Últimos temas
Afiliados
Limpieza 10 - 11 - 07

 photo untitled45.pngBoku no Hero ROLCrear foroLoving PetsOne Piece LegacyCrear forocounting ★ starsSaint Michel Université

[Misión Rango D] Disturbios

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Misión Rango D] Disturbios

Mensaje por Vlad el Dom Oct 08, 2017 8:57 am

Disturbios
El joven de cabellos anaranjados sucumbió ante la oscuridad que emergía y lo consumía poco a poco, gritos tanto de una mujer como de un hombre resonaban en las cuencas auditivas de Vlad al punto de sentir como un dolor extremo en sus oídos junto con hemorragias que empezaron siendo internas y al final salieron por sus oídos deslizándose por los lados de su cabeza hasta llegar a la ropa, la cual se teñiría de su color rojizo oscuro. Con ambas manos obstruía los gritos y la sangre pero solo se quedaban en intentos totalmente inútiles pues los ruidos eran tan fuertes y potentes que podrían traspasar fronteras. Vlad se negaba a exclamar que parasen, ni preocupaba en gritar el mismo, sabría que es en vano. No es la primera vez que le sucede. Su visión se distorsionaba cada vez más lentamente, aquella tortura a la cual era sometido desde hace ya muchos años seguía vigente para atormentarle cada vez que el muchacho cerrara sus ojos y deja a su subconsciente a cargo. Las figuras paternas que eran parte esencial y principal de este tormento no se hicieron esperar, Vlad tenía memorizado lo que iba a suceder y que palabras iban a comentarle antes de verse cubiertos por una especie de niebla muy densa que los haría desaparecer hasta la próxima noche donde él volviera a darle pie al círculo de la tortura. Sorpresivamente aquellas figuras que simulaban ser sus padres no dijeron ni una sola palabra, solo le dieron la espalda al shinobi como si no significara nada, Vlad en total confusión trato de comunicarse con ellos lo que quedo en un intento fallido ya que con los griteríos no podía ni oír sus propios pensamientos. La niebla que se nombró hizo su aparición, pero en vez de envolver a sus padres, lo envolvió a él. Con desesperación trato de librarse pero era inútil ya estaba siendo consumido por está. Lo último que alcanzo a escuchar antes de que fuera totalmente consumido fue la voz de su madre llamándole con tono desesperado – ¡Vlad! ¿¡Dónde vas!? ¿¡Por qué nos dejas aquí!?

De brusco movimiento salió de su lecho con la respiración agitada y varias gotas de sudor recorriendo su frente y mejillas. Limpio aquellas gotas con su ante brazo izquierdo lanzándolas al suelo como solía hacer cada madrugada que el atormentador sueño tomaba el control de la mente de Vlad. Tomó asiento en su cómoda cama desordenada por los movimientos que efectuaba mientras dormía, a un lado de su cama se encontraba una botella de sake que había bebido hasta la mitad del envase antes de quedar profundamente dormido, lo sujeto con su mano para observarlo detalladamente antes de vaciarlo en su boca y beberlo como si de agua se tratase. La luz del alba comenzaba a introducirse por su ventana notificando que un nuevo día estaba por empezar, de vuelta a la rutina repetitiva que englobaba el día a día del Shinobi tal vez tomaría una misión aun que las misiones que hay para Genin suelen ser aburridas y algo absurdas, pero debía matar el tiempo y conseguir algo dinero, esas botellitas no se compraran solas.  En las calles se corría la voz de que cierto comercio había robado mercadería de los demás vendedores y que por suerte uno logro descubrirlo, por ello los mercaderes que habían sido víctimas de estos actos ilegales habían organizado un disturbio frente a la tienda ya nombrada y su objetivo era recuperar sus mercancías y aprovechar para darle una lección al hombre que había osado a robarles de forma tan descarada. Es lo que Vlad pudo oír al poner su pie sobre las calles de la aldea.

El disturbio daría su comienzo y fin en la zona comercial de Kumogakure, y al parecer ningún ninja estaba al tanto de lo que iba a suceder en aquella sección. El joven Yotsuki trato de llegar lo más rápido posible al lugar pero al ver tanta muchedumbre por las calles se le dificultaba llegar antes que los acontecimientos dieran inicio, se vio obligado a dar empujones a las personas que se le entrometieran en el camino llevándose unos bellos insultos para su bolsillo. Salto carretas y esquivo niños, empujo adultos y adolescentes para al fin llegar al lugar donde todo pasaría. Un numeroso grupo de mercantes agitaban los aires tranquilos de la aldea con sus gritos y empujones entre sí, liderados por uno de ellos que con sus palabras incitaba a los demás a querer adentrarse en la tienda y provocar caos, el dueño de la tienda observaba cuidadosamente por una de las ventanas totalmente aterrado por lo que sucedía allí fuera. El muchacho de cabellos anaranjados sabía que para matar a la serpiente primero debía cortar su cabeza, tendría que convencer por las buenas o las malas al individuo que había organizado todo el disturbio.

Se le acerco pacíficamente mientras este hablaba a los gritos con sus compañeros – Vete de aquí, Shinobi. No tienes nada que hacer, nosotros lo resolveremos – Ordeno el aldeano que poseía una voz frágil y aguda, era un hombre mayor y de complexión algo flacucha, increíble que lo siguieran en actos de violencia – Tienes que detener esto por las buenas o lo haré yo, por las malas – Gruño el ninja sin temor alguno de lo que llegase a suceder, aquel anciano salivo cerca de los pies de Vlad significando que no haría caso a la advertencia que este dio, y sin dudarlo el anciano con cabellos blancos intento darle un puñetazo. Fue fácilmente repelido por Vlad, el golpe iba muy lento y sus movimientos fueron predecibles. El ninja respondió igualmente con un puñetazo en la barriga de aquel hombre, justo en la boca del estómago lo que hizo expulsar el aire que este traía. Y para asegurarse de que todo terminaría aquí, le tomo por el brazo derecho y lo giro para tenerlo bajo su control. Los demás mercantes no eran tan estúpidos y no se atrevieron a intervenir en lo que estaba sucediendo.

Una mano se posó en el hombre del muchacho que sometía al agresor, el dueño de la tienda había salido de su escondite – Óiganme todos, yo no robe sus mercancías – Comento el dueño con confianza en sí mismo. La muchedumbre comenzó a lanzarle insultos variados y algunos eran ingeniosos – Este hombre de aquí – Señalo al viejo que era sometido por el shinobi – Me culpo de todo, solo porque mi negocio atrajo a sus clientes regulares. Puedes soltarlo – Vlad quito sus manos del hombre, el cual sin dudarlo salió corriendo a todo pulmón por las calles. Sus seguidores se miraron entre sí apenados por los actos que había cometido, y uno por uno les ofrecieron sus más humildes disculpas al dueño de la tienda. Al finalizar este hombre le agradeció al shinobi por haberle salvado a él y su local.
Vlad-Misión D-KUMO-Zona Comercial


Hablo| Pienso | Otros

Si conoces el dolor, conoces a Dios

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Rango D] Disturbios

Mensaje por Hachibi el Dom Oct 08, 2017 9:57 am


TEMA CERRADO.
Puntos otorgados a Vlad.


  • Mediante post: 2 PN.
  • Recompensa de misión: 1PN y 900 ryos.
  • Total: 3 PN y 900 ryos..






FICHACRONOLOGÍAHOJA

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.