Últimos temas
Afiliados
Limpieza 10 - 11 - 07

 photo untitled45.pngBoku no Hero ROLCrear foroLoving PetsOne Piece LegacyCrear forocounting ★ starsSaint Michel Université

Team 7 [Getsugakure]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Team 7 [Getsugakure]

Mensaje por Ryuu Kobayashi el Lun Nov 06, 2017 7:52 pm

Team 7
Al fin y al cabo, algo tuvo que surgir en algún momento donde no había más que la nada. Un país olvidado entre el gran océano y que parecía simplemente yacer ante la inconsciencia de todos aquellos que lo rodeaban, presas de la muerte, de un titulo que no les pertenecía y que lo único que buscaba era retar al mundo a sucumbir ante sus grandes deseos de conquista, deseos que incluso provocaron que tarde o temprano sus grandes hazañas marcasen el comienzo del fin, la caída de uno de los imperios más temidos para así, recaer en la muerte que suponía el exilio de un mundo en el que las pertenencias eran la esencia de la vida, del orgullo y con ello, del poder.

Miles de historias se encontraban plasmadas en lo que sería una crónica que parecía no tener fin pero, ahora, un capitulo ardía por marcar nuevamente un antes y un después, uno que esta vez daría comienzo a una realidad que pocos podrían llegar a imaginar. No habría frío que pudiese mermar el silencio de una invasión, no habrían suspiros que negasen el derecho de unas últimas palabras que seguirían a la muerte y junto a ello, no habría modo de negar el poder que personas tan capacitadas como los que formaban parte de aquel país, sería todo una complicación para aquellos que desconociesen hasta el punto que estos podrían llegar a olvidar sus propias vidas. Los mismos alrededores de aquel palacio parecían plasmar la realidad, cuadros que contaban historias que pocos conocerían, historias que parecían marcar una linea de sangre desconocida para los espectadores de un arte dan puro como el que se reflejaba en los ojos blancos del mismo hombre que en silencio se mantenía cual estatua en medio del pasillo, disfrutando del silencio que suponía la soledad de un lugar tan poco transitado como aquel donde solo los altos cargos de mayor confianza, tenían el derecho de irrumpir. - Ryuu Kobayashi- Una voz parecía querer romper la misma línea de tiempo que esta había decidido adoptar para una mañana como aquella, pero, a pesar de ello, no recibió respuesta, no más que el mismo silencio que sus labios parecían sellar en tales instantes. - Los shinobis deben estar al llegar ¿Desea que esperen por usted o partira en su encuentro? - El pecho de aquel hombre de cabellos albinos se alzó durante unos instantes antes de que un cigarro se alzase y fuese colocado sobre la superficie de sus labios, cigarro que al instante se vio prendido por el mismo zippo que su mano alzó. - Iré – Fueron sus únicas palabras ante de este se girase y comenzase a caminar en dirección contraria mientras su mano derecha aún se posaba en parte de aquel papel. - Izuna Yamanaka desea una audición con usted, Tsukikage- Aquellas palabras provocaron que los pasos del albino frenasen y acto seguido su cuerpo se girase noventa grados para así observar al Jonin que parecía algo apurado por llamar su atención. - ¿He de repetir que no quiero que me traten con ese titulo? Si Izuna está visualmente al mando es por algo. - Brindadas aquellas palabras nuevamente el silencio volvió a llenar aquel enorme pasillo hasta que finalmente aquel joven brindó una leve reverencia antes de retirarse.

Los rudos pasos del Jonin retumbaban en dirección a la cima de aquel enorme palacio hasta su llegada temprana a lo que parecía una cámara, una donde la luz atravesaba por los pequeños resquicios de la cima, cual tragaluz que alumbraba cada estatua que se alzaba cual gloriosa pieza de un mundo ajeno al cual muchos habían llegado a conocer. La gran extensión a la cual pocos tenían acceso dibujaba una pieza circular donde los grabados pautaban cientos de historias ilegibles en letras que marcaban cada parte del lugar, incluyendo placas de plata bajo cada una de las figuras gloriosas que decoraban cada rincón y se ganaban el mirar de aquel hombre que aún con tal cigarro decorando sus labios detenía sus pasos ante una gran mesa que se encontraba en el centro de la gran estancia. Giró así su cuerpo, para apoyarse en esta, quedando de tal modo a la espera de que los mismos shinobis que habían sido citados para dar con él aquella mañana.

Volver arriba Ir abajo

Re: Team 7 [Getsugakure]

Mensaje por Kio Sawarabi el Lun Nov 06, 2017 11:40 pm

Media hora estuvimos esperando a las afueras del palacio, a pocos metros del mismo, debido a la inquietud que tenía Kio por haber sido involucrado en un equipo shinobi.
A las once de la mañana nos teníamos que encontrar con el Jonin que estaría al mando, junto con otros shinobis cuyos nombres momentáneamente desconocíamos; tal vez una gran sorpresa nos aguardaba a todos.
Kio había dibujado un círculo en la tierra de tanto dar vueltas. Al principio le ladré un par de veces, para hacerlo entrar en razón y calmarlo, pero aún así no podía evitarlo. Él balbuceada a través de un murmullo apenas audible, con una sonrisa absurda pintarrajeada en su rostro.
Mientras algunos tenían nerviosismo, mi querido amigo trataba de analizar cuanto podría a crecer bajo la tutoría de un buen maestro.

Cuando ya la hora estaba cerca, me levanté. Había estado en la sombra, sentado sobre mis patas traseras, viéndolo dar mas vueltas que un trompo. Di un par de pasos torpes al tomar la dichosa iniciativa, notando que me había mareado un poco de tanto seguirlo con la mirada. Eso fue fatal.
Me tomé un minuto para recomponerme, o tal vez dos, puesto que aún había algo de tiempo, y luego reinicié la marcha pero Kio no se dio cuenta de esto. Tuve que ladrar un par de veces para que me notara, y cayera en la cuenta de que era hora...

Finalmente me acompañó. Costó, pero lo logré.

Ingresamos al palacio, presentamos la documentación y seguimos el recorrido que nos habían indicado. Dirigí yo la marcha, puesto que si Kio lo hacía terminaríamos perdidos y seguramente en problemas. Los olores del palacio me daban escalofríos, pocos eran y bastante débiles.
Tal vez había ojos allí que jamás lograríamos ver hasta que fuera demasiado tarde, cuyo nivel provenía de un calibre que quizás nunca alcanzaríamos.

Por lo menos en la entrada, solo se nos indicó que un Jonin nos esperaba.

Yo vestía mi sudadera perruna anaranjada, y Kio, bastante informal, con su camisa amarilla y con capucha —la cual por suerte no llevaba puesta—, que tenía un patrón de flamas blancas en la base, y en la parte posterior, el símbolo de Getsu. Abierta llevaba la misma, exhibiendo su pecho pintado con marcas tribales y su abdomen altamente trabajado envuelto una tela llamada sarashi; sus antebrazos también estaban cubiertos por esta tela. Los pantalones bombachos de color negro que le permitían moverse con comodidad no podían faltar, así como tampoco el cordel unido a la parte inferior de su tanto, envainado horizontalmente en la parte trasera de su cintura. Su calzado ninja no resonaba al contacto con el suelo.

En nuestra caminata hacia el famoso salón de las leyendas, Kio se fue calmando poco a poco. Su murmullo fue cesando y su mirada se tornó más seria, menos peligrosa, pero eso no significaba mucho... Cuando hay niños en la casa, los padres se espantan al escuchar silencio; mejor comparación imposible.
Aquel último tramo del camino era una escalera que nos llevaría a la cima del palacio. Tras subirlas, a tan solo metros de la puerta, me voltee y miré a Kio sin soltar un solo sonido. Él me devolvió la mirada, y asintió con la cabeza... Aún desconfiaba...

Dejé que mi compañero se adelantara. El rubio dio un paso en diagonal, salteando tres escalones de golpe y apoyó su diestra en la puerta, abriéndola lo suficiente para que ambos pudiéramos ingresar. Lo hicimos, ligeros, y la puerta se cerró a nuestras espaldas con la delicadeza que merecía una entrada tan importante.

En el centro de la estancia se encontraba una persona. Parecía ser un hombre. El borde de una mesa era su asiento, o al menos lugar de apoyo. Caminamos uno al lado del otro hacia la misma, mirándolo directamente.
La apariencia de quien aguardaba era intimidante, pero no le quitamos los ojos de encima. Conforme la distancia se fue acortado, los detalles se hicieron más claros... ¿Era "él"? Alcancé a preguntarme, y justo antes de mirar a Kio para ver sus reacciones escuché lo único que no quería escuchar.
¡Hey! — dijo, alzando el brazo derecho con los dedos de su mano juntos y estirados, con los cuales mínimamente se tocó la frente antes de dejar caer con rapidez el brazo, a modo de saludo, pero demasiado casual para la ocasión.
Mucho gusto... Mi nombre es Kio Sawarabi y él es Koromaru. — se presentó y apuntó hacia mí tras presentarme. Para disimular y no faltar más el respeto, me senté sobre mis patas traseras y alcé las dos delanteras mientras soltaba un ladrido.
Dos opciones había aquí: la persona que teníamos en frente no era aquel que yo imaginaba, o Kio no se había dado cuenta y estaba tan emocionado que quiso parecer casual; su voz y sus gestos eran una cosa, su interior era otra muy distinta.



Haters gonna hate:
Koromaru:

Volver arriba Ir abajo

Re: Team 7 [Getsugakure]

Mensaje por Haru Uzumaki el Mar Nov 07, 2017 6:28 am

Ella se encontraba en la puerta del salón, sus orbes rojos miraban la escena enfrente suyo. Un chico y su perro… uno parecía nervioso y el otro preocupado, por otro lado estaba un hombre que era blanco de muchas historias fantásticas, posiblemente la persona más fuerte de Getsugakure.
¿Nervios? No, al verlo ella sintió una gran ambición… algo que usualmente no poseía, pero aquella persona que los había citado era el ser más poderoso que había visto. Haru deseaba llegar a ser alguien así, pero apenas era una miserable chunnin.

El ambiente era bastante excéntrico, por no decir impresionante, pero Haru no se veía disminuida ante la situación alrededor suyo… su figura, y su aura un tanto intrigante –que le empezó a rodear en el mismo momento que entro al palacio- transformaron a la joven en una chica que parecía mucho más madura de lo que usualmente era ¿A qué se debía esto? Bueno, a la pelirroja le gustaban los lugares que mostraban el ambiente que ahora mismo estaba viendo, ella había nacido entre riquezas… el recordar su infancia le hacía volver a ser lo que fue en algún momento de su vida. Una princesa debía comportarse como tal, por lo menos eso le decía su madre.

La kunoichi recibió una citación esa misma mañana, la “carta” había sido firmada con el nombre de Ryuu Kobayashi, y quien no conociese ese seudónimo seria alguien que vivía con la cabeza debajo de la tierra ¿Por qué? Las leyendas que habían sobre aquel hombre eran impresionantes, si bien Haru no era oriunda de Getsu… sus hermanos menores siempre le contaban las leyendas y chismes que corrían por la aldea. Muchas veces había aparecido el nombre ya mencionado.

El aquel instante ella se encontraba vestida con unas calzas negras, un top del mismo color en la parte superior… y por encima de aquellas ropas llevaba un sobretodo rojo con particularidades negras que hacían que el color fuera graduando de tonalidad. Mientras tanto en sus pies se encontraban una botas cortas carmesís… que poseían tacón.
La capucha del dichoso sobretodo estaba hacia abajo, dejando que el cabello carmesí –como si trataran de las llamas del mismísimo infierno- se mostrara en todo su esplendor, este era largo y laceo… parecía bien cuidado. Sin dudas la chica estaba muy bonita en aquella ocasión, eso se debía a que últimamente tenía bastante dinero para vivir holgadamente y comprar su propia ropa.

Los nervios habían abandonado su cuerpo, por ende ella comenzó a caminar hacia delante, los tacones de sus zapatos retumbaron mientras el cabello rojizo se movía graciosamente alrededor de su cuerpo… sus orbes por un momento recorriendo a Kio y Koromaru, como si estuviera pidiendo perdón por no saludarlos primero –ya que incluso agachó un poco la cabeza, esperaba que ellos pudieran darse cuenta del pequeño gesto que ella había hecho-, pero debía de utilizar formalidades. Por ende sus pasos a una velocidad normal pero llenos de decisión se dirigieron hasta la distancia de un metro de aquel ser “dominante” que había citado a todos.

-Mi nombre es Haru Uzumaki, muchas gracias por tenerme en cuenta.-

En el momento de acotar sus palabras ella apoyó una de sus rodillas en el suelo mientras que la otra simplemente la dejo flexionada (sin apoyar en el piso), mientras llevaba su mano derecha en forma de puño hacia la parte izquierda de su pecho. Ese era un saludo “militar” por así decirlo, a alguien de rango superior…
¿Cómo era que ella estaba segura que aquella persona había sido el mismísimo Ryuu Kobayashi? Bueno, después de recibir la citación anduvo preguntando a sus hermanos por aquel nombre, ellos inclusive lograron describirle las características básicas de aquella persona. Rostro marcado, mirada excesivamente profunda, cabello albino, y vendas que tapan su frente; no sería difícil pasar por alto esas descripciones… que justamente correspondían a la persona que ella había saludado.

La cuestión es que, aunque pareciera estúpido, la chica se quedó en esa posición… posiblemente no se movería hasta escuchar un “suficiente” o cualquier cosa que aquella persona digiera ¿Por qué Haru hacia todo eso? Simplemente podría llamarse “admiración” y respeto, la pelirroja le debía una gran deuda a Getsugakure; que la hayan llamado para formar parte de un expedición era muy importante para ella. El País de la Luna le había dado una nueva oportunidad para vivir y vengarse de las personas que destruyeron su nación, por ende… durante su formación ella sería capaz de arriesgar la propia vida para tratar de retribuir lo que le había obsequiado Getsugakure.


Vestimenta de Haru:

Volver arriba Ir abajo

Re: Team 7 [Getsugakure]

Mensaje por Natala el Miér Nov 08, 2017 12:13 am

Hace ya varias lunas, recibí un importante pergamino, el cual me fue entregado en mano. El pergamino, citaba a mi persona en el palacio del "Tsukigake". El día seis de este mes, debería acudir a las once de la mañana hasta dicho palacio, lugar donde me estaría esperando un Jōnin, para así concretar lo que parecía ser una expedición oficial del "País de la Luna". Esto no parecía ser moco de pavo.

Me encontraba caminando por una calle próxima al lugar acordado, con la hora ya pegada en mi culo. Siempre me hacia de esperar, pero como "Nosequien" dijo; lo bueno se hace de esperar. Los rayos de sol hacían brillar mis galas. Un largo manto negro y mi gorrito de lana eran lo único que necesitaba para verme en condiciones para la cita.- Oh lala, Oh lala, Oh lala, ¡Oh yeah! -Tarareaba, a la vez que aligeraba mi paso.

Tras dejar atrás unos minutos de caminata, me hallaba frente a las puertas del esperado palacio, ya dispuesto a introducirme en su interior.- Un, dos, tres, cuatro... -Murmuraba, mientras hacia por subir los escalones de ya mencionado palacio. Un individuo, de aspecto serio y sereno, se encontraba pasmado junto a las puertas del recinto. "¿Me deja ver su acreditación?" Exclamo dicho sujeto. Acto seguido, mostré lo que contenía el pergamino, y con el, la cita.

Una vez verificado el contenido del pergamino, me disponía a llegar al lugar que el guardia había indicado con anterioridad. Deambulaba por el interior del palacio, hasta dar con lo que sin duda era lo que andaba buscando, la sala de las leyendas. Al cruzar dentro de la estancia, tres personas se encontraban paradas en ella.- HOSTIA PUTA, MENUDO GARITO TIENEN AQUÍ MONTADO. - Dije en voz alta, a la vez que contemplaba la curiosa y peculiar infraestructura que me rodeaba. Demasiada belleza concentrada en un mismo lugar. - Por cierto, soy Natala. - Esas fueron mis palabra, al mismo tiempo que me aproximaba hasta el Jōnin para enseñarle la cita del pergamino. Pergamino que se me cayó de las manos y se fue rodando por toda la sala. - Puta vida... -    

Volver arriba Ir abajo

Re: Team 7 [Getsugakure]

Mensaje por Ryuu Kobayashi el Dom Nov 12, 2017 7:46 pm

Team 7
Con el simple alzar de la mirada podía apreciarse como la carencia de sus movimientos dejaba entrever la seriedad del Jonin que hasta el momento seguía postrado en el borde de aquella pequeña mesa. Su cuerpo se podía ver ligeramente encogido mientras el humo que colindaba sus expresiones marcaba la rudeza de su mirar que hasta el momento yacía perdido en aquel suelo de mármol que decoraba el área de aquella gran sala que brillaba ante el reflejo del tragaluz de la cúpula.

El silencio parecía convertirse en un santuario, pero, si había algo que realmente delatase la seriedad de aquel encuentro era el modo con el cual la paciencia del hombre rasgaba la realidad hasta el mismo instante en que aquellos Genins comenzaron a irrumpir de manera escandalosa en el interior de aquella enorme estancia.

Los ojos albinos que perecían en la nada ahora se alzaban con ligereza, quedando ocultos tras una pequeña bocanada de humo que marcaba el inicio de una mirada directa hacia el rubio que marcaba su presencia acompañado de un animal que al parecer, tenía más educación que el propio shinobi que con una actitud distraída y poco respetuosa se había dado a mostrar ante el peliblanco que lo único que llego a hacer fue fijar la rudeza de sus orbes en este. Aún y a pesar de ello su presencia no solo se había visto opacada por la respetuosa de la joven de cabello escarlata que irrumpió seguidamente y parecía mantener unos modales impecables para con el anfitrión, alguien cuya apariencia, sin dudas, podía apabullar a casi cualquiera si no que, a su vez, había conseguido recaer en el olvido cuando el tercer integrante provoco que el silencio que ya amenazaba con mantenerse sepulcral por parte del hombre al mando, pasase a marcar el movimiento del mismo pergamino que de manera prácticamente ausente decoraba la incomodidad que calaría en los huesos de cualquiera.

Audaz y de manera prácticamente imperceptible la mano del Albino se alzó para así agarrar el rostro del último en hacer presencia aún y a pesar de que el tabaco se mantuviese entre sus rudos dedos. - ¿Esta es manera de presentarse a un llamado oficial? - Una voz ronca escapo de sus labios junto al mismo humo que se vio exhalado.  Su mirar parecía juzgar a todos los presentes, incluyendo a la joven de carácter admirable para los otros dos en cuanto a un par de modales se tratase. - Dos críos, un perro y una princesita -Añadió con desconformidad en sus palabras mientras una serie de rayos comenzaron a invadir desde el final de su hombro hasta casi el inicio de su muñeca, rasgando la propia realidad que parecía amenazar la vida del Nendo que en cuestión de segundos acabó siendo lanzado con un simple movimiento de su brazo, en dirección al pergamino que se había alejado unos siete metros de la dirección actual del Jonin. - Recoge eso - El casi escupir de sus palabras acompañaron a la manera con la cual su cuerpo se alzó, estirando así su marcado cuerpo que incluso se veía aún más magistral por la gran altura de este. - Ryuu Kobayashi - Añadió a la par que apagaba el cigarro en los cayos de su propia mano, alejando la mirada de los shinobis que aún se encontraban ante él, ignorando al mismo que había sido lanzado a recoger el objeto extraviado.- Ese será el nombre del hombre que os verá perecer si os mostráis de esta manera en el terreno de combate. -

Tras aquellas palabras y sin dar casi opción a hablar a los que lo acompañaban en aquellos instantes sus pasos en dirección contraria al Nendo mostraron como este rodeaba la mesa para finalmente colocarse tras esta y sus manos no solo dejaban caer el cigarro en un lateral de esta si no que marcaban la superficie sobre la cual se apoyó con ambas. - Antes de comenzar, tenéis opción a redimiros ¿Tenéis algo que decir? - Finalizado aquello sus ojos volcaron la presencia de sus acompañantes, buscando por parte de ellos algún tipo de rasgo que lo hiciera no sentenciar aquel encuentro de manera inmediata.

Volver arriba Ir abajo

Re: Team 7 [Getsugakure]

Mensaje por Kio Sawarabi el Dom Nov 12, 2017 8:35 pm

Mantuvimos el silencio al aguardo de una respuesta por parte del aparente Jonin, cuya identidad aún permanecía siendo un misterio para mí; miré a Kio fugazmente un par de veces y sin embargo él no mostró reacción alguna.
El silencio por nuestra parte se vio interrumpido no obstante, ya que la llegada de dos nuevos personajes a la escena cortó con las posibles presentaciones del hombre por un momento. Cuando nos volteamos a ver quien llegaba, primero vimos a Haru Uzumaki, la pelirroja de rango Chunin con la que habíamos entrenado días atrás. Saqué la lengua emocionado, y moví la cola alegre, sin embargo no rompí con la supuesta formación que habíamos preparado y simplemente la observamos rendir honores al hombre con los lujos que solo la realeza acostumbraba.

Noté que Kio infló el pecho para saludar a la chica, pero el nuevo y probablemente último integrante que faltaba por anunciarse llegó, e increíblemente, también era un conocido: Natala, el terrorista de la luna, que con sus explosiones había despertado el enojo de unos vecinos y casi nos mete en problemas; afortunadamente, ni siquiera él se había metido en ellos o por lo menos no daba la impresión de que fuera así.

Fue un poco cómico ver la reacción del Jonin, al menos para Kio en un principio, cuando el de la vista sin vida tomó al Nendo por el rostro de manera amenazante.
Las palabras que dejó salir el hombre por su boca no fueron del todo buenas, lo cual cortó la risa muda de Kio como si el filo de una espada lo hubiese atravesado.
Un paso al frente dió, ahora sí sacando el pecho y con los brazos separados del cuerpo. No tardé mucho en reaccionar, pues me lo veía venir, y di un salto para interponerme en el camino suyo, luego ladrando frente a todos mientras Natala era revoleando por los aires para que recogiera el pergamino.

Está bien, está bien... Lo siento. — murmuró Kio y se puso de perfil. Cruzándose de brazos e inflando los mofletes, como el verdadero rubio caprichoso que era.
Por mi parte gruñí un poco para dejar en claro que debía calmarse, y volví a encarar mi visión hacia la autoridad máxima del salón, sentándome una vez más sobre las patas traseras y bajando un poco la vista para que este comprendiera que mi reacción solo tenía el fin de controlar nuestro comportamiento.

Sin lugar a dudas, algo había quedado claro allí, lo cual entre nosotros quedaría aislado al escuchar que efectivamente aquel que nos comandaría era una leyenda en el mundo shinobi. El respeto sería clave en nuestra relación, por lo que debería dar el todo de mí en la búsqueda de que Kio no volcara.

La escena avanzaría con tensión, hasta el punto en el que este hombre finalmente preguntaría algo... ¿Teníamos algo sobre que redimirnos? Lo cierto es que probablemente había de todo un poco, pero al girar el cuello cual contorcionista y ver a Kio, este había cerrado los ojos totalmente negado a compartir.

No sería un día de confesiones. Me lamenté por dentro, no había nada que hacer...



Haters gonna hate:
Koromaru:

Volver arriba Ir abajo

Re: Team 7 [Getsugakure]

Mensaje por Natala el Mar Nov 14, 2017 12:47 am

Tras anunciar mi llegada por todo lo alto, me quede tieso, como el cuello de un pavo. A continuación, sentí como mis pelos comenzaban a erizarse, como si estos se hubieran convertido en escarpias. Muy puntiagudo resultaba ser todo este acontecimiento. No me gustaba un pelo. La mirada del jōnin, se encontraba totalmente posada sobre mi persona. Nuestras miradas se entrecruzaron durante unos instantes, hasta que finalmente, decidí apartar la vista, para así, mirar a los dos individuos que se encontraban detrás mía. Sorpresa la mía, al momento de voltearme y ver al chico de cabello despeinado y a su compañero.

- Kyo, Koromaru, vosotros... -


Ni siquiera pude terminar de formular aquella frase, cuando de pronto, una manaza de grandes dimensiones ocupaba todo mi rostro."PERO QUE COJONES", pensaba para mis adentros. La mano parecía echar hasta humo." ¿Esta es manera de presentarse a un llamado oficial? " Esas fueron las palabras exactas de aquel jōnin.

- Eh, esto... ¿LO SIENTO? -

Por aquel momento, una corriente eléctrica transitaba el brazo de aquel sujeto, esto no tenia buena pinta. Finalmente, este, decidió lanzarme varios metros hacia atrás, ordenándome así recoger ya mencionado pergamino. Una vez recuperado el objeto, me aproxime para posarme junto a la kunoichi de cabello escarlata, la cual, aun no tenia el gusto de conocer. En silencio, escuchaba lo que el jōnin tenia que decir, intentando mantener así un comportamiento adecuado para la ocasión.

Antes de cerrar el telón, el Jōnin puso sobre la mesa la opción de redimirse, quizás de nuestros pecados o, alguna situación dolorosa del pasado.- ¡JA! YO NUNCA REDIRI... ¿REDIMIGO? Pues eso... - Mencione en voz alta, mientras mi lengua se terminaba de trabar, quedando así de nuevo en completo silencio.

Volver arriba Ir abajo

Re: Team 7 [Getsugakure]

Mensaje por Haru Uzumaki el Mar Nov 14, 2017 1:12 am

Su rostro no lo mostró… pero sus pensamientos gritaban con locura para que aquel chico –que había entrado ultimo- tuviera un poco más de modales, no es que a ella le importara mucho (ya que vivió una parte de su vida en la calle) pero estaban frente a un jounin, había que exponer el “profesionalismo” inexistente que tenían.
Por momentos la chica casi se ríe, le costó mantener una expresión seria pero es que el joven “nuevo” había hecho cosas muy torpes de las cuales Haru se carcajearía abiertamente si estuvieran en otra situación.

Y como era de esperar, el jounin liberó un poco de frustración hacia el desconocido… por suerte no le había hecho daño. Por ende Haru solo suspiró ligeramente (para que “el hombre” no se diera cuenta de la acción de la femenina).
En el momento que ella escuchó que fue nombrada como una “princesita” sus labios se alzaron en una leve sonrisa, efectivamente ella era una princesa sin reino… pero decir algo así significaba la humillación absoluta, por eso la chica siempre se mantenía al margen de ese tema y no lo mencionaba.

¿Algo que decir? Pues la pelirroja no se iba a dar por aludida, ella mantendría su postura e incluso no movió su cuerpo desde el saludo inicial que le dio a Ryuu, cuando el muchacho desconocido se puso junto a ella… sintió un poco más de tranquilidad pues no tenía que preocuparse por parecer idiota (ya que estaba en esa posición y no se había movido del lugar, pues esperaba la autorización del hombre que supuestamente los comandaría).
Sus luceros carmesís se desviaron levemente al perro y su dueño, cerciorándose de que estaban bien, luego pasaron por el chico junto a ella, mirando sus rasgos y conducta.

Ahora solo quedaba escuchar lo que el jounin quería decir u ordenar, como  más quisiera y en el orden que se le antojase; de todas formas Haru ejecutaría las ordenes… pues su vida fue salvada por el País de la Luna, la deuda era enorme.

Volver arriba Ir abajo

Re: Team 7 [Getsugakure]

Mensaje por Ryuu Kobayashi el Mar Nov 14, 2017 2:23 am

Team 7
Partiendo de lo que a ojos del desconocimiento no era más que pura imprudencia y a su vez ineptitud, las orbes albinas del afamado Jonin parecían desnudar cada centímetro de las pieles que se encontraban ante el. Quizás no eran los indicados para formar parte de lo que suponía la élite pero, desgraciadamente hasta el momento no había más que dejar que la base del inicio de una nueva era pudiese prosperar para así comandar lo que en un futuro, podría ser una de las mayores guerras que habían azotado daichi. Bien era sabido que hasta el momento habían varios héroes que reconocer a lo largo del mundo, héroes que se habían tornado en leyendas como el mismo hombre que se encontraba ante ellos y que parecían hasta el momento desconocer jóvenes como aquellos que aún no comprendían que era lo que tarde o temprano se convertiría en los ríos de sangre de incluso sus más queridos. Pero, a pesar de ello habían temas que tratar, terrenos que explorar y con ello dolores cabezas que recibir ante lo que podía ser el inicio de un valle de locuras protagonizado por la presencia de aquellos tres que parecían simplemente convertirse en un circo ante los ojos del mayor.

Al ver como ninguno parecía querer destruir del silencio de una manera que no fuese estúpida un suspiro abarcó los amargos labios del Yotsuki que una vez había estado apoyado con ambas mesas sobre la mesa ahora, se alzaba y cruzaba sus brazos, mostrando disconformidad por los presentes. - Esperemos que no os convirtáis en cebo para los lobos entonces. Aunque a pesar de ello, dudo que podáis evadirlo. -  Reto a la par que los miraba con completa seriedad antes de que sus orbes blanquecinas volviesen a clavarse en la superficie de la mesa. - Acercaros, los cuatro. -  Mascullo finalmente. - Soy consciente de que la próxima semana os presentareis a los exámenes Chunin, examen que como es obvio, no formará parte del interés de vuestra compañera pero, esta vez, preciso de vuestra completa atención -  El tono amargo de su voz esta vez parecía mostrar algo más de humanidad mientras que sus manos ahora habían dejado de estar cruzadas para, así, tomar lo que parecía un gran pergamino que ahora quedaba expuesto a los ojos de los que tomasen camino hacia la mesa de mármol que se encontraba parcialmente iluminada por uno de los tragaluces de la estancia.

Un mapa parecía ahora extenderse a lo largo de aquella superficie, mostrando de tal modo un gran número de territorios dispares y contrarios, territorios que parecían imposibles de imaginar al hacer convergencia entre ellos en puntos donde el mismo caos daría paso a la destrucción.

Volver arriba Ir abajo

Re: Team 7 [Getsugakure]

Mensaje por Kio Sawarabi el Mar Nov 14, 2017 4:37 am

Supongo que será la primera vez que se equivoca. — dijo Kio con toda prepotencia y de golpe, guardando con fuerza las manos en los bolsillos y mirándome de reojo tras notar que yo le dedicaba la mirada más fría de todas. — Conozco a mis dos compañeros, y sé que podemos enfrentar cualquier obstáculo sin evidenciar el más mínimo error... — aquello era una gran mentira, puesto que a pesar de todo, no habían tenido mas que efímeros encuentros en los que algo había salido mal... Él quiso aclarar un poco las cosas, y solo logró oscurecerlas.

El silencio perduraría por nuestra cuenta al menos de momento.

Pronto nos acercaríamos juntos a la mesa a la cual nos indicó el Jonin, y fui alzado por el rubio para que analizara las cosas de igual a igual; un mapa se abrió, exhibiendo la escena que enfrentaríamos en una semana.
Algo bueno del de mirada albina es que tuvo en cuenta mi presencia a la hora de invitar a todos. Esto no era precisamente algo común, y si bien no cambió en lo más mínimo la postura o malhumor que mi compañero tenía, estoy seguro de que lo había captado tan rápido como yo lo había hecho.

Si bien no hace falta aclararlo, Kio no sentía nada de aprecio por aquel hombre, y era claro que asumía era un sabelotodo más de estos que nacieron con dotes de genio. Por la cabeza del rubio no se cruzaba siquiera la mínima posibilidad de que Kobayashi quizás era un hombre con una basta experiencia, que se había esforzado al máximo para conseguir el renombre que le respaldaba, o que se plantaba desde un lugar en el que intentaba enseñar a los novatos antes que cualquier otra cosa; para ser sincero, creo que Kio no tenía idea de quien era el Jonin.
Yo quería evitarnos problemas, pero solo el tiempo lograría forjar los cambios.
Desde mi punto de vista, a pesar de la amargura que expresaba el hombre, parecía como si este no hablara tan solo por obligación sino que lo hacía realmente por interés... "Preciso de vuestra completa atención", eso creo yo, que no eran las palabras de quien aparentaba ser, aunque bien puedo estar equivocado.

Tanto la mirada de Kio como la mía se clavaron con intensidad en las cartografías presentadas por nuestro superior. Diversos territorios conformaban los terrenos del dichoso examen, imponiendo ya en nuestra mente que tal vez deberíamos enfrentar cada uno de ellos para mostrar nuestro valor para las fuerzas militares del país hacia el cual nuestro dúo se sentía con una deuda pendiente por pagar.
Si es lo que imagino, el examen durará varios días... — murmuró Kio, acercándome a él un poco más con la intención de que solo yo le escuchara, pero sin controlar el tono de voz lo suficiente como para que esto fuera precisamente así.



Haters gonna hate:
Koromaru:

Volver arriba Ir abajo

Re: Team 7 [Getsugakure]

Mensaje por Haru Uzumaki el Mar Nov 14, 2017 5:29 am

Cuando el hombre dijo que se acercaran los cuatro, Haru se levantó y se sintió libre de su saludo, por ende miró al compañero que estaba junto a ella y le sonrió con tranquilidad mientras caminaba con un paso firme hacia la mesa. En el momento hacía todo eso varias palabras eran intercambiadas por Kio, a la kunoichi también le hubiese gustado decir lo mismo que su compañero… pero no conocía muy bien a los chicos, y de todas formas lo importante eran las acciones.
Había que admitir que la kunoichi se sorprendió cuando escuchó que esos dos chicos harían el examen chunnin, ella ya lo era y por ende debería de preocuparse de otras cosas, razón por la que no estaba enterada de nada hasta ahora.

Igualmente un despliegue de acciones se realizó sobre la mesa pues un mapa se abrió, Haru se acercó aún más y sus ojos carmesís miraron con intensidad la figuras que este representaba. No podía decir que lugar se trataba o más bien no se animaba, pues no estaba segura y era mejor evitar los fallos en esa ocasión, por eso mismo la chica levantó un poco su cabeza y miró a Ryuu. Tenía varias cosas para preguntar pero no sabía por dónde empezar, por lo tanto dejo que su retórica la guiara.

-¿Ahí es donde iremos a hacer la expedición de reconocimientos? ¿Qué territorio es? Si tomo los colores como zonas de características diferentes, políticas o geográficas tal vez, podría decirse que este mapa es un punto de convergencia… y eso suena a problemas.-

Sus palabras salieron antes de que termine de pensarlas, más que nada estaba haciéndolo mientras hablaba… no estaba segura de donde era aquello y las características del pergamino que era extendido por toda la mesa. La verdad era que Haru se había estudiado la geografía de muchos lugares, por ende sabia un poco como se dividían aquellos instrumentos y que los colores siempre significaban algo importante … el hecho de que hubieran tantos colores podría llegar a ser un problema.

-En concreto ¿Cuál es el trabajo que debemos hacer?-

El tono de su voz era tranquilo, en ningún momento dudo y a la vez parecía seguro de sí misma, no tenía miedo… pero la verdad era impactante la escena del mapa. Igualmente mantuvo su respeto hacia Ryuu lo más que pudo, y cuando se refirió a al trabajo que debían a hacer… estaba teniendo en cuenta  las palabras que el había dicho de ser cebo para los lobos. Esto no era una simple exploración.

Volver arriba Ir abajo

Re: Team 7 [Getsugakure]

Mensaje por Natala el Mar Nov 14, 2017 11:39 pm

El  jōnin no parecía estar conforme con la cosecha de este año. Este, hacia hincapié en la posibilidad de que ninguno de los presentes sobreviviera al acontecimiento venidero. Todas mis bocas se mantenían cerradas a cal y canto, como si estas hubieran sido cosidas por un caos de sutura. No quería que aquel sujeto volviese a confundir mi cabeza con una pelota anti estrés. Kio, posaba su mano sobre el fuego, negando nuestra incompetencia y, reiterando que todo presente constaba de las habilidades pertinentes para realizar con éxito todo tipo de menesteres.

El hombre auto proclamado como "Ryuu Kobayashi", observaba con un rostro serio la estampa de todos los presentes. Este, tras unos instante, ordeno que todos se acercaran hasta el centro de la mesa. Tanto yo, como el resto, acabamos por aproximarnos. Una vez todos en sintonía, el jōnin, extendió un mapa de grandes dimensiones. En dicho mapa, se podía apreciar diferentes áreas, las cuales, estaban marcadas con diferentes tonalidad. Atentamente, posaba mi mirada sobre aquel mapa, intentando almacenar en mi cabeza la mayor información posible. - ¿Qué significa cada color del mapa? - Pregunte, mientras frotaba con fuerza mi nariz. - ¡ACHÍS! -

Tras escuchar con detenimiento las palabras finales de aquel jōnin, me pude percatar de que no era tan mal tipo. Este, parecía empatizar con nosotros, tal vez, muy en el fondo de su ser. Aun era demasiado pronto para poner etiquetas.

Volver arriba Ir abajo

Re: Team 7 [Getsugakure]

Mensaje por Ryuu Kobayashi el Miér Nov 15, 2017 1:02 am

Team 7
A posibles creencias de aquellos que acompañaban su presencia en momentos como aquel podrían llegar a pensar que las palabras del Inuzuka habían pasado desapercibidas a oídos del hombre de ojos y cabello albino pero, incluso pequeños detalles como aquellos nunca eran ignorados por este muy a pesar de que lo que el mismo había bautizado como una ocasión para tratar con sus palabras, había quedado completamente zanjado por el silencio de los tres shinobis, o por lo menos, de aquellos que sabían diferenciar las palabras anteriormente citadas. Quizás a ojos de cualquiera podrían ver como una locura que una leyenda como él se encontrase dejando a un lado sus labores como Jonin para así hacer de niñera a un grupo que hasta el momento parecía completamente desubicado de lo que realmente era el mundo shinobi pero, a pesar de ello y de que no se mostrasen como personas competentes, algo había que el mismo destacaría muy a pesar de sus pobres coordinaciones. Algo que, tarde o temprano, acabarían comprendiendo ellos mismos.

Mientras sus grandes manos se posaban en la gran extensión de mármol su mirada se alzó para estudiar la reacción de cada uno de ellos, pero, muy a pesar de la observación del primero la pregunta indicada la había sentenciado el Nendo que muy a pesar de lo que parecía una actitud despreocupada parecía estar algo más atento, más aún teniendo en cuenta que la pelirroja se había lanzado a abarcar un terreno aún más amplio. - Cada color es un terreno, cada terreno es una alteración de la misma realidad en la que os encontrareis, una alteración que puede haceros perder el rumbo hasta el punto de provocar que os desvanezcáis. - Comentó a la par que apartaba los brazos de la mesa para así volver a rebuscar entre sus bolsillos y sacar de este modo, un nuevo cigarro que acabo decorando sus labios y rompiendo el silencio con el sonido de su zipo al abrirse y raspar la piedra que iluminaría la llama para así, prender el extremo del tabaco. -El terreno ha sido parcialmente modificado, de este modo cada paso que deis en falso podrá costaros la vida. Pasareis desde los helados terrenos que portaría el país del hierro hasta las extensas dunas del país del viento en menos de lo que vosotros mismos os imaginareis. Pero esto, no es lo más importante - Sentenció, dando una calada al cigarro antes de retirarlo de sus labios a la par que soltaba el humo en dirección ascendente, quedando en silencio por unos instantes. - Necesito que tengáis los ojos bien abiertos, que no os fiéis ni de vosotros mismos puesto que esta vez no habrá alianza que frene los ideales de los demás países.-

Dichas aquellas palabras sus ojos fueron a parar una vez más sobre los shinobis, estudiándolos uno a uno, incluyendo a Koromaru entre aquellas miradas. - Vosotros no debéis de dar ni un solo paso en falso. Y tu, Haru, deberás de encargarte de algo. -  Finalizó antes de sacar de uno de sus bolsillos una pequeña porción de papel doblada que, tras ser abierta la dejo caer sobre el mapa, mostrando una hoja de procedencia desconocida que no solo marcaba varios detalles de la mujer que yacía en la imagen si no también un alto precio.- Kitsune Yamanaka-  Tomo una pausa tras decir su nombre. - Necesito que no la pierdas de vista en ningún momento. Serás comandada por ella en los terrenos del examen por lo que deberás de recopilar toda la información que puedas de ella- Una vez dichas aquellas palabras su mirada fue a parar sobre el Inuzuka por unos instantes antes de volver la mirada hacia su acompañante canino. - Necesito de vuestra capacidad de rastreo en caso de que las cosas se tuerzan. Así que estaos atentos, puede que en algún momento debáis de reunir al equipo. Estaré cerca en todo momento.-




Volver arriba Ir abajo

Re: Team 7 [Getsugakure]

Mensaje por Haru Uzumaki el Miér Nov 15, 2017 6:44 am

La chica escuchó las primeras palabras del jounin, causando que sus cejas se fruncieran un poco… muchas preguntas se formulaban en su mente pero no encontraba las repuestas idóneas. Por eso mismo posó nuevamente sus orbes en el mapa, era difícil determinar lo que ella pensaba en ese instante… pero aún más complicado era establecer el futuro que pasarían los tres ninjas (y el perro) que estaban en ese salón.  
Haru no poseía miedo, pero si una sensación de adrenalina comenzó a embriagarla… más que nada porque esa era su primer misión seria, y escucharla por el jounnin mismo provocaba que ella tuviera unas ganas fervientes de realizar perfectamente sus tareas.

Cuando vio la foto trató de examinar lo máximo posible los rasgos de la mujer, no quería olvidarla y a la vez pretendía encontrar algo distintivo en ella (aunque el hecho de ser rubia y de ojos celestes ya era algo que llamase la atención).

-¿Hay algo en específico de ella en lo que tenga que poner suma atención? ¿O eso es lo que debo descubrir?-

Preguntó, refiriéndose a que tendría que encontrar “algo” de aquella mujer y por eso la debía seguirla a todos lados.
Mientras tanto la chica saco un papel que dividió en cuatro pedazos, luego realizo unos sellos de mano e impregno chakra en cada uno de ellos.

-Mientras que estemos en el mismo País, podré encontrarlos gracias a esos papeles… por favor cuídenlos.-

Sus palabras fueron tranquilas cuando le entregó a cada uno un pedazo del papel, inclusive a Koromaru… que realmente no sabía cómo lo iba a guardar.


Tecnica over(?):
SHĪRUSENSĀ (シールセンサー , SELLO SENSOR)
El usuario sella una porción de su chakra en el interior de un papel. Éste papel puede ser enganchado, permitiendo al ninja rastrear su ubicación (siempre que se encuentre en el mismo país).
Consumo: 15Ck crear el sello.

Volver arriba Ir abajo

Re: Team 7 [Getsugakure]

Mensaje por Kio Sawarabi el Miér Nov 15, 2017 5:49 pm

Las palabras de Kobayashi retumbaron en los oídos de todos, como si hubiese soltado una de las explosiones de Natala junto a nosotros.
Se escuchó como yo tragaba saliva, y como los puños de Kio se apretaban haciendo tronar ligeramente los huesos de sus manos.

Guerra... — murmuró esta vez mi pareja. Una buena conjetura por su parte, ya que en caso de que los tiempos de paz continuaran perdurando a lo largo del tiempo, las pruebas que harían a los Chunin deberían ser totalmente diferentes; todo parecía indicar que nos pondrían a prueba en diferentes climas y/o terrenos, por si la guerra finalmente estallaba y nuestro deber acabara siendo el de enfrentarnos en contra de viejos aliados en las distintas tierras del mundo shinobi.

La misión impuesta a Haru, parecía ser aquello que coronaba esta hipótesis.

¿Los tiempos de paz se están acabando? — preguntó Kio. Estaba seguro de que él no quería preguntar mucho al de ojos albinos, pero sin lugar a dudas su curiosidad le llevaba a dejar el orgullo de lado por ahora, y enfocarse en cosas más importantes como lo sería la estabilidad de su aldea y el mundo entero.

Incluso un peleador nato y amante de las batallas como el Inuzuka, detestaba la idea de disputar una guerra en la que cientos o miles de inocentes perecerían por el solo hecho de quedar en medio de una batalla que no les pertenecía.
Callado y ahogado en sus propios pensamientos, Kio tomó los papeles que más tarde pegaría a nuestras indumentarias habituales para honrar la petición de la pelirroja.



Haters gonna hate:
Koromaru:

Volver arriba Ir abajo

Re: Team 7 [Getsugakure]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.