Afiliados
Limpieza 29 - 11 - 07

 photo untitled45.pngBoku no Hero ROLLoving PetsOne Piece LegacyCrear forocounting ★ starsSaint Michel Université

Entrenamiento Semanal: Azur

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Entrenamiento Semanal: Azur

Mensaje por Hakuma el Lun Nov 27, 2017 5:55 am

Con el silencio como única compañía, un cuerpo se movía entre las umbra de la arboleda. El frío aire con el que se desplaza arrecía el sereno de la madrugada haciendo que caiga inerte al suelo cual polvo de diamante que se desintegra a la vista entre rayos plateados de luna y hojas secas de invierno. La silueta suelte de vez en vez trozos destellantes que impactan  en numerosos discos con dibujos circundantes hasta formar un centro fijo. Algunos se parten por la brutalidad del impacto, otros simplemente caen. Las kunais con las que son impactados se revelan una vez su cometido ha sido efectuado con eficiencia.

Dos objetivos más salen como si en ese mismo instante su existencia hubiera sido concebida y tan rápido aparecieron, aquellas partes que simulan cabeza es cercenada limpiamente dejando solo sus troncos carentes muy alejados del par de rodantes testas. Aquellas mismas cuchillas que les decapitaron, volaron directamente a un par de platillos que se lanzaron tan velozmente que solo se pudieron apreciar cuando el peso muerto de las navajas les hicieron caer, partiéndose en el suelo.

Culminando con todos los objetivos, un haz de luz atraviesa nubes, hojas y ramas hasta iluminar una flor. Ahí la silueta encuentra descanso tras las horas de práctica hechas. su cabellera blanca, usualmente alzada por una cinta, cae sin amarra hasta pasados sus hombros cuales hebras finas. Su rostro presenta manchones de tierra y sudor, mientras que su ropa permanece limpia aunque con manchas de humedad en varios lugares. Su respiración agitada destaca su cansancio mas su mirada fiera parece preparada para continuar con el desafío.

—Pararemos por hoy, aquí— Una voz espectral, tan autoritaria como la de un emperador, resuena desde todas direcciones y de ninguna como si viniera de una presencia omnipresente. Otro haz ilumina una zona cercana hasta que la figura de un hombre casi tan alto como Hakuma se presenta a escena. Su largo cabello turquesa parece fijado hacia atrás, un poco más desordenado que el del Genin. Sus ojos a juego con las del albino, se presentan fríos y escasos de vida, como si una tristeza profunda lo inundara, la razón podría venir por aquella enorme equis que empieza justo a la mitad de su rostro y se extiende por arriba y abajo de sus ojos, o tal vez por otra cosa que día y noche hostiga su mente. —Es hora de cenar, no hagamos esperar a tu madre— Ordena y ambos dejan el lugar.

Tras una ligera cena, un baño reparador y la limpieza de su atuendo, Hakuma se encontraba ya profundamente dormido. Su apacible rostro solo se movía un ápice en cada respiración, mientras evita que la luz que atraviesa su ventana le de directo. Aun en la tranquilidad de sus cuatro paredes, una presencia hace acto de aparición, deslizándose cual espectro a través del suelo de la habitación. Esta lleva consigo algo que de un momento avienta al cuerpo durmiente, este se dobla ante el impacto pero antes de poder corroborar su estado, una nube de humo rodea el cuerpo dejando un muñeco en su lugar. La figura de Hakuma se eleva entonces desde el marco de la ventana, mostrándose con una mirada de ceño fruncido, destacando que parece estar molesto mas se nota que es porque la luz le perturba los ojos fuera de mostrar sentimiento alguno; hasta hace apenas unos momentos, había estado apaciblemente durmiendo, pero esa persona perturbó su paz. Resultó que era de nuevo el hombre de la melena verdosa, Aoma. No hubo intercambio de palabras, tan solo Hakuma quitó la cuba de encima de su cama, retiró el muñeco de madera volviéndolo a dejar en la esquina y volvió a recostarse.

Dicen que no por mucho madrugar amanece más temprano, pero Hakuma solo requiere cuatro horas para reponerse de su fatiga, por lo que con aun horas para que el sol tome escena, alistó un traje atlético oscuro, se ajustó el cabello y salió a correr. Su rutina no está catalogada como algo extremadamente fijo, pero la carrera matutina es, por excelencia, lo que parece ser su actividad favorita. Hakuma a veces termina algo o está desocupado y elije correr. Su rostro parece más relajado cuando lo hace, su madre jura que en algún momento lo vio sonreír mientras lo hacía, pero también piensa que pudo haber sido una alucinación, una remembranza de un pasado distante.

La carrera termina cuando el sol hace su aparición, la hora de ir por una nueva misión está por llegar. Una señora mira al Yuki correr frente a su casa mientras le da un sorbo al café. Le ha mirado durante años hacer eso, todos los días, siempre con la misma semblante, pero esta vez, solo por esta vez se pregunta, ¿qué es lo que lo mueve?

Kumogakure - Campos de entrenamiento




Volver arriba Ir abajo

Re: Entrenamiento Semanal: Azur

Mensaje por Fuji Raikomaru el Lun Nov 27, 2017 6:05 am


TEMA CERRADO.
Puntos otorgados a Hakuma.


  • Mediante post: 2 PN.
  • Total: 2 PN







Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.