes una mueca de terror impregno el rostro de su contrincante, Kitsune Yamanaka. Solo era cuestión de segundos que se convirtiesen en un manto de sangre tiñendo la nieve gracias al potencial destructivo de aquel hombre.


Era el fin.

  • Fuerza : ??
  • Resistencia : ??
  • Agilidad : ??
  • Espíritu : ??
  • Concentración : ??
  • Voluntad : ??
Chakra : ???

Renegada Kumogakure: Mochizuki Izanami
Pero cortando el viento, una katana sería su salvación. Hermosa, con una empuñadura negra y delicadamente tallada por un dorado único en su especie y que finalizaba con el inicio de aquel acero rojizo que parecía forjado por los mismos dioses. Una Katana que si bien abanderaba un nombre, se había visto olvidado por el pasar de los años, de igual modo que la mujer que la había enviado en dirección no solo de aquella mano que ahora se veía clavada en la nieve si no también, aquel explosivo que quedaba inutilizado tras la destrucción de su arcilla y la carencia de chakra sobre este.

En lo alto del desfiladero se podía observar la hermosa figura de una joven de hermosa y obsidiana melena que corría con el viento junto al delicado kimono azulado y rojizo que dejaba a la vista gran parte de su cuerpo muy a pesar de que una oscura capa negra se encargase de resguardarla del frío. Pero si había algo que destacar, era aquella bandana negra que cubría su frente con fervor, una que abanderaba la insignia de Kumogakure no Sato aunque sobre esta se podía visualizar un corte horizontal, uno que demostraba que aquella joven algún día de su vida, había abandonado la protección de la aldea y junto a ello, sus obligaciones como Kunoichi.

Kazuo Nendo. Tus actos en contra del País del Rayo, serán penados con la muerte. — Un tono de voz dulce pero a su vez distante y frío remarcaría no solo sus labios si no también la hermosura de aquellos ojos dorados que se mantenían sobre el criminal que gritaba de dolor al ver su mano atravesada de aquella manera.

Junto a ella se alzaron otras dos figuras de hombres encapuchados que mantenían la dirección de su mirada hacia donde la fémina lo hacía.

Los refuerzos habían llegado pero en esta ocasión, no eran quizás los que estos habrían imaginado.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Rango B] Cruzando la frontera — Trama.

Mensaje por Fuji Raikomaru el Dom Feb 04, 2018 10:33 pm


Fuji Raikomaru

Mi compañero se había sacrificado, aquel que me acompañó desde el primer momento en que puse un pie fuera de la academia shinobi, los bellos pavos reales que lo ornamentaban ahora yacían cómo cadáveres en la fría nieves y el abanico, en pedazos. Mi mirada perpleja siguió los restos por unos momentos, notando el temblor en mis manos al sentir mi objeto mas preciado, roto, inservible. No obstante, la voz que resonó desde mi espalda, y ese roce que me indicaba estabilidad sacaron mis pensamientos más oscuros del medio.

Kitsune seguía viva, en contra de todo pronostico habíamos podido defenderla pese a la torpeza de mis actos, y eso era todo lo que importaba. No obstante, ¿Que estaba sucediendo? La cárdena retrocedió lo suficiente como para tener una distancia prudencial entre nosotros, e inclusive esa prisión ósea se había desintegrado. Escuché un grito a mi espalda, y entonces el gélido paso de un arma cortando el viento hasta llegar a su destino. Cuando de reojo posé mi mirada sobre la misma, la conmoción había llegado a mí, ¿Visiones en medio de la nieve? ¿Una yuki-onna jugandome una mala pasada? ¿Onimaru se presentaba donde Kûjaku acababa de morir?

Estupefacto busqué a su portador, y encontré la dura realidad. Mis ojos no daban fé de lo que veían, por la distancia no podía percibir la aldea a la cual esa banda rasgada pertenecía, pero esas facciones, ese tono de voz y la calidad con la cual acababa de salvar la vida de mi maestra solo podía pertenecer a una persona. Pero esa persona estaba muerta, y así lo estuvo durante años, al menos desde mi entender. ¿Que pasaba cuando nuestra verdad de pronto se desmoronaba frente a nuestros ojos, sin mediar explicación alguna? Lógicamente los más necios, e ignorantes, se negaban a creerlo, aferrandose a la comodidad que les daban sus creencias. Aquellas abanderadas durante años, y yo no era más que un necio, y un ignorante.

"Izanami está muerta" me dije "Esa dama no puede ser ella" ¿Cómo se atreve a imitar su semblante, a portar un arma como la suya? Posiblemente fuese una táctica para desconcentrarme de la cárdena frente a mí. Elevé mis manos en la postura de la serpiente, y susurré. — Kai —Tratando de liberarme de aquel genjutsu que me jugaba una mala pasada aferrándose a esas emociones arraigadas en lo mas profundo de mi corazón, evocando la malaria emocional de mi pasado. No era el momento de dejarme llevar, pues la dama de las cadenas seguía frente a mí, y mi mirada aun perpleja sobre ella.


”Datos Relevantes”:


Tecnica Usada
GENJUTSU EXTERNO (幻术 解, GENJUTSU KAI)
Tras la ejecución de un sello de manos, el ninja corta por un instante el flujo de chakra a su cerebro, bloqueando los genjutsus que le influyan (hasta rango A). Cualquier técnica con coste de mantenimiento que esté ejecutando el usuario será cancelada.
Postura de manos: Serpiente
Consumo: Mismo Ck del genjutsu que los esté afectado y un +25% de coste adicional.

Inventario Bélico

Shuriken x 3 en bolso
Kunai x 2, 2 en bolso, 1 en el dispositivo.
Dispositivo oculto de Kunai, bajo la manga derecha del yukata, bajo muñequera.
Pergamino de almacenaje en el bolso
Tessen Rango C: Kûjaku (R.I.P)
Bolso alrededor de mi cintura, lado izquierdo.
Tessen Rango B: Gamamaru y Kôkurohyô, amarrados a mis muñecas, ocultos dentro de muñequeras.
Alambres Ninja x 5, en bolso.
Daikiri x 1, colgando del lado izquierdo de la cintura, junto al bolso.

Inventario Casual
Bolsa en el lado derecho de la cintura con: Legumbres, frutos secos, y semillas.
Pequeña cantimplora con agua amarrada al fajín de tela de la yukata.
Caja de cigarros, y cerrillos adentro del chaleco de la aldea.
Flauta tradicional en uno de los bolsillos del pantalón.
Sapito-chan

  • Fuerza : 30
  • Resistencia : 30
  • Agilidad : 30
  • Espíritu : 40
  • Concentración : 30
  • Voluntad : 30
Chakra : 145 Ck.



País del Rayo






Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Rango B] Cruzando la frontera — Trama.

Mensaje por Haru Uzumaki el Lun Feb 05, 2018 10:25 pm


Haru Uzumaki
En el momento que Haru vio que el Kunai iba a ser interceptado… opto por no detonar el sello explosivo, simplemente su mirada se volvió un poco más aguda mientras observaba hacia el frente, aquellos orbes carmesís enfurecidos se encontraban concentrados en la “enemiga”.
El escenario había cambiado un poco ahora, la situación ¿Podría decirse que era mejor? No con exactitud, por lo menos las serpientes de huesos se habían hundido de nuevo en la nieve, pero aquello no invocó la tranquilidad de Haru, pues ella se encontraba extremadamente enojada… ¿Por qué? Kitsune podría haber muerto hace unos segundos atrás, junto con Fuji, si eso hubiera sucedido ella literalmente hubiera perdido la razón, por suerte no fue así.

Al ver que sus acciones habían sido arruinadas –en parte- por la contrincante, ella optó por descartar la técnica que pensaba hacer, pues ahora la distancia entre ambas era aun mayor y no le convenía seguir con su plan anterior. Por eso mismo Haru se mantuvo inmóvil mientras su cuerpo se alertaba ante la situación de su alrededor.

Todo lo demás transcurría como una obra de teatro, si bien trataba de estar atenta al ambiente–por si tenía que esquivar algo- su mayor cuidado estaba centrada en la mujer de cabello violeta ¿Cómo decirlo? No es que Haru la odiase… más bien estaba extremadamente molesta y no iba a dudar en atacar si veía alguna acción sospechosa.
Mientras tanto la Uzumaki de Kumogakure extrajo un pergamino –con su diestra- del porta armas que estaba en su cintura, para sacarlo y llevárselo a la boca…de manera que pudiera sostenerlo horizontalmente y por la mitad de este. Ella aplico cuidado en aquella acción pues no quería arruinar el utensilio.

Mientras tanto sus manos volvían a juntarse, no atacaría…más bien prefería adquirir una posición defensiva que le permitiera estar atenta a la violácea. Si bien muchas cosas estaban pasando a su alrededor, se puede decir que Haru tenía confianza absoluta en Kitsune y Fuji… pues anteriormente su error casi había provocado que la rubia muriera, por eso mismo la pelirroja ahora estaba enfocada en la orden que Kitsune le había hecho con anterioridad.

Stats:
  • Fuerza : 35
  • Resistencia : 45
  • Agilidad : 55
  • Espíritu : 55
  • Concentración : 55
  • Voluntad : 50
Chakra : 300
Armas:
Belico
-9 Kunais
-6 Shurikens (0,3kg)
-12 Senson (0,12kg)
-2 pack de bengalas (1,2kg)
-2 Pack de hilos ninjas ( 10kg)
-3 pergaminos
-4 Bomba de humos (0,8kg)
-3 Sellos explosivos
-3 píldoras de soldado (0,3kg)
-1 Katana (2,25kg)
-1lanzador de agujas (3kg)

No bélico
-12 manzanas medianas (2kg)
-1 racimo de uva pequeño (1kg)
-2 cantimploras (4kg)

Peso en la mochila: 13,9kg/15kg


Pais del rayo






Haru es helmosa(?):



Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Rango B] Cruzando la frontera — Trama.

Mensaje por NB Narración el Vie Feb 09, 2018 8:37 pm

Criminal Yukigakure: Kazuo Nendo
La mano izquierda del Nendo rapidamente se acentuó en dirección al antebrazo de su derecha aferrando con tanta ira su piel que parecía estar dispuesto a arrancar esta misma mientras sostenía con rudeza aquella porción de su cuerpo. Su mano derecha se encontraba completamente atravesada por la rojiza katana, provocando que tuviese que tener cuidado a la hora de mover esta para evitar desprenderse de esta muy a pesar de que, como era lógico su virtud como Nendo se veía completamente opacada al haber recibido un corta tan certero en el dorso que se veía completamente amarrado a la nieve por la rudeza con la cual el filo se había clavado.

Su rostro era iracundo, de igual modo que la manera con la cual poco a poco fue alzando sus rodillas hasta queda arrodillado sin haber movido ni un solo ápice su brazo para evitar un mayor corte. Era una desgracia, una tan grande que había anulado uno de sus mayores tesoros. Sus ojos parecían inyectados en sangre, pero finalmente eso se convirtió en el detonante de que este, sin temor alguno dejandose llevar por la adrenalina alzase su brazo contrario para así tomar la katana por su empuñadura y tirar de esta hacia arriba a la par que se levantaba, deshaciéndose de esta antes de lanzarla hacia su izquierda, a unos siete metros de su situación. — Hija de puta. — Se limitaría a decir aunque su voz era gruesa y parecía estar ocultando tanta rabia que parecía hasta incomprensible el porque de aquella ira. — Zorra. ¡Te pienso matar!— El alarido había resonado por todo aquel valle olvidado entre la ventisca.

¿Os pensáis que saldréis vivos de esta?— Cuestiono ahora que sus facciones se volvían algo más suaves, de tal modo que se podía observar la falsa cordura sobre la cual aún se encontraba. — No, no,no. Estáis muy equivocados.— Rió por lo bajo, alzando su diestra ensangrentada hacia su abdomen a medida que aquella risa iba aumentando de manera gradual. — Es cómico ver como os movéis como si nada por el mundo ¿Pero sabeis que? Estais muertos. Vuestros rostros quedarán grabados en mi memoria. solo venía a jugar un poco, pero ahora, no sois más que mierda con fecha de caducidad.— A medida que hablaba el hombre retrocedía, marcando un pequeño compás que limitaba con una franja invisible. —Ni tu cabeza con precio solo de vida, ni la asquerosa de Aramis ¡Ni tu maldita traidora! Saldréis vivos de esta. Incluso esos dos inútiles que os acompañan.—Cada palabra que escapaba de sus labios se tornaba en una más violenta que la anterior. Su rostro demacrado parecía deformarse con cada movimiento a la par que su camiseta era impregnada con la sangre que brotaba de su mano y en ocasiones dejaba escapar pequeñas gotas en dirección al blanquecino manto que pisaba.


  • Fuerza : ??
  • Resistencia : ??
  • Agilidad : ??
  • Espíritu : ??
  • Concentración : ??
  • Voluntad : ??
Chakra : ???

Jonin Kumogakure: Kitsune Yamanaka
La situación muy a pesar de haberles brindado algo más de libertad ahora más que nunca generaba presión en el cuerpo de la Yamanaka quien de inmediato retrocedió unos pasos alejándose de el hombre para de ese modo tomar algo más de distancias con él. Lo conocía, desgraciadamente lo conocía a la perfección y sabía hasta que punto era capaz de arriesgar su vida. Poco a poco sus pasos resonaban sobre la nieve, creando un brillante sonido de hundimiento con cada paso que retrocedía mientras alzaba su mano izquierda hacia un lateral, buscando indicar a los jóvenes que se mantuviesen alerta. Hasta el momento no había sido consciente de la situación del joven Raikomaru pero eso no importaba, no por lo menos cuando un psicópata se encontraba bajo uno de sus ataques de ira, uno de aquellos momentos en los que ni un solo suspiro era algo digno de dejar escapar.

Solo era cuestión de segundos que el enloquecido pudiese mandar aquel lugar a la mierda con tan solo un acto. Fuesen a donde fuese, no tendría modo de huida, no por lo menos de aquella manera. — No bajéis la guardia. — Se limitó a decir, aún a pesar de ser consciente de que ahora, no estaban solos y aquella mujer junto con otros dos se encontraban actuando como si de un refuerzo se tratase. Las mismas palabras de la desconocida lo habían abanderado. Podrían ser odiados por medio mundo, podrían haber sido los causantes de que poco a poco Daichi comenzase a quebrarse una vez más, pero, a pesar de todo, no eran más que simples humanos en busca de un mundo mejor para sus hermanos.

  • Fuerza : 85
  • Resistencia : ??
  • Agilidad : 89
  • Espíritu : 97
  • Concentración : 100
  • Voluntad : 91
Chakra : ???
Ex-Kunoichi Getsugakure: Kaede Uzumaki
Poco a poco las cadenas que se habían convertido en una pesadilla para sus contrincantes comenzaron a desmaterializarse dejando nada más que pequeños rastros en la nieve de como aquellas mounstruosidades habían tomado camino en dirección contraria a la que ellos tomaban. Su compañero había perdido por completo la cordura. Pero no lo culparía, no tras lo que parecía una inminente perdida.

Sus orbes albinas seguían fijas al frente muy a pesar de que la morada tela opacase aquella visualización de forma exterior. Su cuerpo se encontraba completamente relajado mientras que el viento ahora agitaba su hermosa y larga melena hacia uno de los laterales gracias a la apertura que se encontraba no muy lejana a su posición y que había sido generada por el mismo hombre que gritaba desde el otro lado del valle.

Yacía completamente relajada, su rostro parecía incluso convertirse en uno con la nieve aunque se pudiese escuchar el ritintineo de las cadenas al moverse con el viento. Parecía que la fiesta había acabado y que aquel día, no correría más sangre. No por lo menos si el Nendo no cedía ante la necesidad de eliminar toda vida humana que le rodeaba en aquellos instantes con alguno de sus pensamientos suicidas.

Mientras su cuerpo se encontraba inmovil a unos trece metros de distancia de los shinobis la joven llevo su mano a uno de los compartimentos de su muslo izquierdo, sin tan si quiera preocuparse por el descaro de sus movimientos y como pudiese ser interpretado. Solo había sido cuestión de segundos antes de que de su interior se pudiese observar un hermoso pasador. Un presente que un año atrás había recibido de una joven que había caído en el olvido. Sus Adhirió así las cadenas a sus caderas, y hecho aquello se tomó la molestia de tomar un nuevo kunai sobre el cual ató aquel obsequio que ahora guardaba toda su atención. Podían atacarla si lo deseasen, ahora, estaba ocupada.

Finalizados aquellos actos y en caso de no ser interrumpida lanzaría aquel arma decorada por el rojo del hermoso pasador en dirección a la Uzumaki, clavándose a unos cinco metros de tal modo que pudiese notar como esta, no buscaba continuar con aquella batalla. Acabadas sus acciones se inclinaría y saltaría en la dirección contraria a donde se encontraban los refuerzos del rayo, dejando que la única prueba de su presencia fuera aquel presente y el masacrado abanico que yacía perdido entre la nieve.


  • Fuerza : ??
  • Resistencia : ??
  • Agilidad : 80
  • Espíritu : 85
  • Concentración : ??
  • Voluntad : ??
Chakra : ???
Renegada Kumogakure: Mochizuki Izanami
No hubo una sola palabra que escapase de los labios sellados de la joven mientras su hermosa melena obsidiana bailaba con la brisa que golpeaba su rostro. Encontrarse en la situación que estaba era una completa locura pero, ni ella ni sus acompañantes cedieron a pesar de las palabras del Nendo si no más bien todo lo contrario.

Su mirada era inexpresiva, como si la misma muerte se reflejase en las orbes doradas que protagonizaban su hermoso rostro a la par que su cuerpo se movía en dirección al borde para dejarse caer sobre la nieve desde las alturas. Una vez sobre la superficie la joven se limitaría a caminar en dirección a su tan preciada y hermosa Katana mientras que los otros dos hombres que la acompañaban emprendía camino tras la pelimorada que había huido de aquel encuentro, dejando atrás a su compañero. ¿Quizás por miedo a que este se auto inmolase y destruyese todo lo que había en su paso.

Una vez se había acercado a su Katana la joven se inclino para tomar esta y enfundarla con suma maestría en aquella vaina que yacía en su lateral izquierdo. No la necesitaba. No en aquellos momentos.

Criminal Yukigakure: Kazuo Nendo
¿Debería de acabar con todos vosotros ahora mismo? Realmente sería facil. Demasiado. Lo sabeis perfectamente ¿Pero por qué? No sería tan divertido de esta manera.— Poco a poco sus facciones aflojaban aunque el tono burlón de su voz se mantenía de la misma manera, clamando respeto, clamando el miedo que posiblemente todos sentirían en su interior sal conocer de lo que era capaz. No le importaba su vida y mucho menos la de quienes le rodeaban. Solo era un hombre dispuesto a morir por un fin, en caso contrario, solo por diversión.

Mejor juguemos al gato y el ratón.— Finalizó añadiendo un pequeño juego. —Obviamente yo seré el gato. Solo que en cuanto os encuentre, os haré volar en mil pedazos. Igual que a la familia de mi prometida.— Rió tras aquella última confesión mientras paseaba la mirada por todos y cada uno de los que se encontraban presentes, memorizando estas. Si bien quien había arrebatado su virtud era otra persona, nadie se salvaría de aquel pequeño juego. No importaban los rangos, tampoco el fervor. Un juego era un juego.

Acabadas sus nuevas instrucciones simplemente desaparecería en un rápido movimiento. tomando así el mismo camino que la pelimorada había tomado. Posiblemente los acompañantes de la nueva espadachina ahora estarían en peligro.


  • Fuerza : ??
  • Resistencia : ??
  • Agilidad : ??
  • Espíritu : ??
  • Concentración : ??
  • Voluntad : ??
Chakra : ???

Jonin Kumogakure: Kitsune Yamanaka
Mochizuki Izanami ¿Me equivoco?— Serían las palabras de la Yamanaka buscando romper el hielo ante la joven que aún se mantenía observando la dirección que el Nendo había tomado. — Eres bastante conocida por tus actuaciones fuera del País del Rayo incluso después de haberlo traicionado.— El veneno de la última palabra sería escupido con puro fervor. No es que los Renegados supusiesen un peligro para la aldea teniendo en cuenta de que muchos desertaban por simplemente no encajar en la sociedad, pero después de todo siempre se podían volcar las situaciones en puro caos. Si bien la cabeza de la fémina hasta el momento no tenía ningún costo por parte del País del Rayo, aquello no significaba que toparse con un protector rasgado no fuese una razón clara para acabar con la vida de quien se encontrase frente al fiel.

En aquellos momentos, aún a pesar de las actuaciones que había tomado la espadachina a la hora de convertirse en un soporte. La Yamanaka se encontraba con el pleno derecho o incluso obligación de dar fin a la vida de la joven. — ¿Debería de agradecer tu ayuda o cumplir con las obligaciones que las leyes estipulan en el País que te entreno?— Su cuestión era tan afilada como la de una navaja. Quizás no era algo ético teniendo en cuenta que ella en parte se había convertido en una ayuda necesaria, pero, incluso a pesar de que Kitsune Yamanaka fuese una mujer bastante comprensiva y con corazón de oro, nunca antes había ignorado algo tan importante como aquella ley.

¿Debía de agradecer o cumplir ordenes?
Renegada Kumogakure: Mochizuki Izanami
Las orbes doradas de la joven se mantenían aún en el horizonte, siguiendo la pista al criminal que huía ante sus ojos. Pero, por el contrario que sus acompañantes, la joven en aquellos momentos, parecía tener otro tipo de intereses.

Podía escuchar las afiladas palabras de la Yamanaka aún a pesar de que su mirar por unos pocos instantes más se perdieron en la nada antes de voltear con absoluto respeto y bajar ligeramente la mirada en un pequeño gesto de respeto donde su mano izquierda se posaba sobre la empuñadura de su Katana. Cada una de las acusaciones de la Jonin recaían como baldes de agua fría sobre esta, pero no hubo queja, tampoco una mueca de disgusto en su rostro. Solo había vacío, solo había aceptación como de costumbre en el cuerpo de la fémina que se mantuvo en completo silencio como si de un sermón se tratase.

Era una traidora, mismamente sabía que huir de las puertas de su aldea había sido un acto de cobardía muy a pesar de que no fuese más que un destino que le había tocado vivir después de los acontecimientos que habían seguido a su vida. — No hay más que merezca que la misma muerte. — Afirmo a las palabras de la Jonin aún con la mirada gacha y los ojos cerrados como si hablase en completa sumisión y no tuviese el derecho de tomar posesión de la mirada de aquella superior que no tenía potestad sobre sus actos. — He finalizado con la vida de muchas personas desde mi separación con el País del Rayo. Mi honor se ha visto manchado por las circunstancias y desgraciadamente he tenido que luchar por mi vida como nunca antes lo había hecho en este mundo helado de crueldad e ilegalidad. — Afirmó con frialdad antes de alzar sus ojos, mostrando la frialdad y seriedad que tanto la caracterizaba. — Si la muerte me libará de mis pecados yo misma seré quien tome mi propia vida en manos de mi preciada arma. Pero me gustaría pedir un último favor. — Se aventuraría a decir sin apartar la mirada de sus ojos. — Un alma ha sido dañada en esta batalla. Desearía poder emplear mis habilidades en sanar las heridas de Kûjaku.

Tras aquellas palabras solo hubo silencio por su parte muy a pesar de que de algún modo se pudiese sentir el dolor de su mirada fija en las orbes aguamarinas de la Jonin. De algún modo su corazón se quebraba, pero mantenía firmes sus respetos, de igual forma que toda su vida lo había hecho.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Rango B] Cruzando la frontera — Trama.

Mensaje por Fuji Raikomaru el Vie Feb 09, 2018 9:25 pm


Fuji Raikomaru

Izanami, Izanami, Izanami... Los enemigos había huido, escapado, solo eran recuerdos, siluetas en mi mente, voces resonando en los recintos de mi pensar, de mi sentir. No solo había recibido una noticia impactante, estaba viendo a la muerte misma personificado, estuve a punto de perderlo todo, y un así ahora era enemigo de un perfecto desconocido maniático, vengativo. ¿Cómo se habían dado así las cosas?
Caminé en la nieve hasta acercarme a los fragmentos de mi abanico, tomándolos a la par que contenía las lágrimas en mi interior, pues un shinobi no debía llorar. — Lo siento, camarada... —Susurré cuando tuve los fragmentos de mi tan amado abanico bajo el brazo derecho, me sentía tan roto como él, y para ser honestos, no quería girarme.

Sentía miedo, ¿Que hacer? Debía descifrar las palabras del Nendo, detrás del odio por Kitsune, y por mi maestra misma. ¿Tendría que enfrentar también a aquella que hasta cinco minutos era solo un recuerdo, un anhelo, y un fantasma? ¿Como enfrentar a la realidad que se desmoronaba bajo mis pies? Me armé de valor tomando aire, inflando mi pecho de un orgullo roto, rogando a los dioses que me den escapatorias a ésta situación.

Elevé la mirada al encarar el grupo de mi superior, mi compañera, y mi pasado. Poco a poco, con una mirada carente de brillo, y una expresión que no denotaba nada mas que la blanca vastedad de la espesura nívea haciendo eco en mi alma. Una vez me aproximé al grupo, las palabras de Kitsune pudieron llegar a mis oidos, no obstante nada pude decir. Entonces, mi apatía fue abatida por las últimas palabras de aquella samurai que bien conocía. — Entonces... Lo recuerdas... —Repliqué afirmando el abanico bajo mi brazo derecho contra mi pecho, llevando la mirada ésta vez a Kitsune.

No podía decirle a Kitsune que perdone su vida, no me correspondía, no obstante me posicioné frente a ella. Dejé caer mis rodillas en la nieve, llevé la frente hasta el blanco suelo frente a los pies de mi maestra, y coloqué las manos en ambos lados de mi cabeza. — Yamanaka-dono, le imploro... No me arrebate la vida que acabo de recuperar, no sin antes obtener las respuestas que necesita mi alma —No había en todo Daichi mayor humillación, entrega, y ruego que una reverencia de ése índole. Rebajando la frente al suelo en perfecta sumisión, y yo, una de las bestias mas impredecibles de Kumogakure me encontraba rogando por motivos que, ante ojos de todos excepto de la rônnin, serían desconocidos.


”Datos Relevantes”:


Tecnica Usada

Inventario Bélico

Shuriken x 3 en bolso
Kunai x 2, 2 en bolso, 1 en el dispositivo.
Dispositivo oculto de Kunai, bajo la manga derecha del yukata, bajo muñequera.
Pergamino de almacenaje en el bolso
Tessen Rango C: Kûjaku (R.I.P)
Bolso alrededor de mi cintura, lado izquierdo.
Tessen Rango B: Gamamaru y Kôkurohyô, amarrados a mis muñecas, ocultos dentro de muñequeras.
Alambres Ninja x 5, en bolso.
Daikiri x 1, colgando del lado izquierdo de la cintura, junto al bolso.

Inventario Casual
Bolsa en el lado derecho de la cintura con: Legumbres, frutos secos, y semillas.
Pequeña cantimplora con agua amarrada al fajín de tela de la yukata.
Caja de cigarros, y cerrillos adentro del chaleco de la aldea.
Flauta tradicional en uno de los bolsillos del pantalón.
Sapito-chan

  • Fuerza : 30
  • Resistencia : 30
  • Agilidad : 30
  • Espíritu : 40
  • Concentración : 30
  • Voluntad : 30
Chakra : 145 Ck.



País del Rayo






Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Rango B] Cruzando la frontera — Trama.

Mensaje por Haru Uzumaki el Sáb Feb 10, 2018 8:24 pm


Haru Uzumaki
Ella podía escuchar las palabras que habían en el ambiente, levemente su vista por momentos era captada por su alrededor, pero realmente la pelirroja trataba de no desviar su concentración de la chica con cabello violáceo; anteriormente solo había bastado un par de segundos para que todos casi murieran, no podía dejar que su atención nuevamente fuera envuelta por algo más. Por eso mismo la kunoichi, si bien escuchaba todo lo que sucedía a su espalda… y de cierta forma se alarmaba, trataba de no abandonar su posición; no podía bajar la guardia.
La mujer, a la cual Haru observaba, no trato de disimular cuando su mano se movió hacia uno de los compartimientos de su muslo izquierdo, por lo tanto Haru hizo lo mismo (llevo su diestra hacia el porta armas de su pierna derecha), pero cuando la pelirroja estaba por extraer un arma… ella observó el objeto que Kaede sacaba.

El rostro de Haru en ese momento mostro confusión, no estaba segura si veía bien o era que la distancia le estaba haciendo imaginar cosas raras, por eso mismo su mano derecha aún se mantuvo en el compartimiento… luego las acciones que ella hizo provocaron que la pelirroja mostrara un poco de desconcierto, pues después de aquello la mujer opto por irse.
Ante la situación, los orbes rojizos de la jovencita se posaron en el broche que estaba sobre la nieve… a 5 metros podía ver bien lo que era, por eso su mente se llenó de asombro –al igual que su rostro-.
La muchacha no se movió hasta que el loco de los explosivos se fuera de aquel lugar, no es como si confiara mucho en la mujer que acaba de llegar… pero digamos que le daba un mal presentimiento el nendo.
Por eso mismo, con un movimiento fluido y tranquilo, una tranquilidad que no sabía de donde había surgido porque su mente parecía tener varios interrogantes inciertos, se puso de pie y dio unos pasos hacia la dirección del broche, para colocarse a unos cuatro metros de él.

Cuando estuvo a esa distancia, la kunoichi –mientras escuchaba lo que ocurría detrás suyo con Fuji, Kitsune y la desconocida- observaba con detenimiento la pieza arrojada junto al kunai… para observar si tenían algo raro (como una nota explosiva), en el caso de que no tuviese nada… la muchacha de cabello carmesí optaría por acercarse con cuidado hasta estar enfrente del objeto, y luego agacharse para agarrarlo.

Después de tomarlo, la kunoichi mostro demasiadas preguntas en su rostro… ese broche pertenecía a su tía, que había sido regalado a su madre, y ella se lo obsequio a Haru ¿Por qué esa persona tenía el broche? Ante la incertidumbre mordió levemente su labio inferior, pues no recordaba cuando lo había perdido… pues siempre lo había protegido extremadamente bien…además ¿Cómo podía perder tan fácil el único recuerdo que tenia de su familia? Sin duda habían muchas preguntas sin responder en la cabeza de la Uzumaki… que por un momento sus orbes carmesís demostraron muchas dudas, porque si no recordaba mal, el nombre de la mujer con la que había “luchado” era Kaede Uzumaki. Ambas pertenecían al mismo clan…
Cuando toco el broche de nuevo se sintió extremadamente relajada por unos instantes, era el único recuerdo de su procedencia… lo único que indicaba el status que ella había tenido en el País del Remolino. Pero a pesar de que aquel objeto causaba una tranquilidad inmensa… también le provocaba un mal estar que no sabía de donde surgía, las preguntas que no podían ser respondidas era algo que inquietaba a la Uzumaki. Pero aquel instante no era el momento para pensar en eso.
Con un rápido movimiento ella guardo el broche en su porta armas que del muslo y luego se dio vuelta para observar la dirección donde se encontraba Kitsune… ¿Si ella sabía que había aceptado el “obsequio” de la criminal… se enfadaría? No tenía la respuesta con precisión pero prefería no tocar el tema, ahora simplemente miraría lo que pasaba.

Haru no se metería en la conversación, tampoco entendía el actuar de Fuji… pero aquello parecía importante para él, por lo tanto ella prefirió quedarse en la distancia para no interrumpir la escena. Igualmente la pelirroja miraba hacia todos lados –como si estuviera un tanto traumada por lo que había pasado anteriormente-.
El aquel momento Haru no se había dado cuenta, pero aunque quisiera no podía olvidar sus pensamientos y preguntas sobre el broche…aquello era algo importante de su familia y no podía descartarlo en algún rincón de su mente.

Armas:
Belico
-9 Kunais
-6 Shurikens (0,3kg)
-12 Senson (0,12kg)
-2 pack de bengalas (1,2kg)
-2 Pack de hilos ninjas ( 10kg)
-3 pergaminos
-4 Bomba de humos (0,8kg)
-3 Sellos explosivos
-3 píldoras de soldado (0,3kg)
-1 Katana (2,25kg)
-1lanzador de agujas (3kg)

No bélico
-12 manzanas medianas (2kg)
-1 racimo de uva pequeño (1kg)
-2 cantimploras (4kg)

Peso en la mochila: 13,9kg/15kg

Stats:
  • Fuerza : 35
  • Resistencia : 45
  • Agilidad : 55
  • Espíritu : 55
  • Concentración : 55
  • Voluntad : 50
Chakra : 300

Pais del rayo






Haru es helmosa(?):



Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Rango B] Cruzando la frontera — Trama.

Mensaje por NB Narración el Miér Feb 14, 2018 6:22 pm

Jonin Kumogakure: Kitsune Yamanaka
A medida que la Jonin de dorada melena había comenzado a avanzar en dirección a la Ronin, alguien parecía buscar desobedecerla. Quien citaba como un pupilo se encontraba frente a ella, implorando así por la vida de la Renegada que se encontraba ante sus orbes aguamarinas, algo que iba en contra de las leyes del País del Rayo muy a pesar de que hasta el momento, no había detalle que la remarcase como más que una joven que había desaparecido años atrás tras la masacre que se había detectado en una de las “colonias” enviadas a estudiar el País del hierro, ante el decaimiento de su capital y junto a ello, de su aldea. Pero eso no quitaba que en aquellos momentos se pudiese observar como el hermoso símbolo de la Nube se encontraba alzado en su rostro pero junto a ello, rasgado, olvidado e insultado. Un orgullo manchado, golpeado que para los shinobis del Rayo era algo que se convertía en una osadía que debía ser penada con la muerte. ¿Pero acaso había ética en actuar de aquella forma? Arrebatar la vida de una joven que no solo había acudido en su ayuda si no que además iba acompañada de otros dos hombres que se habían adelantado en búsqueda de aquellos criminales.

Posiblemente si hubiese sido Aramis ya la habría tomado presa para entregarla como tributo a su país, quizás incluso si hubiese sido Satoshi la hubiese tomado bajo su recaudo para poder interrogarla antes de entregarla ¿Pero que decir de Masao Namikaze, el actual Hokage? Seguramente ni le hubiese cedido el honor de acabar con su propia vida siguiendo la tradición de la sangre pura que portaba. Desgraciadamente, no todos tenían su sangre fría, mucho menos, Kitsune Yamanaka. La misma joven de rojiza melena demostraba su debilidad ante la presencia y la razón por la cual seguía con vida. — Mochizuki Izanami fue mi alumna. Una joven que se negaba a dar uso de sus habilidades por desear mantener su honor como Ronin —  Citó sin apartar la mirada de las orbes doradas que parecían tornarse quebradas ante las acciones del joven ante ambas. — Desgraciadamente hay corazones que nunca podrán ser domados y a que caigan en brazos de la desesperación, siempre mantienen su honor intacto. Sigues abanderando el País del Rayo aún a pesar de todo. Eso habla del tipo de persona que eres aunque tu protector se vea dañado — Añadió antes de voltear su cuerpo, dejando que su larga melena recogida fuese acariciada por el viento. — Fuji Raikomaru. Tienes una misión. Abandonaras el país al que perteneces y calmarás tu corazón. Negaras tus raíces y seguirás los pasos de tu acompañante. —  Lentamente sus pasos la fueron alejando de ambos, incluso llevándola a sobrepasar el lugar donde se encontraba la más pequeña del grupo. — Tienes tres meses para recopilar información y volver con tu mentora al País del Rayo. —  

¿Expulsado? Posiblemente se trataba de algo como aquello, una deserción obligada y que llevaría a Kitsune a convertirse en la principal causante de ello. — Personalmente daré testimonio de tu muerte.— Dicho aquello volteo para mirarlo por última vez con seriedad aunque terminando por mostrar una amplia sonrisa en la cual sus ojos se cerraron por completo, demostrando la seguridad y la calma que siempre portaba incluso a pesar de las tempestades. — Espero seas brillante en tu misión. Te estaré esperando.— Una vez sus ojos se abrieron volvió la mirada hacia la pelirroja. — Serás mi cómplice, pero antes, partamos. Masao Namikaze debe estar aguardando en Konohagakure no Sato.— No hubo más despedida que aquella antes de la la Jonin emprendiese su camino, comenzando a correr y con ello a evitar aquellos grandes escombros donde minutos atrás se encontraba la cárdena que le había brindando un presente a la Chunin a escondidas de los ojos de la superior. Debían partir lo antes posible y llegar a hora punta al día siguiente.

Renegada Kumogakure: Mochizuki Izanami
Tras las palabras de la Jonin, Mochizuki Izanami se mantuvo estática en su lugar, sin llegar a apartar el rostro de esta hasta el momento en el cual esta alzaba una despedida hacia ambos. Su rostro bajó de tal forma, brindando una casi imperceptible reverencia mientras que la hermosura de sus prendas se encontraba siendo bañada por la brisa que golpeaba contra estas, provocando que hermosura estas se alzasen, mostrando no solo parte de sus piernas y kimono, si no también aquella hermosa melena que danzaba con el frío, un frío que toda su vida había formado parte de esta gracias a sus raíces. Pero hasta el momento no hubo palabra que escapase de sus labios, no por lo menos hasta que ambas jóvenes se hubiesen alejado lo suficiente como para brindarles algo de intimidad. — Sigues siendo el mismo. — Se limitaría a decir mientras lo observaba. Sabía que tenían demasiadas cosas que tratar, pero aquel no era ni el lugar, ni el momento. — Debemos partir. Estar tierras inhospitas son peligrosas. El interior de la aldea nos aguarda.

Una vez sus palabras finalizasen la joven volvería la mirada hacia Kûjaku y acto seguido, tras una rápida mirada hacia los ojos del shinobi esta emprendería su camino, no solo pasando a lo alto del gran valle que los mantenía ocultos en el desfiladero si no también, por aquel gran vale que los rodeaba.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Rango B] Cruzando la frontera — Trama.

Mensaje por NB Narración el Miér Feb 14, 2018 6:26 pm

Pautas y Aclaraciones.
— Esta se convierte en la última narración de "Cruzando la Frontera" razón por la cual debeis de realizar un último post para poder darle fin. Ambos personajes pronto recibirán una breve trama individual donde sus destinos bifurcados terminen de ser sellados y con ello, tomen residencia en sus respectivas nuevas aldeas.

— ¡Muchas gracias por su paciencia y participación! Recibiréis vuestra puntuación y pagos una vez zanjéis por completo el tema con vuestros últimos post.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Rango B] Cruzando la frontera — Trama.

Mensaje por Fuji Raikomaru el Miér Feb 14, 2018 10:04 pm


Fuji Raikomaru

Me levanté de la plegaria, pero no me puse de pie. Hinqué mi rodilla en el suelo, la mirada bajo, y el puño derecho sobre el corazón. — Como chûnin de Kumogakure, único discípulo de Aramis Voda, y orgulloso estudiante bajo su tutela no la decepcionaré, desempeñaré mi misión de forma segura, eficaz, y leal a mis raíces —Solo me levanté cuando ésta se hubo dirigido a su alumna, marcando el fin de las palabras que volarían en mi rumbo. De ahora en más partía caminos con mi patria, de la misma forma que lo hizo mi maestra años atrás. Observé de soslayo a Izanami, para asegurarme inconscientemente que no fuese a ningún lado, que no despareciese como un espejismo. Tal vez un reflejo, inútil, pero palpable.

Entonces, llevé mi mirada a la Uzumaki cuando ésta comenzó su andar. — Fue un honor haber sido tu compañero durante éste año, sigue expandiendo tu mundo, Uzumaki... No, Haru —Viré portando los restos de mi abanico, acercándome a la derecha de Izanami sin voltearme a observar a la pelirroja ni un por un momento. — No olvides el titulo que portas, cómo shinobi, y como persona... Estarás bien, lo sé —Sin mucho mas que añadir, comencé a seguir los pasos de Izanami. ¿Hablarle? No era el momento, y sinceramente no me sentía preparado para ello. ¿Que me deparaba el futuro? Posiblemente sería un futuro corto, e inmediato, violento y turbulento pero... En cierta forma, conmigo las cosas no podían ser de otra manera. Con la zurda removí la banda ninja en mi brazo derecho, y dentro de mis ropajes lo escondí, pues mi lealtad debía descansar en apariencias.

Así fue como nos perdimos en la blanquecina espesura, dando inicio a esa separación de caminos que nunca se hubiesen esperado.  


”Datos Relevantes”:


Tecnica Usada

Inventario Bélico

Shuriken x 3 en bolso
Kunai x 2, 2 en bolso, 1 en el dispositivo.
Dispositivo oculto de Kunai, bajo la manga derecha del yukata, bajo muñequera.
Pergamino de almacenaje en el bolso
Tessen Rango C: Kûjaku (R.I.P)
Bolso alrededor de mi cintura, lado izquierdo.
Tessen Rango B: Gamamaru y Kôkurohyô, amarrados a mis muñecas, ocultos dentro de muñequeras.
Alambres Ninja x 5, en bolso.
Daikiri x 1, colgando del lado izquierdo de la cintura, junto al bolso.

Inventario Casual
Bolsa en el lado derecho de la cintura con: Legumbres, frutos secos, y semillas.
Pequeña cantimplora con agua amarrada al fajín de tela de la yukata.
Caja de cigarros, y cerrillos adentro del chaleco de la aldea.
Flauta tradicional en uno de los bolsillos del pantalón.
Sapito-chan

  • Fuerza : 30
  • Resistencia : 30
  • Agilidad : 30
  • Espíritu : 40
  • Concentración : 30
  • Voluntad : 30
Chakra : 145 Ck.



País del Rayo






Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Rango B] Cruzando la frontera — Trama.

Mensaje por Haru Uzumaki el Miér Feb 14, 2018 11:31 pm


Haru Uzumaki
Haru en aquel momento presencio todo lo ocurrido, no entendía porque Fuji reaccionaba de esa forma... y porque le tocaba una misión tan rara, pero igualmente ella no hizo ruido, simplemente se quedó como espectadora y asentó con la cabeza cuando Kitsune le dijo que ella era una cómplice. La Uzumaki no delataría aquel hecho, ella apreciaba mucho a su compañero y mucho más a Kitsune, por ende trataría de no causar problemas a esas dos personas.
Cuando la chica se levantó iba a comenzar su andar, miró nuevamente al pelinegro y le sonrió… pues las palabras que él decía le hicieron emocionarse un poco, por eso mismo la kunoichi hizo una leve reverencia –como respeto a su amigo-.

-Fuji se feliz, pronto nos veremos de nuevo ¿Si?-

Al terminar esa frase ella se dio vuelta y comenzó su andar por detrás de Kitsune, en su camino paso por donde había lanzado el kunai con el explosivo, por lo tanto la pelirroja no dudo en tomarlo rápidamente y correr por detrás de la rubia. En su mente habían muchas cosas, el encuentro con Kaede había provocado un mal estar en Haru que no le permitía sentirse a gusto, el saber que estaba escondiendo el broche de Kitsune causo que la mente de la pelirroja se viera un tanto trastornada y sin poder encontrar una respuesta a lo que debería de hacer; realmente temía de que la rubia le sacase el broche si sabía que era un “obsequio” del enemigo (a pesar de que ese artículo era realmente de Haru).

-Kitsune san… después cuando estemos tranquila, quiero hablarle de algo…y pedirle disculpas.-

Acoto cuando estuviera cerca de ella para que la escuchara, necesitaba hablar del broche… Kitsune compartía muchos secretos con Haru y ella debía de hacer lo mismo –confiar en ella-, por otro lado necesitaba disculparse por la luchar… pues la rubia estuvo en un gran problema, si ella hubiera luchado mejor no tendría que estar sintiéndose mal ahora. Pero Haru aprendió que ante un enemigo no había que tener contemplación.
Por otra parte las mejillas de la Uzumaki se sonrojaron un poco cuando su mente pensó en que Masao estaba esperando, no pudo evitar que el calorcito en su rostro provocaba una leve timidez en Haru, que si bien no sabía porque reaccionaba así… podría comenzar a intuirlo.

Armas:
Belico
-9 Kunais+1= 10
-6 Shurikens (0,3kg)
-12 Senson (0,12kg)
-2 pack de bengalas (1,2kg)
-2 Pack de hilos ninjas ( 10kg)
-3 pergaminos
-4 Bomba de humos (0,8kg)
-3 Sellos explosivos +1 =4
-3 píldoras de soldado (0,3kg)
-1 Katana (2,25kg)
-1lanzador de agujas (3kg)

No bélico
-12 manzanas medianas (2kg)
-1 racimo de uva pequeño (1kg)
-2 cantimploras (4kg)

Peso en la mochila: 13,9kg/15kg
Stat:
  • Fuerza : 35
  • Resistencia : 45
  • Agilidad : 55
  • Espíritu : 55
  • Concentración : 55
  • Voluntad : 50
Chakra : 300

Pais del rayo






Haru es helmosa(?):



Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Rango B] Cruzando la frontera — Trama.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.