Últimos temas
Afiliados
Limpieza 10 - 11 - 07

 photo untitled45.pngBoku no Hero ROLCrear foroLoving PetsOne Piece LegacyCrear forocounting ★ starsSaint Michel Université

Crimson Banquet [Priv. Stef - Pasado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Crimson Banquet [Priv. Stef - Pasado]

Mensaje por Fuji Raikomaru el Jue Oct 26, 2017 6:48 am

Crimson Banquet
Kumogakure | Stefanny Zaitsev | Tarde Compartida
Apenas entraron a la okiya en cuestión, la cual funcionaba como casa de entretenimiento, posada y taberna, fueron recibidos por un par de geishas que con saludos formales los invitaron a dejar el calzado en la entrada y ponerse cómodos. Fuji, a diferencia que la mirada que portaba en torno a la joven kunoichi, no parecía mostrar emoción alguna ajena a la indiferencia y una expresión de pocos amigos. Las mismas no se vieron intimidadas por el joven, pues estaba habituadas a su mal carácter en el trato. — ¡Joven Raikomaru! —Llamó la dueña del establecimiento, una mujer de aproximadamente cincuenta a sesenta años. Menuda, canosa y vistiendo un elegante yukata.

Ante ella el shinobi dedicó una ligera reverencia de cabeza, y prosiguió tosiendo para aclarar su garganta al notar como la anciana posaba su mirada astuta sobre la dama que lo acompañaba. — Quiero dos botellas de sake, en cualquiera de las habitaciones estará bien, pero no quiero toparme con nadie a quien deba partirle el tabique... Después pediremos más cosas —Gruñó antes de que la anfitriona asienta retirándose para indicar a sus subordinadas que acondicionen todo para el par de recien llegados.

Cuando nuevamente quedaron solos en la entrada del establecimiento, el castaño posó su mirada sobre Stefanny, aun sin relajar su rostro severo. — Nunca he venido con nadie, lamento si te incomoda su curiosidad —Añadió.


Volver arriba Ir abajo

Re: Crimson Banquet [Priv. Stef - Pasado]

Mensaje por Stefanny Zaitsev el Vie Oct 27, 2017 4:58 am

Bar.
Fuji Raikomaru.
Tarde Calurosa
Crimson Banquet
Aquél lugar que había sido Stefanny Guiada por Fuji no era más que un bar que el mismo había comentado mientras que su traslado era de una grata conversación llena de curiosidad por ambos puntos de vista, tratando de sacar información de cada lado de la moneda pero en todo caso de sentido la joven había suministrado tanta información del joven con el tabique roto que podía describirle su vida con un precio de alrededor de 20.000Ryos, pero quizás era muy costoso así que simplemente no quiso llegar a aquella conversación, la parte exterior del local era denigrante, madera podrida y letreros de ofertas pornográficas, pero en cambio de su entorno, que la joven rubia observó al ser llevada por Fuji, pudo notarse que las paredes eran en su interior de mármol, el olor de alcohol era lo único desagradable igual que las Geishas que recibían a los recién llegados, eran unas exóticas chicas que parecían más de plástico que de carne, así que cuando las mismas se acercaron a los jóvenes, la misma activó su Karasu colocándolo sobre el costado de los mismos, provocando así que ninguna de las Geishas se acercase por temor al mismo, dejándonos el paso libre, mientras que una anciana se acercaba hacia nuestro lugar que me examinaba detenidamente, su curiosidad hacia mí provocaba que los impulsos de acabar con todos los seres de esta taberna se volviera más fuerte, pero mientras la joven estaba perdida en sus pensamientos macabros el joven le respondió a la anciana dándole unas cuantas ordenes como si la misma fuese una simple exclava que debía acudir, lo cual extrañamente si fue así, el joven dio órdenes a la misma y ella acudió llevándose a sus susodichas subordinadas, dejando a ambos entes solos para que el silencio reinara en aquél lugar sólo por un corto tiempo que fue roto por el joven Fuji.

— Curiosidad — Más que sólo curiosidad parecía aterrar les pues por su pequeño compañero Karasu, pero era lo típico, dentro de todo aquél silencio roto por el joven, la chica procede a retirarse la chaqueta negra de su parte superior e ingresarla dentro de la boca del Karasu como si este fuese un contenedor, dejando así en su parte superior sólo un sujetador blanco como las perlas del mar que sujetaba el busto de la misma para comentarle con una risa macabra quizás — Debo colocarme cómoda quizás, aquí todas son cómodas, y el calor aquí ligeramente se calma pero el aire es caliente así que espero que no te moleste — Luego de decir aquellas palabras dio un pequeño guiño hacia el joven mientras se mordía el labio inferior mientras lo observaba buscando hacer inducciones sobre él, y saber su comportamiento ante la chica



Narración |/ Conversación/Diálogo |/ Pensamientos/Locura

Volver arriba Ir abajo

Re: Crimson Banquet [Priv. Stef - Pasado]

Mensaje por Fuji Raikomaru el Vie Oct 27, 2017 5:27 am

Crimson Banquet
Kumogakure | Stefanny Zaitsev | Tarde Compartida

No pudo evitar posar su mirada sobre la esbelta figura de la joven revelando más de lo que el joven hubiese visto previamente a sus sus veinte años. Inhaló con profundidad, y exhaló con mesura intentando que ese mirar sin disimulo se camuflase. Sin embargo, no fue posible.

Tomó el collar de cuero con ambas manos, y procedió a removerselo al sentir cómo el calor le producía incomodidad en la zona. Pero el ambiente no estaba cálido en comparación al torrente hormonal que sacudía su cuerpo. Sugestión, sin duda, pero el joven decidió mantener una falsa mesura. — V-vamos —Murmuró carraspeando con ligereza antes de comenzar a andar hacia una de las puertas corredizas que conducían a una pequeña habitación con una mesa baja de madera, y un par de cojines. El suelo de tatami, las paredes de madera y las puertas de papel le conferían a esa pequeña habitación de tres metros cuadrados un ambiente clásico, aunque hogareño.

Aquí todas son muñecas, demasiado pintadas, demasiado formales... Tú te ves natural, por eso puedo disfrutar contigo de ser yo mismo, de no gruñir, de ver... —Y se llamó a silencio sin poder evitar posar su mirada nuevamente en el torso de la joven, su rostro se tiñó rubí, mezcla de la vergüenza con ese dejo de excitación física que con un temple casi sobrehumano trataba de entender.

Al cerrar la puerta corrediza, quitó el gran abanico de su espalda posandolo contra una de las paredes cercanas, y removió la parte superior de su yukata hacia la cintura, dejando ver su torso desnudo, los tatuajes que lo cubrían, las cicatrices acumuladas a lo largo de años, y los vendajes que cubrían parte de sus abdominales. Entonces, tomó asiento en uno de los cojines, frente a la mesa.

Las geishas trajeron consigo las botellas de sake, pero éste ni las miró, estaba mas concentrado en mantener la mirada contra la mesa. — Me halaga que te sientas tan cómoda conmigo, sé que nos conocimos recientemente pero... Yo también me siento libre, es nuevo para mí, no sé bien como proceder —Admitió llevando una mirada más preocupada hacia la dama. — No eres como el resto de las personas, por eso haces que te trate distinto, pero no quisiera ser grosero, o faltarte el respeto... Nunca antes me preocupe por como se sienten quienes me rodean, esto es nuevo para mí, y quiero que te sientas cómoda... Por eso te pido que me des una mano en esto de socializar, al menos, contigo —Rascó su mejilla derecha, antes de morder ligeramente su labio inferior.


Volver arriba Ir abajo

Re: Crimson Banquet [Priv. Stef - Pasado]

Mensaje por Stefanny Zaitsev el Sáb Oct 28, 2017 5:08 am

Bar.
Fuji Raikomaru.
Tarde Calurosa
Crimson Banquet
El entorno era… Un entorno común en cuanto a local, sólo que hacía un poco más de calor de lo habitual en los lugares así, quizás porque tenía muchas funciones allí dentro al ser una especie de bar y zona de entrenamiento, grandes extensiones de terreno y pocas formas de a ventilar provocaría que la zona no fuese del todo calurosa pero tampoco del todo agradable para nadie que estuviese allá, pero lo típico de encontrar allí, en aquél local no eran más que cuerpos tirados como si estuviesen muertos, pero todo era a causa del alcohol haciendo de las suyas sobre cuerpos despechados y tristes que tratan de ahogar aquellas penas en el alcohol y en el placer sexual, se podía tener en cuenta de que las Geishas no eran más que simples prostitutas, ya que todos los hombres de aquella zona las notificaban y dentro de sus corset colocaban lo que eran billetes de gran denominación monetaria que eran sujetados por lo que era simplemente su busto, cosa realmente baja para el ámbito femenino, pero cada quién debía buscarse su vida como mejor le pareciera, la joven ligeramente agradecía de que su vida no fuese tan miserable como la de estas chicas, la necesidad de entregar su cuerpo a cambio de dinero, pudiendo explotar sus capacidades ninjas, es sólo una pérdida de recursos en alimentar aquellos cuerpos que no aportan más que desgracia para la aldea. La luz apena entraba en aquél local, era ligeramente oscuro, casi completamente si no fuese por un par de luces en los entremos de los caminos que señalaban distinción sobre la zona apartada. El acompañando de Steffy, Fuji. No tardó mucho luego de que la joven retirara su chaqueta dejando al descubierto su torso y hombros, incluyendo sus brazos, mientras que sus sujetadores sólo se encontraban en la parte más superior de su pecho, cubriendo su busto, el mismo retiró una especie de chaleco o collar de gran largo de su cuello, dejando el mismo descubierto, que para la misma joven no poseía más que carecimiento de lógica él porque tenía eso en su cuello, como si fuese una especie de venda que evitara su desangramiento, pero sólo era una especie de adorno que posaba allí sin más, no hacía falta de ser una ninja sensorial para denominar cuántas personas observaban a Steffy, pues era la única chica, rodeada por hombres y sólo ella era alumbrada mediante las luces, todas las miradas en el momento de que la anciana se retiró se posaron sobre Steffy y Fuji, pero la misma sólo sentía que su ego aumentaba, que era mejor que esas simples Ninjas-Prostitutas, aquella soberbia y ego tan alto fue ligeramente cortado por las palabras de su acompañante que se notaba ligeramente tímido, quizás era por lo que había comentado anteriormente, que jamás había llevado a una dama a aquél sitio, sólo había ido a pelear, o eso suponía Steffy.

Las palabras de Fuji además de hacer un corte en lo que era su soberbia, indicaba que lo siguiese la joven, cosa que no reprocharía pues sí fuese por la misma todos estarían muertos allí, podían comenzar a rezarle a Fuji de ser su salvador, pues si no; sólo serían cadáveres inertes no sólo por el alcohol. Un maravilloso mar de sangre sería perfecto para este negocio… La joven ligeramente decidida tomó a su Karasu en su lomo sin encorvarse que de una extraña manera se sostenía del cuello de la misma, y con paso firme y dominante siguió a su acompañante hasta una especie de cabina no de mucho tamaño, era ligeramente pequeña, pero era un poco más refrescante de lo que era aquél apestoso lugar central, sus paredes poseían unos detallados de mármol y madera, mientras el suelo poseía materiales que nunca había visto, como si fuese una sala ejecutiva sobre todas las demás, pues si allí fuese la entrada, sería la entrada más lujosa de Kumogakure No Sato. Aquél lugar era ligeramente acogedor una pequeña mesa y dos cojines de color púrpura que resaltaban dentro de aquella sala haciendo un contraste perfecto, quizás uno de los mejores diseños de Kumogakure.

Palabras surgieron de su acompañante tratando de alagar a la joven, tratando de hacerla sentir afortunada, pero quizás el afortunado era el joven, la chica sólo deseaba seguir ordenes de su Karasu, mientras el mismo con un dialecto muy firme insistía el asesinato del joven, la chica sólo lo ignoraba mientras que seguía comunicándose educadamente con el mismo, aquellas palabras del joven quedaron dentro del subconsciente de la joven que luego sería expuesto en él cuándo ambos estén cómodamente en aquella sala. Aquella entrada decidida en la sala fue seguida de una acción, el dejar al karasu sobre una esquina ligeramente sentado como si el mismo estuviese mirándoles, se encontraba ligeramente en la dirección zurda de la joven, teniendo un área perfecta en lo que era la visión de la sala, luego de que la joven postrase cómodamente su Karasu, en el momento de esta darle la cara a su acompañante nota ante sus ojos, que el mismo había retirado su cobertura superior, dejando similar al joven que Steff, como si quisiese seguir todo lo que hacía la joven, tratando de hacerla sentir cómoda pero… Todo parecía tan extraño, aquél sentimiento que el joven desprendía parecía peligroso… Pero aquél pensamiento disipó con lo que era la observación de sus múltiples cicatrices cerradas en el pecho del joven, como si una katana lo fuese atravesado, cosa que no fuese sobrevivido si en lugar de la Katana; fuese la Sierra de su Karasu.

La comodidad era más fuerte que lo que era la educación quizás, pues aquella joven se quedó parada en la esquina junto a su Karasu hasta el momento que el mismo se postró sobre un cojín, acercándose la chica con un paso lento, permitiendo cerrar toda distancia entre el cojín y la misma, para así sentarse de una manera cerrada, no pasaron muchos segundos hasta que aquella puerta corrediza se abriera cortando todo el silencio hermoso del lugar, para dar lugar a la entrada y salida de las Geishas mientras dejaban los líquidos alcohólicos pedidos por el joven, pero Fuji se encontraba ligeramente sonrojado y cerrado, las Geishas pudieron apreciar aquello provocando que su estancia en el lugar fuese casi nula. Para dar paso a palabras halagadoras de su acompañante que provocaban aún más potenciar la duda de la joven, provocando así que el pensamiento sobre aquél chico fuese algo más extenso, como si tratase de algo más, no simplemente conocerle, pero debía seguir aquello que tanto necesitaba, la curiosidad de la información.

— Nos conocimientos hace alrededor de un par de horas; sí piensas que para ti es nuevo, imagínate para una chica que toda su vida ha sido sola y tuvo que huir de su País por temor a ser asesinada, para al llegar a este… Lugar; sus padres desaparecieran, pero en fin, no importa, te vi allá sangrando, una persona cuerda no podía permitir que un shinobi de hace 10 años gennin muriese sin alguna motivación, creo que te produje esa motivación que te faltaba, la necesidad de seguir tu camino junto a alguien que apenas conocer —
Steffy soltó una risa al culminar con el comunicado, su dialecto era calmado y pausado. Provocando que la conversación fluyera lo más posible, mientras que le dedicaba una sonrisa en todo momento, para hacerle sentir a gusto, quizás para él era difícil, pero para la joven, el negar los impulsos de su Karasu era más difícil que el respirar. — Debes ganarte la confianza de él — Comentó señalando al Karasu con sus parpados — No por nada en especial, pero… Siento que él es mi mejor amigo y creo que sería justo que todo estuviera en paz, tiene miedo de que lo aparte de mi vida por ti — Había suministrado quizás en exceso información, pero el joven se encontraba tan expuesto que la misma se sentía libre de comunicarle todo lo que pensase, pero sin dar paso al dialecto de su Karasu, pues era más rústico y directo. Aparte de Odioso.



Narración |/ Conversación/Diálogo |/ Pensamientos/Locura

Volver arriba Ir abajo

Re: Crimson Banquet [Priv. Stef - Pasado]

Mensaje por Fuji Raikomaru el Dom Oct 29, 2017 4:23 pm

Crimson Banquet
Kumogakure | Stefanny Zaitsev | Tarde Compartida

Ganarse la confianza de una marioneta era un concepto que, cuanto menos, extrañaba ligeramente al gennin. Observó por unos momentos a la mujer, para después dejar el collar de cuero que portaba entre manos sobre la mesa. — No creo que nadie se pueda desplazar de la vida de nadie por reemplazo, porque las relaciones que tenemos para con todos son únicas en su naturaleza... Los títulos con los que rotulamos a los demás no tienen un gran peso para mí, "Amigos", "Parejas", "Enemigos" son solo una forma de clasificar —La puerta corrediza se abrió ingresando, cabizbajas, un par de geishas que depositaron en la pequeña mesa de madera un par de vasijas de cerámica, acompañando una ancha botella de sake. Fuji no las miró, pues estaba más concentrado en mantener la mirada sobre su acompañante. — Pero no son exactas, por ejemplo tu eres Stefanny, la única igual a ti, y por eso nadie podría reemplazar el vinculo que tenemos —Sirvió un poco de sake en uno de los recipientes casi chatos de forma ovalada, tomando un poco del mismo.

El ardor del sake bajando por su garganta lo hizo sonreír satisfecho, sin embargo cayó en cuenta de que no estaba siendo del todo educado. Afirmó en la diestra la botella del licor, y procedió a vertir su contenido en otro de los pequeños vasos de cerámica, depositandolo frente a la joven con sumo cuidado de no derramar ni una gota.

Karasu puede estar tranquilo, no planeo reemplazar a nadie, simplemente soy Fuji, tu eres Stefanny, y él, Karasu... ¿Que mas podemos pedir que ser nosotros mismos? Karasu seguirá siendo él aunque no se lo deba usar el tiempos de guerra, ya que su existencia y su legado es un arte, que se transmite, crece y avanza... Como mi abanico, que pese a ser un arma es la herramienta de un artista, como el cincel del escultor, el pincel del pintor, y la espada del guerrero —Pues vivimos gracias a las experiencias, la práctica de la vida, y dejamos en cada paso nuestra marca de identidad, que muta, crece y florece. No tenemos un propósito, ni un objetivo, más que existir en nuestra caótica individualidad.
 


Volver arriba Ir abajo

Re: Crimson Banquet [Priv. Stef - Pasado]

Mensaje por Stefanny Zaitsev el Lun Oct 30, 2017 10:30 pm

Bar.
Fuji Raikomaru
Tarde Calurosa
Crimson Banquet
Aquella habitación de corto espacio y ligeramente limitado por paredes y muebles pequeños que se encontraban a ras del piso le daba un aire acogedor, casi como un hogar, pues tenía todas las características de una sala familiar en esta misma; lo único que modificaba todo aquello era el olor a licor, cigarrillos y extraños olores que eran característico de hombres sin ducharse, que amenudo debía soportarlo por su compañía en casa, su primo Ryako que parecían por momentos pareja y luego solamente conocidos o quizás simplemente desconocidos, su relación de familiares secundarios era tan extraña que parecía más amena con el joven que había conocido no hace mucho de nombre Fuji Raikomaru, el cual tenía un comportamiento extraño de cierta forma, como si tramase algo pero en el fondo no, tratando de dar a entender que es un buen chico, con sentimientos pero un pasado oscuro que ha dejado huellas en su alma, pero todo podría cambiar por influencias sociales, pues he aquí la presencia viva de una chica desolada, haciendo amistades en una aldea que recién llega; luego de la desaparición de sus padre que, aún que fuesen tan preciados para la misma parecía como si estuviesen aún en su casa, pues la misma no se preocupaba de aún buscarlos, pues un presentimiento de la misma sabía que los encontraría tarde o temprano y sólo gastaría tiempo si se apresuraba. Al tiempo se le debía otorgar al tiempo y la joven, un nombre para asesinar así como el hombre de los mil rostros.

Las palabras de la joven fueron bien recibidas por el joven, dando así una especie de charla reflexiva que no venía para nada a lo que la misma se quería referir pero simplemente la omitió como si fuese completamente importante mientras que asentía con su cabeza para dar señas que había tomado toda la atención del joven observando que el joven había servido para él un poco de la bebida traía anteriormente por las Geishas que esta deseaba matar sin razón aparente, sólo le producían asco como una escoria tan baja de la sociedad; para así dar paso a tomar del baso el joven haciendo una especie de mueca de ardor y desagrado pero que fue disimulada al segundo, como si sólo fuese una picadura de abeja, pero el joven no separaba la vista de la señorita, dándose cuenta luego de que el mismo tomó que la misma no había tomado siquiera un poco para proceder a servirle en una especie de tasa cristalizada de tamaño pequeño, el cual en el momento que el joven culminó de verter lo que era el líquido alcohólico, y comunicar tranquilidad para la angustiada mentalidad para el Karasu, el silencio no dejó paso en aquél recinto, pues en el momento aquél que el silencio trataba de llegar la joven sonrió sin perder la vista del joven, tomando aquél vaso cristalino y tomándole un poco para así casi escupirlo, el sabor era desagradable y amargo, pero la misma sólo se lo trago como si fuese agua, apenas respirando para omitir todo aquél sabor y luego de ello sólo toser para arrugar el rostro.

El tratar de disimular el desagrado era estúpido, era realmente evidente pero no lo haría tan dramático como parecía así pues simplemente luego de arrugar el rostro la joven, le miró con una sonrisa y alejando la bebida de la joven, colocándosela cerca de Fuji para dar señas de que tome de ella, pues esta misma no lo haría, no le gustaba y no le parecería atractivo nunca, sólo el verlo tomar aquello era suficiente para la joven, mientras que jugaba con algunas trazos de su cabellera. — Tú eres único, pues sí yo soy tú, tú eres yo. Pero enseña me más de ti para saber quién soy realmente — Luego de aquellas palabras la joven se posó sobre aquella mesa, colocando sus codos sobre la pequeña mesa de madera mientras que arre costaba sus mejillas sobre las palmas esperando la respuesta del mismo de manera enamorada.


Narración |/ Conversación/Diálogo |/ Pensamientos/Locura

Volver arriba Ir abajo

Re: Crimson Banquet [Priv. Stef - Pasado]

Mensaje por Fuji Raikomaru el Mar Oct 31, 2017 8:02 am

Crimson Banquet
Kumogakure | Stefanny Zaitsev | Tarde Compartida

Quien soy... —Levantó su pequeño pocillo de sake, meneando ligeramente su contenido hasta que el liquido nuevamente se decantase en total serenidad. Observó el contenido, y entonces devolvió su mirar a los ojos de la contraria. — Me pregunto como sientes que soy, cómo te ha resultado conocerme... Pero trataré de responderte correctamente —Entonces, tomó un poco más de su bebida, haciendo una ligera mueca de ceño fruncido ante el paso del sake por su garganta. Percibió entonces, que él también había sentido el efecto del licor en su cuerpo. Era una bebida fuerte, y ella era una joven que claramente no estaba habituada al alcohol, pensó tal vez que sería correcto pedir algo sin alcohol para ella. — Soy un hombre, de gustos simples, con una mentalidad bastante fácil de entender si uno se toma el tiempo de hacerlo... Para tratarme se requiere paciencia, soy temperamental, tiendo a meterme en más problemas de los que soluciono, y la soledad para mí es moneda corriente —Y finalizó su trago, para despues posar la diestra sobre una de sus cicatrices.

Tengo más marcas en mi cuerpo que años de vida, y posiblemente no me queden muchos años por delante, quiero exprimirlos al máximo —Un profundo suspiro escapó de entre sus labios, pero la melancolía desapareció cuando parpadeó sonriendo de lado a su contraria. — Te has llamado loca previamente, e inclusive el juguete de Karasu, pero estoy seguro que hay más detrás de tí... Quiero saber que callas, que sientes, que ves frente a tí, ¿Que ves en mí? —Inquirió arqueando la ceja derecha, para despues levantarse.

Caminó a través de la habitación, y tomó asiento junto a la dama. — Ahora a tu lado, sin embargo me pregunto... ¿Que tan cerca me sientes? Siento deseos de que te abras a mí, por invasivo que suene, soy un hombre que valora la honestidad como principal valor... Así que te pido honestidad, y obviamente, también a Karasu —Y se llamó a silencio, sentado junto a la joven.
 


Volver arriba Ir abajo

Re: Crimson Banquet [Priv. Stef - Pasado]

Mensaje por Stefanny Zaitsev el Mar Oct 31, 2017 8:02 pm

Bar.
Fuji Raikomaru
Tarde Única
Crimson Banquet
Las palabras recitadas por el joven eran casi tan serias como el disgusto que había producido el sake en la garganta de la joven, aquél sabor que parecía tan picante y a la vez agrio, una mezcla realmente que nunca debía existir para nadie, o tratar de que ese sabor simplemente sea menos pesado mientras se vierte el líquido sobre el cuerpo. Las respuestas del joven eran directas y claras, sin dar a entender nada más de lo que el mismo realmente quería, lo volvía un hombre quizás asexual, pues su deseo no era la pasión a simple vista, sí no el explotar la vida así como la vida explotaba a muchos incluyendo a la Kunoichi presente frente de él, los ojos de Fuji se posaban sobre los de Steff, sin dar paso a una conversación falsa, dando a entender que cada una de las palabras parecía ser cierta y completamente entendible pues el dialecto utilizado por el joven era tan calmado y fino, que parecía una persona diferente al tomar alcohol, como si la bebida librara el peso de su alma permitiéndole ser quién realmente es en el fondo, sin necesidad de ocultarse ni máscaras, sólo, ser él.

Antes de que la continuación del diálogo del joven se prolongara mucho la joven daba respuestas a cada pregunta que este daba para así darle paso a continuar con la conversación, para que esta no se apagase cual fuego bajo agua, pues era el momento que habían ambos estado buscando, confesarse ambos y saber sus sentimientos verdaderos e intenciones. —  Tiendo a meterme en más problemas de los que soluciono, y la soledad para mí es moneda corriente — Aquellas palabras fueron unas de las más resaltadas en uno de sus diálogos, dando a entender que no eran tan diferentes después de todo, eran Shinobis de una aldea en común le gustase a Stefanny o no, debía soportar ser llamada “Kunoichi de Kumogakure no Sato” en lugar de Sunagakure. Pero la misma no iba a pensar en sólo aquello, era un momento tan específico y ejemplar que debía ser aprovechado para una de las muchas conversaciones fluidas que podrían tener a lo largo del tiempo, así pues para responderle —Un hombre de gustos simples es un hombre sin motivos de vivir, los gustos son tan extensos, que ni siquiera tú sabes cuales son, por ello los denominas simples, supongo que con mi compañía podríamos apaciguar tus problemas callejeros, podrías estar conmigo la mayor parte del tiempo sin necesidad de posarte aquí a ver “Geishas”, sí tú me ayudas, yo te puedo ayudar. Soy una chica fácil de entender si te lo propones, el complicado es Karasu, él sólo busca el control de todo el territorio del Rayo, y me usa como títere para él, por eso él teme de todos quién me relacione, pues piensa que si tengo amistades, provocaría rebeldía en mí, contra él. Pero mientras estés conmigo, él no te tocará, al menos no con mi consciencia, emprendamos este camino tan extenso que aún continua más allá de las nubes, quiero aprender de ti. — Aquellas palabras eran tan fuertes para la misma joven que sus palabras eran cortadas por momentos a causa de la emotividad del momento, sin dejar atrás que un par de lágrimas salieron de sus ojos, siendo la primera vez que podía decir algo acerca de su Karasu, sintiéndose ella misma libre, dando más información de la debida al enemigo pero la misma ya no lo consideraba su enemigo, quería que dejara de ser su enemigo en su subconsciente, que fuese ahora un compañero.

Las marcas del joven fueron señaladas por el mismo al terminar su diálogo, dando así a entender una trágica niñez que implicaba quizás maltrato infantil, o sólo el tener que conseguir su alimento por sus propios medios, cosa que la misma nunca había tenido que hacer en su vida, pues toda la vida había sido niña de alta cuna, pero ya no deseaba serlo, quería ser una chica normal, como fuji, que tuviera que pelear por lo que realmente quería, no sólo pagar por ello y tenerlo sin esfuerzo. Unas palabras del joven tocaron el corazón de la chica, — El tiempo de vida que a ti te quede, lo escojo yo, de hoy en adelante me encargaré de protegerte, o trataré siendo yo una simple novata en todo el mundo y tú un experto pero… Quiero sentirme importante en algún momento de mi vida, y quizás el defenderte cuente como ello… —. Al culminar el dialogo el joven se levantó de su pequeño cojín indicando inquietud en la misma, que la chica sólo procedió a sentirse un poco incómoda por las preguntas pero era tiempo de liberar toda esa presión que había guardado durante tanto tiempo. En el momento que Fuji se posa al lado de la misma para en acto seguido luego de su dialogo la misma arregostarse en el pecho cubierto de marcas del joven para decirle mientras inhalaba gran cantidad de aire —Soy yo sola en el mundo con tantas necesidades que el dinero no puede suplir, Karasu me ha llevado a donde estoy, ser quién soy, pero necesito tanto de él como él necesita de mí, de fin al cabo él soy yo, y yo soy él. Pero ya basta de hablar sobre mí, de una chica que no tiene nada que contar hasta que emprenda el primer viaje. Veo en ti un chico desgarrado por la soledad y que a pesar de sentirse fuerte por dentro es sólo frágil, Karasu me pedía a gritos que te asesinara cuando te conocí, y estabas sobre mi regazo pero no lo hice, vi algo en ti que él no veía, vi algo puro, que por ser un luchador de callejón, tienes una actitud y habilidades que ni siquiera yo pudiese tener a lo largo de mi vida, te tomé cariño sólo con verte. No te pienso asesinar si no me das motivos, quiero que mi viaje sea junto a ti — Al terminar aquellas palabras las joven se giró ligeramente rápido para así quedar frente del joven y abrazarle el torso cubriendo el rostro de la misma con aquél pecho cubierto de marcas y heridas cicatrizadas que quizás pronto la joven eliminaría una tras otra.


Narración |/ Conversación/Diálogo |/ Pensamientos/Locura

Volver arriba Ir abajo

Re: Crimson Banquet [Priv. Stef - Pasado]

Mensaje por Fuji Raikomaru el Jue Nov 02, 2017 2:34 am

Crimson Banquet
Kumogakure | Stefanny Zaitsev | Tarde Compartida

El peso de las palabras contrarias no eran leves, la solemnidad contenida en sus intenciones eran algo para el joven tan desconocido como sorprendente. Posó la diestra sobre la mesa, intentando descifrar el por qué del apego de la joven hacia él. ¿Que tan sano sería volverse dependiente de otra persona? En cierta forma eso lo asustaba, era la primera vez que alguien se acercaba a él por voluntad propia, y vociferaba querer permanecer ahí para él. — Aun no has visto todos mis demonios, espero que no huyas cuando conozcas quien en realidad soy... Pero a la vez, si es cierto lo que propones, sé que me ayudarás a conocerme, como yo me esmeraré por ayudarte a ti —Sirvió nuevamente el contenido del recipiente en el mismo cuenco del cual tomaba. Lo llenó casi hasta el límite, y sin derramar ni una gota, deslizó su contenido en un trago largo.

No sabría definir si el rubor de sus mejillas era por el candor de la dama a su lado, la emotividad del dialogo, o el licor que consumía. Posiblemente las tres cosas estaban jugando con su moral, y en cierta forma, con el torbellino emocional de su pecho. — Entonces, a partir de ahora seamos compañeros, superemos las adversidades de ésta vida de mierda juntos, como un equipo —Cuando sintió a la contraria contra el pecho, pasó sus brazos cubriéndola en un firme abrazo, cálido pero cuidadoso, como si ella fuese una frágil muñeca de porcelana. Era la primera vez que sus brazos cuidaban, más no destruían, y podía sentir el frágil cuerpo de la dama contra el suyo en un contraste que, aunque notorio, le producía un armonioso eco.

Se removió ligeramente, casi como si sus brazos no quisiesen dejarla ir, y con ambas manos tomó el rostro de la misma para acercarse impetuoso, depositando un beso en los carnosos labios de la dama. Como la firma de un contrato, sellando ese compromiso en el más puro cariño que, en tan solo una tarde, había formado un vinculo impensado entre dos personas, cuanto menos, distintas a los estándares. — Te siento tan frágil que deseo llevarte conmigo, tomarte aquí mismo y cuidarte para que nada te contamine... Egoísmo, tal vez un poco de locura, despiertas en mi emociones nuevas —Murmuró a escasos centímetros del rostro de la joven, manteniendo la mirada contra la contraria.
 


Volver arriba Ir abajo

Re: Crimson Banquet [Priv. Stef - Pasado]

Mensaje por Stefanny Zaitsev el Jue Nov 02, 2017 3:28 am

Bar.
Fuji Raikomaru
Tarde Única
Crimson Banquet
Palabras justas y certeras del joven hacia la misma, en aquella estancia, tan hermosa a diferencia del lugar, pisos de personas adineradas dando paso a un contraste de la misma manera hacia sus paredes y sin dejar atrás aquél decorado perfecto con colores oscuros que daban ese toqué de calidez al lugar, que aún que sentimentalmente fuese cálido, realmente sí lo era, caluroso notablemente, que provocaba que todo shinobi que entrase en aquella sala, aún que más refinado que fuese, necesitaba retirarse sus telares de su piel para así buscar un poco de aire hacia su cuerpo sin permitir en ningún momento el desprender líquido de su cuerpo, denominado sudor. Que era para algunas personas desagradable, pero en algunos actos específicos era el líquido secundario que daba lugar al llevador del amor ignífugo de dos seres amantes de alma y cuerpo. Con gran comodidad en aquellos cojines como si fuesen de algodón puro, que quizás sí lo eran lo volvían el lugar para enamorar a chicas de la manera más sencilla, pero la Kunoichi no era chica que buscase el amor en su vida, sólo buscaba poder, la necesidad de seguir adelante y aplastar a todo el que se interponga en su camino daba luz a su vida, al igual que su Karasu.

El dialogo de la joven fue tan sencillamente educado y tierno que provocaba que el corazón más duro de roer se volviera cenizas delante de las palabras puras de la joven, una cualidad de la misma que la caracterizaba que en el momento de esta abrirse a los sentimientos de alguien, provocaba aquél efecto tan puro que ni siquiera la misma conocía, pero aquél dialogo no quedó allí simplemente en palabras hermosas por manos de la chica, sí no pues el joven de igual manera, con una voz pura y cubierta de licor, dando a entender que aquella voz carrasposa del joven era completamente cierta, tan conocido el dicho de que los alcohólicos no mienten y mucho menos los pequeños. Estando al lado de la joven, esta sobre su pecho relataba historias de su vida, dando a entender que ella no era la única con una mentalidad abrumada, pues aquél joven poseía su propio Karasu pero de una forma ligeramente diferente.  Había aprendido la joven a llevar sus problemas con su Karasu mediante la locura y el lleva miento del mismo, pero quizás el apoyo mutuo social ayude a que la locura carezca y la razón vuelva a reinar en la mente de ambos shinobis, dos locuras juntas formarían el raciocinio perfecto.

La respuesta de la joven a todas aquellas palabras fueron simples, directa y muy cariñosas — Tienes razón, no conozco tus demonios, ni tú los míos, pero no hay demonios que puedan contra dos mentes unidas que tienen el mismo pasado, dando paso a algo nuevo. — La joven inhaló y exhaló aire ligeramente para continuar — Estoy dispuesta a dar mi vida por ti. Somos ahora hermanos, somos ahora una familia. No me abandones como la que ya me abandonó.— Los brazos del joven se encontraban sobre la joven, sintiéndose acariciada la misma, cariño que no había sentido desde que sus padres desaparecieron, provocando que su pulso se disparara cual arma, aumentando los latidos del corazón quizás por tristeza o calidez, de cualquier  forma aquella acción había agradado en la joven.

Perdida la chica en aquél mar de caricias y calor físico, teniendo la misma frente de ella el pecho del joven, marcado dando paso a ver un cuerpo atlético pero marcado por batallas, que daba lástima y  deseo de curarle cada una de esas heridas, pero lastimosamente aún que lo desease la misma no era una ninja calificada para aquello. Perdida en esos pensamientos y apreciación del olor tan puro y dominante del mismo, como si fuera un perfume único en su especie, pero parecía sólo ser su olor natural, que sin ningún daño por el PH, daba lugar a un aroma encantador, pero aquella joven fue tomada por sorpresa, por manos del joven sobre sus mejillas uniendo sus labios con los del shinobi, dando lugar a un beso ligeramente apasionado y brusco pero pausado para dar luego lugar a un dialogo del joven lleno de sentimientos, que fue correspondido — A partir de ahora tendremos mucho tiempo que pasar juntos, seremos ahora familia. Tú cuidarás de mí y yo de ti, deseemos que nuestro destino nunca sea separado por la vida o la muerte — Luego de aquello la joven dio un pequeño beso nuevamente sobre los labios del joven y posó su mejilla sobre el pecho del mismo nuevamente, para así acariciar el abdomen de manera suave impregnándose de aquél olor y suave tacto


Narración |/ Conversación/Diálogo |/ Pensamientos/Locura

Volver arriba Ir abajo

Re: Crimson Banquet [Priv. Stef - Pasado]

Mensaje por Fuji Raikomaru el Jue Nov 02, 2017 3:46 am

Crimson Banquet
Kumogakure | Stefanny Zaitsev | Tarde Compartida

La diestra del castaño aun se posaba sobre la mejilla de la kunoichi, cerrando éste los parpados tras escucharla para poder sentir no solo la suavidad de la piel de la misma, si no su aroma, sintiendo los propios latidos contra el pecho, entonando una marcha incesante, el galope de un potro salvaje. — Será el licor, la compañía, o tal vez tu piel, pero esa sensación que me hace perder el juicio me dicta embriagarme en tu licor —Su mano se deslizó lentamente a través del cuello de la joven, acercando éste el rostro para depositar un beso sobre el mismo. Inspiró el aroma de la dama, tan suave y prohibido que nuevamente traía consigo ese torbellino hormonal del que nunca hubiese sospechado.

Se había bañado en sangre previamente, y transpirado en decenas de ocasiones, pero era la primera vez que una persona le producía esa sensación de fragilidad en tal nivel.
La primera vez que, con religioso cuidado, quería acariciar a la contraria sintiendo sus relieves hasta incorporar ese tacto tan efímero en sus propias sensaciones. ¿Podría él tambien evocar dicha sensación en los demás? Lo dudaba.

Con una de las manos reafirmó a la dama contra su cuerpo, y procedió a acercarse al oído de la misma, hasta que su cálida respiración chocase con la ajena. — Ahora que tengo el sake para acompañarte, creo que puedo comerte para calmar este calor de mi pecho —Tal vez fue el alcohol, pero el joven acompañó sus pícaras palabras de una suave mordida en el cuello de la ajena, donde antes un beso había reposado.
 


Volver arriba Ir abajo

Re: Crimson Banquet [Priv. Stef - Pasado]

Mensaje por Stefanny Zaitsev el Jue Nov 02, 2017 4:13 am

Bar.
Fuji Raikomaru
Tarde Única
Crimson Banquet
Aquella habitación se había impregnado de un olor más allá de el de los shinobis, dando paso a algo más que sólo un olor natural, dando a flote las hormonas masculinas del joven, provocando acciones sobre la misma que pocas veces había sucumbido ante ellas, pues era costumbre disuadir aquél mayordomo que cuidaba de ella en su hogar, convirtiendo la misma en una chica mala por así denominarlo, los latidos del joven eran notables, pues la misma había posado su cabeza en el pecho del joven acariciando el mismo, quizás provocando reacciones en él, como en todo hombre alcoholizado.

El joven comunicó un dialogo que parecía que no saliese de él, sino de que parte externa, como si el deseo pudiese contra él, dejando atrás a aquél hombre cariñoso y dando paso a un potro potente contra una yegua mansa. Mientras el dialogo procesaba en los labios del joven el tacto de su mano diestra deslizaba sobre el cuello de la chica tratándose de caricias que hacían que el chico se involucrara en un ambiente  cubierto de estasis dando fin al mismo con un beso, casi mordiéndole el cuello a la misma, como si el comérsela fuese su motivo, con lo que se sonrojo la misma y le comentó — No soy a quién debes comer, sí no cuidar. Las mujeres no se comen. — Palabras claras para parar aquellas acciones del joven lo que proporcionaron fue que el mismo se desenlazara aún más en la excitación de sus estímulos. Los cuales a lo largo de unos escasos minutos provocaron que el joven tomara contra el cuerpo de la misma acercándole a él, sintiendo sobre su delicada piel la erección del chico, dando un punto final a aquella conversación, había llegado quizás muy lejos y la misma no buscaba ser una chica fácil, que podría aparentarlo pero no serlo, sus motivos eran el socializar, no procrear en lo absoluto así pues en el momento que siente aquél tacto, la misma hace sobre el chico un empujón sacándole del cojín y la misma levantándose mientras limpiaba ligeramente su falda mientras el joven se encontraba en el suelo, la chica sólo se acercó un poco a Fuji para dialogar lo siguiente — No soy una coneja para procrear, sí quieres llegar a algo más conmigo necesitarás ser diferente — Luego de aquellas palabras dio media vuelta al instante y caminó hacia la esquina donde había dejado su Karasu para así al acercarse tomarlo nuevamente en su lomo y esperar a que su compañero diera una respuesta, el cual estaba completamente llevado por el alcohol, pero la chica no sedería a unos encantos de alguien ebrio.



Narración |/ Conversación/Diálogo |/ Pensamientos/Locura

Volver arriba Ir abajo

Re: Crimson Banquet [Priv. Stef - Pasado]

Mensaje por Fuji Raikomaru el Jue Nov 02, 2017 8:49 am

Crimson Banquet
Kumogakure | Stefanny Zaitsev | Tarde Compartida

Al notar que había ofendido a la joven, meditó durante unos momentos sobre sus acciones, y palabras. Seguía revolucionado interiormente, y el que se le haya negado una necesidad tan primitiva solo sirvió para que la desease aun mas. Tomó la botella de sake, vaciando todo su contenido en cuestión de segundos directamente a su garganta, antes de depositar el recipiente vacío sobre la mesa. — Está decidido entonces —Dictaminó risueño a la par que se levantaba, teniendo que mantenerse inmóvil durante unos segundos por el mareo. Tronó los huesos de su cuello, y extendió los brazos haciendo sonar también su espalda. — Te protegeré hasta ser... diferente, y entonces, te comeré —Lo había sentido como un desafío más que como un regaño, o como una regla, pero él por muy inexperto que fuese en cuestiones similares sabía bien sobre los limites.

Tomó el abanico, y el collar que reposaba en la mesa. Con el collar de cuero tapó las cicatrices de su cuello nuevamente, y acomodó su yukata carmesí para vestir su torso nuevamente. Colocó el tessen contra su espalda, y bostezó con sonoridad. — Primero me volveré más listo, después mas fuerte, y después aprenderé a tratar a la gente sin usar la violencia... Bueno, tal vez solo aprenda a tratarte a ti, pero me parece un buen punto para comenzar—Reconoció riendo ligeramente a la par que golpeaba ligeramente con su puño derecho sobre la palma izquierda, dispuesto a afrontar los desafíos. — Las mujeres no se comen, es la primer lección, posiblemente la recuerde —Caminó hasta la joven, y posó si mano suavemente sobre la cabeza de la misma. — Soy algo tonto, así que espero tengas paciencia cuando me equivoque... Soy de los que aprenden a base de golpearse contra los obstáculos—Pese a su sonrisa, su tono había vuelto a sentirse solemne, puesto ni él estaba exento de reconocer sus debilidades.
 


Volver arriba Ir abajo

Re: Crimson Banquet [Priv. Stef - Pasado]

Mensaje por Stefanny Zaitsev el Jue Nov 02, 2017 4:15 pm

Bar.
Fuji Raikomaru
Tarde Única
Crimson Banquet
Todo se había tornado en una aspecto completamente extraño, pues a base del alcohol el joven se había puesto en un estado medieval, como si todos los hombres al alcoholizarse, buscasen el sexo, pero había uno que no lo buscaba, un chico de cabellera anaranjada que mientras se alcoholizaba frente de la joven en su residencia trató de asesinarla con una botella de Vodka, pero al parecer para la perspectiva de la joven la botella había fallado su causa y sólo había provocado que cristales se incrustaran en sus manos y brazos, no de manera profunda en lo absoluto, pero lo suficiente como para hacer sacar a esta de un estado hipnótico como era el estado del alcohol para los entes que eran primerizos en el arte del alcoholismo. Quizás no todos los hombres al alcoholizarse busquen el sexo pero sí la mayoría de ellos, quizás se podía hacer un gráfica y notablemente ver como el 80% de los hombres ninjas de la aldea, se caracterizaban por ser alcohólicos y en aquél estado acostarse con geishas, maltratar a su familia o simplemente conllevarse a algo más extremo como el suicidio.

La joven escuchó las palabras del joven cuando se encontraba ésta en la esquina posterior a su compañero, refiriéndose como una meta de vida el protegerla, pero quizás no fuese sencillo, no iba a ser una kunoichi débil, no se dejaría proteger tan fácilmente, pues el orgullo y el ego era tan grande que el sólo escuchar de que la protegiera, lo volvía para ella un simple machista que creía tener más poder que una mujer, que quizás fuese cierto hasta un punto en específico. Todos tienen debilidades, la de Fuji. Steff y el Alcohol. Los reproches de comida continuaban en los labios del joven, deseando comerla, lo cual daba a entender que el mismo sólo deseaba comer algo, pues con un tono gracioso la chica comenta a la distancias de él. — Hablas mucho de comer ¿Quieres comer en el bar?. Deberías dar de comer aquí — Eran las palabras que había procesado su subconsciente y expulsado sus labios, con sentido todo de la palabra buscaba el bajar el alcohol de la cabeza del joven, pues aún que no fuesen más que compañeros y ahora familiares, no permitiría que alguna Geisha se aprovechara de su nuevo “Hermano”. Aquél cuello fue cubierto con el trozo de cuero común del joven, y de la misma manera su pecho por sus telares, pero la joven se encontraba aún sin su ropaje superior de telares, el cual lo había omitido, no le molestaba enseñar algo que le pertenecía, pero sólo a ella. Quién tratase algo sólo sería aniquilado, dando así a entender que Fuji no era como todos los demás, era alguien nuevo para ella, y un nuevo futuro. El comunicado de Fuji, refiriéndose a volverse más listo, y con un objetivo claro que era el protegerla, la misma no pudo negar el comunicarle de manera sencilla y nada brusca para no aparentar algo más de lo que era. — Una joven no necesita toda una protección de un chico formidable, sólo mejoremos juntos. Podemos llegar a muchas cosas sí nos mantenemos las espaldas cubiertas. Pero no tener que presenciar tu muerte nunca. — Sentimientos flotaron por aquellas palabras, que en un principio eran serias, pero se tornaban sentimentales al paso de las sílabas, paciencia era lo que le sobraba a la joven, o quizás sí a ella y no al Karasu, pero no era nada que el mismo debía preocuparse a partir de ahora, ella lo cuidaría de su Karasu y quizás él de sus Demonios. Una combinación mortal para quién trate de llegar a algo más que sólo ser un enemigo común de jerga. — Quizás yo sea un obstáculo pero puedo llevarte más lejos de lo que has llegado sí me empujas contigo. — Al culminar aquellas palabras la joven procedió a colocarse frente de la puerta corrediza para decirle dedicándole una sonrisa pícara mientras se mordía el labio inferior. — ¿Vamos a comer?, mueres de hambre. — La joven se quedó posada allí esperando la cercanía de su compañero para así proseguir a abrir las compuertas y dirigirse al menú ejecutivo del bar.





Narración |/ Conversación/Diálogo |/ Pensamientos/Locura

Volver arriba Ir abajo

Re: Crimson Banquet [Priv. Stef - Pasado]

Mensaje por Fuji Raikomaru el Vie Nov 03, 2017 6:16 pm

Crimson Banquet
Kumogakure | Stefanny Zaitsev | Tarde Compartida

Su hígado podía ser una esponja para lo que se refería a ingerir bebidas alcohol, pero su estomago no podía seguirle el paso correctamente. Difícilmente se alimentaba bien, e inclusive podía pasar días sin comer más que lo que encontraba en los bosques cercanos a la aldea, o cazaba. La sola idea de un plato de comida caliente despertó en su estomago una reacción inesperada cuando éste gruñó, retumbando en la habitación. — Es una buena idea, ademas me servirá para mermar un poco los efectos del sake... No querría tener una resaca durante la noche —Tal vez porque sabía que le tocaba entrenar nuevamente en el monte brumoso, y la resaca no se llevaba bien con el luchar contra osos.

Mi abanico te cubrirá cuando lo necesites, confío en que si te lanzo por los aires llegaremos a lugares altos —Pero antes, habría que saciar el estomago.

Pasó a través de la puerta corrediza, caminó con calma hacia la recepción del lugar intentando no tambalear, y depositó un par de ryôs que estarían lejos de cubrir lo consumido. Sin embargo, la dueña del lugar los aceptó tomándolos más que nada como un gesto simbólico, puesto él nunca debía pagar por lo consumido allí. Ya era un habitual, que inclusive usaba el agua caliente de los baños para higienizarse a diario a falta de un hogar. — ¿Vamos? —Inquirió el joven antes de reafirmando su abanico contra la espalda, dirigirse hacia la salida.
 


Volver arriba Ir abajo

Re: Crimson Banquet [Priv. Stef - Pasado]

Mensaje por Stefanny Zaitsev el Vie Nov 03, 2017 8:21 pm

Bar
Fuji Raikomaru
Tarde Única
Crimson Banquet
La joven postrada en aquella esquina, cerca de la puerta corrediza, prácticamente al lado de la misma esperando que su compañero en estado ebrio se acercase a la misma y así salir de allí para proceder a comer, ella realmente no poseía hambre pero el comer ayudaría al joven a salir de ese estado de estasis alcohólico que se encontraba, pues si volvía a tratar de hacer lo mismo contra la joven, esta no dudaría en darle un golpe en el abdomen o amputarle un brazo con la sierra de su Karasu. El estómago de su acompañante se escuchaba a tres habitaciones más, parecía que su estómago tenía más vida que él mismo, así que la chica al escuchar aquél estruendoso sonido sólo dio una pequeña risa para esperarle mientras que esta se acercaba a la puerta para que se encontrasen juntos allí. El joven pausando su caminar en la puerta comunicó con aliento a Sake y léxico ebrio palabras de que me mandaría a volar, quizás lo decía en el buen sentido pero la joven simplemente consideró esto como uno de los efectos del alcohol, que el mismo alucinaba cosas y ahora creía que la misma volaba.


Dejando atrás toda aquella habitación con hermosa decoración pero con falta de ventilación que la volvía un poco desagradable pero en aspectos generales era tan agradable como una casa propia por sus colores y su trato de parte de los trabajadores del lugar. El joven procedió a abrir la compuerta de la habitación saliendo de la misma dejando atrás a la joven, mientras se tambaleaba de un lado a otro para así llegar hasta la recepción en un paso derecho y firme para dar una especie de paga, dos Ryos o algo así pudo apreciar la joven que, mientras el joven había salido de la habitación la misma le seguía para que no fuese a hacer algo estúpido. En aquél momento de que el joven entrega los dos Ryos, la chica de buena fe saca de su Karasu una pequeña bolsa de monedas, aproximadamente 100 Ryos que en el momento que el joven se dio la vuelta y se dirigió a la salida, la misma la dejó allí en recepción y fue tomada por la anciana dueña del local.


Aquél momento parecían segundos pero el borracho en cosa de un instante estaba tan cerca de la puerta que la misma al voltearse se sorprendió a raíz de su comunicado de que se apresurara, así pues la misma dio una pequeña carrera a paso apresurado hacia el joven para así en el momento de que este tocase la puerta y saliera, la chica estuviese justo detrás de él siguiendo sus pasos y evitando que se cayera, pues su paso era ladeado.



Narración |/ Conversación/Diálogo |/ Pensamientos/Locura

Volver arriba Ir abajo

Re: Crimson Banquet [Priv. Stef - Pasado]

Mensaje por Kishue el Vie Nov 03, 2017 9:37 pm


TEMA CERRADO.
Puntos otorgados a Fuji.

  • Mediante post: 12.5 PN.
  • Bono de social: 2 PN
  • Total: 14.5 PN


Puntos otorgados a Steffy.

  • Mediante post: 13 PN.
  • Bono de social: 2 PN
  • Total: 15 PN

Volver arriba Ir abajo

Re: Crimson Banquet [Priv. Stef - Pasado]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.