Afiliados
Limpieza 03 - 01 - 18

 photo untitled45.pngBoku no Hero ROLLittle FearsNaruto RolLoving PetsOne Piece LegacyCrear forocounting ★ stars

[Misión rango D] ¡Oído Cocina!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Misión rango D] ¡Oído Cocina!

Mensaje por Wade Ayame el Vie Ene 05, 2018 8:22 pm

Rango D

Nombre: ¡Oído cocina!

Lugar: Zona Comercial

Encargados: Akame - Wade Ayame

Longitud: 30 líneas mínimo

Descripción: Tal parece que los empleados de cierto restaurante ubicado en la Zona Comercial han sufrido un severo caso de indigestión luego de que un cocinero nuevo comenzara a trabajar allí. El asunto con él está zanjado, pero el establecimiento está mermado de personal. Por eso, hasta que el personal se reponga, se le pide a los ninjas que los suplan en su labor como meseros.

Notas: Esto ocurre después del Timeskip.



-¡Arriba!
-¡Levántate, llegarás tarde!

Dos pares de manos lo zarandeaban. Desde que había decidido recibir a Saki y Shen se tuvo que despedir de dormir hasta tarde. Daba igual si tenía una misión aquel día o no, siempre temprano. La verdad era que en el pasado símplemente le gustaba dormir y por eso aprovechaba cada día libre para descansar, hoy en día no tenía muchos deseos de mover un dedo por la villa. Desde que en las calles de Konoha se veía algún chunin de Kumo allá a donde sea que mirase se había adueñado de él un fuerte sentimiento de pesadez, y no ayudaba que se haya impuesto un nuevo Hokage que no parecía distinto a los rumores que había escuchado del actual Raikage.

A pesar de lo oscuro que parecía el panorama, y aunque no lo admita en voz alta, Wade encontraba razones para levantarse cada día. Al inicio porque quería ayudar a Ayame, y ahora se le unían los hermanos. Debía reconocer que les estaba tomando cierto afectó a ambos, en especial a Shen a pesar de cómo resultó su primer encuentro. El hermano menor que nunca tuvo.

Al final, y luego de varios minutos, lograron que él ninja abriera los ojos a regañadientes. Al girar la cabeza su ira no hizo más que crecer.

-¡¿Las seis de la mañana?!- Sentía ganas de tomar el reloj despertador y lanzárselos por la cabeza pero no lo hizo. No lo tenía a su alcance. De todas formas dudaba que hubiera podido atinarles. Shen era pequeño y bastante ágil y Saki ya se había recuperado de su enfermedad hace rato. Costaba creer que esta era la misma chica que en su primer encuentro había afirmado tener una salud frágil.

Hay que decir que el comienzo de esta nueva etapa no fue sencilla en absoluto. Principalmente porque Ayame no estaba de acuerdo con tener otras dos bocas que alimentar bajo su techo. Sin embargo el día que Saki se ofreciera a trabajar en el restaurante donde la abuela se empleaba le brillaron los ojos. La mujer que había cuidado de él podía ser ambiciosa según parece. Y no había dudas de que resultaría: después de todo era un rostro joven y atractivo para el restaurante.

Se despidió de todos y emprendió su marcha a la Zona Comercial. Según las instrucciones del pergamino debía desempeñarse en un restaurante con poco personal. No parecía gran cosa excepto que se indicaba que está labor lo la realizaría una sola persona. Nunca antes Wade había trabajado en equipo, principalmente por temor a fricciones a causa de su propio pasado. Sabía que algún día llegaría el momento en que debiera afrontar aquella situación pero no imaginó que llegaría ahora, no bajo estas circunstancias.

Bueno, las cosas no siempre van como uno espera. Todo lo que quedaba por hacer ahora era esperar que los hechos ocurrieran de la mejor manera posible. Habiendo arribado al restaurante se situó en la puerta. Ahora sólo quedaba esperar que su compañero apareciera.


Hablo - Pienso - Actúo

Bitácora

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión rango D] ¡Oído Cocina!

Mensaje por Akame Uchiha el Dom Ene 07, 2018 4:29 am



Me había levantado muy temprano como de costumbre, para poder iniciar una buena rutina de entrenamiento y luego poder dedicarme el resto del día a mis labores como militar de la aldea, muchas cosas habían cambiado con el nuevo líder, rumores iban y venían, sin embargo yo solo quería volverme más fuerte para en un futuro no muy lejano poder cambiar las cosas, pero mientras tanto me desquitaba con los muñecos de entrenamiento que estaban a mi disposición en mi casa, golpeaba uno, dos, tres y cuatro, seguía repitiendo aquellos lanzamientos de golpes, un trote de unos cuantos kilómetros, una secuencia de abdominales, flexiones y saltadillas, todo lo necesario para iniciar el día de manera saludable.

Una vez hubiera terminado toda mi rutina, tomé un largo y relajante baño, para vestirme, no estaba muy al tanto de cómo debía asistir a aquella misión, el pergamino no había sido muy claro con eso, así que solamente pude dar un leve suspiro para colocarme lo primero que encontré, un pantalón negro y una camisa manga larga del mismo color, era mi atuendo favorito, aunque había visto un par de faldas y otras vestimentas que no había usado en mucho tiempo, pero lo mejor para evitar mal entendidos y problemas con los clientes era ese sencillo y tradicional uniforme, colgué la banda de la aldea de Konoha a la altura de mi bise derecho, sandalias azules y finalmente una venda rodeando la mitad de mi muslo derecho.

Respiré hondo para finalmente salir de la casa, estaba algo decepcionada por tener que lidiar con misiones de tan bajo rango, pero al menos podría divertirme un poco y disfrutar de mi tiempo como militar novata, suponía que no siempre tendría esa oportunidad de ser joven y divertirme durante el trabajo, me detuve frente a la puerta de mi nueva casa, — Me marcho.— expresé haciendo una reverencia y despidiéndome de mis difuntos padres, finalmente solo tuve que marcharme de allí y dirigirme a la zona acordada en el pergamino, aun me sobraba tiempo para llegar o por lo menos para llegar a justo.

Después de unos minutos caminando finalmente llegaría al restaurante que se indicaba, por las tempranas horas aún se encontraba vacía la avenida donde transitaba y cuando me detuve me encontré con una persona, — Buenos días.— expresé llamando la atención del Shinobi y alzando mi mano derecha para agitarla de un lugar a otro como saludo, — Por casualidad… ¿Este es el restaurante que buscaba ayuda o que la solicitó?.— pregunté, después de todo no podía revelarle información de la misión si no estaba segura que él era el otro miembro, me giré hacía la puerta principal, dejando visible para el muchacho mi placa de la aldea y que me identificara como su compañera en caso que así fuera, de lo contrario no diría nada más, y podría hacer como si nada hubiera pasado.
País del Fuego – Zona Comercial



Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión rango D] ¡Oído Cocina!

Mensaje por Wade Ayame el Lun Ene 08, 2018 1:23 am

Wade cabeceaba. Miraba en todas direcciones buscando algo que ver que lo mantuviera despierto, pero nada. No había ni un alma en las calles excepto los ya mencionados chunin, siempre alerta, todo en pos de mantener el nuevo orden social. A él la verdad no le sorprendía mucho. Prácticamente todos los locales estaban cerrados, incluido el restaurante donde debían desempeñarse. Este era un edificio de techo negro y paredes el color predominante era el rojo, de una sola planta, parecía bastante alto y tenía un aspecto tradicional.

Considerando la hora, probablemente no pasaría mucho antes de que alguien apareciese, sea el gerente o la persona con la que debiese trabajar. ¿Quién sabe? Si tenía suerte, quizás tenga la oportunidad de conocer a su compañero antes de que la misión inicie. Decidió tomar una precaución y se quitó su haori de aspecto remendado y se lo echó al hombro, exponiendo su protector usado como un cinturón. Él era la clase de persona que cree que la apariencia y el carácter no necesariamente van de la mano y por eso prefería pasar tiempo con la gente antes de hacerse un juicio de ellos. Por desgracia no tenía idea de si su compañero pensaba igual, así que hizo lo que hizo más que nada para asegurarse.

En esas estaba cuando notó una sombra apareciendo por su izquierda. A ojo no parecía más grande que Wade y se acercaba caminando. Sólo cuando ella estuvo a unos cuantos metros de él pudo darse una idea completa de su apariencia. Era pelirroja, unos cuantos centímetros más baja que Wade y con unas proporciones saludables. La chica en cuestión estaba investida en unas prendas oscuras y ligeras que le daban el aspecto esteriotípico de un ninja, a diferencia de Wade que por el aspecto remendado de su haori parecía un mendigo.

La chica se le acercó y lo saludó, para luego preguntarle sobre la misión. El shinobi intentaba mostrarse normal, tranquilo, pero la verdad era que en ese momento su mente era un hervidero.

-¿Tendré que realizar esta misión acompañado por una sexy onee-san?

Tenía que apartar esa clase de pensamientos de su cabeza si quería que el trabajo en equipo funcione. Al momento en que ella se le acercó y lo saludó de manera cordial acompañándolo con un gesto de su mano, volvió a la realidad. En realidad no recordaba a nadie que se le hubiera acercado con esa apertura excepto Ayame. Había olvidado lo agradable que era aquello, el aplacador sentimiento de no ser visto con sospecha. Una cosa más que lo ayudaba a mantenerse centrado.

-Buenos días.- Lo siguiente que ella hizo que interrogarlo acerca de la misión. Él por su parte deslizó su diestra por su ropa y tomó un pergamino. -Si estás aquí por la misión "Oído Cocina", si.- replicó enseñándoselo. Extendió su mano hacia ella y alzó la vista para que pudiera ver su rostro completo, cubierto por su sombrero de paja. Nunca le ha gustado la idea de mostrarle sus cicatrices a nadie pero sentía que debía hacerlo, en parte para mostrar confianza, en parte para ver cómo reaccionaba ella. -Parece que trabajaremos juntos. Soy Wade, un gusto.-

Al cabo de un tiempo apareció alguien más que tenía el aspecto de un hombre de negocios.

-¡Buenos días jóvenes! ¿Ustedes son los que vinieron a ayudar?- preguntó mientras abría las puertas del establecimiento.
-Si.
-Muy bien. Síganme, los pondré al tanto de la situación.- El gerente avanzaría hasta tomar asiento en una de las muchas mesas. Una vez en su sitio los invitaría a sentarse y continuar con la explicación. -Necesito que ambos me ayuden atendiendo clientes durante todo el día de hoy.
-Eso no parece algo complicado.- Miró a su lado, buscando una confirmación de la kunoichi. No creía que ella tuviera problema con la misión.
-Hay un asunto importante- De repente su tono de voz se volvió más serio. -Es posible que seamos visitados por ninjas de Kumo. En ocasiones vienen al terminar su turno. No hay mucha cosa que agregar. ¿Tienen alguna duda?-

Wade no se molestó en ocultar el aspecto sombrío que cobró su semblante al enterarse de aquello. Tal parece que esta misión podría no ser tan agradable como creyó.

-Yo tengo una. ¿Qué clase de gente son esos ninjas?- Lo único que sabía de ellos era que mantenían una vigilancia constante y aparentemente omnipresente de todo lo ocurrido en la Konoha. Nunca había tenido que lidiar con uno ni sabía con que clase de ideas habían venido a la aldea. Si había algo importante que debieran saber al momento de tratar con ellos tenían que saberlo.


Hablo - Pienso - Actúo

Bitácora

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión rango D] ¡Oído Cocina!

Mensaje por Akame Uchiha el Lun Ene 08, 2018 9:23 pm



— ¡Sí! Esa misma es. — respondí al escuchar la respuesta del sujeto sobre el trabajo, conocía inclusive el nombre de la misión que tenía que realizar así que obviamente se trataba de mi compañero de trabajo el que allí estaba, estiré entonces mi diestra hacía la mano que me estaba ofreciendo para estrecharla cuando se presentó, sonreí amablemente en ese momento aunque se daría cuenta que fije la vista un segundo en cada cicatriz, sin borrar nunca la sonrisa de mi cara, — Uchiha Akame.— añadí a la presentación para que supiera mi nombre completo y poder tal vez romper cualquier obstáculo de confianza que se nos presentara en ese momento.

— Hagamos lo mejor que podamos Wade, debemos hacer lucir bien a la aldea .— argumenté con tranquilidad y sonriendo alegremente, era bueno empezar a trabajar por la aldea de esa manera, una trabajo sencillo, pero que necesitaba de muchos atributos mentales y físico para poder completarlo de manera eficiente, antes que pudiera decir nada al chico, la puerta a nuestro costado se abriría dejando salir a quien se presentaría como nuestro cliente, miré a mi compañero para asentir solo con un movimiento de la cabeza, para luego seguirle al interior del local donde se sentaría en una mesa, sin embargo por educación y buenos principios me quedé de pie manteniendo mis manos cruzadas en la espalda a la altura de la cintura.  

Escuchaba las primeras instrucciones con naturalidad, hasta que toco el tema de los militares de Kumo que se aproximaban, mi cuerpo se tensó un poco, pues mi cabeza le había mal interpretado toda la posible intención que tuviera el hombre, — ¿No estará pensando en pedir que los matemos?— cuestioné con algo de sorpresa en mi cara, pero sin abandonar la rígida postura que mantenía en ese momento, — Soy una Genin, no tengo tampoco mucho tiempo recién graduada y sin importar la clase de personas que sean, no tengo la capacidad para asesinarlos.— expresé un tanto preocupada por la petición que había mal interpretado, miré a Wade y parecía un tanto sombrío y enojado, supuse que tenía el potencial para intentarlo pero yo me rehusaría de todas formas si ese era el verdadero trabajo. Guardé silencio y me quedé mirando fijamente al contratista.
País del Fuego – Zona Comercial



Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión rango D] ¡Oído Cocina!

Mensaje por Wade Ayame el Mar Ene 09, 2018 6:27 am

Desde que había escuchado que parte de la clientela podría estar conformada por ninjas invasores, una rabia silenciosa bullía dentro de Wade que no se molestó en disfrazar. Justo cuando había logrado sacarse de la cabeza a Akame, tenía otro meollo en la cabeza que debía controlar si quería llevar a término la misión. Aunque la verdad era que si bien detestaba la presencia de los shinobi de Kumo, había algo al respecto que detestaba todavía más. Pero eso no era historia para un momento como este. Quizás valiese la pena hablar al respecto, dependiendo de cómo resultase todo este asunto.

A pesar de todo, más o menos podía mantener el control de la situación. Nada más necesitaba de algo que lo distrajera de aquellos pensamientos. Y la respuesta vino de su compañera, aunque de una forma un tanto peculiar.

— ¿No estará pensando en pedir que los matemos?— Era absurdo tan siquiera considerarlo, tanto por sus ínfimas posibilidades de lograrlo como por sus posibles repercusiones, al punto que se quedó mirándola estupefacto por un par de segundos tras escucharla. Y si aquella pregunta tomó por sorpresa a Wade, al Gerente lo descolocó por completo.

-¡¿Qué?! ¡No, santo Dios! Sólo buscaba ponerlos al tanto, no todos pueden manejar fácilmente la ocupación extranjera.- pronunció mirando al muchacho. Estaba claro para él que Wade podría tener conflictos por esto. El simple acto de ponerlo en aviso podría evitar que la situación lo tomara desprevenido. -De todas formas ellos no son así, no son unos pendencieros. Bueno... no la gran mayoría...-
-Descuiden.- replicó mirándolos a ambos tras una respiración profunda. -No pienso permitir que esto me afecte.-
-Muy bien. Te tomaré la palabra. Ahora tengan esto.- Sacó un par de llaves y las puso en manos de Akame y Wade. Luego les señaló una puerta. -Esa puerta conduce a los vestidores. Adentro hay casilleros con uniformes. Pueden dejar sus cosas ahí.-
-Gracias.- Lo siguiente que dijo fue dirigido a Akame. -Iré primero si no te molesta.-

Sea que ella quisiera ir primero o no, cuando le llegara el momento a Wade de cambiarse la muchacha quedaría a solas con el Gerente. El shinobi no sentía que hubiesen más dudas que necesitase responder pero desconocía si ese era el caso también para ella. Si la kunoichi tenía alguna duda ese podría ser un buen momento para formularlas.

Ingresó a los vestidores. Al emerger, su ropa habría sido reemplazada en su totalidad por un uniforme sencillo compuesto por un pantalón negro y una camisa blanca de mangas largas, complementado con un cinturón en el cual llevaba su portaarmas con parte de su equipo. -Y ¿qué tal se ve?- Su ropa no era lo único diferente, su cabello también. Mientras estaba en los vestidores lo había peinado de modo que le formara un mechón que cubriese la cicatriz vertical sobre su ojo derecho. No la cubría por completo pero al menos no era tan notoria.

En su interior, el local contaba con doce mesas, cada una de ellas provista de cuatro sillas. Al fondo y en el centro se ubicaba una barra con cinco bancos. Atravesando una puerta al otro lado de la barra se llegaba a la cocina, y a la izquierda de la barra se situaban los baños (a la derecha se ubican los vestidores). Por donde se viera, este era un establecimiento concebido para recibir grandes volúmenes de gente, Aún no habían llegado los clientes y ya sé por día intuir que sería una jornada complicada.

Stats:
Equipo:

  • 3 kunai (uno en la manga derecha).
  • 1 comunicador.

  • Fuerza : 4
  • Resistencia : 4
  • Agilidad : 6
  • Espíritu : 8
  • Concentración : 8
  • Voluntad : 6
Chakra : 68


Hablo - Pienso - Actúo

Bitácora

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión rango D] ¡Oído Cocina!

Mensaje por Akame Uchiha el Miér Ene 10, 2018 3:12 am



Mi respuesta no había sido muy adecuada en ese momento, tanto el rostro de mi compañero como el del cliente se mostraron bastante sorprendido, sumado al tono de voz del sujeto que nos daba el trabajo sabía que había tocado una peligrosa tecla, así que solo guardaría silencio escuchando más detalles y que se me aclarara la duda que realmente había sido mal interpretada, Wade parecía tener una especie de conflicto con la idea de atenderles, sin embargo frente al superior no cuestionaría nada al respecto, — Trataremos de no defraudarle. — confesé mirando al gerente y sujetando la llave que me estaba ofreciendo, miré en la dirección señalada y asentí al Genin para que fuese el primero en acondicionarse para la jornada laboral que estaba por empezar.

— Disculpe, ¿Podría saber su nombre? — pregunté mirando en dirección al gerente del local, era una duda muy importante, —.Además, me gustaría saber, ¿Solo Wade y yo trabajaremos el día de hoy? ¿O tenemos compañeros de trabajo con otras funciones delegadas?— pregunté aun sin perder de vista al hombre, eran curiosidades muy concreta que podrían ayudar al desempeño de la misión que estaba por empezar, además sentía un poco de incertidumbre por la tétrica actuación de gestos que tuvo el rostro de Wade cuando se tocó el tema de los ninjas de Kumo.

Para cuando Wade volvió giré la vista en su dirección, me crucé de brazos y lleve mi mano derecha hasta debajo del mentón, posicionando mi dedo índice y pulgar para que rodearan mi quijada, —.Vaya, pasaste de ser un mal viviente a ser todo un elegante hombre de negocios. — diría soltando una pequeña y bromista risita, le miré para suspirar, —.Quería quedarme con esta vestimenta, pero supongo que no será posible, así que pasaré de ser una horrible ninja a una agradable mesera. — continué con la broma salpicándome un poco con ella para no causar recelo en el muchacho.

— Con su permiso. — indiqué para apartarme un momento del grupo y dejándole ahora a Wade con el responsable del local, era mi turno de cambiarme de atuendos y adoptar una mejor apariencia para el trabajo, abrí mi casillero y me sorprendí al ver lo que encontré, respiré algo irónica, para acomodarme las prendas que allí encontré, doble toda mi ropa y la dejé dentro del casillero, pasé la llave y salí del lugar en dirección a donde anteriormente había dejado al militar y encargado.

Llevaba ahora una cola de caballo con dos flecos de cabello cayendo por el costado de mi rostro, una tiara de papel, un vestido completamente negro que llegaba a la mitad de mis muslos, finalmente una malla que rodeaba mi muslo derecho, medias negras y unas sandalias de madera, até un moño rojo en mi cuello al igual que añadiría unas mangas blancas como accesorio al vestido que no poseía las mismas, respiré hondo y me detuve frente a los dos hombres, —.¿Qué tal me veo? — pregunté posando de manera divertida, —Quise decir, ¿Cómo me veo goshujinsama?.— recordando la poca cortesía y etiqueta que había estudiado con mi madre. Les miré y me quedé esperando sus siguientes instrucciones tras inclinar mi cuerpo hacía delante y hacer una sutil y elegante reverencia.

Atuendo:



País del Fuego – Zona Comercial



Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión rango D] ¡Oído Cocina!

Mensaje por Wade Ayame el Jue Ene 11, 2018 5:39 pm

En cuanto Wade atravesó la puerta Akame buscó saber más sobre el asunto.

— Disculpe, ¿Podría saber su nombre? —
-Ah si, olvidé mencionarlo. Me llamo Ishiin Iida pero llámame Ishiin- Ciertamente había olvidado presentarse y en realidad él tampoco conocía los nombres de ellos. Dos errores que enmendaría cuando ambos estén presentes. Por ahora tocaba responder a la segunda pregunta de la pelirroja. -En realidad faltan otras cuatro personas. Una chica maneja la barra, y yo y otras tres personas atendemos la cocina. En un día típico yo me dedicaría enteramente a labores administrativas pero después de haber despedido al cuarto cocinero tuve que regresar a mis raíces de cocinero. En cierta forma debo agradecerle: comenzaba a olvidar lo divertido de hacer esto. ¡Jajaja! Pero bueno, lo que importa aquí son los meseros. Usualmente hay 3 pero ninguno de ellos puede trabajar hasta recuperarse. En eso ustedes dos estarán solos, aunque la chica de la barra puede ayudar si lo necesitan.-

Al rato Wade apareció. Cuando el shinobi y su abuela adoptiva tomaron la decisión de incorporarse a la sociedad militarizada de Konoha lo hicieron a sabiendas de que algo mejor les depararía a pesar de las esperadas dificultades que suponían el adaptarse a su nueva vida. Contrario a lo que él creyó, la cosa fue más complicada para él de lo que anticipó. Aunque Wade dijera que no le importaba demasiado que lo miraran con desconfianza y que lo único que le interesaba era el bienestar de Ayame, debía reconocer que dolía un poco el estar privado de contacto humano genuino con otros fuera de su familia. Por eso con el correr del tiempo él fue desarrollando una personalidad un tanto más afable, todo en pos de hacerle notar a los demás que él era su aliado, o que en todo caso no era nadie con malas intenciones. Entre otras cosas, eso significaba que ya había desarrollado cierta capacidad para reírse de sí mismo. Así que cuando Akame hizo su broma respecto a su transición él simplemente se limitó a reír por lo bajo y responderle.

-Lo que sea por los clientes ¿Verdad?

Akame desapareció tras la puerta. En el interín, el Gerente puso a Wade al tanto de la misma información. Él también debía saber de qué otros recursos dispone el local. Al reaparecer la kunoichi, ni Ishiin ni Wade dijeron una palabra en todo el trayecto que le tomó a ella regresar a ellos. Sólo se quedaron observándola mientras se acercaba.

-Ishiin...
-Creí que se había desecho de eso.
-¿Eh?
-Es de una mesera que trabaja aquí.
-....
-¿Qué? Apenas estábamos comenzando. Ella creyó que serviría para atraer clientes. Tu mismo lo dijiste: lo que sea por los clientes. Como sea hay algo que olvidé y me disculpo ¿Cómo se llaman?
-Yo me llamo Wade. Wade Ayame.- Dejaría que Akame se presentara por su cuenta.

Habiéndose presentado, se olvidó por un instante de Ishiin y se centró en Akame. Buscaba que decirle sobre su apariencia mientras hacía lo posible por no parecer que estaba desnudándola con la mirada.

-Akame, algo me dice que desde ahora van a pedir que trabajes aquí con mucha frecuencia.- Suponía que esa era respuesta suficiente hasta que ella repitió su pregunta, esta vez mostrándose más servicial y agregándole un "goshujin-sama" a su frase. -Si, definitivamente vas a ser muy solicitada de ahora en adelante. De verdad te ves impresionante.- En ese momento se levantó de su asiento y le susurró algo al oído. Debía decir que aunque no estaba preocupado por su desempeño, si estaba preocupado por otras cosas. -Akame, te veo y no parece que lleves nada encima. Yo traigo parte de mi equipo ¿tú tienes algo? O acaso ¿tienes los... ojos?- No se suponía que fueran a tener problemas pero también estaba la advertencia de Ishiin de los ninjas de Kumo. La Uchiha era su compañera y si tenía problemas la ayudaría, pero quería asegurarse de que tuviera alguna herramienta a disposición por lo que pudiera ocurrir.

Al rato aparecieron los demás empleados. La bar tender, una chica risueña de cabello negro, y los tres cocineros. Todos quedaron sorprendidos por el dúo de ninjas que los ayudarían aquel día, en especial la pelirroja. Al verla hacían comentarios sobre lo bien que se veía y sobre el mucho tiempo que había pasado desde que vieron aquel uniforme.

Barra lista, cocina en marcha, mesas preparadas. En cuestión de minutos el restaurante estaba listo para la clientela y no tardaron en aparecer. Los primeros fueron una pareja joven que por cómo se veían estaban allí para pasar tiempo juntos, seguidos por un hombre que llevaba una bandolera. Por su aspecto parecía que salía de trabajar.

-¿Tu qué dices?- le preguntó a Akame mientras señalaba a la pareja -¿Quieres probar si esa ropa funciona? Yo mientras tanto puedo atender al otro sujeto- Por supuesto el aspecto no lo es todo, pero no negaría que le interesaba ver qué tal se desempeñaría a la hora de tratar con la gente. Aunque en realidad podía más o menos imaginarlo.

Stats:
Equipo:

  • 3 kunai (uno en la manga derecha).
  • 1 comunicador.

  • Fuerza : 4
  • Resistencia : 4
  • Agilidad : 6
  • Espíritu : 8
  • Concentración : 8
  • Voluntad : 6
Chakra : 68


Hablo - Pienso - Actúo

Bitácora

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión rango D] ¡Oído Cocina!

Mensaje por Akame Uchiha el Vie Ene 12, 2018 1:55 am



La explicación del hombre me fue suficiente, había dado sus datos además de explicado la relación laboral que tenía realmente en ese momento, además que había hecho sonreír al frívolo sujeto, eso para mí era suficiente, sin embargo cuando llegué hasta el sitio nuevamente, pude darme cuenta que desde salir de la habitación hasta detenerme frente la mesa, ambos me estaban viendo de una manera un tanto inusual, lo que me hizo arquear una ceja y abandonar las poses que hacía con gracia, después de todo me había preocupado un poco pensando que tal vez me quedaba demasiado mal, — Uchiha Akame. — respondí a la interrogante recién planteada, y mis preocupaciones se apartaron cuando el Genin que era mi compañero aclaraba como me veía, me sorprendió un poco y solo reí un poco avergonzada.

— Gracias, Wade. —  respondí a lo primero y solo negué con mi cabeza a lo segundo, no tenía nada de lo que estaba preguntando, ni armas, nada, solo estaba allí por una misión sencilla, no supuse que debía traer mi armamento, aunque para ese momento tampoco tenía nada en mi propiedad, — Solo relájate un poco, no deben ser tan malos. — expresé girándome y colocando mis palmas sobre los hombros del muchacho, apretándoselos para que se relajara un poco, debía hacerlo liberar tensión, pues su rostro y actitud me hacían creer que lo que había propuesto de misión anteriormente se lo estaba tomando en serio.

Los nuevos empleados no tardaron en llegar pero cada uno después de un par de comentarios se dedicarían especialmente a sus funciones, yo solo pude sonreírles amablemente y esperar que los clientes empezaran a llegar, estaba algo nerviosa pero supuse que tarde o temprano se me quitarían los nervios, — Vale… Veré que puedo hacer, pero pide una lista del menú del día y que tenemos para ofrecer. Y las recomendaciones del chef y esas cosas, debemos dar una buena atención, porque nos preguntaran de todo probablemente. — diría mirando a mi compañero para partir hasta la mesa de la pareja.

— Buenos días y bienvenidos, Goshujin-sama — expresé mirando al hombre y haciendo una leve reverencia, luego miré a la mujer e imite mis acciones agregando esta vez un — Ojou-sama— miraba a la mujer al expresar aquellas palabras, —  ¿En qué puedo ayudarles el día de hoy? — pregunté mirándoles fijamente y colocando mis dos manos sobre el delantal blanco sobre mi muslo, tenía que averiguar que deseaban para intentar satisfacer sus gustos y quedaran satisfechos, mientras les miraba una sonrisa amable predominaba en mi cara.

Stats:

   
  • Fuerza : 04
  • Resistencia : 03
  • Agilidad : 05
  • Espíritu : 10
  • Concentración : 07
  • Voluntad : 05
Chakra : 68

Inventario:

Otros Items

Técnicas:

Misión D


Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión rango D] ¡Oído Cocina!

Mensaje por Wade Ayame el Sáb Ene 20, 2018 2:13 am

Luego de eones, aquí la respuesta...

Finalmente Akame aceptó la sugerencia de Wade aunque señaló algo importante que quedaba por hacer.-Tienes razón. Dame un momento.- Se acercó a la barra y tras intercambiar algunas palabras con la bartender, esta le entregó algo y le señalo la ubicación de los menús. Volvió a Akame con un par y le entregó uno, junto con un anotador y un lápiz. -Esto es de parte de la bartender. Por cierto, me comentó que esa pareja es clientela frecuente así que trátalos bien. Yo mientras tanto iré a ver que desea el otro sujeto.-

Si inspeccionaba el menú, Akame podría notar que el restaurant se centraba en la elaboración de platillos tradicionales, con el agregado de otras comidas más convencionales, como hamburguesas, sándwiches, café y demás. El menú también venía con una lista corta de platillos recomendados, siendo los del día tempura de langostinos y verduras, congee de huevo, y el típico ramen.

La pareja se encontraba charlando mientras esperaban a ser atendidos. Por supuesto, no ocultaron su sorpresa cuando fueron abordados por la camarera pelirroja, al punto de preguntar qué había sido de “Aki”, ”Yumiko” y ”Hiro”, los auténticos meseros. Luego de revisar los menúes (no les tomó demasiado, después de todo son clientes regulares) ambos se decantaron por el tempura de langostinos y verduras, junto con un par de refrescos.

Mientras la kunoichi tomaba su pedido, Wade se encargaba del tímido hombre de la bandolera, ubicado en una esquina del establecimiento. Y lo definió como tímido debido a que al hacer su pedido se mostraba nervioso de responderle. Tal parece que por muy buena pinta que tuviera, las cicatrices lo echaba por tierra aunque ahora no se veían tan mal. Aún recordaba como se veían la primera vez que tuvo la oportunidad de verse al espejo y se veían horribles. Todavía eran visibles aunque no tan vistosas como antes, y seguían encogiéndose.

Eventualmente desaparecerían, pero no sería mañana ni en un futuro cercano. Todo a su tiempo como quién diría. Hay cosas que deben ocurrir en su momento, que no pueden o no deben ser apresuradas. A veces es mejor tomarse las cosas con algo de calma, como la posible presencia de los chunin de Kumo. Tal vez era como Akame decía y lo estaba pensando demasiado. Quizás simplemente debía dejarse llevar por la experiencia y que lo lleve a donde deba ir. Por eso, cuando la palabra "¡cucaracha!" resonó en el ambiente, las alarmas comenzaron a sonar en la mente de Wade.

El shinobi había tomado el pedido del hombre de la bandolera, un simple ramen acompañado con agua. Apenas habían pasado un par de minutos cuando el hombre hizo su proclama y abandonó el establecimiento asqueado. Al acercarse a la mesa confirmó dos cosas: la primera, que había una cucaracha en el ramen, y la segunda, que esta misión se había ido al traste.

Stats:
Equipo:

  • 3 kunai (uno en la manga derecha).
  • 1 comunicador.

  • Fuerza : 4
  • Resistencia : 4
  • Agilidad : 6
  • Espíritu : 8
  • Concentración : 8
  • Voluntad : 6
Chakra : 68


Hablo - Pienso - Actúo

Bitácora

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión rango D] ¡Oído Cocina!

Mensaje por Akame Uchiha el Lun Ene 22, 2018 2:14 am



— Gracias. — agradecí a Wade para proseguir con mi tarea de atender al par de clientes indicados, una vez me dieron sus órdenes lo anoté en la respectiva libreta para guardarla en el interior del delantal derecho, tomé el menú que utilizaron para pedir la comida y haría una leve reverencia, — En breves instantes estarán listas sus órdenes. — expresé caminando a la barra donde estaba el encargado de la zona, hice una reverencia — Senpai, aquí están las ordenes.— diría entregando el papel con el documento en su interior, — Deme dos vasos con agua bien fría y par de cubos de hielo para que las personas se relajen mientras esperan la comida. — indiqué en ese momento mirando a la persona de esa área, sin embargo mientras aguardaba eso una situación un tanto irregular se planteó al gritar que una cucaracha se había estancado en el recipiente de comida, miré fijamente a Wade para alzar una ceja, respire hondo y caminé hasta el lugar de los acontecimientos.

— Bota eso Wade. — ordené por lo bajo a mi compañero — Deshazte de eso rápido. — indiqué en ese momento mirando como el otro sujeto se marchaba del establecimiento algo asqueado, inmediatamente corrí hacía él antes que abandonara el lugar, — Disculpe Goshujin-sama, no sé qué ha sucedido. Nos encargaremos de sancionar al culpable. Por favor venga a la barra, le daremos una bebida por cuenta de la casa, además en su próxima visita tendrá un descuento del veinte por ciento, por las próximas dos semanas.  — expresé tratando de marear al sujeto para que el restaurante no se llevara una mala reputación. Era lo menos que necesitábamos, trataría de negociar con el hombre para que no especulara de nuestro local.

— ¡Wade! ¡Ve a la cocina a ver que paso! — volví a ordenar aunque esta vez desde la puerta impidiendo la salida del sujeto con mi silueta, mis ojos estaban clavados en su rostro y en caso que decidiera aun así irse me apartaría del lugar, solo necesitaba que se quedara o estaríamos tirando la fama de un local a la basura.

Stats:

 
  • Fuerza : 04
  • Resistencia : 03
  • Agilidad : 05
  • Espíritu : 10
  • Concentración : 07
  • Voluntad : 05
Chakra : 68

Inventario:

Otros Items

Técnicas:

Misión D


Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión rango D] ¡Oído Cocina!

Mensaje por Wade Ayame el Vie Feb 02, 2018 4:04 pm

Da igual de qué se trate, a la hora de trabajar las condiciones deben ser las mejores. Esto es verdad en muchos aspectos, desde el cómo tratar a los empleados hasta las condiciones de trabajo, y el ejemplo de esto último casí por antonomasia son los restaurantes. En su caso un traspié puede significar la pérdida total de la confianza de los clientes habidos y por haber. Dicho esto no es una sorpresa que al escuchar la palabra "cucaracha" provenir de una de las mesas Ishiin se pusiera pálido como un muerto. Todos los empleados, de hecho.

Apartó la vista de la olla, para ver que sus empleados provisionales habían tomado el control de la situación. En concreto, la pelirroja había ido a por el sujeto que intentaba marcharse, haciendo lo posible por retenerlo dentro con promesas y ofertas. Wade por su parte acató las órdenes de la Uchiha y se deshizo de la comida. Los cocineros detuvieron todas sus actividades y se pusieron a inspeccionar la cocina de pies a cabeza. Al regresar al interior el ninja de cicatrices vería que la kunoichi mantenía ocupado al hombre en la barra, quien se mantenía cabizbajo tratando de calmarse. La bartender se había unido a la inspección de la cocina, así que le tocaría a Akame atender la barra por esta vez.

Al parecer ella tenía el asunto del cliente bajo control. El asunto es que en la estancia no se encontraba sólo el hombre de la bandolera, sino también la pareja. Akame no podía estar en dos lugares a la vez así que fue Wade quién se encargó de tratar de ellos. Cuando fue a hablarles lo hizo pensando que era una causa perdida, pero la verdad era que está situación los tenía confundidos, lo que no debería ser dado que una cucaracha en la comida no amerita más palabras. Ellos sin embargo tenían sus razones. Tanto Wade como Akame habían sido informados de que la pareja venía con frecuencia al establecimiento. Lo que no sabían era que de hecho ellos eran amigos de Ishiin, y por eso era que no entendían lo que acababa de pasar. Dejando de lado que es un hecho que en un restaurante las condiciones de salubridad deben ser las mejores, el propio Ishiin rayaba con la manía en ese aspecto. ¿Cómo era posible que a alguien así le pasara esto?

En medio de su charla con la pareja al respecto, Wade vería al hombre de la bandolera terminar rápidamente su bebida y marchándose, ya más calmado. En esas estaba cuando Ishiin se acercó a la mesa. Les pidió perdón a ambos con toda la calma y la cortesía que pudo reunir y les pidió que se retiraran hasta solucionar este problema. Él jefe se despidió de la pareja, para luego disponerse a regresar a su deber en la cocina. En ese momento el ninja lo alcanzó y le habló en voz baja.

-Ishiin.
-No lo entiendo...
-Cálmate. Lo resolveremos ¿si? Dime ¿qué hay de la cocina?
-Ya revisamos todo. La habitación, los instrumentos, el personal... Esa cocina está inmaculada. No sé qué está pasando. Tomó una respiración profunda y prosiguió. -Volveré a terminar de revisar.

Wade regresó junto a Akame y la puso al tanto de todo, lo que aprendió de la pareja y lo que habló con Íshiin. Él había repasado la situación en su mente y ya no tenía ideas. Si a ella se le ocurría alguna explicación sobre lo ocurrido él era todo oídos.

Stats:
Equipo:

  • 3 kunai (uno en la manga derecha).
  • 1 comunicador.

  • Fuerza : 4
  • Resistencia : 4
  • Agilidad : 6
  • Espíritu : 8
  • Concentración : 8
  • Voluntad : 6
Chakra : 68


Hablo - Pienso - Actúo

Bitácora

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión rango D] ¡Oído Cocina!

Mensaje por Akame Uchiha el Sáb Feb 10, 2018 4:49 pm



Mi estrategia había funcionado, para nuestra suerte el cliente se había calmado un tanto y marchado mucho más tranquilo, así que mientras tanto me quedaría detrás de la barra cubriendo a una de las personas que se encontraba investigando que demonios estaba sucediendo, centré mi mirada hacía donde estaba el representante del local hablando con Wade, su cara de sorpresa me parecía sincera, aunque luego de eso retomé la vista hacía la entrada del lugar, pensar que en cualquier momento pudieran llegar las personas de Kumo, eso me causaba una sensación de malestar e incomodidad, podrían clausurar el lugar por lo que estaba sucediendo y eso afectaría nuestro desempeño en el trabajo, respiré hondo tratando de apartar esas ideas tan negativas pero realistas de mi cabeza.

Cuando volví en mi misma Wade se encontraba a mi lado poniéndome al día con todo lo que estaba sucediendo, no parecía haber nada extraño, no había nada que pareciera sospechoso, — Wade, mientras se investiga esto, deberíamos cerrar el lugar. —  confesé en ese momento en voz baja solo para que el escuchara, — Si esto llega a oídos de los que vienen de Kumo, podrían cerrar el sitio y no sería bueno para Ishiin-san. — confesé en ese momento las preocupaciones que estaba viviendo a mi compañero, teníamos que ser racionales y actuar con cordura a pesar de que se trataba de una misión de bajo rango.

— No sé qué está sucediendo, pero nada apunta a que sea culpa del restaurante y revelar una conspiración o algo similar del personal sería complicado y nos llevaríamos un tiempo. Tiempo del que no disponemos. — diría esta vez acercando mis labios a su oídos y hablando ahora un poco más bajo para que nadie tuviera la oportunidad de espiar nuestra conversación, ahora que había confesado todo lo que me preocupaba a mi compañero me le quedé mirando aguardando su respuesta ante la situación para saber cómo actuar de ahora en más y que acciones tomar para evitar que todo se descontrolara mucho más.

Stats:

  • Fuerza : 04
  • Resistencia : 03
  • Agilidad : 05
  • Espíritu : 10
  • Concentración : 07
  • Voluntad : 05
Chakra : 68

Inventario:

Técnicas:

País del fuego


Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión rango D] ¡Oído Cocina!

Mensaje por Wade Ayame el Miér Feb 14, 2018 9:17 pm

Akame no tenía una respuesta, al menos no al dilema. Sí tenía una sugerencia sobre cómo manejarlo. -Si. Es lo mejor.- se limitó a decir antes de internarse en la cocina. Wade estaba lo suficientemente sacudido por los eventos recientes como para olvidar ese acto tan importante, lo que en retrospectiva le hacía pensar en el pobre gerente y en todo lo que debía estar pasando por su cabeza ahora. Probablemente estaba mucho más perturbado de lo que aparentó durante su breve charla.

Regresó de la cocina con una llave, un par de baldes y artículos de limpieza. Antes de regresar con la pelirroja cerró la puerta de entrada y dejó parte de los artículos cerca de la puerta. -Elige.- pronunció sosteniendo en una mano una escoba, y un balde con un trapo en la otra. -Ishiin nos pidió que limpiáramos todo este lugar. Las mesas, las sillas y el piso.- Sin importar si optaba por el balde (sillas/mesas) o la escoba (piso), antes de iniciar Wade le haría un pedido. -Veo que eres buena con las palabras. Dime ¿Quieres intentar hablar con Ishiin? Yo no sé qué decirle-

El hombre se encontraría en la cocina junto al resto de los empleados. La exhaustiva labor de limpieza había terminado y ahora simplemente se encontraban en silencio, con expresiones nerviosas y afligidas en el rostro. Tal como Wade le comentó, la cocina estaba impecable. No era sólo que estuviese limpia, todo estaba ordenado y no había signos de desgaste, rajaduras en las paredes o algún signo de deterioro en la habitación.

Stats:
Equipo:

  • 3 kunai (uno en la manga derecha).
  • 1 comunicador.

  • Fuerza : 4
  • Resistencia : 4
  • Agilidad : 6
  • Espíritu : 8
  • Concentración : 8
  • Voluntad : 6
Chakra : 68


Hablo - Pienso - Actúo

Bitácora

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión rango D] ¡Oído Cocina!

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.