Últimos temas
Afiliados
Limpieza 10 - 11 - 07

 photo untitled45.pngBoku no Hero ROLCrear foroLoving PetsOne Piece LegacyCrear forocounting ★ starsSaint Michel Université

[Misión C] Paquete Asegurado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Misión C] Paquete Asegurado

Mensaje por Hachibi el Jue Nov 02, 2017 9:10 pm

Rango C

Nombre: Paquete Asegurado

Lugar: País del Agua

Encargados: Anahata y Hachibi

Longitud: 60 líneas mínimo.

Descripción: Lallegada del otoño fue más frío de lo esperado y muchas cosechas han perecido, debido a ello ha habido un incremento en el costo de los alimentos, lo que ha impactado en un aumento de insidentes criminales. Kirigakure espera un paquete de información y por el tamaño puede llamar atención indeseada. Para que su transporte sea seguro, se ha decidido deja rla misión a solamente dos personas, a fin de que disimule su real valor, se ha decidido que dos Genins lleven este encargo.

El Paquete es una caja cúbica de madera de 50 centímetros de lado. Pesa cerca de veinte kilogramos y presenta una etiqueta dirigida a la aldea. Su contenido es sumamente frágil, por eso se envía en una caja hermética y repleta de papel burbuja para que no se maltrate con los golpes. Dentro contiene muestras que van al laboratorio de la aldea y deben ser manejadas con cautela.

Objetivos:


  • Ir al puerto por el paquete.
  • Traer las muestras al laboratorio sin que se dañen.



Notas: No



Escuché la puerta cerrarse tras de mí, y sin ver giré la llave asegurando el acceso a mi hogar. Las estrellas aun se ven a perfección después de cuatro horas y media de la media noche, el amanecer, por las fechas, aun le resta poco más de vuelta y media de la aguja pequeña y el frío aire tal vez seríaun problema pero mis gruesos ropajes y mi armadura merma su efecto en mi, dejándome a gusto. Un tirón en la apertura de mi guante lo termina de ajustar mientras mis pasos ya van encaminados a la puerta de la aldea, lugar dónde me encontraría con el compañero asignado en esta empresa que empieza.

Escucho el suelo crujir bajo mis pies, la escarcha del sereno nocturno ya se había solidificado en una capa delgada sobre el asfalto, las farolas de las aceras iluminan sutilmente sin el apoyo de las luces de los edificios que cerradas sus puertas y sus dueños acurrucados en sus cómodas camas, abrigados del frío, no querrán salir antes de que el sol salude esta parte de la tierra. no había nadie más y no pude evitar perderme en mis recuerdos, aquel sendero me recordaba las calles de una buena zona de la capital del país, dónde mi padre y yo solíamos deambular a estas horas tras algún evento de sociedad o similar; si, mi cuerpo estaba en kirigakure, pero mi alma en un pasado distante y añorado, la melancolía podía leerse con dificultad en mi rostro adormilado, pero mi sonrisa cual vela de corta mecha parece querer extinguirse.

Las puertas de la aldea al fin se dibujaron al frente, imponentes aun ante la neblina que todo lo cubre, dedico un momento a apreciarlas, luego busco con la mirada a Anahata. Cuando la misión em fue asignada, se me explicó de antemano quién me acompañaría; tenía entonces una idea ya de quién me tocaría, debido a un encuentro temprano, pero no me hacía espectativas de ningún tipo, si es que tenía su rango era porque tenía la capacidad para ser nombrado y no de otra forma. A mí me costó tres años obtener el título, bajo estricto entrenamiento y preparación y se qué no lo hay de otra forma. Aun así, parece que tendré que esperar, había llegado temprano, de cualquier forma. Volví entonces a refugiarme en mis recuerdos, aquellos tiempos en los que creía tenerlo todo y que todo ya lo había visto, aquellos tiempos en los qe sonreír era más fácil y no tenía que actuar tan temprano.



FICHACRONOLOGÍAHOJA

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión C] Paquete Asegurado

Mensaje por Anahata el Jue Nov 02, 2017 10:53 pm

El otoño comienza a calar el ambiente con sus vientos gélidos, y en su taciturnidad su silbido lo convierte en un invierno joven, un protoinvierno pintado de hojas secas en tonos cálidos, adornado de cierta luz crepuscular que se eterniza a lo largo del día; pero en este momento clave del conticinio, en que canta sus segundos finales, todavía no se puede hablar de “día”. La soledad y el aparente silencio ahogan las calzadas asfaltadas y un par de insomnes perdidos en el tiempo ruegan por un chasquido de carbón ardiente, un crépito de ramas de árbol aletargado o cualquier suerte de metrónomo roto que sin ritmo anuncie que sigue habiendo movimiento en el mundo.

El sol saldrá pronto y me aviso que ya voy tarde al encuentro. Me encomendaron una misión al lado de Hachibi. Lo conozco poco, pero su persona y su pretendida frigidez despiertan en mí cierta confianza ciega que tropieza casi al convertirse en fe. No le di la oportunidad de conocerme, quizá por los nervios de tratar con alguien más que Vishuddha o la naturaleza; ojalá no haya impreso en él una mala imagen de mí. Me levanto de la banca en que descansaba de la meditación medionocturna y sacudo de mi ropa el rocío que sobre mí se ha postrado tras las horas de inmovilidad que significa la concentración. Hoy no hay espacio para divagar y navegar por bifurcados ríos del pensamiento: para un shinobi una misión es prioritaria.

El plan explícito fue llegar a las puertas de la aldea para reunirnos, pero estoy tan alejado que, entre la tardanza y el camino, ando el sendero con la seguridad de que estará molesto por mi impuntualidad. Primer fallo. Apresuro un poco el paso a sabiendas de que es un retraso inevitable, no en justificación sino como realidad. Mientras recorro la ruta más corta a la salida veo en lontananza a un compatriota caído, vencido por la fuerza combinada de la irresponsabilidad y el alcohol; pero continúo, porque no hay tiempo para nimiedades.

Por fin actuaré en una misión de rango C. Siento el paroxismo de una ansiedad que flagela mi corazón; me detengo, respiro muy hondo y sigo caminando. Mi compañero debe de tener más experiencia que yo, no me dejarían liderar una misión C en mi primer intento. ¿Qué puede pasar de malo? Se trata de un asunto muy básico: ir, caminar y volver. Estaría más tranquilo si hubiera luz, si no estuviera avanzando de memoria por las aceras, cegado por la oscuridad y mi torpeza visual intrínseca. Las puertas, dobles, triples, nebulosas y perdedizas, se van acercando; y junto a ellas esa misma silueta imponente de la noche pasada.

–Perdón por la tardanza, Hachibi.





• Hoja • Anahata Senju • Ficha •
• Encuentra tu propia luz •

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión C] Paquete Asegurado

Mensaje por Hachibi el Vie Nov 03, 2017 2:41 am

¿Qué podría uno hacer en poco más de una hora de espera cuando los segundos pasan tan a conciencia? Las posiciones habían sido cansadas en su plenitud: pararse de brazos cruzados, ponerse cual tetera con un brazo en la cintura y otro semi alzado jugando con un kunai, recargarse de un lado de los portones, haces poses para foto, sentarse en el suelo, pararse de nuevo, mirar el cielo cambiar sus oscuros por claros en el proceso y más.

Si, aun con mi paciencia, Anahata parecía jugar y esto estará en mi reporte de la misión para, si es que llega, le den un buen escarmiento. La demora transformó mis pensamientos en ideas de castigo, latigazos, menor paga, obligarlo a realizar misiones tediosas y deshonrosas como limpiar cloacas o quién sabe qué clase de actividades tenga la aldea para los militares desorganizados que no llevan la prioridad de sus actividades en orden.

Me imaginé golpeándolo, aplastándolo, estrujándolo con cadenas electrificadas en una combinación de mis habilidades, pero al final, su voz partió el silencio. La soledad había disminuído ligeramente para cuando "se dignó" a aparecer. Yo daba la espalda a la aldea mientras maquinaba y cuando me saluda demoro un segundo en guardar compostura cual olla de presión a punto de estallar a la más mínima provocación, luego de eso, comienzo a voltear mi rostro hacia él.

Sonreía, estoy consciente de que eso ni dormido lo dejo de hacer, pero se que por el filo de mis ojos a media hasta y la vena saltona en mi cien derecha, era evidente que feliz no estaba. Rechiné un poco mi dentadura antes de permitirme hablar.

-Buenas tardes... Anahata-

No, no era ni medio día, con trabajos y el día lleva poco más de una cuarta parte de su tiempo, pero era una acotación exagerada de que hubo exceso de retraso. Las chispas a mi alrededor también eran muestra de mi molestia, el chakra Raiton que he desarrollado tiende a escapárseme cuando mis sentimientos de coraje no son expresados como son debidos, aunque en una muy leve muestra.

-¡Partamos!-

Ordené sin prorroga y comencé a caminar a paso presuroso en dirección del puerto. Mi boca se movía con las mil y un cosas que en mi mente quería reclamarle, decirle, expresarle, gritarle al rostro hasta que este esté completamente bañado en saliva iracunda y piense en todo el mal que hizo, pero se que no podré hacerlo, mi padre jamás hizo tal cosa en ningún momento y no sé como se hace, solo sé actuar y tranquilizarme con el tiempo distrayendo mi mente y dejando pasar las cosas hasta que pueda sobrellevarlas como se debe.

El camino comienza apenas, será cerca de dos días de misión, debo pensar en como evitar que esto me altere o será una pesada, muy pesada misión.



FICHACRONOLOGÍAHOJA

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión C] Paquete Asegurado

Mensaje por Anahata el Vie Nov 03, 2017 5:36 pm

Nunca había visto unos ojos así. Entiendo el concepto de la cólera, y haciendo dos o tres rápidas conexiones lógicas pude darme cuenta de que esa mirada rígida, seca y aparentemente desensibilizada refleja exactamente ese sentimiento. De verdad me sentía apenado. Quizá no encontraría en estos dos días las palabras precisas para lograr una disculpa, quizá sería mejor guardar silencio con la salvedad de lo que fuese absolutamente necesario. De cualquier forma, ir caminando tanto tiempo, callados, ya de por sí me resulta muy mal cuadro.

El sol ya iba asomando sus flequillos por encima del horizonte azul, la temperatura se elevaba junto con él y aquel escenario confuso de la oscuridad y el silencio comenzaba a desmantelarse para dar paso a un hermoso fresco de otoño. Los pajarillos cantaban la tarde del año en la mañana del día, la gente seguramente iba saliendo de la cama, comenzando las labores, rearmando la vida de la villa, como cada vez que despertaban; como en un conjuro eterno de iteración y calma. Qué dicha hay en el sosiego de la aldea.

El camino en cambio no se reescribe como la plaza. El camino es como el río y cada recorrido es una nueva historia. Caminamos con la caja encima y por debajo del cuello abrazo una esperanza: que no sea más que un paseo. Lo que siento por los enfrentamientos, por la agresión, la lucha… no despierta en mí miedo alguno intercambiar gestos violentos y salpicones de sangre con aparentes enemigos: me da asco. Me gustaría vivir en un mundo alejado de todo esto, un mundo en que todos estuvieran en paz; pero entonces los guerreros serían infelices. Lo verdaderamente complejo es encontrar el equilibrio del todo.

El clac tras clac de las sandalias sobre las rocas del sendero es la gota que horada la piedra. Aún me es difícil mantenerme concentrado en movimiento y el sonido repetitivo me corroe un poco el ansia. Busco entre las cosas de mi cabeza: debe haber algo por decir, algo importante, para romper el hielo y comenzar a hablar del elefante en la habitación. No creo de Hachibi una reacción explosiva a la primera nota que surja de mi garganta, pero hay riesgos que medran en el abandono.

Con las nubes nos movimos y con el tiempo. La hoja del silencio se afinaba y en sincronía con un aullido lejano avancé para acercarme a Hachibi y abrí lentamente la boca.

–¿Comiste antes? Tengo pan…






• Hoja • Anahata Senju • Ficha •
• Encuentra tu propia luz •

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión C] Paquete Asegurado

Mensaje por Hachibi el Vie Nov 03, 2017 6:27 pm

El silencio sirvió como lluvia ante la hoguera de mi coraje. Me sentía ofendido en más de una manera por la espera, entre las molestias que me tomé por levantarme temprano aun cuando deseaba estar en mi casa y su cara que exploraba de irresponsable sin remedio, pero poco a poco pude ir calmando mis asnias, hasta el punto de poder ignorar el molesto sonido de la roca siendo pisada tan sonoramente y de mi armadura pegándose entre placa y placa en cada paso.

Con los primeros haces de luces atravesando la arboleda, hermosos claros se formaban ahí donde daban y mi calma retornó a lo usual. Si eran dos días, debíamos llevarnos bien, seremos equipo, debemos tener en cuenta esto para poder completar la misión bien. Tal vez si hablo sobre el clima, ¿o qué tal hablar sobre algo más profundo?, no, la última vez hablaba mucho, seguro eso sería molesto si no lo controlo, tal vez preguntarle sobre...


–¿Comiste antes? Tengo pan…

Me sorprendió, giré mi rostro para verle y pude notar todo el esfuerzo que estaba haciendo por evitar soltar toda la palabrarería que le sale sin meditar, estaba conciente de mi molestia, estaba conciente de que no estaba en un buen ánimo debido a mi reacción. Me sentí un poco mal, ni siquiera tuve el tacto de preguntarle si había una razón justificable para su retraso, ignorante he supuesto que lo ha hecho por descuido, ¿y si es así qué?, ni le di oportunidad de defenderse o inventarme cualquier cosa que pudiera ayudarle.

-Yo, este...puede que tenga un poco de hambre-

Si había desayunado, pero un poco de pan podría ser un gesto que pudiera ayudarnos. De alguna forma Anahata esboza un aura demasiado pacífica como para pensar que obra mal con alevocía. Miré de nuevo al frente, pensando en qué otro gesto podría agregar yo para aligerar un poco más el ambiente.

-Ho...¿Hoy si llevas ropa adecuada para el frío?-

Pregunté arrepintiéndome al final porque bien podría ser una burla a cuando nos conocimos. Pero las palabras ya habían salido de mi boca y mi arrepentimiento quedaría detrás de mis dientes hasta ver que respuesta tendría.

Mis sentidos estaban pendientes de los alrededores pero no sentía amenaza alguna y dudo que la sienta hasta que tengamos el paquete entre manos, lo cual sucederá, por la hora en la que vamos, por ahí de media noche.



FICHACRONOLOGÍAHOJA

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión C] Paquete Asegurado

Mensaje por Anahata el Lun Nov 06, 2017 6:17 pm

–Hoy sí…

Al tiempo que respondía golpeaba levemente mi mochila, como en un gesto que reforzara mi afirmación. Después la abrí, saqué el paño que envolvía los panes, tomé uno y se lo di en la mano a Hachibi.

–Espero que te guste. Es casero.

Vishuddha siempre ponía porciones generosas de comida en mis bolsos de viajar, de entrenar e incluso en los de ir a dar un paseo; supongo que suponía que terminaría por compartirlos. Ese viejo me conoce muy bien, después de todo soy casi su reflejo. Luego de entregar el primero, saqué otro pan para mí, y comencé a sacarle pellizcos para comerlo con tranquilidad en el camino. Ya con el sol en todo su esplendor el día era tranquilo y, con el tiempo vasto, no había excusa para no disfrutar del alimento como se debe.

Después de tragar el tercero o cuarto bocado, recorrí con mi mirada el paisaje que nos rodeaba, de punto a punto, para darme cuenta de lo lejos que estábamos de la aldea. Era al estar lejos de casa cuando recordaba el significado de ser un shinobi, al estar lejos del refugio de los muros recordaba que existe el peligro… desde el inicio sentía una ligera preocupación y la esperanza de que nada pasara, pero ahora, en el descubrimiento de toda esa distancia entre aquello y yo, era mejor dar por hecho que al bifurcarse el camino o detrás de cualquier árbol habría algún enemigo al acecho. Por lo menos no estaba solo.

–¿Qué tal?, ¿te gustó? Me estaba preguntando si esto terminará pronto y en paz.

El arrepentimiento me llegó al entrecejo. No debería interrumpirlo si está comiendo, y quizá prefiera el silencio en cualquier caso. Sin embargo, lo dicho está dicho; relajé el ceño y con media sonrisa esperé su respuesta, mientras caminábamos bajo unas nubes más lejanas que el hogar.





• Hoja • Anahata Senju • Ficha •
• Encuentra tu propia luz •

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión C] Paquete Asegurado

Mensaje por Hachibi el Lun Nov 06, 2017 7:25 pm

Usando mis dientes aflojé los dedos de mi guante cerrado y luego usé la otra mano -derecha- para retirar por completo la prenda que resguarda mi piel, mostrando una mano tan clara como mi rostro, con las uñas cortadas apenas por encima del ras de los dedos, mostrando una punta clara sobre el rosa de la carne bajo el traslúcido hueso. Se apreciaban mejor mis alargados dedos que se apreciaban algo más delgados sin la funda que los recubría.

Recibí de su mano el aperitivo, al tocarlo lo sentí suave y esponjoso, no pude evitar jugar con él un par de segundos entre mis dedos, ejerciendo presión y soltanto, midiendo su tenacidad; se sentía agradable y cuando lo mordí tenía buen sabor, pero no demasiado destacable, después de todo, era solo pan. Apreciable por ser horneado, seguramente con grna práctica ya, era agradable en la boca y se sentía ligero.

Noté también que él lo comía distinto, pues a diferencia de mí que le di bocado directo, Anahata parecía disfrutarlo mejor midiendo los trozos con su mano, ¿alguna razón en particular? Seguí caminando mirando al frente, desviando de ve en vez la mirada a los costados del sendero marcado a través del paso de los viajeros y sus carrozas; había dos gruesas líneas paralelas sin vegetción alguna, debido al tráncito y entre ellas un tenue verde invernal marcaba el cesped que luchaba por predominar. A los costados ese mismo verde era más intenso y frondoso, cubriendo la base de los gruesos troncos que nos acompañan bañándonos sutilmente con sus hojas rojizas, mismas que crujen a nuestros piés al caminar y adornan con sus trozos el suelo, asegurando una primavera muy verde con los nutrientos que ellos mismos producen.

Mientras esto y la búsqueda de posibles problemas pasan por mi mente, soy arrancado de mis pensamientos con una pregunta; una tal vez predecible pero igualmente válida, considerando la espectativa de recibir algo sin lucro alguno, al menos tal vez un poco de gratificación. Extendí mi sonrisa levemente antes de responder, mientras aun masticaba el bocado que le había restado al alimento, tragué y me giré un poco más hacia él.

-Me gusta que es ligero-

Comenté con gracia, haciendo énfasis en lo que más aprecié. Luego analicé un poco el resto, lo cierto es que si todo fuera tan sencillo como solo ir y venir sin problemas, me resultaría un poco aburrido, pero por su tono de voz parece que mi compañero tiene más deseos de un viaje tranquilo y una misión fácil que el enfrentamiento, ¿por qué será?, debo admitir que aun con las cosas negativas que hay de pelear, la emoción me es un tanto intoxicante, es una de las formas que puedo demostrar mi talento y valía.

-Creo que al ser una misión asignada a dos Genins, no habrá gran cosa, sobretodo si nos enfocamos en hacerlo con sigilo, pero...-

Sonreí con más gracia mirando lo último del pan en mi mano; las mordidas se apreciaban en su contornos como los vestigios de una lucha de un lado atacante y un lado pasivo. Como en la naturaleza, el fuerte se alimenta del débil y el débil sirve de fortaleza del fuerte de una u otra manera, ¿pero hasta dónde es que el fuerte será el fuerte?, siempre hay alguien más fuerte que uno en una u otra cosa, por lo que el cazador a veces se convierte en la presa. Para eso es que los desafíos están, para darnos cuenta que somos capaces de lograr lo que nos propongamos, y si no, fortalecer a los que si pueden.

-¿Qué sentido tendría que dos militares hiciéramos el trabajo si fuera así?, ¿para que entrenar si no vamos a usar nuestras habilidades?-

Esta vez era yo quien cuestionaba, esta vez sería yo quien conociera algo más profudamente al otro y podría empezar a entender mejor su postura y decisiones. ¿Será capaz de sorprenderme con su respuesta? A medida que avanzamos, el día crece y envejece anunciando la llegada de la tarde; el camino aun tiene un largo recorrido por andar, pero mucho menos comparado con lo que tengo que conocer de mi actual equipo.



FICHACRONOLOGÍAHOJA

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión C] Paquete Asegurado

Mensaje por Anahata el Lun Nov 06, 2017 7:58 pm


La pregunta se resbaló oídos adentro en el momento preciso, con una oportunidad tal que causaba regocijo tan sólo pensar la respuesta. Antes de su cuestionamiento ya reflexionaba yo respecto al tema, y no podía menos que ser sincero con éste que desde un segundo instante me inspiraba tanto a confiar. Junto con la conversación el día maduraba alrededor nuestro, tiñendo el horizonte de un granizo digno de pintura. Es así la naturaleza, que en ella basamos nuestro criterio estético y de ella respiramos la armonía que luego damos a imprimir en arte. Desde aquella lejanía por mí observada, también éramos nosotros un óleo colorido: un par sin paridad que camina un sendero cuasicrepuscular acercándose a ese ojo cósmico que se cierra.

–No podría quitarte la razón. Somos instruidos, afilados como hojas de acero, con el fin explícito de luchar. Pero tampoco podría mentirte y decir que me parece bien. La guerra… el enfrentamiento es una realidad ineludible y nosotros estamos presos en su burbuja. Hay espacios, cosas y personas que defender; hay trabajo por hacer y nosotros somos las herramientas adecuadas… pero dentro de mí, por lo menos, existe un deseo más profundo y más fuerte. El combate es una solución temporal al problema permanente que significa la estructura bélica de las naciones y las aldeas. Nunca alcanzaremos la paz haciendo daño, creando venganzas o persiguiéndolas. Además de darle valor a la sangre que se derrama por el bien común, deberíamos estar haciendo un esfuerzo para acercarnos a la paz por medios más prudentes.

Quizá había dicho demasiado, pero a través del cristal la luz traspasa sin problemas. Mi improvisado soliloquio salió con un pretendido carácter diáfano, y ahora esperaría un edificante contraargumento, pero sin importar la naturaleza de la respuesta, el mensaje estaba dado, la flecha había sido proyectada y, con suerte, por lo menos tocaría el límite de la diana. Antes de que pudiera responderme y darme seña, de enterarme si mis palabras eran flores o riego frío, sumé la disculpa más predecible en esta circunstancia.

–Lo siento, siempre se me va la cabeza con las palabras.





• Hoja • Anahata Senju • Ficha •
• Encuentra tu propia luz •

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión C] Paquete Asegurado

Mensaje por Hachibi el Lun Nov 06, 2017 8:29 pm

El último bocado fue dado, sirvió su propósito para no irrumpir en el revelado de aquella cinta en su cabeza. Anahata tenía inocencia, no podría determinarlo de otra forma; era un pensamiento májico sobre las cosas en las que el ideal está en la perfección en la utopía de la paz, la tranquilida, la serenidad y el respeto entre los individuos. Cierto es que, en los libros, se dice que las armas fueron forjadas para cazar nuestras presas y defendernos de nuestros cazadores, ¿pero cuánto de eso ya?, ahora no es solo comida y calor lo que disputamos, sino intereses duraderos y, en muchos casos, trasendentales en la vida que perdura más allá del suspiro que damos al caminar en esta tierra.

Miré las hojas de los árboles cayendo, víctimas del otoño antes de la entrada del invierno que a los ojos de cada individuo guardará su significado. Pero para mí, todo esto era obvio. por supuesto que la primavera era hermosa, así como cada una de las estaciones, cada una tiene su belleza propia e inigualable, como las edades, las épocas y las transiciones de cada cosa, ¿pero qué si siempre fuera primavera?, ¿qué pasaría con las cosas?, ¿hasta que punto aguantaríamos?

-Respeto tu opinión, dedusco que has de haber vivido cosas que te hagan pensar de esa forma y seguro es un anhelo muy grande, pero debo decirte que pienso que esa utopía de la que hablas no es posible por que va en contra de toda ley natural-

Hablé pausadamente, era importante meditar bien lo que diría, no por que fuera a lastimar o atacar, tampoco por intentar manupular, pero si para que las palabras vayan acorde a mi forma de pensar.

-De alguna forma, tenemos una perspectiva de gusto y disgutos de cada cosa que acontece a nuestro alrededor, sabemos lo que significa el calor a través de lo que hemos percibido del frío también; la lluvia puede llegar a ser tan hermosa como un día soleado, ¿pero cómo apreciar aquello que se vuelve normal? Por ejemplo, aquí en nuestro país, el agua abunda, tiene un sabor delicioso y seguro a veces no lo apreciamos porque se ha vuelto normal para nosotros, pero si visitas el país del viento, te aseguro lo extrañarás-

A mi mente vino un viaje que hice hace tiempo con una persona que mi interés ha robado, pero eso también me hace pensar que hace tiempo que no la veo ya, mas debo mantenerme en el ámbito.

-Pienso que es lo mismo con la paz. Aunque seguro estar en paz y tranquilidad es algo razonablemente agradable, sin desafíos ni peligros que nos asechen, la vida se tornaría aburrida y fuera de ser permanente, encontraríamos nuevos métodos para satisfacer la necesidad de diversión y significado en la vida. Aunque la paz sea lograda en su totalidad, en equilibrio no demoraría mucho en que se desatara un gran caos. Yo realmente prefiero lo que vivimos ahora, hay incertidumbre porque no sabes que tan seguro el mañana será, pero al mismo tiempo tiens esperanza de que sea mejor que el hoy y por eso te esfuerzas. En lugar de pensar en como lograr la paz permanete y la seguridad de todos, prefiero prepararme y ayudar a los demás a estar listos para las adversidades que vengan, sean cuales sean. Pienso que así, aunque tal vez no lleguemos a tener la vida más longeva y deseable, podremos morir sonriendo sabiendo que hicimos lo mejor que pudimos-

Al final tal vez temriné siendo tan hablador como él. Si, también yo tenía esa cinta interna en la que medito y cuestiono cada cosa a mi alrededor, en dónde me desafío a mí y a cada una de mis propias posturas por sus pros y sus contras, pues no creo que mis verdades sean absolutas. Creo que todos tenemos un poco de verdad y que es necesario complementarla, pero también creo que es necesario evaluar las verdades que nos comparten los otros para ver si son compatibles, de otra forma, entraríamos en duda con nosotros mismos y la duda es un veneno que acaba a las personas de la peor forma posible, solos en nuestra compañía.

A medida que avanzamos, la vegetación va cambiando gradualmente;
las especies dejan de ser del tipo montañosos para acercarse más a una vegetación más tropical, así mismo, el ambiente se siente un poco más cálido y sofocante por la humedad, pero es ligero el cambio,
apenas notorio. El día ya es un adulto y en el camino vamos por ahí de la mitad de ida, en otras palabras, llevamos una cuarta parte del total.



FICHACRONOLOGÍAHOJA

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión C] Paquete Asegurado

Mensaje por Anahata el Lun Nov 06, 2017 11:36 pm



–Es un buen apunte. Después de todo se requieren dos pesos para equilibrar la balanza. Sin embargo, sería hermoso disfrutar la paz de vez en cuando, un poco más seguido.

De forma inevitable las palabras de Hachibi giraron en mi cabeza durante las siguientes horas. Lo había sopesado con anterioridad, y era verdad que mis ideales pecaban de ser un tanto inalcanzables; pero se trata de la esperanza, de la motivación: la felicidad es el camino, y no la meta. ¿A quién no le gustaría que la sonrisa del futuro no se dibujara con la sangre del ahora? Aunque pensándolo bien, habrá por ahí más de un puñado de gente que se regocije con la guerra. La gente sin ímpetu combativo tiene para sí el día a día, y eso me hace cuestionarme si no me equivoqué de profesión.

La oscuridad sale del suelo que abandona la luz del sol y va pintando el colorido óleo de la vida en un taciturno lapso de espera. Durante la noche duermen quienes de día viven, los animales, las personas, y hasta parece que el ruido descansa, que cualquier chasquido se amplifica y cobra protagonismo entre la negrura callada del largo conticinio. Y así mismo una luz se distingue de las estrellas y sus reflejos por su altura: un fuego rojo, quizá una fogata o una antorcha, pero ¿al lado del camino? Inevitablemente terminamos empatándola, y debajo de ella un reducidísimo grupo de viajeros junto a un carruaje evidentemente accidentado con una bina equina reposando al frente. Con cierto recelo paseé mi vista por sus rostros y sus pertenencias, con discreción para evitar pasar por ladrón; tenían ojos de cansancio y desconsuelo, y a juzgar por sus ropas habían estado trabajando. Sobre el carruaje un par de grandes sacos ahítos de alguna cosa a granel, según se distinguía por la textura que presumían; los caballos secos.

Me detuve de forma abrupta, sabiendo de antemano que Hachibi tendría una idea de lo que estaba por decir, y así mismo seguro de su negativa. Antes de dirigirme a él, con veloces y breves palabras pregunté a estos desafortunados sobre su destino, y con parecido estilo me respondieron. Los vi, miré hacia donde Hachibi. Durante el trayecto el carruaje habría presentado un desperfecto que imposibilitaba el transporte, y dado que la carga era tan grande, no podían simplemente continuar sin el cajón arredilado de madera verduzca y vieja. Mi compañero estaría ya unos cuántos metros más adelante, por lo que tuve que alzar mi voz con moderación, procurando un tono absolutamente lastimero, sin discreción o pena.

–¿Crees que sea prudente ayudarles? Nos retrasaríamos muy poco y ellos también deben llevar el pan a sus familias.

Todos los que en el suelo yacían descansando sus tristes figuras me miraban y con alternación dirigían sus miras a Hachibi, quien todavía nos daba la espalda por el movimiento natural de andar. En medio del silencio de los hombres, una vez más, el fuego destacaba; pero no esta vez por su aún fatuo fulgor, sino por la forma en que su tortura ardiente hacía crujir la madera que lo sostenía.






• Hoja • Anahata Senju • Ficha •
• Encuentra tu propia luz •

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión C] Paquete Asegurado

Mensaje por Hachibi el Mar Nov 07, 2017 1:37 am

Recordaba el silencio con aprecio, tras un intercambio de argumentos supe que ninguno convenció de su postura al otro ni tampoco hubo competición alguna para lograrlo. En su lugar, ambos continuamos nuestro andar a paso constante y adecuado, de alguna manera sentía que empezábamos a recuperar el tiempo perdido; aun así la noche se presentó temprana, en fechas como estas los días son más cortos y su luz se aprecia más, por entre las razones, el frío. Y recuerdo ese frío comenzar a emerger del mismo suelo que andamos, libre ya de los cálidos rayos del sol que durante el tiempo que pudieron hicieron lo necesario.

Desde hace horas que mi mano ya porta de nuevo su guante y lo froto con mi rostro al sentir algo de picazón en la mejilla, con la salida de las estrellas, más que solo sus luces se presentan y el sonido de un crepitante fuego es acompañado por las siluetas de varias personas que se dibujan mejor conforme el camino nos reúne. Decidí ignorar la desviación que Anahata tomó al acercarse más a ellos, mi mente estaba más pendiente del camino, de la noche y de la hora que ya llegaban las siete de la tarde y aun nos falta tramo por recorrer para recibir el paquete. Me preocupaba más el llegar a tiempo para recibir la entrega que cualquier otra cosa, me ha tocado que según las especificaciones de cada trabajo de correspondencia, hay algunos que de no ser recibidos, son devueltos a sus emisores, lo cual significaría un gran peligro para el adecuado cumplimiento de la misión.

En la espera de escuchar al otro retomar posición junto conmigo, en su lugar es su voz la que llega a mí y hace detener mis pasos. Hay una remembranza de intentar mantener una sonrisa sincera, aunque ya me encontraba un poco cansado del camino, más que nada por lo aburrido que se estaba tornando, pero se que mi gesto no lo hacía muy bien, era levemente forzado.

-No creo que deba recordarte que lo primero es nuestro trabajo. Nos pagan para realizarlo y no podemos darnos el lujo de fallar por más retrasos-

Por respeto a mi compañero, no seguí avanzando. No es que me moleste ayudar cuando tengo tiempo libre, siento que es una buena forma de invertir el tiempo en el que no recibo paga, pero cuando hay una asignatura de por medio en la que yo acepté realizar un trabajo, mi palabra tiene un enorme valor, muy por encima de lo que pueda ser la labor, más allá de los intereses monetarios, está la ética personal y la moral.

-Vamos, debemos llegar a tiempo y cumplir con lo que prometimos, además, no seríamos de mucha ayuda al no contar con las herramientas para ayudarles-

Si, así veo el hecho de aceptar una misión, es una promesa para con mi país, para con mi gente y para con mi cliente de que aquello que están invirtiendo en mí trabajo, es algo hecho con los más altos estándares de honestidad y eficiencia, mientras la otra parte cumpla con lo suyo, yo debo y voy a cumplir con lo mío, me cueste lo que me cueste. Crucé mis brazos en señal de que estaba poco dispuesto a discusión, pero no me moví ni un centímetro, no lo haría hasta ver que Anahata me emparejara el paso.

Por otro lado, no veía como ayudarles de forma eficiente, dudo que habiendo tantos hombres no hubiera podido solucionar el desperfecto si trajeran los materiales necesarios y a parte de las armas y mi fuerza, no poseo nada más que pudiera serles de utilidad, ¿de qué forma cree él entonces que pudiéramos ayudarles? Así es la vida, uno debe tomar decisiones bien encaminadas, encaminadas a hacer lo correcto, no el tan alabado "bien", porque parecen cosas parecidas, pero muchas veces son tan distintas que nos cuesta relacionarlas.



FICHACRONOLOGÍAHOJA

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión C] Paquete Asegurado

Mensaje por Anahata el Mar Nov 07, 2017 6:21 pm



Lo pensé sólo unos instantes. Hachibi tenía razón, no había forma de ayudar a estos pobres trabajadores en desgracia con su carruaje, y quedarnos a intentar algo que no lograron en un lapso de horas era, probablemente, fútil. Los miré a los ojos, y en sus miradas estaba impresa la certeza de que nos iríamos dejándolos varados. El frío comenzaba a hacer su aparición en escena, acompañando a la oscuridad de la noche que ya terminaba su majestuosa entrada. Bajé mi mochila al tiempo que veía a mi compañero y con gestos burdos le daba a entender que me esperara un poco. A juzgar por el tamaño de la carreta, el de los sacos y el espacio que tenían para sentarse, no tenían muchas provisiones. Saqué de entre mis cosas dos barras de pan y un par de recipientes pequeños con agua, una frazada y una cajita con tres cigarrillos. Coloqué todo frente a ellos.

–Es una pena, parece que no podemos ayudarles. Espero que esto les sirva para pasar bien la noche. Quizá mañana otro viajero pueda auxiliarlos.

Me eché la mochila al hombro y, alejándome de ellos, alcé la mano abierta en señal de despedida. Mientras caminaba iba acercándome a Hachibi, que se había detenido unos metros delante, y que entre la sombra, aun muy cerca, para mí se convertía ya en un borrón que se confundía con el paisaje nocturno. Ya me valía más cerrar los ojos y fiarme de mis otros sentidos. Con cierta tristeza pegué los párpados y dejé escapar un breve sollozo: sentiré mucha pena cuando no pueda ver más el mundo.

Según alcancé lo que presumiblemente sería la figura de Hachibi, me detuve un momento para comenzar a andar en sincronía. Desde ahora necesitaría escuchar muy bien sus pasos para poder caminar seguro.

–Espero haber hecho lo mejor para todos…







• Hoja • Anahata Senju • Ficha •
• Encuentra tu propia luz •

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión C] Paquete Asegurado

Mensaje por Hachibi el Mar Nov 07, 2017 9:01 pm

Mi marada dejó de ser dura para ser una un poco más encaminada al sentimiento de lástima, con las cejar arqueadas desde su centro y bajas a sus costados me sentí un poco avergonzado de mi falta de preparación y no poder hacer nada al menos tan altruista como Anahata, quien apenas parece poder medir lo que puede hacer por otros. Siempre he sentido admiración por aquellas personas que gozan de felicidad de poder compartir sus vienes sin medida, pero aun así no estoy deacuerdo con hacerlo, para mí las cosas hay que ganárselas, buenas o malas nos suceden por una razón y nos dan un aprendizaje.

Lo que más satisfacción me da, sin embargo, es que mi compañero me tome en cuenta y me escuche, mediando con sabiduría dónde está su capacidad cuando puede llegar a también afectar a otros. Regocijado en la circunstancia, le miré acercarse y cerrar los ojos, como si decidiera ahora seguirme a ciegas, pero también me llamó la atención su sollozo, ¿será que le dio alergía?

Mis pies nuevamente comenzaron a dirigirnos hacia el destino, tan solo hubo dos minutos de detenernos, por lo que no hubo muchas afecciones al respecto. Solté nuevamente mis brazos para que cuelguen a mis costados y respiré profundamente. Anahata me había apoyado en mi decisión y así mismo, veré como reresarle su voto de confianza en un futuro que espero no sea muy distante.

-Gracias por no insistir en el tema, lamento que no podamos satisfacernos con el cumplimiento de múltiples objetivos al respecto, aun así debo reconocer que tu obra ha sido generosa-

Di cumplido ante lo visto, creo que al menos eso podría hacer. En el cielo ya despuntaban las estrellas en sus constelaciones, el camino aunque con las hojas despedazándose en hermosos sonidos bajo nuestros pies, está realmente silencioso, los árboles a nuestros costado silvan con sus ramas razsgando el aire tan sutilmente que nos daría una perfecta alerta si alguien estuviera merodiando. Los ojos luminosos de un buho tranquilo nos vigilan durante un momento antes de partir en la posible búsqueda de una presa para cenar. El frío en el aire agrada mi rostro y ya empiezo a ver mi aliento en vahos que se alejan apenas unos centímetros de mi rostro antes de desvanecer.

Al girarme, pude ver a Anahata que aun mantiene sus ojos cerrados y para ser honesto, no es algo que pueda dejar pasar. como un gesto premeditado sobé mis manos la una a la otra, reacomodándome los guantes y aclaré mi garganta antes de hablar, ya que hubo un lapso considerable en el que no la use con propósito alguno salvo tragar algo de saliva de forma sistemática.

-¿Estás haciendo alguna clase de entrenamiento o solamente tienes los ojos cansados?-

Las luces de la ciudad portuaria comenzaban a vislumbrarse en el cielo, reflejadas a través de la calina del ambiente, arriba de las copas de los árboles. Estamos a unos cuantos cientos de metros de llegar, y de ahí sería cruzar la ciudad entera para llegar al barco.



FICHACRONOLOGÍAHOJA

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión C] Paquete Asegurado

Mensaje por Anahata el Miér Nov 08, 2017 12:03 am



No era ningún secreto. De hecho, quizá era información vital para quien hiciera equipo conmigo. Hachibi había notado con rapidez mi acción sostenida y yo no tenía motivos para ocultarlo. Estuve entrenando mis técnicas con los ojos cerrados durante semanas y todo parecía ir bien; este ligero impedimento me obligaba a aguzar mi oído, mi olfato y mi tacto, y de cierta forma me ayudaba a concentrarme… O quizá todo sea una excusa para no resolver el problema de raíz.

–Estoy perdiendo la visión. En la oscuridad la situación se agrava, pero no te preocupes, soy capaz de distinguir las cosas todavía. Mantengo los ojos cerrados quizá como una forma de acostumbrarme, y en ese sentido tienes razón, es como un entrenamiento. Con el eco de tus pasos, el del crujir de las ramas y el crepitar de las hojas, el suave manejo del viento sobre el pasto y la inclinación del suelo, puedo ubicarme bien.

Mientras andaba el sendero hacia el poblado portuario con los ojos cerrados, juntaba las manos como en un mantra primo de la plegaria, buscando concentración en el flujo de la energía. Con el final del camino termina la aventura y comienza la iteración: de nuevo gente levantándose temprano para trabajar, gente preparando la comida, niños jugando, ancianos enfriando la vida en una silla de madera vieja. Todo eso nos esperaba una vez más, y nos volvería a esperar al partir, mientras nosotros esperáremos llegar al destino. Se podría decir que, tan gris como suena, la vida es una espera eterna.

Y así mismo yo, en la oscuridad de mis párpados cerrados, esperaba encontrar la luz de la observación correcta.






• Hoja • Anahata Senju • Ficha •
• Encuentra tu propia luz •

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión C] Paquete Asegurado

Mensaje por Hachibi el Miér Nov 08, 2017 12:54 am

Sentí como incontrolablemente alcé mi ceja izquierda ante su respuesta, era algo interesante, ¿cómo había logrado volverse militar así?, ¿cómo es que no usaba lentes?, ¿será que tiene manía por no usarlos o tal vez espera a ahorrar para operarse?, lo cierto es que me cuesta enormemente imaginarme lo que ha de ser eso y no sé que pasaría de padecer de algo así, en este momento me hace cuestionarme muchas cosas, el cuidado y el aprecio que le pueda tener, ¿cómo soportar el mundo sin poder ver los más mínimos detalles? Hablando de la gente, sus microexpresiones, hablando del entorno, todas las imperfecciones y desperfectos que vuelven al mundo perfecto y detallado.

No supe que añadir, continué mi camino mirando al frente, me daba intriga intentar lo mismo pero entonces, ¿cómo saber que vamos por el camino correcto?, será algo que haga mejor después, cuando la prueba no nos cueste nada.

Faltaba hora y minutos para la media noche, las luces de la ciudad ya nos rodeaban y la gente nos ignoraba. el trayecto al mar sería relativamente corto, esta ciudad se caracteriza por extenderse más a sus anchas, en el borde del mar, que a lo largo desde su entrada, solo faltaría encontrar el navío que traía nuestra carga. Según los datos que recuerdo de la misión, debe ser uno de carga y también debe ser uno mediano, el Hamka Plu. Al llegar a las cercanías del embarcadero, mis ojos se pasearon por entre los nombres, ubicando a algunos barcos que tenían guardias armados, algunos lujosos y otros un poco más austeros. Nuestro objetivo no yacía más allá de unos cuatrocientos metros, que a pie se tradujeron en doce minutos más de caminata. Al llegar puedo divisar que también tiene un guardia

-Hola, buenas noches...-

Le saludé llamando su atención. Robusto, con un sable en su cinturón y un rostro serio, nos voltea a ver sin mucho ánimo.

-Somos ninjas de Kiri, venimos por un paquete-

Mencioné sacando el pergamino que nos identifica como los responsables del paquete de ida a la aldea oculta de la neblina.



FICHACRONOLOGÍAHOJA

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión C] Paquete Asegurado

Mensaje por Anahata el Miér Nov 08, 2017 6:23 pm

Aún tenía los ojos cerrados cuando nos detuvimos en seco. El olor característico de un puerto, con la sal que pica la nariz, ese dejo de marisco con retrogusto a muerte y el fresco del viento de levante, perturbó de inmediato mi conciencia.  Al tiempo que escuchaba a mi compañero dirigirse a un tercero desconocido, separé los párpados y de buenas a primeras me dolieron los ojos, puesto que había fulgurantes lámparas iluminando la costa comercial donde nos hallábamos. Aquel tercer silencio al que se dirigía la segunda voz, en ese abrir de miras, se convirtió en un rostro de total displicencia: un hombre tallado en roca y madera, de gesto inmóvil, labios gruesos, ojos pequeños, y una piel oscura que a su vez decía de propia voz “soy la de un marinero en tierra”. A su cintura un filo burdo, hoja ancha de un solo filo. Los retazos que llevaba haciendo suertes de vestimenta, de un óxido desteñido que habría pasado una vez y otra por agua de mar.

Luego del nulo intercambio de palabras leyó el pergamino, levantó el mentón sin dejar de ver a Hachibi con esa mirada muerta, lo puso de nuevo en su posición más natural y, sin gastar saliva, se giró y caminó al barco que detrás le hacía paisaje. Durante el breve hemiinstante que tardó en volver miré hacia el cielo: un negro cósmico plagado de orquídeas diminutas y tiritantes, quién sabe cuántos mundos han fenecido en esta mirada, quién sabe en cuántos ya esto es pasado. Una vez más se postraba frente a nosotros esta efigie viva, con un cajón de madera en brazos. A juzgar por la tensión de sus músculos, la caja no era ni próxima a pesada. Algo cambiaba de pronto y no pude dejar de notarlo: desde su retorno, su gesto de indiferencia se teñía de un sentimiento, incapaz para mí de descifrar de buenas a primeras, pero por las vías de la preocupación. ¿Por qué de pronto este individuo de apariencia gris e imperturbable dejaba salir de sus ojos el miedo? Me quedé callado, suponiendo que mi acompañante ya lo habría notado y decidiendo dejarle la charla, que mejor se le daba que a mí.

El porteño estiró sus brazos con la caja de punta, ofreciéndole el paquete de forma discreta pero clara a Hachibi. Mientras esperaba que éste respondiera el gesto y tomara la carga, sucedían dos cosas: iba recorriendo su pie izquierdo hacia atrás, lentamente, como si fuese imperativo emprender marcha según soltara la caja; y de su sien, a la derecha del mismo ojo, comenzaba a brotar una gota de sudor que a la brevedad mojaría su mejilla y se perdería en su barba. Ante estas señales el silencio de la cortesía no puede más que desistir; y durante el mismo movimiento abrí la boca, esperando de mi compañero una respuesta acorde con su percepción. Apresurando las palabras diafragma arriba, con voz de urgencia, rompí el hechizo.

–Hachibi…





• Hoja • Anahata Senju • Ficha •
• Encuentra tu propia luz •

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión C] Paquete Asegurado

Mensaje por Hachibi el Vie Nov 10, 2017 7:21 pm

Sentí el castigo de su indiferencia ante mi saludo como un trago amargo de zumo, frío y castigador aun ante el gesto más amable. Crucé mis brazos sin esbozar expresión de indignación alguna mientras me convenzo de que es una persona educada de forma distinta, miré a un lado perdiéndome en mis pensamientos, imaginándome la clase de gente que ha de venir, trabajar e irse, el aire y su aroma no era lo más agradable del día, pero ayudaba a apreciar el ambiente que tanto me gusta de Kiri. El sonido de los burdos movimientos del hombre fueron ignorados a razón de que una enorme cantidad de paquetes con destino diferente al de nosotros, se encontraban obstaculizando.

Mi rostro volvió al frente cuando la figura del hombre era divisible de nuevo, sonreí al verle, er aun gusto que las cosas fueran tan bien, ¿o no era así? La semblante era distinta, mis ojos se afilaron un poco al verle perder la compostura que tenía antes y que mi cálido saludo no pudo lograr. Su respiración agitada, su pulso acelerado, una gota de sudor frío cayendo de su rostro inexplicablemente ante el frío de la noche.

Mis brazos dejaron de abrazar mi cuerpo estirándose al hombre, aun cuando mi mirada estaba fija en sus ojos, podía ver el resto de su cuerpo con menor precisión, notando esa pequeña preparación de escape. Lo siguiente que se podría observar es como unas cadenas serían las que recibieran el paquete y se irían más allá; cual serpientes constrictoras, estas cadenas se enroscarían cada una en los brazos extendidos del hombre y continuarían hasta bajar por su tronco, entrelazándose en cruces prolongados hasta sus pies, en un amarre que le deja como un trompo con los brazos extendidos. Las puntas sobrantes de las cadenas se elevaron cual víboras listas para atacar.

De vuelta conmigo, mis manos dejan el sello que forman para poder toma rla caja y comprobar que había algo raro. El sello estaba alterado, se notaba que había sido sobrepuesto y al destapar la caja la muestro a Anahata

-Parece que esto será más largo de lo que parece-

Digo al observar que de una hilera de plaquetas, tres de estas faltaban. Era evidente, debido a que tenían un soporte especial para que no se peguen entre ellas, la misma tenía un espacio y luego dos espacios vaciós, pero la tela debajo mostraba que hubo algo ahí. Tapé de nuevo la caja, y con una mano tomé mi katana de la cintura, apuntando a su cuello.

-Bueno, creo que ahora tienes dos opciones, decirnos qué pasó o saber lo que se siente una traqueotomía-

Aun no realicé acción ofensiva alguna, pero si no es a través del dolor, ¿de qué otra forma se le podría sacar información a alguien que no respondió mi gentil saludo? Pero no, no estoy enojado al respecto, bueno, tal vez un poquito, pero aquí lo importante es la misión, en serio, no es su falta de modales, educación, respuesta agradable, y ahora que nuestra misión acaba de complicarse en un giro inesperado. No es eso.
[/font]



FICHACRONOLOGÍAHOJA

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión C] Paquete Asegurado

Mensaje por Fuji Raikomaru el Mar Nov 14, 2017 7:31 am


REVISIÓN PARCIAL.
Puntos otorgados a Hachibi.


  • Mediante post: 9 PN.



Puntos otorgados a Anahata Senju.


  • Mediante post: 7.5 PN.




Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión C] Paquete Asegurado

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.