Afiliados
Limpieza 29 - 11 - 07

 photo untitled45.pngBoku no Hero ROLLoving PetsOne Piece LegacyCrear forocounting ★ starsSaint Michel Université

Dearly Beloved (Pirv: Yatori)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Dearly Beloved (Pirv: Yatori)

Mensaje por Hikari Yamanaka el Miér Nov 29, 2017 7:03 am


Hikari Yamanaka
Perdida en mis propios pensamientos debido a las indicaciones que me había dado mi madre, antes de salir de casa de comprar algunas cosas para la casa porque pronto a la corta edad que tengo posiblemente pueda vivir mi vida independiente aunque sea del lugar en donde vive mi único familiar, porque desde pequeña ninguna persona de mi misma sangre de parte de mi padre nunca apareció pero ahora existe un pequeño secreto en el cual me apoyo con cierta felicidad, y con ganas de poder encontrarla tratándose esto de mi hermana mayor teniendo la foto en la cual aparece ella teniendo en cuenta que vive en la misma aldea que estoy pisando. Con una sonrisa en mi rostro camino por las calles de la aldea del Rayo, con otro propósito de hacer las compras sabiendo que posiblemente deje eso de ultimo y disfrute de pasear un poco por los lados para ver si encuentro algo que me llame la atención, porque la verdad luego de graduarme en la academia ninja de la aldea nada es divertido, las personas me tratan de una forma diferente apostando que también a los otros gennins lo tratan de igual manera, como si tuvieran que hacer misiones de formas obligatorias aunque para poder avanzar en el mundo shinobi la tenemos que realizar para poder hacer alguien en la vida. Vestida con unos pantalones de color negro que llega a las rodillas, combinando estos con unas medias largas del mismo color teniendo de alguna forma gustos raros pero las opiniones de las personas la verdad no me importa para nada, de reojo veo a una anciana que de cierta forma me mira con cierta duda –Jovencita… ¿Usted es mi nietecita?- No pude evitar mover mi cabeza hacia un lado intento no reír de la situación, sabiendo que la edad ya eta en su punto máximo para la anciana pero con una sonrisa en mi rostro negué con la cabeza a aquella pregunta para seguir mi caminando que poco a poco comenzaban aparecer las personas comprando cualquier artículo que encontraran.

Moviendo mis piernas a ritmo lento para poder ver cada esquina de las calles de Kumogakure, pude notar ciertas personas que discuten para rebajar los precios de las pequeñas frutas del local, otro lugar donde venden ropa lo están cerrando por malas ventas siendo este un dia para mí un tanto complicado, debido a que el sol esta a su máxima temperatura haciendo un gran calor para mí o para cualquier persona que este caminando a estas horas en la calle, y peor si trae alguna vestimenta que este demasiado pegada que posiblemente no lo deje respirar, de mis labios se escaparon leves suspiros de aburrimiento porque la verdad lo único bueno de esto es pelear, y poder avanzar para conocer cosas nuevas teniendo en mente en poder viajar lejos de aquí por lo menos una vez –Quiero explorar otros territorios… Pero lo importante ahora es encontrarla, y poder hablar con ella. Onesan…- Finalice junto a mis pasos viendo un puesto que está prácticamente vacío que venden algunas bolas de arroz diciendo en un cartel que son las mejores, sin dudarlo no pude aguantar una pequeña risita por lo que decía el cartel y ver que ninguna persona casi no compra en ese lugar es algo que cualquier estafador no profesional haría. Subí mis brazos hacia mi pecho cruzándolos pensando que haría en estos momentos si hacer las compras que me pidió mi madre, e ir directo a la casa o seguir investigando estos lados para explorar un poco más sobre el comportamiento de las personas de la aldea, de alguna forma no pude pensar mucho debido a cierta figura que llamo mi atención siendo una silueta de una chica. Sin pensarlo dos veces la seguí para ver que podía encontrar de ella.

Sin perder mucho el tiempo seguí a la chica que está caminando entre las personas del lugar la zona comercial de Kumogakure, la verdad es algo realmente grande que simplemente puede confundirte y hacerte perder si no miras bien por donde caminas pero por suerte soy buena en la orientación de cualquier lugar cuando miro un mapa es como si tuviera una memoria fotogénica para esas cosas. Ignorando el ruido que ocasionan las personas del lugar me acerco más rápido a aquella chica y sin perderla completamente de vista aumento mi ritmo para tomarla del hombro así avisándole que estoy aquí, siendo una desconocida para mí me da cierta curiosidad su forma sabiendo que tiene algo diferente de los demás –Espera…- Esas palabras escaparon de mi boca poniéndome en frente de la chica sabiendo que se puede molestar con eso, no la conoce y ni sabe si se puede enfandar por detenerla o tocarle sin avisar –Necesito hablar con usted sobre algunas cosas, y…- Mis palabras fueron interrumpidas por la aparición salvaje de dos chicos con gafas, y con el pelo ondulado de color negro con cierta sonrisa en su rostro. De alguna forma ellos se acercaron con algo de confianza hacia las chicas y con un tono un poco grave dijeron –Una zona comercial, y encontramos chicas lindas por estos lados… ¿Qué les parece si vamos alguna tienda, y compran lo que quieran?, Nosotros pagamos- El chico con el pelo más largo se levanta las gafas guiñándoles el ojo. Mi expresión es de total desagrado mirándole de una forma como si lo quisiera matar delante de todas las personas presentes  pero sencillamente me quede callada para saber que podría responder la desconocida, y si se atrevían a tocarnos les partiríamos la cara delante de todos.
PAÍS DEL RAYO - ZONA COMERCIAL




Volver arriba Ir abajo

Re: Dearly Beloved (Pirv: Yatori)

Mensaje por Yatori el Miér Nov 29, 2017 12:02 pm

Dearly Beloved
Kumogakure | Yatori & Hikari | Intentando comer


Había tenido un par de semanas de complicados entrenamientos, las exigencias de mis padres era mucho mayor cada vez que pasaba el tiempo, sin embargo aún no les había podido derrotar cuando luchábamos en kenjutsu y taijutsu, hoy me habían dado el día de descanso y obsequiado algo de dinero para que diera un paso en la zona comercial, mi padre se moría de ansiedad al verme interactuar con otras personas, pero yo solamente quería comprar algo para comer y disfrutar de la vista en algún árbol mientras almorzaba, llevaba en mi mano izquierda una caja con cuatro raciones de dangos, mientras con la derecha llevaba un palillo con dos bolas de aquel dulce arroz aun incrustadas en él.

Mi vacía mirada iba fija en el camino que estaba recorriendo, llevaba el palillo a mi boca y retiraba una bola de arroz para deleitarme con su increíble sabor, me comería la segunda bola de arroz, pero cuando iba a comer la tercera algo atrapo mi cuerpo tratando de llamar mi atención y generando que mi palito con la última bola de arroz del momento, se cayera al piso. No pude reaccionar ni hacer nada o el resto de mi comida se caería, solo seguí con la mirada a mi postre hasta que se partiera en muchos granitos de colores dispersos en todo el piso.

— … — Me quedé mirando el desorden que había causado la persona responsable en hacerme derribar aquel delicioso manjar, alcé la vista entonces en dirección de la responsable de que ya no pudiera estar disfrutando aquel sabor, — Buenas Tardes. — exclamé con un tono elevado, — ¿Qué puedo hacer por usted? — le pregunté en ese momento, aunque mi cara se mantenía pasiva, fría y sin alguna emoción fácilmente reconocible, admito que sentía una inmensa curiosidad por descubrir la razón por la que, aquella mujer había decidido tirar al piso mi comida.
Hoy iba vestida como civil, una blusa blanca, con bordados azules, un pantalón azul marino y unas sandalias negras, sin embargo desde que me gradué, llevaba la placa de la aldea con nuestro estandarte atado alrededor de mi cuello, lo suficientemente holgado para no asfixiarme, pero al menos salía a relucir mi posición social dentro de ese país. Mis pupilas seguirían el movimiento del rostro para ubicar además a los dos nuevos participantes de la conversación, escuché su sugerencia para luego ignorarle y concentrar mi atención visual sobre la mujer.


— No, no estoy interesada. Agradezco la oferta pero ya tengo todo lo que necesitó. — aclaré en ese momento de la manera más tranquila posible, mantendría la serenidad y frialdad, sin embargo al rechazar su mal intencionada propuesta mis ojos se posarían por sobre cada uno de ellos un par de segundos, clavándose unos momentos en cada uno, luego pasaba al otro y así mantenía un clara supervisión sobre la respuesta que pudieran darme o las acciones que pudieran tomar al rechazar lo que estaban solicitando. — ¿Vienes con ellos?— le pregunté a mi otra compañera, sin prestarle de momento mucha atención visual, pero había sido mucha coincidencia que los tres me fueran interceptado, tal vez su objetivo real era robarme mis Dangos y salir corriendo. Uy, ojala no fuera ese su verdadero plan.


Volver arriba Ir abajo

Re: Dearly Beloved (Pirv: Yatori)

Mensaje por Hikari Yamanaka el Miér Nov 29, 2017 10:27 pm


Hikari Yamanaka
De alguna forma ver a esa chica bastante diferente a las demás personas me llamo mucho la atención, pero de alguna forma se que podría ser de mala educación o posiblemente hace un total desagrado aparecerle de repente a la contraria sin un aviso alguno pero en la vida algunas acciones deben realizarse para poder encontrar algo que en verdad valga la pena. Sin perder más el tiempo fui donde la chica tomándola del hombro pero por culpa de eso un sonido se produjo dirigiendo mi mirada hacia al suelo, viendo como una deliciosa comida se arruino por culpa de ella, sintiéndome por eso muy mal sabiendo que cualquier relación o conversación que quiera tener con esta se acabo de arruinar por la culpa de arruinarle la comida que en verdad desde el suelo se ve deliciosa pero ya no sirve. Trague un poco de saliva sabiendo lo que puede pasar en estos momentos, algún tipo de regaño, enojo y hasta una fuerte pelea de palabras que pueden llamar la atención de las personas que están caminando en las calles que son una gran multitud, la verdad existe muchas situaciones en las cuales puedo salir perjudicada por la contraria pero todo esto no paso, observándole fijamente el rostro escuchando las palabras que la chica me dedica sintiéndome de alguna manera extraña, sabiendo que soy una simple desconocida a los ojos de la chica pero la verdad quiero hablar con esta para saber algunas cosas porque le veo con una cara que tiene experiencia sobre ciertas cosas, no pude evitar reírme por estar nerviosa tratando de concentrarme –Pues necesito preguntarle algunas cosas importantes, no la molestare mucho aunque tome algo de tiempo… Juro comprarle esa misma comida dos veces para que me perdones.- El viento levemente mueve mi pelo rubio sin estorbarme mi rostro estando atenta de cada expresión facial que pueda hacer la chica, de alguna forma quiero conseguir el perdón y un poco la confianza de la contraria pero nuevamente algo arruino el momento cuando de reojo veo la presencia de dos seres que en verdad no valen nada en estos momentos.

Con una confianza la voz de uno de los chicos salió de su boca hablándole principalmente a las dos, como si fuera bastante macho para tenernos o algo por el estilo pero lo peor es que de alguna forma ellos se sienten los dueños del mundo creyendo tener a las mujeres en su poder. Los segundos pasan de forma rápida y mi mirada no se aparta en ellos hasta escuchar nuevamente la voz de mi compañera que está al lado miedo sintiendo una gran presión debido a que esta le esta relacionando con dos personas que no me interesa conocer, si fuera por mi los mandaría a volar con mis palabras haciéndoles pasar uno de sus peores momentos con algunas pocas palabras que pueden salir de mi boca pero ahora lo importante es hacer convencer a la chica que está equivocada, que no pertenezco a esos chicos. Con mis manos empiezo a moverlas negando aquella pregunta de la contraria –Nunca me relacionaría con ellos, la verdad son desconocidos que interrumpieron la conversación que íbamos a iniciar…- Mis orbes azules se fijaron en ellos dedicándole una mirada fría, al final de cuentas la policía de la aldea se acerco caminando por la zona, y por miedo de ser mayores sabiendo que las dos son menores se fueron del lugar pero con ciertas ganas de volverlas a ver. De alguna manera estuve más tranquila sabiendo que ahora estoy a sola con la contraria, teniendo oportunidad de explicarle algunas cosas, y también comprarle la misma comida que le hecho a perder por culpa de agarrarle el hombro  -Si quieres podemos caminar mientras hablamos, te comprare lo que por mi culpa te arruine…- Digo de una forma bastante apenada.

Poco a poco las personas empezaron a irse estando ahora menos poblado las calles de la aldea de Kumogakure, o principal mente la zona comercial gracias a que ciertas personas están haciendo un espectáculo afuera del lugar. Puse mis manos hacia atrás viendo el cielo por un momento apreciando lo lindo que es manteniéndome firme a cualquier palabra que pueda salir de la boca de la contraria –Los chicos de ahora la verdad creen que la vida es demasiado fácil, ¿No crees?- Digo mientras miro nuevamente a la contraria comenzando a caminar y sin previo alguno la tomo de la mano de forma suave para poder guiarla hacia un lugar en donde pueden comprar comida para recompensarle por lo que acaba de suceder, de alguna forma tengo que por lo menos demostrarle que no pertenezco a ese duo de chicos -¿Quieres realizar una competencia de comer más dangos?, Sería una buena forma de poder hablar las dos…- De mi rostro sale una pequeña sonrisa siendo la primera vez que interactuó con alguien, debido a que mi madre algunas veces no me dejaba salir de casa para encontrar a mi padre.

PAÍS DEL RAYO - ZONA COMERCIAL




Volver arriba Ir abajo

Re: Dearly Beloved (Pirv: Yatori)

Mensaje por Yatori el Vie Dic 01, 2017 12:39 pm

Dearly Beloved
Kumogakure no sato | Hikari & Shinoa|

La mujer frente a  mis ojos se notaba algo inquieta, inclusive su sonrisa nerviosa podría traducirse como si estuviera tramando o algo, o tal vez le había gustado la idea de tumbarme mis dangos, de no haber sido por sus palabras había considerado a la joven una persona hostil y agresiva, sin embargo solo se mostraba confundida y arrepentida de sus acciones, al menos verbalmente lo había hecho, — No es necesario, comprar nada. Despreocúpese. — dije tratando de hacer desaparecer el nerviosismo que abarrotaba todo el cuerpo de la mujer, no obstante tener una conversación bajos esas circunstancias sí que era incomodo, pero entonces aprecie una escalofriante y frívola mirada proveniente de Hikari, paso de tener un nerviosismo total a una seguridad inquebrantable ahuyentando a los invitados no deseados.

Giré la vista dándome cuenta como se marchaba aquellos hombres, para luego retomar mi atención en la mujer, — Esta bien, la acompañaré.  — aceptaría su invitación para comenzar a caminar, aún tenía las cajas con raciones de comida en una mano y la otra ahora se encontraba completamente desocupada, mi vista se concentró en la manera de caminar de aquella joven, era algo rara, aunque suponía que sus palabras actuales no era el verdadero tema de conversación, no diría nada y solamente seguiría caminando. Fue entonces que mi mano vacía fue invadida por la contraria para guiarme en dirección a algún sitio, mi mirada despreocupada la seguiría al igual que mis pasos, su actitud era algo contradictoria pero se notaba era alguien agradable.

— No creo que podamos hablar mientras comemos. —  confesé revelando que la comida era el momento más sagrado del mundo y hablar mientras se comía podría llegar a ser incomodo, inclusive los animales salvajes luchaban entre sí en esos momentos, — Como le dije anteriormente, no se preocupe por los Dangos.— dije ante su intención del concurso, lo veía más como la oportunidad que estaba buscando la pequeña para enmendar su error, así que trataba que olvidara eso, los accidentes pasaban y ese había sido uno, — ¿De qué necesita hablar? — pregunté sin rodeos, me caracterizaba por ser esa clase de personas que por más que intentarás no comprenderías su comportamiento y con una mirada que me era difícil cambiar, una expresión de serenidad y despreocupación incomparables.


Volver arriba Ir abajo

Re: Dearly Beloved (Pirv: Yatori)

Mensaje por Hikari Yamanaka el Vie Dic 01, 2017 10:06 pm


Hikari Yamanaka
De alguna forma me siento algo nerviosa por estar tanto tiempo con una persona, debido a que no tengo mucho conocimiento en tratar a alguien porque solamente me dedique desde mi infancia a estudiar y pasar con buenos meritos en la academia para impresionar a mi madre sin darme cuenta sobre las verdades de convertirse en un gennin, que simplemente no es un juego en el cual puedo disfrutar completamente sin tener un riesgo. Trague algo de saliva mirando de reojo a la chica sin soltarle la mano, viendo también con las personas se comienza a alejar del lugar como si en otro sitio existiera algo más interesante que hacer, desde lo más profundo de mi siento la necesitad de poder recompensarle a la chica la comida que se le acabo de caer hace algunos minutos atrás para que por lo menos pueda tener una conversación con esta más amigable, y que no seamos simples desconocidas que al final de todo esto terminemos como conocidos o mejor aun siendo amigas. Mis pasos van ahora con un ritmo lento mostrando una gran sonrisa en mi rostro mirando hacia al frente como si fuera el mejor día de mi vida, sin poder dejar de pensar en cómo podría hablarle a la chica de ese tema tan importante que le tiene que decir, sabiendo perfectamente que es una vil mentira para llamar su atención aunque la verdad tengo algunos temas totalmente interesantes que decirle mientras estemos comiendo en el restaurante, aprovechando este momento para que las dos podamos tener aun mas conexión de algún modo sintiéndome la verdad completamente sola en esta aldea por culpa de estar encerrada en mi propia casa sin hacer absolutamente nada, escuchando la voz ajena le suelto la mano en la cual le estaba agarrando para guiarla hacia un buen restaurante –Perdóname solo que en verdad lo siento…- De alguna forma aun no me acostumbro a tratar con personas que no sean mi madre.

De forma lenta me volteo para ver a la chica que en verdad notaba que en su otra mano tenía algo, sin evitarlo moví mi cabeza hacia un lado moviendo como en verdad tiene algo de comida dando así un pequeño rugido desde mi estomago porque la verdad esa comida se ve completamente deliciosa, y desde hace algunas horas no eh comido teniendo bastante hambre. Mis pensamientos comenzaron a nublarse un poco pero tampoco puedo permitir que esto pueda causar algún descontento en el ambiente que tengo con la contraria, controlando cualquier instinto u impulso de idiotez de poder quitarle sin permiso la comida sencillamente le sonreí, sin dejar de mirarle el rostro a la chica –Bueno ¿Me puedes dar uno de tus deliciosos dangos?, La verdad se ven bastante ricos…- Hizo un énfasis a sus últimas palabras viendo de reojo a la comida para luego mover mi cabeza hacia ambos lados, sabiendo que posiblemente cometió alguna estupidez pero la verdad no puedo dejar de ser algo sincera en lo que piensa o lo que quiere decir siendo un defecto mío bastante grande porque algunas personas odian las personas bastante sinceras. Nuevamente muevo mis pies para seguir camino con la contraria sabiendo que algo me falta preguntarle pero escuchar sus palabras me dejaron totalmente callada para prestarle atención, no puedo decir absolutamente nada si la chica dejando ya los Dangos, hacia un lado –Esta bien pero iremos a comer algo juntas, y podemos hablar claro podrás escucharme lo que te quiero decir- Dije finalizando mis palabras para tomarla de la mano nuevamente, y así alrededor de algunos dos minutos entramos a un restaurante que prácticamente a estas horas solamente están junto a nosotras algunas cuatro personas, las dos tomamos una mesa que está al lado de la ventana.

Mi personalidad la verdad ni yo mismo la entiendo sintiéndome algo extraña, cuando interactuó con cualquier persona sintiéndome de dos formas nerviosa y a la vez segura siendo algo bastante contradictorio para cualquier persona que me vea expresando todo esto, pero la verdad de alguna forma no me importa ya me acostumbro a las miradas que las personas me dan desde hace mucho tiempo. Sentada junto a la contraria estando en una pequeña mesa debido a que somos dos, estando una frente a la otra separadas por unos poquitos metros no pude evitar sonreírle, apoyando mis codos en la mesa para observarle aun mejor los ojos de la contraria –En esta aldea tengo algunos objetivos bastantes importantes… Uno quiero buscar a mi hermana que está en esta aldea, desde pequeña nunca la vi ni la conocí sintiéndome ahora muy mal- De alguna forma mi expresión se cambio siendo ahora totalmente triste, sintiéndome algo desbastada por la noticia que recibí por parte de mi padre gracias a una carta que dejo antes de abandonarme –Se llama Haruka, es una chica albina… Mejor te enseño una foto- De mi bolsillo saco una foto de Haruka, estando pequeña pero por lo menos tengo la esperanza que la pueda reconocer o decir que la había visto por algun lado, le deje la foto en la mesa cerca de ella –Te preguntaras porque te digo todo esto, pero necesito a alguien a mi lado digamos que a una compañera y también alguien que me ayude a buscar a mi hermana. Las personas ya no son de confiar siendo traicioneras, cuando te vi sé que no eres así y si me estuviera equivocando prefiero saberlo con el tiempo. Mi nombre es Hikari, y el ¿Tuyo?- Finalice mis palabras sintiéndome algo mala por decir toda esa información de golpe pero tenerla tanto tiempo sin decirle a nadie sobre eso, la verdad me hacía sentir peor solamente quiero una persona que me escuche, y que sea mi amiga o compañero a esta travesía que estoy comenzando.

PAÍS DEL RAYO - ZONA COMERCIAL




Volver arriba Ir abajo

Re: Dearly Beloved (Pirv: Yatori)

Mensaje por Yatori el Lun Dic 04, 2017 11:48 am

Dearly Beloved  
Kumogakure no sato | Hikari & Yatori|

La gente solían tener estados de ánimos bastante cambiantes, de eso estábamos todos seguros, sin embargo ese día, aquella joven se había mostrado ante mis ojos con una bipolaridad tan inmensa que me estaba confundido sobre cuál era su verdadera actitud, —  ¿Uh? — me pregunté cuando llevaba mi mano desocupada a las cajas de los dangos, iba a darle uno pero la rubia me lo impidió al jalarme por la mano una vez y comenzar a buscar un restaurante donde podríamos comer, pestañe un par de veces, estaba incrédula que una vez más cambiaba su temperamento. Decidí de momento no hablar de nada ni oponerme a su caminata, después de todo no deseaba que se sintiera mal ni mucho menos mostrara una faceta incontrolable.

Me senté en mi respectivo lugar al llegar al restaurante, coloqué la caja de los dangos sobre la mesa y las aparté a un lado, dejaría que la joven drenara todo lo que tenía que decirme en ese momento, —  Entiendo… — murmuré al escuchar la confesión, objetivos y verdaderas metas que tenía la mujer, sin embargo mientras ella estaba hablando sacaría de la caja un pincho con tres dangos para estirarlo en su dirección, ella en el camino me lo había pedido pero luego no me había dado tiempo de dárselo, tras entregárselo tomaría un pincho para mí y llevaría una de esas bolitas de arroz a mi boca después de mirar por primera vez el retrato de la mujer que era su hermana.

—  No, no la he visto. — aclaré en ese momento, me parecía familiar sí, pero confirmar con certeza que se trataba de aquella persona me era imposible, —  Sobre la de una compañera, no te sabría decir… — narré con tranquilidad, —  Puedo ayudarle, hasta que encuentre a su hermana… pero un compañero no es alguien que eliges al azar, es alguien con quien te sincronizas y entiendes, con quien prácticas y tienes buena sinergia de trabajo.— diría tratando de aconsejar que no eligiera a cualquier persona, o podría llevarse una gran sorpresa de traición, algo que abundaba hoy en día en ese mundo Shinobi.
—  Pero como le dije, le ayudaré hasta que la encuentre. Hikari-sempai. — añadí llevando otro trozo de dango a mi boca y mirando como el mesero llegaba a la mesa y nos miraba con una cara de pocos amigos al estar consumiendo en su local comida ajena al recinto, desvié la mirada a la rubia una vez más, —  Soy Hoshino, Yatori.— me presenté en ese momento para que supiera la mujer como podría llamarme durante el tiempo que trabajaríamos en equipo. —  Creo que debería ordenar, el hombre parece que quisieras matarnos con la mirada. — acoté señalando con un ademán de cabeza al anciano que nos estaba tomando la orden. Por cortesía le dejaría que ella ordenara primero.

Volver arriba Ir abajo

Re: Dearly Beloved (Pirv: Yatori)

Mensaje por Hikari Yamanaka el Mar Dic 05, 2017 11:53 am


Hikari Yamanaka
De un momento a otro gracias a mi las dos llegamos a un restaurante, sentándonos en una mesa que esta al lado de la ventana de cristal dándonos una hermosa vista si disfrutamos de la comida y si estamos aburrida o algo por el estilo viéramos hacia afuera para ver lo que estaba ocurriendo si algo interesante podía pasar en esos momentos. Alce un poco la ceja viendo como la contraria deja la caja de dangos en la mesa situándolos a un lado de esta, no le di mucha importancia porque la verdad vamos a comer mucho en este lugar y comida demás tampoco es un problema, sin ser descortés ni nada por el estilo no me negué a tomar la comida que me esta ofreciendo la contraria la verdad sintiéndome un poco bien, que alguien extraño vengan a darte de su comida es algo que pocas veces pasas, y podría ser un comienzo de una amistad –Gracias…- Dije mientras le doy un leve bocado saboreándolo sintiendo un placer en mi boca que en verdad si no fuera porque sería mala educación y lograría obtener su odio completo le quitaría la caja para seguir comiendo de esa delicia. Muevo mi espalda hacia atrás apoyándome de la silla mientras miro de reojo a mi compañera que está sentada en frente de mi, y sin duda alguna no perdí tiempo en explicarle lo que me está pasando durante días entregándole la foto de mi hermana, para saber si en algún momento le la había encontrado en cualquier lugar de esta aldea, teniendo muchas esperanzas pero el comentario de la chica me bajo completamente los ánimos, sabiendo dentro de mi que es un gran problema no poder encontrar a un ser querido.

Me quede completamente callada escuchando atentamente las palabras que salen de la boca de la contraria, dándole mucha importancia porque la verdad tiene toda la razón con el tema de buscar una compañera porque no es tan fácil encontrar a alguien que se adapte a ti o que tenga sinergia en el trabajo en equipo pero el mundo es un lugar de sorpresas, y la personas menos esperada puede darte una gran impresión destacando mucho. Cualquier persona tras recibir un leve rechazo por así decirlo se sentiría triste pero menos yo mostrando una leve sonrisa mientras le doy una leve bocado al dango ahora quedando una bolita –No te preocupes que en el caso de compañeras, se verá con el tiempo si realizamos algunas actividades juntas, pertenecemos a la misma aldea, y en algún momento inesperado podemos tener una misión ¿No?- Dije mientras mis orbes de color azul no se apartan ni un solo segundo del rostro de la contraria, aunque por dentro de mi no sé si en verdad fueron las correctas se podría incomodar por insistir un poquito sobre ese tema, y bueno algunas personas tienen un poco temperamento. El silencio nuevamente invade el ambiente hasta que mi compañera presente dice algo que en verdad me alegra el día, tener a alguien que me ayude para encontrar a mi hermana siendo esta la primera persona que se ofrece a ayudarme –Valoro mucho eso de tu parte...- Una gran felicidad se adentro en mi cuerpo queriendo hasta abrazarla si es posible pero todo se arruino cuando una presencia de un tercero apareció, teniendo entre sus brazos los menús para que las chicas pidieran,  me entrego uno a mí, y luego otro a mi compañera esperando que elijan algo del lugar viendo de reojo la caja de comida de otro lugar.

-¿Hoshino Yatori?, Un placer- Estas fueron mis palabras tomando luego el menú gracias al hombre que sigue esperando por nosotras para ver que elegimos para pedir, y que no estemos llenando asientos por solamente llenar y no pagar absolutamente nada del lugar. De forma algo rápida abri el menú viendo las cantidades de elecciones que tengo para elegir de diferentes tipos de comida, de reojo observe a mi compañera para ver que pedirá pero algo incomoda el ambiente siendo la presencia de aquel hombre que con su cara puede matar el hambre de cualquier persona. Mi rostro se dirige hacia el poniendo casi la misma cara o una cara no dulce que siempre tengo -¿Podría dejarnos un momento a solas?, Su presencia nos molesta debido a que con esa cara puede hasta arruinar la cena de su familia o de cualquier persona en este mundo- Finalice viendo nuevamente el menú estando completamente indecisa en lo que puedo pedir, fijando mi mirada ahora en mi compañera Yatori -¿Qué vas a pedir tu?, Es una gran variedad de comida y en verdad ahora estoy confundida- Esperando una respuesta de mi compañera note que el hombre seguía esperando haciendo oídos sordos a mis palabras o posiblemente teniendo unas ganas de echarme por hablar de esa forma, pero como es su trabajo se quedara callado esperando que las dos gastemos nuestro dinero para poder recibir su pago.

PAÍS DEL RAYO - ZONA COMERCIAL




Volver arriba Ir abajo

Re: Dearly Beloved (Pirv: Yatori)

Mensaje por Yatori el Vie Dic 08, 2017 12:23 am

Dearly Beloved  
Kumogakure no sato | Hikari & Yatori|

Comería la segunda bolita de arroz mientras la rubia se expresaba, aclaraba sus ideas sobre lo de compañera, así que solo me encogí de hombros con apatía y continué comiéndome la tercera bolita de arroz, realmente la combinación de sabores de aquel arroz generaba una grata sensación al paladar, —   Supongo que dado el momento deberemos trabajar en equipo, si los superiores así lo desean.  — aclaré, dejando por sentado que a menos que nos dieran la orden seguiría trabajando en soledad, tomé entonces el menú del restaurante entre mis manos para abrirlo, la situación se tornó tensa, porqué cuando alce la mirada una vez más, la rubia estaba discutiendo con el mesero.

Agaché la mirada una vez más en dirección al menú, —  Cualquier cosa, con tal sea comestible.   — confesé, aunque tras un par de segundo y de analizar en lo que me había involucrado, para no sonar descortés, decidí ordenar algo, —  Aunque supongo que un buen plato de barbacoa sería genial.   —  diría con tranquilidad, al menos en ese momento había relajado las cejas para dar una apariencia de normalidad en la situación,  — Debería disculparse con el mesero.    — comenté como una pequeña sugerencia —   Él solo estaba cumpliendo con su trabajo. Aunque es solo una sugerencia. — aclaré en ese instante, no era nadie para darle una orden a una desconocida, pero por cortesía debería hacerlo.

—    Además puede que nos sirvan ratas o restos de comidas por tratarle así, no me incomoda, las ratas son deliciosas. Pero, podría no gustarle a usted. — dije para respaldar mis palabras anteriores, de esa forma le daba sustento a mi argumento de perdí disculpas, sacaría de mis cajitas otro pincho de dangos para ir comiéndolo, después de todo tenía que esperar al mesero que volviera a la mesa para poder dar mi orden, si era que la joven rubia aceptaba pedir lo mismo que yo.

Volver arriba Ir abajo

Re: Dearly Beloved (Pirv: Yatori)

Mensaje por Hikari Yamanaka el Vie Dic 08, 2017 1:15 am


Hikari Yamanaka
Mis palabras hacia al mesero la verdad no me importa si pueden causar problemas al final de cuentas no le agrada, el cliente siempre debe de recibir los mejores tratos, y nunca tiene la culpa en ser recibió con una cara de pocos amigos arruinándole cualquier almuerzo a la persona que este sentada en la mesa esperando un buen servicio del trabajador. Mi cruce de brazos escuchando las palabras de mi compañera teniendo toda la razón, aunque mi orgullo la verdad con este tipo de personas no le gusta demostrar ese tipo de cosas, arrepentirse de mis palabras hacia ese sujeto la verdad no me molestaba, podía quejarme con su jefe asi perdiendo un cliente y en este día casi estamos Yatori, y yo en el lugar pidiendo su comida debido a que todas las personas se fueron a realizar algún tipo de actividad –No me disculpare con el, se tiene que ganar eso con sus propios méritos, y dejar de actuar de una forma que a cualquiera no le puede agradar- Finalice soltando mis brazos de forma lenta mientras de reojo observo aquel mesero, y luego fijo mi mirada hacia mi compañera dándole la ultima bocada del Dango, que me regalo disfrutando con todo el sentido de la palabra sintiéndome como si mi boca fuera adicto al sabor de aquella comida, luego de todo esto mi cuerpo necesita comer más de eso hasta poner llenarse aunque conociéndome por ser tan tragona con la cosas fuese imposible.

Mi rostro se mueve mirando hacia abajo el menú estando en la mesa, pose mis manos en este comenzando a mover algunas páginas en total tiene dos teniendo una gran variedad de comida antojándome de muchas cosas pero no pude evitar alzar mi ceja, cuando escuche las palabras de mi compañera cuando hablo sobre las ratas, y las sobras que nos puede dar el mercero por haberle hablado de una manera que se puede enojar. Suspiro un poco y negué con mi cabeza sin importarme que nos diera eso de comer –Pues las ratas bien cocinadas dicen que tienen buen sabor, y se puede comer porque su sabor es rico- De alguna forma pude informarme sobre estas cosas debido a unos libros que tengo en casa, cuando no puedo salir y me encierro en mi habitación me la paso todo el día leyendo de cosas nuevas pero la mayor experiencia que quiero tener es vivirlo yo sin tener que leer un libro para poder imaginarme de las cosas que pasan en el mundo. Tomando una decisión cerré el menú teniendo ya la idea lo que pediré para comer en este lugar, sin saber aun sin saber si mi compañera tiene algo en mente –Yatori, ¿Ya tienes decidido que pedirás?, Porque ya tengo lo mío en mi cabeza- Mi rostro le muestra una leve sonrisa a ella, mientras ni se dedica en mirar aquel hombre que tiene un librito en la mano para anotar el pedido de las señoritas aquí presente, esperando que me responda mi compañera observo de reojo viendo algunas personas que están volviendo a las calles, pero son realmente pocas.

Mis dedos empiezan hacer un leve ruido chocando con la mesa sintiendo que los segundos pasan demasiado lentos, mis orbes de color azul se fijaron en la persona que tengo en frente siendo esta Yatori, de alguna manera me agrada mucho su compañía siendo el primer día que tengo junto a esta disfrutándolo en su máximo esplendor sin ningún tipo de queja. La sonrisa de mi rostro aun no desaparece viendo el rostro de la contraria hasta que no pudo aguantar más, y observo al mesero desapareciendo aquel gesto que tenía hace unos segundos –Hoy tengo ganas de comer pescado frito, se me antojo comer eso y ¿Tu?- Miro hacia el frente viendo a mi compañera mientras que el hombre comienza a anotar lo que pidió la rubia, ahora esperando las ordenes de la contraria para asi finalizar todo para que comience a realizar la comida que pedirán las chicas. Me recuesta en la silla esperando una respuesta de la chica –Luego de este lugar quiero ir a otro contigo, posiblemente sea agradable para las dos y podamos hablar sobre ciertas cosas hasta conocernos aun mas ¿Vale?- Finalice mis palabras con la última pregunta esperando ahora una respuesta o acción de la chica, y el mesero solamente espera ahora la orden de la chica faltante para empezar a caminar hacia la cocina mandando las ordenes al chef.
                                                                                 
PAÍS DEL RAYO - ZONA COMERCIAL




Volver arriba Ir abajo

Re: Dearly Beloved (Pirv: Yatori)

Mensaje por Yatori el Vie Dic 08, 2017 3:54 am

Dearly Beloved  
Kumogakure no sato | Hikari & Yatori|

—    Como prefiera. — expresé ante la negativa de la rubia a disculparse con el mesero, suspiré para comerme un bocado de la segunda bola de arroz de mi palillo y mientras la masticaba cerraría el menú dejándolo boca arriba sobre la mesa, ya me había decidido, —   La verdad es que inclusive las ratas crudas, son muy buenas.  — comentaría mirándola seriamente, por fin había encontrado a alguien que sentía el mismo gusto de comida que yo, cualquier cosa comestible era bienvenida, más cuando los tiempo de necesidad pasaban. — Sí, quiero una barbacoa pequeña.  — expresé mirando al señor que tomaría la orden, después me quede mirando al rostro de la rubia.

Era una chica en líneas generales bastante tranquila, aunque presentaba unos cambios en sus estados de ánimos algo peculiares y lo más desconcertante para mí, fue su actitud infantil e inmadura de no querer disculparse, los militares estábamos entrenados para evitar que los sentimientos nublaran nuestro buen juicio, como se evidenciaba que el orgullo había hecho con mi compañera, sin embargo lo ignoré y decidí proseguir con mi investigación de la chica, ladee mi cabeza ante sus continuos y seguidos gestos de alegría y confianza que me obsequiaba, — Una buena barbacoa con carne y pollo será deliciosa a estas horas.   — aclaré ante las interrogantes de la mujer, —   Para una próxima ocasión podemos ir de pesca, si le gusta el pescado, para que lo pruebe fresco. Realmente fresco.  — sugerí para una próxima salida, tal vez invitarla a un entrenamiento y luego llevarla a comer pescado, si tanto le gustaba, era una buena forma de seguir socializando.

—   Sí, eso elegiré. Una barbacoa, por favor y muchas gracias.  — comenté nuevamente mirando al hombre de las notas, esta vez haría una reverencia inclinando mi cabeza, era señal de respeto, educación y agradecimiento por su servicio, —   ¿A dónde quiere ir, Hikari-senpai? — cuestioné en ese momento, su manera de expresar sus deseos me causaba una inmensa curiosidad e incertidumbre de lo que deseaba hacer aquella rubia, después de todo aunque acepté venir, no confiaba del todo en los desconocidos.

Volver arriba Ir abajo

Re: Dearly Beloved (Pirv: Yatori)

Mensaje por Hikari Yamanaka el Vie Dic 08, 2017 12:44 pm


Hikari Yamanaka
No voy a cambiar mi opinión acerca del mesero que tenemos mi amiga, y yo al frente de nosotros como su mala cara puede arruinar algo pero eso ya es tema pasado. Mis manos posan por la mesa haciendo un leve sonido para poder distraerme un rato observando de reojo a mi compañera prestándole atención en lo que va a pedir, para que el mesero se vaya hacia la cocina a mandar las ordenes que se preparen, no pude evitar alzar una ceja cuando escuche sobre las ratas crudas sintiéndome una completa desconocida en el tema porque solamente obtuve información que es mejor cocinadas que crudas pero si la contraria dice eso será por experiencia propia. Detuve el movimiento de mis manos cuando empiezo a escuchar la decisión que tomo Yatori, al final pidió algo que en verdad se me antoja demasiado siendo una de mis debilidades comer demasiado pero de alguna forma odio demasiado eso sintiéndome algo extraña y rara cuando las personas me miren que como en grandes cantidades de porciones –Pues ya está todo decidido entre nosotras dos… Espera- De forma rápida detuve al mesero que se estaba alejando de nosotras para decirle una última cosa –Para las dos queremos un jugo o agua cualquier cosa para tener algo de beber, no solamente comeremos aquí.- El mesero con un simple suspiro anota lo ultimo para luego adentrarse en la cocina para decirle todo al chef.

Apoyo mi codo en la mesa tomándome del mentón de forma pensativa mientras los segundos pasan de forma rápida esperando a que la comida fuese entregada, la verdad el hambre que tengo en estos momentos es bastante fuerte pero gracias a comer esos dangos dado por Yatori, me están salvando de un gran sufrimiento que podría causar mi total depresión. Mis atención vuelve hacia mi compañera viéndole el rostro dejando de mirar hacia la ventana empezando a escucharla, dándole toda la razón con razón con la comida que pidió asintiendo con la cabeza con una leve sonrisa –Realmente con solo escuchar ese nombre que tiene es bastante deliciosa… En algún momento pediré lo mismo para disfrutar mucho de el sabor que tiene- Me sorprendí levemente cuando escuche la invitación que me están dando sintiéndome algo extraña porque de momento las dos somos desconocidas, aunque estemos comiendo juntas, y tengamos que realizar un trabajo en equipo que la contraria se ofreció a ayudarme. Sencillamente asentí con mi cabeza a aquella invitación que se nota muy buena, sería mi primera vez pescando y dicen las personas que es una buena experiencia aunque para los novatos sea un infierno –Pues estaré mas que encantada en acompañarte a pescar, de paso me enseñas porque la verdad soy bastante mala- Una pequeña risa se escapa de mis labios sintiéndome algo avergonzada de imaginarme la escena que me puede pasar pescando.

La pregunta que me hace mi compañera la verdad la tenia clara debido a que tengo algunos planes que posiblemente le cante demasiado a la chica que tengo en frente –Pues podemos ir a ciertos lugares de la aldea, como la montaña donde dice que entrenan los ninjas, tambien podemos ir a cierto lugares que estamos prohibidos pasar como el gran coliseo de la aldea, donde se dio el primer examen chuunin- Esperando la comida le digo todo esto a mi compañera para ver como lo tomaria, la verdad me siento algo nerviosa porque todo esto lo había planeado yo sola, y ahora que tengo a alguien para escuchar todo eso solamente quiero que esa persona me acompañe para disfrutar la experiencia juntas. -¿Qué te parece?, También podemos ir a un lugar que quieras ir tu con alguien…-
                                                                               
PAÍS DEL RAYO - ZONA COMERCIAL




Volver arriba Ir abajo

Re: Dearly Beloved (Pirv: Yatori)

Mensaje por Yatori el Vie Dic 08, 2017 2:07 pm

Dearly Beloved  
Kumogakure no sato | Hikari & Yatori|

La manera llena de soberbia en que la rubia solicitaba el jugo que tomar me causaba cierta incomodidad, no tenía la capacidad de tratar de esa forma a las personas, solamente guardaría silencio, comiéndome el ultimo dango que quedaba en mi pincho, noté que la muchacha tenía cierta atracción por la comida que acababa de ordenar, —  Puedes comer de mi plato y así yo como de tu pescado. — expresé dándole una idea — Así podría ser más variada la comida que probamos.  — dije con tranquilidad, usualmente se hacían esas cosas para poder comer de todo un poco, aunque si no lo deseaba bien podría comerme mi plato yo sola.

— Es fácil, si de seas sobrevivir como militar debes aplicarte en aprender todos los trucos de pescar y cazar, después de todo siempre estamos a la intemperie.   — confesé y sugerí al mismo tiempo, a pesar que la rubia se reía, se emocionaba cada cierto tiempo, yo era todo lo opuesto, mi apatía e indiferencia era tal que se sorprenderían con verme, ladeé mi cabeza al verla sonreír avergonzada por lo que confeso, —  No eres mala, solo te falta práctica, es diferente. — confesé tratando de animarle un poco y subirle el autoestima.

Cuando aclaró sus intenciones de visitar los lugares, fruncí el ceño, sí, mis cejas se juntaron en medio de mi frente, no como enojo si no como reproché a lo que acababa de decir, — Suena interesante, pero me niego a ir a un lugar prohibido, podrían adoptar medidas disciplinarias severas contra nosotras por romper una clara regla del manual, estaríamos desobedeciendo una orden directa. — aclaré, allí se mostraba mi rigidez por el reglamento interno de la aldea, — Así que en ese caso pasaré, no quiero meterme en problemas, así que te sugiero olvides esa idea de ir a un sitio arriesgado.  — sugerí como una recomendación que podría salvarle la vida a la mujer. Saqué un par de pinchos con dangos acabándome la primera caja, estiré uno en dirección a Hikari mientras comenzaba a comerme el otro. No quería se sintiera mal por el reproche que acababa de hacerle, pero si deseaba que tuviera conocimiento de las consecuencias.

Volver arriba Ir abajo

Re: Dearly Beloved (Pirv: Yatori)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.